_Fórmula 1

Stoffel Vandoorne, víctima del hundimiento

Abraham Marqués @AbrahamMarques_ 10-09-2018

etiquetas:

Stoffel Vandoorne no será piloto de McLaren en 2019. La escudería ha decidido prescindir de sus servicios para subir a Lando Norris. Tras completar dos temporadas en el Gran Circo, el belga dirá adiós por la puerta de atrás al equipo que le hizo debutar en la máxima categoría. Llegó a la competición con una carta de presentación difícilmente mejorable: campeón de la GP2, subiendo al podio en 16 de las 21 carreras disputadas. Antes de debutar como piloto oficial, sustituyó a Fernando Alonso en el Gran Premio de Bahréin de 2016, consiguiendo el primer punto de la temporada para el casillero de McLaren. Todo apuntaba a un piloto con madera de campeón, pero en dos años se ha diluido.

Ha estado en casi todo momento ahogado por una situación que le venía muy grande. Equipo a la baja, fiabilidad nula y un Fernando Alonso en sus mejores años de pilotaje. No hay peor situación de debut que esta. Cuando la escudería tiene buenos resultados y el piloto puede encontrar buenas sensaciones en el monoplaza, todo es más fácil. Pero la mala situación de McLaren ha echado a perder la trayectoria de un gran piloto. No la totalidad de su carrera, pero si la ha dejado muy mal posicionada.

Durante 2017, y sobre todo 2018, Vandoorne ha visto como el nulo rendimiento del McLaren ha desencadenado en que la mayoría de sus Grandes Premios pasen desapercibidos. Esta temporada parecía que la esperanza del motor Renault podía mostrarnos una mejor versión de Stoffel, pero el mal diseño del MCL33 ha hecho que no pueda encontrar ritmo por ninguna parte. La mayor prueba de esto es que pierde 14-0 en clasificación frente a Fernando Alonso. Es obvio que superar al español siempre es difícil, más aun teniendo poca experiencia, pero no superarlo en ninguna sesión demuestra que está varios pasos por detrás.

El belga es una víctima más del hundimiento que está viviendo McLaren. Desde la temporada 2013 los de Woking han ido cuesta abajo. Inicialmente, la pendiente era poco pronunciada, pero con el paso de los años se ha convertido en un acantilado. Llevan muchos años sin construir un monoplaza a la altura del equipo que fueron en el pasado y no parece que vayan a conseguirlo en el medio plazo. El bajón del equipo, que ha pasado en unos años de luchar por el campeonato a ser el último monoplaza de la parrilla, se ha llevado por delante a dos campeones del mundo como Jenson Button y Fernando Alonso. Es cierto que ambos estaban en el final de su carrera, pero la situación en la que se despiden de la categoría no es la más apropiada para lo que han mostrado en ella.

Ahora, también se lleva a una joven promesa. Stoffel Vandoorne abandona el equipo sin muchas esperanzas de encontrar un futuro mejor. Y es, en parte, debido a que en McLaren no ha podido demostrar nada. Lo que podía haber sido una relación exitosa con los de Woking se ha convertido en una pesadilla para el belga. Sin un gran apoyo económico, su continuidad en el Gran Circo es complicada. Tiene la ventaja de que está completamente desligado de McLaren, por lo que llegaría libre a cualquier equipo. El inconveniente es que los pilotos de pago están dejando pocas opciones en la parrilla. Toro Rosso parece la vía con más probabilidades. Tampoco sería descabellado verle en Haas. Lo que sí es seguro es que Stoffel no ha sido más que un pasajero que poco ha podido hacer para salvar la situación.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Stoffel Vandoorne no será piloto de McLaren en 2019. La escudería ha decidido prescindir de sus servicios para subir a Lando Norris. Tras completar dos temporadas en el Gran Circo, el belga dirá adiós por la puerta de atrás al equipo que le hizo debutar en la máxima categoría. Llegó a la competición con una carta de presentación difícilmente mejorable: campeón de la GP2, subiendo al podio en 16 de las 21 carreras disputadas. Antes de debutar como piloto oficial, sustituyó a Fernando Alonso en el Gran Premio de Bahréin de 2016, consiguiendo el primer punto de la temporada para el casillero de McLaren. Todo apuntaba a un piloto con madera de campeón, pero en dos años se ha diluido.

Ha estado en casi todo momento ahogado por una situación que le venía muy grande. Equipo a la baja, fiabilidad nula y un Fernando Alonso en sus mejores años de pilotaje. No hay peor situación de debut que esta. Cuando la escudería tiene buenos resultados y el piloto puede encontrar buenas sensaciones en el monoplaza, todo es más fácil. Pero la mala situación de McLaren ha echado a perder la trayectoria de un gran piloto. No la totalidad de su carrera, pero si la ha dejado muy mal posicionada.

Durante 2017, y sobre todo 2018, Vandoorne ha visto como el nulo rendimiento del McLaren ha desencadenado en que la mayoría de sus Grandes Premios pasen desapercibidos. Esta temporada parecía que la esperanza del motor Renault podía mostrarnos una mejor versión de Stoffel, pero el mal diseño del MCL33 ha hecho que no pueda encontrar ritmo por ninguna parte. La mayor prueba de esto es que pierde 14-0 en clasificación frente a Fernando Alonso. Es obvio que superar al español siempre es difícil, más aun teniendo poca experiencia, pero no superarlo en ninguna sesión demuestra que está varios pasos por detrás.

El belga es una víctima más del hundimiento que está viviendo McLaren. Desde la temporada 2013 los de Woking han ido cuesta abajo. Inicialmente, la pendiente era poco pronunciada, pero con el paso de los años se ha convertido en un acantilado. Llevan muchos años sin construir un monoplaza a la altura del equipo que fueron en el pasado y no parece que vayan a conseguirlo en el medio plazo. El bajón del equipo, que ha pasado en unos años de luchar por el campeonato a ser el último monoplaza de la parrilla, se ha llevado por delante a dos campeones del mundo como Jenson Button y Fernando Alonso. Es cierto que ambos estaban en el final de su carrera, pero la situación en la que se despiden de la categoría no es la más apropiada para lo que han mostrado en ella.

Ahora, también se lleva a una joven promesa. Stoffel Vandoorne abandona el equipo sin muchas esperanzas de encontrar un futuro mejor. Y es, en parte, debido a que en McLaren no ha podido demostrar nada. Lo que podía haber sido una relación exitosa con los de Woking se ha convertido en una pesadilla para el belga. Sin un gran apoyo económico, su continuidad en el Gran Circo es complicada. Tiene la ventaja de que está completamente desligado de McLaren, por lo que llegaría libre a cualquier equipo. El inconveniente es que los pilotos de pago están dejando pocas opciones en la parrilla. Toro Rosso parece la vía con más probabilidades. Tampoco sería descabellado verle en Haas. Lo que sí es seguro es que Stoffel no ha sido más que un pasajero que poco ha podido hacer para salvar la situación.

etiquetas:

_Fórmula 1

Sueño cumplido

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
17-01-2022

_Fórmula 1

El trabajador silencioso

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
10-01-2022