_Otros

Un árbitro de snooker expulsa a un aficionado por roncar

Patricia Muñoz @patrims 23-04-2017

etiquetas:

Snooker

El deporte es una fuente inagotable de momentos divertidos, irrepetibles, curiosos e, incluso, extraños. Una mezcla de estos dos últimos tuvo lugar en uno de los partidos correspondientes a los dieciseisavos de final del Campeonato del Mundo de Snooker 2017.

Ronnie O’Sullivan, actualmente el mejor jugador de snooker del mundo, y Gary Wilson se jugaban el pase a los octavos de final de la competición mundial de este año y ocurrió lo inesperado. Cuando los contendientes se disputaban la décima partida, el árbitro decidió parar el encuentro, sin motivo aparente, ante el desconcierto de los jugadores.

El colegiado comenzó a señalar hacia el público y fue en ese momento cuando todos se percataron de que uno de los espectadores ¡estaba dormido! y haciendo ruidos que podían molestar a los jugadores. Así pues, el juez de la partida ordenó a uno de sus compañeros situados en la grada que despertara al seguidor y le hiciera salir del Teatro Crucible de Sherffield (Inglaterra) en el que se está disputado el torneo de snooker.

Y es que, en relación a esta cuestión, lo habíamos visto todo… o eso creíamos. Habíamos visto cómo, desgraciadamente, muchos clubes eran sancionados con el cierre de sus estadios por el mal comportamiento de sus aficionados o cómo a algunos seguidores se les prohibía la entrada a determinados campos por conducta indebida en algún encuentro. Sin embargo, este caso es totalmente nuevo. ¡Lo nunca antes visto en el deporte!

Muchos piensan que el snooker es un deporte aburrido aunque, en la mayoría de los casos, este pensamiento viene del desconocimiento de las reglas y pautas de juego. Cuando uno aprende el valor de cada bola (en función de su color) y aprecia la gran habilidad de los jugadores, este termina resultando muy interesante. Sin embargo, con ejemplos como el de este espectador… ¿quién va a creer que el snooker es emocionante?

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El deporte es una fuente inagotable de momentos divertidos, irrepetibles, curiosos e, incluso, extraños. Una mezcla de estos dos últimos tuvo lugar en uno de los partidos correspondientes a los dieciseisavos de final del Campeonato del Mundo de Snooker 2017.

Ronnie O’Sullivan, actualmente el mejor jugador de snooker del mundo, y Gary Wilson se jugaban el pase a los octavos de final de la competición mundial de este año y ocurrió lo inesperado. Cuando los contendientes se disputaban la décima partida, el árbitro decidió parar el encuentro, sin motivo aparente, ante el desconcierto de los jugadores.

El colegiado comenzó a señalar hacia el público y fue en ese momento cuando todos se percataron de que uno de los espectadores ¡estaba dormido! y haciendo ruidos que podían molestar a los jugadores. Así pues, el juez de la partida ordenó a uno de sus compañeros situados en la grada que despertara al seguidor y le hiciera salir del Teatro Crucible de Sherffield (Inglaterra) en el que se está disputado el torneo de snooker.

Y es que, en relación a esta cuestión, lo habíamos visto todo… o eso creíamos. Habíamos visto cómo, desgraciadamente, muchos clubes eran sancionados con el cierre de sus estadios por el mal comportamiento de sus aficionados o cómo a algunos seguidores se les prohibía la entrada a determinados campos por conducta indebida en algún encuentro. Sin embargo, este caso es totalmente nuevo. ¡Lo nunca antes visto en el deporte!

Muchos piensan que el snooker es un deporte aburrido aunque, en la mayoría de los casos, este pensamiento viene del desconocimiento de las reglas y pautas de juego. Cuando uno aprende el valor de cada bola (en función de su color) y aprecia la gran habilidad de los jugadores, este termina resultando muy interesante. Sin embargo, con ejemplos como el de este espectador… ¿quién va a creer que el snooker es emocionante?

etiquetas:

Snooker

_Otros

10 días

Héctor Ruiz @HectorRuizPardo
06-10-2021

_FC Barcelona

Funambulismo

Cristina Caparrós @criscaparros
30-09-2021