_Real Madrid

¿Qué supone para el Madrid ganar la Champions League?

Pues no queda otra que decir la realidad, que es una perogrullada de manual: para el Real Madrid ganar la Champions League lo es todo. La Copa de Europa, como bien todos ya sabéis, es la competición fetiche del cuadro de Chamartín. Hemos visto varias veces a un Madrid lamentable en España, con resultados horrorosos en su liga, que posteriormente triunfa cuando viaja por Europa. Este curso, ocurra lo que ocurra, ha sido fructífero: los de Carlo Ancelotti han dominado LaLiga con fuerza y ahora cumplen con su historia. La orejona espera a un propietario este sábado en París. Poco más se puede pedir.

El dinero es importante.

Durante todas las grandes victorias de los merengues en esta Champions no solo ha habido gloria. También ha habido mucho dinero. Cada vez que superas una eliminatoria en la máxima competición continental te cae un dineral importante que se agradece en tiempos de crisis. Superar al Liverpool en París supondría otro pico que no le irá mal a Florentino Pérez.

Otro golpe a la Premier League.

Si bien es cierto que los reds se apuntaron al horroroso proyecto de la Superliga, que la creó el máximo mandatario de los del Santiago Bernabéu, parece que la idea del Liverpool es estar con la UEFA. Un triunfo del Madrid sería un golpe a la Premier, una competición dopada financieramente, ya que habría eliminado a tres de los cuatro participantes ingleses. Una barbaridad.

Kylian, tú te lo pierdes.

Kylian Mbappé ha roto el corazón de muchísimos madridistas. El francés parecía destinado a defender la zamarra blanca, a convertirse en uno de esos ídolos que recuerdan varias generaciones de aficionados. Su negativa a última hora ha hecho daño en el seno del club, pero ganar la Champions lo cura todo. Además, la final se juega en la ciudad del futbolista. Poco más que decir.

La leyenda del Madrid puede seguir creciendo.

La última vez que los de la capital perdieron una final europea -sin contar la Supercopa de Europa, que ha habido años que no se ha disputado- Sir Alex Ferguson no era sir, era simplemente un joven técnico que entrenaba al Aberdeen. Era el año 1983 y los grandes, si no ganaban la liga doméstica, no podían jugar la Copa de Europa. Eran otros tiempos. Desde ahí la leyenda en Europa no ha parado de crecer. Superar al Liverpool, que también ya sabe lo que es ganar una final europea al Madrid, es otra demostración de poder.

Imagen de cabecera: @realmadrid

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Pues no queda otra que decir la realidad, que es una perogrullada de manual: para el Real Madrid ganar la Champions League lo es todo. La Copa de Europa, como bien todos ya sabéis, es la competición fetiche del cuadro de Chamartín. Hemos visto varias veces a un Madrid lamentable en España, con resultados horrorosos en su liga, que posteriormente triunfa cuando viaja por Europa. Este curso, ocurra lo que ocurra, ha sido fructífero: los de Carlo Ancelotti han dominado LaLiga con fuerza y ahora cumplen con su historia. La orejona espera a un propietario este sábado en París. Poco más se puede pedir.

El dinero es importante.

Durante todas las grandes victorias de los merengues en esta Champions no solo ha habido gloria. También ha habido mucho dinero. Cada vez que superas una eliminatoria en la máxima competición continental te cae un dineral importante que se agradece en tiempos de crisis. Superar al Liverpool en París supondría otro pico que no le irá mal a Florentino Pérez.

Otro golpe a la Premier League.

Si bien es cierto que los reds se apuntaron al horroroso proyecto de la Superliga, que la creó el máximo mandatario de los del Santiago Bernabéu, parece que la idea del Liverpool es estar con la UEFA. Un triunfo del Madrid sería un golpe a la Premier, una competición dopada financieramente, ya que habría eliminado a tres de los cuatro participantes ingleses. Una barbaridad.

Kylian, tú te lo pierdes.

Kylian Mbappé ha roto el corazón de muchísimos madridistas. El francés parecía destinado a defender la zamarra blanca, a convertirse en uno de esos ídolos que recuerdan varias generaciones de aficionados. Su negativa a última hora ha hecho daño en el seno del club, pero ganar la Champions lo cura todo. Además, la final se juega en la ciudad del futbolista. Poco más que decir.

La leyenda del Madrid puede seguir creciendo.

La última vez que los de la capital perdieron una final europea -sin contar la Supercopa de Europa, que ha habido años que no se ha disputado- Sir Alex Ferguson no era sir, era simplemente un joven técnico que entrenaba al Aberdeen. Era el año 1983 y los grandes, si no ganaban la liga doméstica, no podían jugar la Copa de Europa. Eran otros tiempos. Desde ahí la leyenda en Europa no ha parado de crecer. Superar al Liverpool, que también ya sabe lo que es ganar una final europea al Madrid, es otra demostración de poder.

Imagen de cabecera: @realmadrid