_Femenino

Resurrección

David Orenes @david_lrl 12-12-2018

etiquetas:

El Sporting de Huelva
acumula 12 años consecutivos en la máxima competición del fútbol femenino
nacional, un mérito tremendo teniendo en cuenta que es uno de los pocos que no
cuenta con la inversión de un club de grandes dimensiones como puede ser el
Espanyol o la Real Sociedad. Campeón de la Copa de la Reina en 2015 (su mayor
éxito hasta la fecha) la permanencia nunca había sido un problema. Hasta ahora.

Porque el equipo de
Antonio Toledo (técnico que cumplió 400 partidos en Primera hace una semana) se
vio sumido en una crisis galopante de resultados que le llevó a no ganar ni un
solo encuentro en las primeras 10 jornadas. 2 pts de 30 posibles, los únicos
que todavía no habían conseguido un triunfo en Liga Iberdrola. Ya lo aventuraba
Toledo en pretemporada: “Nos espera un año difícil y complicado, donde se está
rompiendo el mercado. Están pagando unas cantidades astronómicas que nos hace
prácticamente imposible traer jugadoras españolas a nuestro club y eso es lo
que nos queda”.

El club onubense cuenta
con 350.000 euros de presupuesto, a una distancia enorme respecto a Atlético y
Barça, este último con 2,5 millones. En los grandes las jugadoras cobran entre
3000 y 6000 euros al mes, mientras que en el Sporting el sueldo medio es de 600
euros. Si a eso le sumamos el estado de las instalaciones (“hay jugadoras que
se van y otras que no vienen por los campos. Las condiciones son lamentables”,
decía Toledo), nos encontramos con un mercado muy reducido para reforzar la
plantilla. Antonio, fundador, entrenador y director deportivo todo en uno,
rastreó el fútbol sudamericano (todavía en vías de desarrollo) para contratar
hasta cinco futbolistas.

Una de ellas ha
irrumpido con fuerza en el equipo: Flor Bonsegundo. La argentina, una
centrocampista con llegada y excelente golpeo a balón parado, es la capitana de
la Albiceleste y pronto ha disipado las dudas que despertaba su contratación,
fruto de su procedencia (en Argentina, la liga todavía es amateur y el ritmo es
mucho más lento). Ha participado en siete de los 10 goles anotados por el
Sporting en lo que llevamos de curso (4 goles y 3 asistencias).

La brasileña Mónica
Bittencourt se ha hecho con un puesto en los últimos partidos, mientras que las
chilenas Yesenia López y Geraldine Leyton son fijas desde hace tiempo. La
paraguaya Lice Chamorro suele entrar como revulsiva (ha salido desde el
banquillo en seis de sus ocho partidos). El proceso de adaptación duró más para
ellas que para Flor, un hándicap para un Sporting que se vio hundido en la
última plaza. El golpe ante el Betis en la novena jornada, cuando sufrió el 1-0
en el 88’, pudo ser definitivo. Para colmo, pocos días después, llegó la
eliminación en Copa en la tanda de penaltis ante el Rayo.

Pero entonces llegó la
resurrección. Un golazo de falta de Patri Ojeda ante el Espanyol inició una
racha de tres victorias consecutivas que han sacado al Sporting de la zona de
descenso. En una semana, el cuadro andaluz ha marcado cuatro goles que han
valido nueve puntos, y no ha encajado ninguno. “El partido ante el Betis, a
pesar de la derrota, marcó un antes y un después. Se vio una dinámica
totalmente distinta. Ahora somos un equipo sólido y compacto, un factor
importante teniendo en cuenta que somos un equipo poco goleador”, reflexionó
Toledo en rueda de prensa tras derrotar al Málaga por 2-0.

Intensidad, seguridad
defensiva y balón parado. A estas tres armas se agarra el Sporting para lograr
la salvación más complicada a la que se haya enfrentado.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El Sporting de Huelva
acumula 12 años consecutivos en la máxima competición del fútbol femenino
nacional, un mérito tremendo teniendo en cuenta que es uno de los pocos que no
cuenta con la inversión de un club de grandes dimensiones como puede ser el
Espanyol o la Real Sociedad. Campeón de la Copa de la Reina en 2015 (su mayor
éxito hasta la fecha) la permanencia nunca había sido un problema. Hasta ahora.

Porque el equipo de
Antonio Toledo (técnico que cumplió 400 partidos en Primera hace una semana) se
vio sumido en una crisis galopante de resultados que le llevó a no ganar ni un
solo encuentro en las primeras 10 jornadas. 2 pts de 30 posibles, los únicos
que todavía no habían conseguido un triunfo en Liga Iberdrola. Ya lo aventuraba
Toledo en pretemporada: “Nos espera un año difícil y complicado, donde se está
rompiendo el mercado. Están pagando unas cantidades astronómicas que nos hace
prácticamente imposible traer jugadoras españolas a nuestro club y eso es lo
que nos queda”.

El club onubense cuenta
con 350.000 euros de presupuesto, a una distancia enorme respecto a Atlético y
Barça, este último con 2,5 millones. En los grandes las jugadoras cobran entre
3000 y 6000 euros al mes, mientras que en el Sporting el sueldo medio es de 600
euros. Si a eso le sumamos el estado de las instalaciones (“hay jugadoras que
se van y otras que no vienen por los campos. Las condiciones son lamentables”,
decía Toledo), nos encontramos con un mercado muy reducido para reforzar la
plantilla. Antonio, fundador, entrenador y director deportivo todo en uno,
rastreó el fútbol sudamericano (todavía en vías de desarrollo) para contratar
hasta cinco futbolistas.

Una de ellas ha
irrumpido con fuerza en el equipo: Flor Bonsegundo. La argentina, una
centrocampista con llegada y excelente golpeo a balón parado, es la capitana de
la Albiceleste y pronto ha disipado las dudas que despertaba su contratación,
fruto de su procedencia (en Argentina, la liga todavía es amateur y el ritmo es
mucho más lento). Ha participado en siete de los 10 goles anotados por el
Sporting en lo que llevamos de curso (4 goles y 3 asistencias).

La brasileña Mónica
Bittencourt se ha hecho con un puesto en los últimos partidos, mientras que las
chilenas Yesenia López y Geraldine Leyton son fijas desde hace tiempo. La
paraguaya Lice Chamorro suele entrar como revulsiva (ha salido desde el
banquillo en seis de sus ocho partidos). El proceso de adaptación duró más para
ellas que para Flor, un hándicap para un Sporting que se vio hundido en la
última plaza. El golpe ante el Betis en la novena jornada, cuando sufrió el 1-0
en el 88’, pudo ser definitivo. Para colmo, pocos días después, llegó la
eliminación en Copa en la tanda de penaltis ante el Rayo.

Pero entonces llegó la
resurrección. Un golazo de falta de Patri Ojeda ante el Espanyol inició una
racha de tres victorias consecutivas que han sacado al Sporting de la zona de
descenso. En una semana, el cuadro andaluz ha marcado cuatro goles que han
valido nueve puntos, y no ha encajado ninguno. “El partido ante el Betis, a
pesar de la derrota, marcó un antes y un después. Se vio una dinámica
totalmente distinta. Ahora somos un equipo sólido y compacto, un factor
importante teniendo en cuenta que somos un equipo poco goleador”, reflexionó
Toledo en rueda de prensa tras derrotar al Málaga por 2-0.

Intensidad, seguridad
defensiva y balón parado. A estas tres armas se agarra el Sporting para lograr
la salvación más complicada a la que se haya enfrentado.

etiquetas:

_Femenino

Eva Moral, una vida maravillosa

David Orenes @david_lrl
10-09-2021

_Femenino

Ons Jabeur ya tiene el primero

Alejandro Pérez @aperezgom
23-06-2021