_Fútbol portugués

¿Qué hacer con una plantilla de 103 futbolistas?

Redacción @SpheraSports 27-08-2013

Christian DÍEZ – El Benfica tiene una situación complicada con la que lidiar en este mercado estival de fichajes. El conjunto portugués debe de solventar la venta de alguno de sus activos, no en vano, en estos momentos tiene 103 futbolistas con contrato profesional, lo que le daría para confeccionar cuatro plantillas en la élite de 26 futbolistas cada una de ellas.

La más que probable llegada de Lisandro López de Arsenal de Sarandí a Lisboa haría aumentar la cifra de jugadores profesionales hasta los 104, números muy lejos de los que tendrá que tener el Benfica al término del verano. En lo que llevamos de mercado, el Benfica se ha reforzado con hasta seis hombres para su primera plantilla: Steven Vitória, Mitrovic, Sulejmani, Djuricic, Lazar Markovic y Rojas. A los que habría que sumar la incorporación de cuatro jugadores para el plantel B: Uros Matic (hermano Nemanja Matic), Filip Markovic (hermano de Lazar Markovic), Mark Valente (Penafiel) y Harramiz Soares (Unión Montemor). Todo un elenco de jugadores que siguen agrandando una plantilla sin fin.

Con los números en la mano, el conjunto portugués cuenta con 28 jugadores en nómina en su primera plantilla, además de los 24 jugadores que han estado cedidos esta temporada por medio mundo. Cifras a las que habría que sumar los 38 jugadores con contrato profesional que están en su equipo B, 11 jóvenes futbolistas de su cantera con esta misma distinción y 2 jugadores más con contrato y que la temporada pasada no contaron con ficha en ningún equipo (los brasileños Julio César y Michel).

El conjunto lisboeta siempre es uno de los grandes agitadores del mercado de fichajes. En los últimos veranos ha movido nombres como los de Coentrao, Witsel o Javi García, con los que ha hecho buenas cifras. Su gran plantel de ojeadores en Sudamérica y Europa son una mina para las arcas del club. Fichar barato y vender caro es su máxima. Así lo demuestran las cifras, ya que haciendo balance de las últimas seis temporadas, el club portugués ha sacado un beneficio de 76.863.600 millones de euros entre fichajes y ventas. Algo que habla claro de su buen manejo en este terreno.

Así, este verano se platea movido en las oficinas del Estadio Da Luz. El equipo ya ha dejado salir a Aimar y Miguel Vítor, ambos de forma gratuita, pero son muchos los nombres que suenan para dejar el club y por los que se espera sacar un buen partido. Cardozo o Matic pueden ser dos de los primeros en abandonar Lisboa, su cotización es importante y son dos activos con los que la entidad portuguesa puede sacar un buen rédito, pero no serán los únicos. La pregunta que maneja Rui Costa, director deportivo es clara: ¿Qué hacer con una plantilla de 103 jugadores?

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Christian DÍEZ – El Benfica tiene una situación complicada con la que lidiar en este mercado estival de fichajes. El conjunto portugués debe de solventar la venta de alguno de sus activos, no en vano, en estos momentos tiene 103 futbolistas con contrato profesional, lo que le daría para confeccionar cuatro plantillas en la élite de 26 futbolistas cada una de ellas.

La más que probable llegada de Lisandro López de Arsenal de Sarandí a Lisboa haría aumentar la cifra de jugadores profesionales hasta los 104, números muy lejos de los que tendrá que tener el Benfica al término del verano. En lo que llevamos de mercado, el Benfica se ha reforzado con hasta seis hombres para su primera plantilla: Steven Vitória, Mitrovic, Sulejmani, Djuricic, Lazar Markovic y Rojas. A los que habría que sumar la incorporación de cuatro jugadores para el plantel B: Uros Matic (hermano Nemanja Matic), Filip Markovic (hermano de Lazar Markovic), Mark Valente (Penafiel) y Harramiz Soares (Unión Montemor). Todo un elenco de jugadores que siguen agrandando una plantilla sin fin.

Con los números en la mano, el conjunto portugués cuenta con 28 jugadores en nómina en su primera plantilla, además de los 24 jugadores que han estado cedidos esta temporada por medio mundo. Cifras a las que habría que sumar los 38 jugadores con contrato profesional que están en su equipo B, 11 jóvenes futbolistas de su cantera con esta misma distinción y 2 jugadores más con contrato y que la temporada pasada no contaron con ficha en ningún equipo (los brasileños Julio César y Michel).

El conjunto lisboeta siempre es uno de los grandes agitadores del mercado de fichajes. En los últimos veranos ha movido nombres como los de Coentrao, Witsel o Javi García, con los que ha hecho buenas cifras. Su gran plantel de ojeadores en Sudamérica y Europa son una mina para las arcas del club. Fichar barato y vender caro es su máxima. Así lo demuestran las cifras, ya que haciendo balance de las últimas seis temporadas, el club portugués ha sacado un beneficio de 76.863.600 millones de euros entre fichajes y ventas. Algo que habla claro de su buen manejo en este terreno.

Así, este verano se platea movido en las oficinas del Estadio Da Luz. El equipo ya ha dejado salir a Aimar y Miguel Vítor, ambos de forma gratuita, pero son muchos los nombres que suenan para dejar el club y por los que se espera sacar un buen partido. Cardozo o Matic pueden ser dos de los primeros en abandonar Lisboa, su cotización es importante y son dos activos con los que la entidad portuguesa puede sacar un buen rédito, pero no serán los únicos. La pregunta que maneja Rui Costa, director deportivo es clara: ¿Qué hacer con una plantilla de 103 jugadores?