_Tenis

Sara Sorribes: «Todo el año, cada semana, he estado en mi mejor momento»

Alejandro Pérez @aperezgom 08-05-2019

etiquetas:

Tiene 22 años, pero esta es ya su novena temporada como profesional y la octava disputando el circuito WTA. Sara Sorribes (Castellón, 1996) está consolidada como la tercera raqueta nacional tras Garbiñe Muguruza y Carla Suárez. Mientras disputa su sexto Premier Mandatory de Madrid, coincidiendo con su mejor clasificación, atiende a Sphera Sports para repasar su momento, la nueva alianza con María José Martínez en dobles y todo lo que viene.

Es su sexta presencia en el Premier Mandatory de Madrid y lo hace con la mejor clasificación de su carrera. ¿Está en su mejor momento?

Sí, sí, es el mejor momento de mi carrera, pero creo que todo el año, cada semana he estado en el mejor momento de mi carrera. No por clasificación, sino porque cada semana me encontraba mejor físicamente, sentía que mejoraba tenísticamente. Es lo mejor que le puede pasar a un jugador, siempre estar listo para jugar, estar bien y yo, toco madera, pero este año estoy contenta con mi evolución. Ahora puede ser mi mejor momento con algo de diferencia.

En los cuatro meses largos de temporada, sólo ha jugado un ITF (60k de Burnie, SF). ¿Es una consecuencia de lo anterior?

Mi clasificación es lo que dice. Una persona que está 70 no va a estar jugando ITFs todo el año. Dice que mi nivel está más cerca de los WTA que de los ITFs. Eso es lo que dice la clasificación, no lo que yo crea. Me voy a un 50k y, o no ganaré, o si gano tendré que jugar 15 horas para ello, como todas. Porque el nivel está muy parejo. Haber jugado sólo un ITF habla de un salto de madurez y de mejoría tenística.

Este abril ha comenzado un proyecto de dobles con María José Martínez. Ella es una especialista en dobles. ¿priorizará la especialidad o lo compaginará regularmente con los individuales?

Las dos a tope. Físicamente estoy bien, tengo 22 años, puedo jugar todos los días individual y dobles. Jugar con María José es un premio. A mí me aporta muchísimo, me tranquiliza dentro del partido, me va llevando, me va guiando y yo sólo tengo que hacerle caso. Parece difícil, pero en realidad es mucho mejor cuando tienes una persona que te va marcando el partido porque lo ha vivido tantas veces y lo conoce. Me ha dado mucha alegría poder empezar a jugar con ella.

Al segundo torneo con María José Martínez en Rabat, primer título. ¿Sorprendidas?

No me esperaba ganar un torneo tan rápido, lógicamente, pero creo que hemos ido mejorando bastante partido a partido. Estamos bien y a gusto.

En lo que llevamos de temporada, sólo la checa Petra Kvitova ha sido capaz de ganar más de un título. ¿Esta situación da un extra de motivación pensando que cinco días buenos pueden dar el primer título WTA?

El nivel está muy, muy, muy parecido. No hay ninguna jugadora que sea imposible de ganar. Todas somos, o son, bastante jugables y eso hace bonito al tenis, que haya tanta diversidad de jugadoras que puedan ganar los torneos. La semana pasada en Praga ganó Jill (Teichmann) viniendo de la previa y en Rabat, María (Sakkari), que quizás es algo más normal. Está todo muy igualado y lo hace más bonito todavía.

Este 2019 en el Mutua Madrid Open se despide del tenis profesional David Ferrer.

A mí me gustaría que no se retirase nunca. Yo nunca he tenido ídolos, sólo él. Me voy a emocionar. Creo que lo que da al tenis es el mejor ejemplo para todos. Los buenos nunca se van y él es el mejor. Seguiré queriendo parecerme a él, un poquito, aunque sea. Para mí no es Nadal ni Federer, por mucho que hayan ganado, Ferrer es el mejor. Los ídolos no son los nombres, son las personas. David es ídolo por persona, no por nombre.

En febrero, en Japón, fue parte del equipo que ganó la serie para poder jugar por el ascenso ante Bélgica. ¿Cómo vivió ese fin de semana?

En Japón vi un equipazo. Lo que vivimos allí fue muy bonito. Fuimos una piña. La de Japón ha sido la mejor eliminatoria en la que he estado. Es el principio de formar un gran equipo, algo bueno para tener apoyo para próximas eliminatorias.

Este año, la Copa Davis cambia de formato y se juega una fase final en Madrid en noviembre. Los cambios en Copa Davis y en Copa Federación son necesarios, pero ¿cree que el cambio es demasiado drástico?

Pierde bastante su encanto lo de jugar fuera de casa y lo que se vive en la competición. Si lo han hecho, por algo será y veremos cómo sale porque este es el primer año.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Tiene 22 años, pero esta es ya su novena temporada como profesional y la octava disputando el circuito WTA. Sara Sorribes (Castellón, 1996) está consolidada como la tercera raqueta nacional tras Garbiñe Muguruza y Carla Suárez. Mientras disputa su sexto Premier Mandatory de Madrid, coincidiendo con su mejor clasificación, atiende a Sphera Sports para repasar su momento, la nueva alianza con María José Martínez en dobles y todo lo que viene.

Es su sexta presencia en el Premier Mandatory de Madrid y lo hace con la mejor clasificación de su carrera. ¿Está en su mejor momento?

Sí, sí, es el mejor momento de mi carrera, pero creo que todo el año, cada semana he estado en el mejor momento de mi carrera. No por clasificación, sino porque cada semana me encontraba mejor físicamente, sentía que mejoraba tenísticamente. Es lo mejor que le puede pasar a un jugador, siempre estar listo para jugar, estar bien y yo, toco madera, pero este año estoy contenta con mi evolución. Ahora puede ser mi mejor momento con algo de diferencia.

En los cuatro meses largos de temporada, sólo ha jugado un ITF (60k de Burnie, SF). ¿Es una consecuencia de lo anterior?

Mi clasificación es lo que dice. Una persona que está 70 no va a estar jugando ITFs todo el año. Dice que mi nivel está más cerca de los WTA que de los ITFs. Eso es lo que dice la clasificación, no lo que yo crea. Me voy a un 50k y, o no ganaré, o si gano tendré que jugar 15 horas para ello, como todas. Porque el nivel está muy parejo. Haber jugado sólo un ITF habla de un salto de madurez y de mejoría tenística.

Este abril ha comenzado un proyecto de dobles con María José Martínez. Ella es una especialista en dobles. ¿priorizará la especialidad o lo compaginará regularmente con los individuales?

Las dos a tope. Físicamente estoy bien, tengo 22 años, puedo jugar todos los días individual y dobles. Jugar con María José es un premio. A mí me aporta muchísimo, me tranquiliza dentro del partido, me va llevando, me va guiando y yo sólo tengo que hacerle caso. Parece difícil, pero en realidad es mucho mejor cuando tienes una persona que te va marcando el partido porque lo ha vivido tantas veces y lo conoce. Me ha dado mucha alegría poder empezar a jugar con ella.

Al segundo torneo con María José Martínez en Rabat, primer título. ¿Sorprendidas?

No me esperaba ganar un torneo tan rápido, lógicamente, pero creo que hemos ido mejorando bastante partido a partido. Estamos bien y a gusto.

En lo que llevamos de temporada, sólo la checa Petra Kvitova ha sido capaz de ganar más de un título. ¿Esta situación da un extra de motivación pensando que cinco días buenos pueden dar el primer título WTA?

El nivel está muy, muy, muy parecido. No hay ninguna jugadora que sea imposible de ganar. Todas somos, o son, bastante jugables y eso hace bonito al tenis, que haya tanta diversidad de jugadoras que puedan ganar los torneos. La semana pasada en Praga ganó Jill (Teichmann) viniendo de la previa y en Rabat, María (Sakkari), que quizás es algo más normal. Está todo muy igualado y lo hace más bonito todavía.

Este 2019 en el Mutua Madrid Open se despide del tenis profesional David Ferrer.

A mí me gustaría que no se retirase nunca. Yo nunca he tenido ídolos, sólo él. Me voy a emocionar. Creo que lo que da al tenis es el mejor ejemplo para todos. Los buenos nunca se van y él es el mejor. Seguiré queriendo parecerme a él, un poquito, aunque sea. Para mí no es Nadal ni Federer, por mucho que hayan ganado, Ferrer es el mejor. Los ídolos no son los nombres, son las personas. David es ídolo por persona, no por nombre.

En febrero, en Japón, fue parte del equipo que ganó la serie para poder jugar por el ascenso ante Bélgica. ¿Cómo vivió ese fin de semana?

En Japón vi un equipazo. Lo que vivimos allí fue muy bonito. Fuimos una piña. La de Japón ha sido la mejor eliminatoria en la que he estado. Es el principio de formar un gran equipo, algo bueno para tener apoyo para próximas eliminatorias.

Este año, la Copa Davis cambia de formato y se juega una fase final en Madrid en noviembre. Los cambios en Copa Davis y en Copa Federación son necesarios, pero ¿cree que el cambio es demasiado drástico?

Pierde bastante su encanto lo de jugar fuera de casa y lo que se vive en la competición. Si lo han hecho, por algo será y veremos cómo sale porque este es el primer año.

etiquetas:

_Destacado Principal

La burocracia no engaña

Alejandro Pérez @aperezgom
09-12-2021

_Tenis

Una reflexión con la radiografía completa

Alejandro Pérez @aperezgom
02-12-2021