_Femenino

Sonia Bermúdez, el sinónimo del éxito

David Orenes @david_lrl 15-05-2018

etiquetas:

Es impresionante que en
la última década en la Primera División femenina se hayan repartido los títulos
en cuatro equipos (Rayo, Barça, Athletic y Atlético) y que en casi todos ellos
haya habido un denominador común. Salvo en el equipo vasco (por razones más que
obvias), en cada foto con el trofeo ha aparecido el sonriente rostro de Sonia
Bermúdez.

Su carrera es diltada.
Tiene 33 años y ha jugado en hasta siete equipos en España (y uno en Estados
Unidos), triunfando en todos ellos. Sinónimo de regularidad y fiabilidad
absoluta, la jugadora madrileña se ha ganado el corazón de cada hinchada por la
que ha pasado gracias a su calidad y una infinidad de goles.

Natural de Vallecas,
firmó por el Rayo en 2004 y lo convirtió en un referente del fútbol español
femenino. Pasó de acabar en mitad de tabla a pelear por el título en los años
siguientes, hasta que consiguió el primero en la 2008-2009 con solo una derrota
en su casillero. Sonia, con 23 tantos, formó una pareja temible junto a Natalia
Pablos (29), que precisamente alcanzaba este fin de semana los 350 goles
oficiales con el club de la franja.

Ganó dos títulos más,
ambos ante el Espanyol de Verónica Boquete en la final del campeonato cuando se
disputó por grupos y eliminatoria por el título a dos partidos. En el verano de
2011, después de un año convulso en el que las jugadoras apenas cobraron un
euro, Sonia dejó el club de su casa, en el que había jugado durante siete
temporadas. “Nunca pensé que me movería del Rayo porque es un equipo que aspira
a todo, pero la temporada pasada no fue fácil para ninguna jugadora debido a
los problemas extradeportivos del club. Al finalizar el año analicé la oferta del
Barcelona, que llevaba dos años tanteando mi fichaje, y decidí que era el
momento de cambiar de aires», dijo por entonces Soni en MARCA.

Bermúdez llegó al Barça,
donde se respiraba un ambiente totalmente distinto. Famoso por apostar por
todas y cada una de sus secciones, el club azulgrana le dio a su nueva crack el
entorno que necesitaba. A cambio, el club azulgrana logró la primera Liga de su
historia, una Liga en la que Sonia hizo 38 goles gracias a que adelantó su
posición de mediapunta a delantera centro. Fue el inicio de una etapa
espectacular para los culés, que ganaron cuatro títulos consecutivos, siendo la
vallecana clave en todos y cada uno. Pero en el verano de 2015 la tierra pesó
más y decidió regresar a Madrid rechazando la propuesta de renovación del
Barcelona.

Aterrizó en el Atlético
de Madrid, en plena fase de crecimiento con vistas a ganar títulos en los
próximos años. Había sido subcampeón de la Liga por delante del Athletic y se
disponía a disputar la Champions por primera vez en su historia. Los 20 goles
anotados por Sonia no fueron suficientes para lograr el título, que cayó esta
vez en manos de las leonas. Sin embargo, no se iría de vacío: Las rojiblancas
conquistaron la Copa de la Reina venciendo en la final a su ex equipo, el Barça.
Desde entonces, el club azulgrana ha tratado por todos los medios de
reconquistar la Liga y contar con un súper equipo para la Champions. Incluso
alcanzaron las semifinales en 2017, año en el que el Atlético consiguió su
primera Liga con Sonia como máximo exponente. Hizo 32 goles (los mismos que sus
años de edad) y, con permiso de Jennifer Hermoso, se consagró como la MVP del
torneo.

“Soy una veterana con la
ilusión de una jugadora que nunca antes hubiera ganado un título. Yo me lo tomo
así”, dijo Sonia, poco antes de conquistar su octava Liga. La novena llegó este
fin de semana, quizá más meritoria por la poderosa inversión de su máximo
rival, que además le arrebató a su baluarte en defensa, Mapi León. Soni marcó
un doblete en Zaragoza y celebró el título igual que el primero que ganó con el
Rayo. Se sobrepuso a un irregular inicio de curso y a la decisión del
seleccionador, Jorge Vilda, de no llevarla a la Eurocopa ni a ninguna otra
convocatoria. “Ya no pienso en la selección, lo veo imposible”, declaró la
crack del Atlético. En realidad, lo que parece imposible es que no sea
titularísima en la Roja. Si queremos aspirar a lograr éxitos, no hay mejor
sinónimo que Sonia Bermúdez.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Es impresionante que en
la última década en la Primera División femenina se hayan repartido los títulos
en cuatro equipos (Rayo, Barça, Athletic y Atlético) y que en casi todos ellos
haya habido un denominador común. Salvo en el equipo vasco (por razones más que
obvias), en cada foto con el trofeo ha aparecido el sonriente rostro de Sonia
Bermúdez.

Su carrera es diltada.
Tiene 33 años y ha jugado en hasta siete equipos en España (y uno en Estados
Unidos), triunfando en todos ellos. Sinónimo de regularidad y fiabilidad
absoluta, la jugadora madrileña se ha ganado el corazón de cada hinchada por la
que ha pasado gracias a su calidad y una infinidad de goles.

Natural de Vallecas,
firmó por el Rayo en 2004 y lo convirtió en un referente del fútbol español
femenino. Pasó de acabar en mitad de tabla a pelear por el título en los años
siguientes, hasta que consiguió el primero en la 2008-2009 con solo una derrota
en su casillero. Sonia, con 23 tantos, formó una pareja temible junto a Natalia
Pablos (29), que precisamente alcanzaba este fin de semana los 350 goles
oficiales con el club de la franja.

Ganó dos títulos más,
ambos ante el Espanyol de Verónica Boquete en la final del campeonato cuando se
disputó por grupos y eliminatoria por el título a dos partidos. En el verano de
2011, después de un año convulso en el que las jugadoras apenas cobraron un
euro, Sonia dejó el club de su casa, en el que había jugado durante siete
temporadas. “Nunca pensé que me movería del Rayo porque es un equipo que aspira
a todo, pero la temporada pasada no fue fácil para ninguna jugadora debido a
los problemas extradeportivos del club. Al finalizar el año analicé la oferta del
Barcelona, que llevaba dos años tanteando mi fichaje, y decidí que era el
momento de cambiar de aires», dijo por entonces Soni en MARCA.

Bermúdez llegó al Barça,
donde se respiraba un ambiente totalmente distinto. Famoso por apostar por
todas y cada una de sus secciones, el club azulgrana le dio a su nueva crack el
entorno que necesitaba. A cambio, el club azulgrana logró la primera Liga de su
historia, una Liga en la que Sonia hizo 38 goles gracias a que adelantó su
posición de mediapunta a delantera centro. Fue el inicio de una etapa
espectacular para los culés, que ganaron cuatro títulos consecutivos, siendo la
vallecana clave en todos y cada uno. Pero en el verano de 2015 la tierra pesó
más y decidió regresar a Madrid rechazando la propuesta de renovación del
Barcelona.

Aterrizó en el Atlético
de Madrid, en plena fase de crecimiento con vistas a ganar títulos en los
próximos años. Había sido subcampeón de la Liga por delante del Athletic y se
disponía a disputar la Champions por primera vez en su historia. Los 20 goles
anotados por Sonia no fueron suficientes para lograr el título, que cayó esta
vez en manos de las leonas. Sin embargo, no se iría de vacío: Las rojiblancas
conquistaron la Copa de la Reina venciendo en la final a su ex equipo, el Barça.
Desde entonces, el club azulgrana ha tratado por todos los medios de
reconquistar la Liga y contar con un súper equipo para la Champions. Incluso
alcanzaron las semifinales en 2017, año en el que el Atlético consiguió su
primera Liga con Sonia como máximo exponente. Hizo 32 goles (los mismos que sus
años de edad) y, con permiso de Jennifer Hermoso, se consagró como la MVP del
torneo.

“Soy una veterana con la
ilusión de una jugadora que nunca antes hubiera ganado un título. Yo me lo tomo
así”, dijo Sonia, poco antes de conquistar su octava Liga. La novena llegó este
fin de semana, quizá más meritoria por la poderosa inversión de su máximo
rival, que además le arrebató a su baluarte en defensa, Mapi León. Soni marcó
un doblete en Zaragoza y celebró el título igual que el primero que ganó con el
Rayo. Se sobrepuso a un irregular inicio de curso y a la decisión del
seleccionador, Jorge Vilda, de no llevarla a la Eurocopa ni a ninguna otra
convocatoria. “Ya no pienso en la selección, lo veo imposible”, declaró la
crack del Atlético. En realidad, lo que parece imposible es que no sea
titularísima en la Roja. Si queremos aspirar a lograr éxitos, no hay mejor
sinónimo que Sonia Bermúdez.

etiquetas:

_Femenino

Eva Moral, una vida maravillosa

David Orenes @david_lrl
10-09-2021

_Femenino

Ons Jabeur ya tiene el primero

Alejandro Pérez @aperezgom
23-06-2021