_Otros

SS – Mundial de Fútbol – Sudáfrica 2010, ‘Memoria episódica’

Miguel Ángel Ruiz @migruizruiz 12-06-2018

etiquetas:

Uno recuerda pocas cosas para
siempre. Y debe ser verdad, porque no recuerdo cómo he llegado a esta
conclusión. Según un estudio de la Universidad de Birmingham (esto suena a
broma, pero no), según vamos almacenando recuerdos vamos olvidando otros que se
juzgan “menos importantes” por nuestro cerebro. Este hecho para mí es
perturbador, porque seguro que el mío, como consecuencia del odio que me tendrá
tras años de uso inapropiado, me estará saboteando recuerdos felices que, hoy
por hoy, no recuerdo. El caso es que me ha llamado la atención y, como soy
curioso, me he puesto a indagar.

Antes de redactar este artículo,
estaba francamente poco familiarizado con las siglas MLP. Sin conocimientos en
la materia podrían ser sin problema las siglas de una marca de leche, pero no.
Las siglas MLP se refieren al concepto en castellano de “Memoria a Largo Plazo”.
Y en este caso me interesó indagar acerca de uno de los tipos en los que se
divide: la Memoria Episódica. Este tipo de memoria se ocupa de aquellos recuerdos
que contengan información sobre experiencias personales que hayan ocurrido con
una emoción, un lugar o un momento concreto asociados. Esto me llevó a preguntarme:
¿cuántas personas habrán buscado esto en este mismo momento? Probablemente
nadie. Wikipedia me parece un precioso “cementerio” de conocimientos que vivirán
allí hasta que a alguien le dé por buscar. Debéis saber que, según esta web, la
primera publicación que referencia la citada Memoria Episódica es de 1984, en un
artículo dentro de otra publicación. Esto ya me pareció demasiado, por lo que
cerré la ventana y me puse a otro tema.

En 1984 solo faltaban cuatro años
para mi nacimiento, pero hasta hoy yo no sabía que ese año se había hablado de
la Memoria Episódica, la cual, hasta hoy, tampoco sabía que existía. Sobre
todo, no sabía que, en mayo de ese mismo año, en Fuentealbilla, nacía un hombre
que, casi treinta años después, remataría un balón que, de alguna manera, chutamos
todos. Os propongo un experimento: intentad olvidar todo lo que estáis
haciendo, ya estéis sentados en el sofá, viajando en el metro o tratando de dar
los últimos sorbos a la caña que os han servido. Dejad la mente en blanco y pensad
solo en ese momento. Es 11 de julio de 2010. Ocho y media de la tarde. Final
del Mundial de Sudáfrica. Países Bajos contra España.

Cada uno de nosotros tenemos una
vivencia ese día. En ese transcurso de horas al borde del infarto delante del
televisor o al amparo de la radio. En ese minuto que la emoción nos inundó y,
por encima de todo, nos hizo hermanos alrededor del Mundo. Toda España era una,
apoyando a esos hombres que, veintiséis años después de que se publicara un
artículo que hablaba sobre la Memoria Episódica, nos harían a todos campeones
en África. Después del error de Cardeñosa, del robo a Michel, del codazo de Tassotti,
del arbitraje ante Corea del Sur… España era Campeona del Mundo. Y en ese
momento fugaz, el 116 del partido, daba igual si estabas vibrando en el Soccer
City o en la barra del bar en un pueblo de Burgos.

Andrés Iniesta, tras empujar el
balón a la red, iba corriendo hacia la banda gritando, mientras se sacaba la
camiseta y dejaba ver su alma, compartiendo el gol con Dani Jarque. Esa imagen,
sin saberlo, estaba viajando por nuestro cerebro hasta reposar en ese hueco
perenne del que jamás saldrá nada. Ese hueco en el que reside junto a otros
igualmente inolvidables, aquel momento en el que todas y todos, sin estar en el
mismo lugar, sin tener el mismo ideal y sin compartir la misma meta, logramos
sentir a la vez.

Hoy, gracias a la Wikipedia y a mi
curiosidad, sé que a ese “hueco” se le llama Memoria Episódica. Hoy, gracias a
este artículo, dejé de nuevo la mente en blanco para llenarla en pocos segundos
de aquel sentimiento que nos regaló un muchacho nacido en Albacete en 1984.

Uno recuerda pocas cosas para
siempre… pero ese momento, en el que todas y todos fuimos uno, es una de ellas.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Uno recuerda pocas cosas para
siempre. Y debe ser verdad, porque no recuerdo cómo he llegado a esta
conclusión. Según un estudio de la Universidad de Birmingham (esto suena a
broma, pero no), según vamos almacenando recuerdos vamos olvidando otros que se
juzgan “menos importantes” por nuestro cerebro. Este hecho para mí es
perturbador, porque seguro que el mío, como consecuencia del odio que me tendrá
tras años de uso inapropiado, me estará saboteando recuerdos felices que, hoy
por hoy, no recuerdo. El caso es que me ha llamado la atención y, como soy
curioso, me he puesto a indagar.

Antes de redactar este artículo,
estaba francamente poco familiarizado con las siglas MLP. Sin conocimientos en
la materia podrían ser sin problema las siglas de una marca de leche, pero no.
Las siglas MLP se refieren al concepto en castellano de “Memoria a Largo Plazo”.
Y en este caso me interesó indagar acerca de uno de los tipos en los que se
divide: la Memoria Episódica. Este tipo de memoria se ocupa de aquellos recuerdos
que contengan información sobre experiencias personales que hayan ocurrido con
una emoción, un lugar o un momento concreto asociados. Esto me llevó a preguntarme:
¿cuántas personas habrán buscado esto en este mismo momento? Probablemente
nadie. Wikipedia me parece un precioso “cementerio” de conocimientos que vivirán
allí hasta que a alguien le dé por buscar. Debéis saber que, según esta web, la
primera publicación que referencia la citada Memoria Episódica es de 1984, en un
artículo dentro de otra publicación. Esto ya me pareció demasiado, por lo que
cerré la ventana y me puse a otro tema.

En 1984 solo faltaban cuatro años
para mi nacimiento, pero hasta hoy yo no sabía que ese año se había hablado de
la Memoria Episódica, la cual, hasta hoy, tampoco sabía que existía. Sobre
todo, no sabía que, en mayo de ese mismo año, en Fuentealbilla, nacía un hombre
que, casi treinta años después, remataría un balón que, de alguna manera, chutamos
todos. Os propongo un experimento: intentad olvidar todo lo que estáis
haciendo, ya estéis sentados en el sofá, viajando en el metro o tratando de dar
los últimos sorbos a la caña que os han servido. Dejad la mente en blanco y pensad
solo en ese momento. Es 11 de julio de 2010. Ocho y media de la tarde. Final
del Mundial de Sudáfrica. Países Bajos contra España.

Cada uno de nosotros tenemos una
vivencia ese día. En ese transcurso de horas al borde del infarto delante del
televisor o al amparo de la radio. En ese minuto que la emoción nos inundó y,
por encima de todo, nos hizo hermanos alrededor del Mundo. Toda España era una,
apoyando a esos hombres que, veintiséis años después de que se publicara un
artículo que hablaba sobre la Memoria Episódica, nos harían a todos campeones
en África. Después del error de Cardeñosa, del robo a Michel, del codazo de Tassotti,
del arbitraje ante Corea del Sur… España era Campeona del Mundo. Y en ese
momento fugaz, el 116 del partido, daba igual si estabas vibrando en el Soccer
City o en la barra del bar en un pueblo de Burgos.

Andrés Iniesta, tras empujar el
balón a la red, iba corriendo hacia la banda gritando, mientras se sacaba la
camiseta y dejaba ver su alma, compartiendo el gol con Dani Jarque. Esa imagen,
sin saberlo, estaba viajando por nuestro cerebro hasta reposar en ese hueco
perenne del que jamás saldrá nada. Ese hueco en el que reside junto a otros
igualmente inolvidables, aquel momento en el que todas y todos, sin estar en el
mismo lugar, sin tener el mismo ideal y sin compartir la misma meta, logramos
sentir a la vez.

Hoy, gracias a la Wikipedia y a mi
curiosidad, sé que a ese “hueco” se le llama Memoria Episódica. Hoy, gracias a
este artículo, dejé de nuevo la mente en blanco para llenarla en pocos segundos
de aquel sentimiento que nos regaló un muchacho nacido en Albacete en 1984.

Uno recuerda pocas cosas para
siempre… pero ese momento, en el que todas y todos fuimos uno, es una de ellas.

etiquetas:

_Destacado Principal

3 preguntas sobre LaLiga 22-23

Adrià Campmany @campmany_adria
12-08-2022

_Destacado

La Misión

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
11-08-2022