_Fórmula 1

El campeón sin corona

Abraham Marqués @AbrahamMarques_ 14-04-2020

Stirling Moss es conocido por muchos como el “Campeón sin corona”. El apodo está más que justificado. Disputó ocho temporadas en Fórmula 1 y, salvando que en la primera terminó 13º, siempre estuvo presente entre los tres mejores del año. De 1955 a 1958 consiguió cuatro subcampeonatos consecutivos. El último de ellos por sólo un punto de diferencia. En las tres temporadas siguientes, de 1959 a 1961, fue tercero en la tabla de puntos. Ningún otro piloto ha tenido estos registros a lo largo de la historia.

El británico es el piloto con más victorias en la categoría que no ha terminado siendo campeón del mundo. Ocupa el puesto número 17 de pilotos que han ganado más carreras, sumando un total de 16 victorias en Grandes Premios. Los siguientes pilotos en este ranking son David Coulthard con 13 y Carlos Reutemann con 12. A diferencia de estos dos, cuyo porcentaje de victorias respecto al número de Grandes Premios disputados no llega al 10%, Moss ganó el 24,2% de las carreras que disputó.

Si al porcentaje de victorias le añadimos que compartió época con Juan Manual Fangio (5 mundiales y 24 victorias) y que abandonó en el 50% de los Grandes Premios, la gran mayoría por fallos mecánicos en su monoplaza, quedan unos números que muy pocos pilotos pueden igualar.

En los inicios de la Fórmula 1, los campeonatos eran bastante distintos a los que tenemos hoy en día. El calendario tenía menos de 10 Grandes Premios, y sólo los mejores resultados puntuaban para la tabla de puntos. En la época de Stirling Moss, dependiendo del año, sólo contabilizaban los 4, 5 o 6 mejores resultados en carrera a la hora de sumar puntos. Esto dejó unos mundiales muy apretados.

Tal es así que Stirling fue subcampeón en 1956 por 3 puntos y en 1958 por 1 punto. La diferencia entre la gloria o quedar relegado al segundo la marcaba una delgadísima línea. Con unos monoplazas con muchos fallos mecánicos, una pobre fiabilidad podía destrozar todo un campeonato.

La temporada en la que perdió el campeonato frente a Mike Hawthorn por un solo punto, abandonó en Gran Bretaña cuando era 2º, en Alemania liderando la carrera y en Italia estando en posición de podio. De haber finalizado una de estas tres carreras en el podio, se habría coronado como campeón, pero no fue así.

Si estos registros fueran pocos, Moss posee otro difícilmente alcanzable para cualquier piloto. Es el único que ha conseguido ganar con cinco equipos diferentes. Cruzó la meta en primera posición 6 veces con Vanwall, 4 con Lotus, 3 con Cooper, 2 con Maserati y 1 con Mercedes.

Decidió retirarse del automovilismo en 1962 tras un accidente por el que estuvo en coma varias semanas. Con esta retirada, puso fin a su trayectoria sin lograr un título. Sus números demuestran que lo mereció, pero en la Fórmula 1 no basta con merecerlo. El pasado 12 de abril, Sir Stirling Moss falleció a los 90 años de edad. Su nombre siempre estará de los primeros en la hoja de la historia reservada para los pilotos que merecieron un título, pero nunca llegaron a lograrlo.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Stirling Moss es conocido por muchos como el “Campeón sin corona”. El apodo está más que justificado. Disputó ocho temporadas en Fórmula 1 y, salvando que en la primera terminó 13º, siempre estuvo presente entre los tres mejores del año. De 1955 a 1958 consiguió cuatro subcampeonatos consecutivos. El último de ellos por sólo un punto de diferencia. En las tres temporadas siguientes, de 1959 a 1961, fue tercero en la tabla de puntos. Ningún otro piloto ha tenido estos registros a lo largo de la historia.

El británico es el piloto con más victorias en la categoría que no ha terminado siendo campeón del mundo. Ocupa el puesto número 17 de pilotos que han ganado más carreras, sumando un total de 16 victorias en Grandes Premios. Los siguientes pilotos en este ranking son David Coulthard con 13 y Carlos Reutemann con 12. A diferencia de estos dos, cuyo porcentaje de victorias respecto al número de Grandes Premios disputados no llega al 10%, Moss ganó el 24,2% de las carreras que disputó.

Si al porcentaje de victorias le añadimos que compartió época con Juan Manual Fangio (5 mundiales y 24 victorias) y que abandonó en el 50% de los Grandes Premios, la gran mayoría por fallos mecánicos en su monoplaza, quedan unos números que muy pocos pilotos pueden igualar.

En los inicios de la Fórmula 1, los campeonatos eran bastante distintos a los que tenemos hoy en día. El calendario tenía menos de 10 Grandes Premios, y sólo los mejores resultados puntuaban para la tabla de puntos. En la época de Stirling Moss, dependiendo del año, sólo contabilizaban los 4, 5 o 6 mejores resultados en carrera a la hora de sumar puntos. Esto dejó unos mundiales muy apretados.

Tal es así que Stirling fue subcampeón en 1956 por 3 puntos y en 1958 por 1 punto. La diferencia entre la gloria o quedar relegado al segundo la marcaba una delgadísima línea. Con unos monoplazas con muchos fallos mecánicos, una pobre fiabilidad podía destrozar todo un campeonato.

La temporada en la que perdió el campeonato frente a Mike Hawthorn por un solo punto, abandonó en Gran Bretaña cuando era 2º, en Alemania liderando la carrera y en Italia estando en posición de podio. De haber finalizado una de estas tres carreras en el podio, se habría coronado como campeón, pero no fue así.

Si estos registros fueran pocos, Moss posee otro difícilmente alcanzable para cualquier piloto. Es el único que ha conseguido ganar con cinco equipos diferentes. Cruzó la meta en primera posición 6 veces con Vanwall, 4 con Lotus, 3 con Cooper, 2 con Maserati y 1 con Mercedes.

Decidió retirarse del automovilismo en 1962 tras un accidente por el que estuvo en coma varias semanas. Con esta retirada, puso fin a su trayectoria sin lograr un título. Sus números demuestran que lo mereció, pero en la Fórmula 1 no basta con merecerlo. El pasado 12 de abril, Sir Stirling Moss falleció a los 90 años de edad. Su nombre siempre estará de los primeros en la hoja de la historia reservada para los pilotos que merecieron un título, pero nunca llegaron a lograrlo.

_Fórmula 1

Las opciones de Fernando Alonso

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
25-05-2020

_Fórmula 1

Carlos Sainz, una nueva esperanza

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
18-05-2020