_Tenis

Sara Sorribes: “Trabajo para vivir lo que he vivido estos días en la Manolo Santana”

Alejandro Pérez @aperezgom 05-05-2022

Sara Sorribes (Vall d’Uxo, Castellón, 1996) ha cerrado su 10ª participación en el WTA 1000 de Madrid como cuartofinalista. La primera vez que disputa el torneo sin necesitar invitación. Cuatro partidos, tres victorias y 37ª WTA, a menos de 200 puntos de su mejor clasificación (32º). Aunque la propia Sara es a lo que menos presta atención. El objetivo es el camino y el día a día.

“Este resultado en Madrid puede ayudarme mucho para verme capaz de competir con el resto de tenistas una semana más. Para verme capaz de ganar partidos, de seguir compitiendo bien y mejorando. Me da moral, confianza y ganas de seguir”, analizaba la protagonista en la zona mixta de la Caja Mágica minutos después de concluir el partido, a la pregunta de Sphera Sports.

En todas sus comparecencias o entrevistas estos días en Madrid, Sara ha insistido en una idea. Disfrutar, vivir el día a día, mejorar su propia versión. Los resultados, las victorias, los títulos o la clasificación vendrán después. Y en esa idea ha insistido tras acabar el partido: “Me quedo con haber conseguido disfrutar en la pista. He disfrutado mucho. Me llevo todo lo que el público me ha transmitido, el nivel que he sacado y el haber solventado situaciones muy complicadas antes jugadoras muy distintas cada día. Eso es una gran victoria para mí”.

Los de Madrid son los terceros cuartos de final de Sara Sorribes en torneos Premier Mandatory. Los dos anteriores fueron en 2021: Montreal (Pliskova 6-4 6-0) y Miami (Andreescu 6-4 3-6 6-3). Es su 24º cuadro de la categoría y los tres cuartos de final han llegado en los últimos ocho. Una prueba inequívoca de su notable crecimiento.

Entre el final del partido ante Jessica Pegula y atender a la prensa ha pasado poco más de media hora. Tiempo necesario para pasar por la ducha, enfriarse, bajar pulsaciones y coger perspectiva: “Ahora estoy fastidiada por la derrota, pero intento verlo en perspectiva. Creo que ha sido una buena semana para mí y el partido de hoy ha sido un muy buen partido. Ella ha jugado muy bien, pero yo creo que también. Toca seguir aprendiendo, mejorando y trabajando. No hay otra”.

La castellonense ha disputado sus cuatro partidos en la pista central Manolo Santana. Pavlyuchenkova, Osaka, Kasatkina y Pegula. Otro motivo para celebrar la ampliación a 13 días del torneo. Permite que el cuadro femenino gane protagonismo ante las 12.000 personas que pueden llenar la principal pista: “Le quiero dar un gracias enorme a la afición por transmitirme tanto. Trabajas para vivir momentos como estos que he vivido estos cuatro días en la pista central. No para ganar o perder. Silvia bromeaba con que me había vuelto a coger la pista dos horas. La grada ha estado llena casi todos los días, es algo nuevo para mí y lo agradezco muchísimo”.

Sara sale de Madrid la 37ª raqueta del mundo y afianzada como la tercera española. No es ni su objetivo ni mucho menos su obsesión: “El techo estará en cuando acabe mi carrera ver donde he estado. Si juego más partidos así me voy ganando el respeto de las rivales y lo verán más complicado. Yo tendré más armas para hacerles daño y eso es lo más importante que me puedo llevar”.

Antes de irse a comenzar un descanso que será breve (Roma es esta próxima semana), la castellonense ha desvelado las palabras de su entrenadora Silvia Soler tras el partido: “Silvia me ha felicitado, me ha dicho que no me podía reprochar nada y que ya hablaríamos dedetalles más adelante en frío. Que siga por la misma línea, que el trabajo es bueno, que siga intentándolo, siga escuchando y que las cosas llegarán”.

Imagen de cabecera: Mutua Madrid Open

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Sara Sorribes (Vall d’Uxo, Castellón, 1996) ha cerrado su 10ª participación en el WTA 1000 de Madrid como cuartofinalista. La primera vez que disputa el torneo sin necesitar invitación. Cuatro partidos, tres victorias y 37ª WTA, a menos de 200 puntos de su mejor clasificación (32º). Aunque la propia Sara es a lo que menos presta atención. El objetivo es el camino y el día a día.

“Este resultado en Madrid puede ayudarme mucho para verme capaz de competir con el resto de tenistas una semana más. Para verme capaz de ganar partidos, de seguir compitiendo bien y mejorando. Me da moral, confianza y ganas de seguir”, analizaba la protagonista en la zona mixta de la Caja Mágica minutos después de concluir el partido, a la pregunta de Sphera Sports.

En todas sus comparecencias o entrevistas estos días en Madrid, Sara ha insistido en una idea. Disfrutar, vivir el día a día, mejorar su propia versión. Los resultados, las victorias, los títulos o la clasificación vendrán después. Y en esa idea ha insistido tras acabar el partido: “Me quedo con haber conseguido disfrutar en la pista. He disfrutado mucho. Me llevo todo lo que el público me ha transmitido, el nivel que he sacado y el haber solventado situaciones muy complicadas antes jugadoras muy distintas cada día. Eso es una gran victoria para mí”.

Los de Madrid son los terceros cuartos de final de Sara Sorribes en torneos Premier Mandatory. Los dos anteriores fueron en 2021: Montreal (Pliskova 6-4 6-0) y Miami (Andreescu 6-4 3-6 6-3). Es su 24º cuadro de la categoría y los tres cuartos de final han llegado en los últimos ocho. Una prueba inequívoca de su notable crecimiento.

Entre el final del partido ante Jessica Pegula y atender a la prensa ha pasado poco más de media hora. Tiempo necesario para pasar por la ducha, enfriarse, bajar pulsaciones y coger perspectiva: “Ahora estoy fastidiada por la derrota, pero intento verlo en perspectiva. Creo que ha sido una buena semana para mí y el partido de hoy ha sido un muy buen partido. Ella ha jugado muy bien, pero yo creo que también. Toca seguir aprendiendo, mejorando y trabajando. No hay otra”.

La castellonense ha disputado sus cuatro partidos en la pista central Manolo Santana. Pavlyuchenkova, Osaka, Kasatkina y Pegula. Otro motivo para celebrar la ampliación a 13 días del torneo. Permite que el cuadro femenino gane protagonismo ante las 12.000 personas que pueden llenar la principal pista: “Le quiero dar un gracias enorme a la afición por transmitirme tanto. Trabajas para vivir momentos como estos que he vivido estos cuatro días en la pista central. No para ganar o perder. Silvia bromeaba con que me había vuelto a coger la pista dos horas. La grada ha estado llena casi todos los días, es algo nuevo para mí y lo agradezco muchísimo”.

Sara sale de Madrid la 37ª raqueta del mundo y afianzada como la tercera española. No es ni su objetivo ni mucho menos su obsesión: “El techo estará en cuando acabe mi carrera ver donde he estado. Si juego más partidos así me voy ganando el respeto de las rivales y lo verán más complicado. Yo tendré más armas para hacerles daño y eso es lo más importante que me puedo llevar”.

Antes de irse a comenzar un descanso que será breve (Roma es esta próxima semana), la castellonense ha desvelado las palabras de su entrenadora Silvia Soler tras el partido: “Silvia me ha felicitado, me ha dicho que no me podía reprochar nada y que ya hablaríamos dedetalles más adelante en frío. Que siga por la misma línea, que el trabajo es bueno, que siga intentándolo, siga escuchando y que las cosas llegarán”.

Imagen de cabecera: Mutua Madrid Open