_Real Madrid

Sevilla-Madrid: noches para el recuerdo

La de historias que ha copado Instagram con los gustos musicales de cada uno. Spotify nos dice lo que más nos gusta, o lo que creemos que más nos gusta, y nosotros lo compartimos sin dudar. Al final uno se da cuenta de algo: no queremos arriesgarnos demasiado. No nos importa lo que nos hayamos perdido. Los gustos musicales de 2018 son casi idénticos a los del maldito 2020. Que le zurzan al algoritmo que nos recomienda canciones. Al Sevilla FC le pasa algo parecido. Pasan las temporadas, por lo que miden realmente los futboleros su vida, pero el espíritu es el mismo: ganar con un Pizjuán a rebosar, con Jesús Navas corriendo por la banda. ¿La historia ha llegado a cambiar alguna vez? Parece que no.

2006 y poco más. Ya no recuerdo lo que nos gustaba aquel año, pero debe ser parecido a lo que nos agrada en 2021. España olía ajo, o eso, supuestamente, dijo alguien que yo me sé. David Beckham, en la última jornada de la 05-06, silenció a un Pizjuán que necesitaba dar fuerza a su anfitrión, necesitado de ganar y esperar un pinchazo de Osasuna para entrar en la Champions League. Tras el doblete del inglés, se dio a conocer la locura: siempre fiel a su cita. El conjunto de Juande Ramos, en ocho minutos, remontó el 0-2 inicial. El primero fue Jesús Navas, que no sabía que pronto se iba a convertir en prócer. Saviola con un doblete y Luis Fabiano, posteriormente, dejaron a los blancos anonadados; viendo como los puntos se esfumaban como los párrafos de estas historias. Con la certeza de tu cara de pocos amigos, de tonto. Sin poder de reacción.

Zinedine Zidane maquilló el resultado. Nervión, con el transistor en la mano, acabó con la cabeza gacha. Osasuna superó al Valencia, que al mismo tiempo acababa en una tercera posición que dejaba a los blancos en el segundo lugar, y los sevillistas tuvieron que conformarse con la UEFA. Una semana antes, ante el Middlesbrough, habían arrancado una etapa gloriosa con el primer entorchado europeo de su historia. Nadie tenía ni idea de lo que venía por delante.

Imagen de cabecera: Imago

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La de historias que ha copado Instagram con los gustos musicales de cada uno. Spotify nos dice lo que más nos gusta, o lo que creemos que más nos gusta, y nosotros lo compartimos sin dudar. Al final uno se da cuenta de algo: no queremos arriesgarnos demasiado. No nos importa lo que nos hayamos perdido. Los gustos musicales de 2018 son casi idénticos a los del maldito 2020. Que le zurzan al algoritmo que nos recomienda canciones. Al Sevilla FC le pasa algo parecido. Pasan las temporadas, por lo que miden realmente los futboleros su vida, pero el espíritu es el mismo: ganar con un Pizjuán a rebosar, con Jesús Navas corriendo por la banda. ¿La historia ha llegado a cambiar alguna vez? Parece que no.

2006 y poco más. Ya no recuerdo lo que nos gustaba aquel año, pero debe ser parecido a lo que nos agrada en 2021. España olía ajo, o eso, supuestamente, dijo alguien que yo me sé. David Beckham, en la última jornada de la 05-06, silenció a un Pizjuán que necesitaba dar fuerza a su anfitrión, necesitado de ganar y esperar un pinchazo de Osasuna para entrar en la Champions League. Tras el doblete del inglés, se dio a conocer la locura: siempre fiel a su cita. El conjunto de Juande Ramos, en ocho minutos, remontó el 0-2 inicial. El primero fue Jesús Navas, que no sabía que pronto se iba a convertir en prócer. Saviola con un doblete y Luis Fabiano, posteriormente, dejaron a los blancos anonadados; viendo como los puntos se esfumaban como los párrafos de estas historias. Con la certeza de tu cara de pocos amigos, de tonto. Sin poder de reacción.

Zinedine Zidane maquilló el resultado. Nervión, con el transistor en la mano, acabó con la cabeza gacha. Osasuna superó al Valencia, que al mismo tiempo acababa en una tercera posición que dejaba a los blancos en el segundo lugar, y los sevillistas tuvieron que conformarse con la UEFA. Una semana antes, ante el Middlesbrough, habían arrancado una etapa gloriosa con el primer entorchado europeo de su historia. Nadie tenía ni idea de lo que venía por delante.

Imagen de cabecera: Imago

_Destacado

El silencio no es nuevo

Alberto López Frau @alberlopezfrau
27-09-2021

_Real Madrid

El sello del Real Madrid

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
16-09-2021