_Tenis

Radu Albot, un pionero que ya es campeón ATP

Alejandro Pérez @aperezgom 28-02-2019

etiquetas:

Moldavia tiene un nuevo ídolo
nacional. Radu Albot (Chisinau, 1989) ha puesto a su pequeño país de Europa del
Este en el centro del mapa tenístico. A sus 29 años, y en su 12ª temporada en
el circuito, el moldavo ha alzado el primer título individual ATP en la
historia de su país ganando en Delray Beach. Una sorpresa en toda regla. De las
que se recuerdan a final de temporada.

Con 33.800km2,
Moldavia es el 15º país más pequeño de Europa y cuenta con unos 3,5 millones de
habitantes (Madrid, en 2018, tenía alrededor de 3,22 millones). Albot es un
pionero en toda regla en un país sin tradición tenística.

Hasta este lunes, su clasificación
nunca había alcanzado el top80. Estrenó top100 en 2015 y fue alternando
periodos dentro y fuera del primer centenar de raquetas. Antes de ganar en
Delray Beach, Albot había jugado dos veces las semifinales de un torneo ATP. En
Metz 2018 (perdió ante Simon) y hace dos semanas en Montpellier (perdió ante
Tsonga, posterior campeón).

En Florida ha ganado el título no
sin sufrir. Salvo ante el croata Karlovic en primera ronda, ha jugado tres sets
en sus otros cuatro compromisos. Y remontando en cuartos, semifinales y la
final. Albot se sitúa el nº52 ATP con 920 puntos empatado con el bosnio Dzumhur
(50) y el francés Mannarino (51).

La aparición de Albot como
campeón en 2019 viene a confirmar la dinámica que el circuito ATP (y de hecho
el WTA también) está tomando este año. En los dos primeros meses, ningún
tenista ha repetido título. 15 torneos ATP y 12 WTA y tenemos 27 campeones
diferentes. En el circuito masculino, Albot se une a la lista de campeones
primerizos este año: De Miñaur (Sydney), Sandgreen (Auckland), Londero
(Córdoba), Opelka (Nueva York) y Djere (Río). De todos ellos, Albot es el veterano
(29).

El de Chisinau es el único
moldavo en la actualidad que juega al tenis profesionalmente o que tiene
clasificación ATP en su país. Y tras levantar el título, el tenista desvelaba
su deseo de servir de inspiración para otros jugadores que en el futuro sigan
sus pasos e incluso le superen.

Es un pionero en cada paso que ha
dado en el circuito. Es lo que supone dedicarte a un deporte que no tiene ningún
arraigo histórico en tu país de origen. En septiembre de 2013 fue el primer
moldavo en ganar un Challenger. En el Open de EEUU en 2014 fue el primer
moldavo en jugar un cuadro final de Grand Slam. En Wimbledon 2016 ganó su
primer partido en un Major. En mayo
de 2015 ganó su primer título ATP de dobles en Estambul siendo el primer moldavo
en triunfar a nivel ATP en dobles. En 2015 fue el primer tenista de su país en
entrar en el top100. Hace dos temporadas (2017) jugó por primera vez los cuatro
cuadros finales de Grand Slam. El año pasado jugaba sus primeras semifinales ATP
(Metz, ente Simon) y ahora se convierte en el primer tenista de Moldavia en
ganar un título ATP individual con su triunfo en Delray Beach.

Su palmarés lo completan 14
Futures y 7 Challengers individuales. En dobles, siete ITF y ocho ATP
Challenger. Además, en el último Open de EEUU llegó a semifinales en dobles.

Sólo el paso de las semanas confirmará
si Radu Albot es cuestión de un torneo o será un habitual en las últimas rondas.
Sin embargo, ya es historia para su país. Lo era antes de Delray Beach y lo es con
el título en Florida. Y lo seguirá siendo con cada nuevo éxito que coseche. Es
lo que tienen los pioneros.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Moldavia tiene un nuevo ídolo
nacional. Radu Albot (Chisinau, 1989) ha puesto a su pequeño país de Europa del
Este en el centro del mapa tenístico. A sus 29 años, y en su 12ª temporada en
el circuito, el moldavo ha alzado el primer título individual ATP en la
historia de su país ganando en Delray Beach. Una sorpresa en toda regla. De las
que se recuerdan a final de temporada.

Con 33.800km2,
Moldavia es el 15º país más pequeño de Europa y cuenta con unos 3,5 millones de
habitantes (Madrid, en 2018, tenía alrededor de 3,22 millones). Albot es un
pionero en toda regla en un país sin tradición tenística.

Hasta este lunes, su clasificación
nunca había alcanzado el top80. Estrenó top100 en 2015 y fue alternando
periodos dentro y fuera del primer centenar de raquetas. Antes de ganar en
Delray Beach, Albot había jugado dos veces las semifinales de un torneo ATP. En
Metz 2018 (perdió ante Simon) y hace dos semanas en Montpellier (perdió ante
Tsonga, posterior campeón).

En Florida ha ganado el título no
sin sufrir. Salvo ante el croata Karlovic en primera ronda, ha jugado tres sets
en sus otros cuatro compromisos. Y remontando en cuartos, semifinales y la
final. Albot se sitúa el nº52 ATP con 920 puntos empatado con el bosnio Dzumhur
(50) y el francés Mannarino (51).

La aparición de Albot como
campeón en 2019 viene a confirmar la dinámica que el circuito ATP (y de hecho
el WTA también) está tomando este año. En los dos primeros meses, ningún
tenista ha repetido título. 15 torneos ATP y 12 WTA y tenemos 27 campeones
diferentes. En el circuito masculino, Albot se une a la lista de campeones
primerizos este año: De Miñaur (Sydney), Sandgreen (Auckland), Londero
(Córdoba), Opelka (Nueva York) y Djere (Río). De todos ellos, Albot es el veterano
(29).

El de Chisinau es el único
moldavo en la actualidad que juega al tenis profesionalmente o que tiene
clasificación ATP en su país. Y tras levantar el título, el tenista desvelaba
su deseo de servir de inspiración para otros jugadores que en el futuro sigan
sus pasos e incluso le superen.

Es un pionero en cada paso que ha
dado en el circuito. Es lo que supone dedicarte a un deporte que no tiene ningún
arraigo histórico en tu país de origen. En septiembre de 2013 fue el primer
moldavo en ganar un Challenger. En el Open de EEUU en 2014 fue el primer
moldavo en jugar un cuadro final de Grand Slam. En Wimbledon 2016 ganó su
primer partido en un Major. En mayo
de 2015 ganó su primer título ATP de dobles en Estambul siendo el primer moldavo
en triunfar a nivel ATP en dobles. En 2015 fue el primer tenista de su país en
entrar en el top100. Hace dos temporadas (2017) jugó por primera vez los cuatro
cuadros finales de Grand Slam. El año pasado jugaba sus primeras semifinales ATP
(Metz, ente Simon) y ahora se convierte en el primer tenista de Moldavia en
ganar un título ATP individual con su triunfo en Delray Beach.

Su palmarés lo completan 14
Futures y 7 Challengers individuales. En dobles, siete ITF y ocho ATP
Challenger. Además, en el último Open de EEUU llegó a semifinales en dobles.

Sólo el paso de las semanas confirmará
si Radu Albot es cuestión de un torneo o será un habitual en las últimas rondas.
Sin embargo, ya es historia para su país. Lo era antes de Delray Beach y lo es con
el título en Florida. Y lo seguirá siendo con cada nuevo éxito que coseche. Es
lo que tienen los pioneros.

etiquetas:

_Destacado

Una reflexión con la radiografía completa

Alejandro Pérez @aperezgom
02-12-2021

_Tenis

Un año histórico para Paula Badosa

Redacción @SpheraSports
30-11-2021