_Sudamérica

River Plate vuelve a lo grande

Los «millonarios»  vuelven a ganar un título internacional 17 años después. Se dice pronto, pero llegó tarde, muy tarde. El equipo argentino venció al Atlético Nacional (2-0) en la vuelta de la final de la Copa Sudamericana. La fiesta fue total en un Monumental lleno hasta la bandera, que despertó una vez más la envidia de medio planeta. La celebración tuvo nombre y apellidos: Leonardo Pisculichi, el héroe de la noche. El delantero ejecutó los dos córners que se convirtieron en los dos goles del encuentro. Lágrimas para el jugador argentino y no es para menos. Hace sólo seis meses Pisculichi vivió el descenso con Argentinos Juniors y tampoco puedo reprimir las lágrimas. Seguro que aquellas fueron mucho más amargas. Cosas que tiene el fútbol y maravillosas, por cierto.

La nota divertida de la noche -o provocación, según se mire- ocurrió cuando el equipo subió a recoger la copa de campeón. Los jugadores se enfundaron en una camiseta en la que se podía leer: «Semi- ra y no se toca». Una pullita a su eterno rival -Boca Juniors- al que apearon del título en las semifinales. Ante tal ambiente, la fiesta en las calles de Buenos Aires no se hizo esperar. Ha pasado mucho tiempo y por fin, el equipo de sus amores -o uno de ellos- vuelve a reinar en América.

El fútbol tiene estas cosas. Maravillosas- como decía antes-, pero también dolorosas. Atrás quedan los malos años de River, aquella final perdida con Cienciano en 2003, el descenso y las derrotas que se sucedían una tras otra. Ahora los «millonarios» han vuelto, y quién sabe si para quedarse.

 

 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Los «millonarios»  vuelven a ganar un título internacional 17 años después. Se dice pronto, pero llegó tarde, muy tarde. El equipo argentino venció al Atlético Nacional (2-0) en la vuelta de la final de la Copa Sudamericana. La fiesta fue total en un Monumental lleno hasta la bandera, que despertó una vez más la envidia de medio planeta. La celebración tuvo nombre y apellidos: Leonardo Pisculichi, el héroe de la noche. El delantero ejecutó los dos córners que se convirtieron en los dos goles del encuentro. Lágrimas para el jugador argentino y no es para menos. Hace sólo seis meses Pisculichi vivió el descenso con Argentinos Juniors y tampoco puedo reprimir las lágrimas. Seguro que aquellas fueron mucho más amargas. Cosas que tiene el fútbol y maravillosas, por cierto.

La nota divertida de la noche -o provocación, según se mire- ocurrió cuando el equipo subió a recoger la copa de campeón. Los jugadores se enfundaron en una camiseta en la que se podía leer: «Semi- ra y no se toca». Una pullita a su eterno rival -Boca Juniors- al que apearon del título en las semifinales. Ante tal ambiente, la fiesta en las calles de Buenos Aires no se hizo esperar. Ha pasado mucho tiempo y por fin, el equipo de sus amores -o uno de ellos- vuelve a reinar en América.

El fútbol tiene estas cosas. Maravillosas- como decía antes-, pero también dolorosas. Atrás quedan los malos años de River, aquella final perdida con Cienciano en 2003, el descenso y las derrotas que se sucedían una tras otra. Ahora los «millonarios» han vuelto, y quién sabe si para quedarse.

 

 

_Sudamérica

De aficionado solitario a presidente de éxito

Diego G. Argota @DiegoGArgota21
16-04-2021

_Sudamérica

Chilavert y el arte de animarse a más

Juan Pablo Gatti @GattiJuan
01-02-2021