_Otros

¿Qué esperar del Málaga en la temporada 2014-15?

Borja Pardo @Borja_Pardo 17-08-2014

etiquetas:

Víctor MARTÍN MOLINA – Nuevo golpe de timón en la nave malaguista tras una temporada 2013/14 llena de altibajos en la que el equipo, bajo la dirección de Bernd Schuster, salvó la categoría dos jornadas antes del final de Liga. El alemán logró mantenerse en el banquillo durante toda la temporada para ser despedido al final de la misma, al no conseguir el objetivo de meterse en la primera mitad de la tabla que presentaba como cláusula de renovación automática en su contrato.

Puntos fuertes: Después de dos veranos de desbandada, el Málaga ha logrado esta vez minimizar las salidas y, sobre todo, suplirlas con repuestos de calidad. Mantiene una buena mezcla de juventud y experiencia con la columna vertebral de la pasada campaña. Un buen bloque en el que no hay ningún crack, pero que asegura un nivel medio muy competitivo.

La polivalencia también es un factor común de muchos jugadores, principalmente en las bandas y en el centro del campo. Boka y Rosales, ambos laterales, pueden hacer las veces de extremo. Samu es capaz de desempeñarse tanto en la delantera como en la mediapunta, mientras que Pablo Pérez, por poner otro ejemplo, puede adelantar o retrasar su posición por el centro.

Puntos débiles: La necesidad de acoplar piezas –hasta siete llegadas, de las que varias partirán en el once titular- y la heterogénea procedencia de los jugadores: Hasta 11 nacionalidades comparten vestuario en La Rosaleda.

Por otra parte, al equipo le sigue faltando el mismo ‘9’ rematador que necesitaba el año pasado. Roque Santa Cruz, a sus 33 años, no puede asegurar un gran número de dianas, y Juanmi todavía no ha demostrado consistencia como para ser el delantero titular. Queda por ver de qué es capaz Rescaldani, que mostró buenas maneras en Argentina pero no aún logró un solo tanto oficial como blanquiazul.


Aquí el venezolano Roberto Rosales en su presentación

Fichajes / Altas: A falta del ‘sprint final’ en el mercado estival, el Málaga ha cerrado un total de siete llegadas. En la portería, ‘Memo’ Ochoa (Ajaccio) suple la marcha de Willy Caballero. Un guardameta de garantías para tratar de mantener el nivel del ídolo argentino. Agustín Cousillas viene como tercer arquero. En defensa, Arthur Boka (Stuttgart) y Miguel Torres (Olympiakos) aportarán experiencia en los laterales, que completa por la derecha el más atacante Rosales (Twente). Y de la experiencia en las líneas traseras, a la juventud de Luis Alberto (Liverpool, cedido) y el prometedor portugués Ricardo Horta (Vitória Setúbal).

Salidas / Bajas: Como ya sucediera en los veranos anteriores, el Málaga se ha visto obligado a vender para equilibrar el presupuesto. Esta vez, sin embargo, la de Willy Caballero ha sido la única salida dramática. Peor considerado estaba Eliseu (Benfica), ya en trayectoria descendente. La última marcha importante fue la de un hombre de la casa como Jesús Gámez (Atlético de Madrid). El resto son cedidos que, tras no cumplir las expectativas, regresan a sus clubes anteriores: Pawlowski (Widzew Lodz), El Hamdaoui (Fiorentina), Iakovenko (Fiorentina). Y queda pendiente de resolución el caso de Amrabat (Galatasaray), por cuyo regreso peleará el club hasta el 31 de agosto.

XI Tipo / Plantilla

Con respecto al año pasado, el once inicial de este Málaga cambia principalmente en las bandas, mientras que las posiciones centrales se mantienen igual. Ochoa tratará de hacer olvidar a Willy en la portería. Miguel Torres y Boka por ambos laterales parecen la combinación más equilibrada. Weligton, si no se repiten sus problemas físicos, está destinado a liderar esa defensa con Sergio Sánchez al lado y Flavio como tercer central. La medular será para la dupla Camacho-Darder, con línea de tres por delante formada por los veloces Horta y Luis Alberto con Duda como enganche y Roque como ‘9’ físico para aguantar el balón. La polivalencia de algunos jugadores como Pablo Pérez o Samu dan variantes a esa alineación, el argentino al poder jugar como mediocentro y mediapunta, mientras que el malagueño puede jugar arriba o caer a banda. En la delantera, Rescaldani se perfila como sustituto ‘hombre por hombre’ de Roque, mientras que Juanmi encarna otro tipo de delantero con más movilidad. Y atrás, Rosales y Antunes se perfilan como opciones más ofensivas –y menos eficientes en defensa- en sustitución de los titulares.

El entrenador: JAVI GRACIA
La nave malaguista vuelve a dar un cambio de rumbo en el banquillo. Tras la marcha de Schuster, llega ahora Javi Gracia tras su descenso al frente del Osasuna. El pamplonica, que tiene dos años de contrato, presenta un perfil completamente distinto, más acorde con el de un hombre de club que se amolda a la directiva. En lo futbolístico, Gracia se ha destacado hasta ahora por jugar un fútbol de toque muy rápido y, sobre todo, por presionar bien arriba la salida de balón del rival. Pese a las dudas que genera por su reciente pasado rojillo, también se recuerda el buen juego del Almería que dirigió hace varias temporadas.

Objetivos y previsión: Tras una campaña de transición, el Málaga tratará de entrar de nuevo en la primera mitad de la clasificación. La idea del club es volver a dar un paso adelante y colocarse entre los 8-10 mejores de la Liga. Con una plantilla compensada y con refuerzos de calidad, el equipo parece a priori capacitado para cumplir ese objetivo. Faltaría, eso sí, la llegada de un buen ‘9’ que asegure goles y permita poner las miras en el siguiente escalón, el que da acceso a la Europa League.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Víctor MARTÍN MOLINA – Nuevo golpe de timón en la nave malaguista tras una temporada 2013/14 llena de altibajos en la que el equipo, bajo la dirección de Bernd Schuster, salvó la categoría dos jornadas antes del final de Liga. El alemán logró mantenerse en el banquillo durante toda la temporada para ser despedido al final de la misma, al no conseguir el objetivo de meterse en la primera mitad de la tabla que presentaba como cláusula de renovación automática en su contrato.

Puntos fuertes: Después de dos veranos de desbandada, el Málaga ha logrado esta vez minimizar las salidas y, sobre todo, suplirlas con repuestos de calidad. Mantiene una buena mezcla de juventud y experiencia con la columna vertebral de la pasada campaña. Un buen bloque en el que no hay ningún crack, pero que asegura un nivel medio muy competitivo.

La polivalencia también es un factor común de muchos jugadores, principalmente en las bandas y en el centro del campo. Boka y Rosales, ambos laterales, pueden hacer las veces de extremo. Samu es capaz de desempeñarse tanto en la delantera como en la mediapunta, mientras que Pablo Pérez, por poner otro ejemplo, puede adelantar o retrasar su posición por el centro.

Puntos débiles: La necesidad de acoplar piezas –hasta siete llegadas, de las que varias partirán en el once titular- y la heterogénea procedencia de los jugadores: Hasta 11 nacionalidades comparten vestuario en La Rosaleda.

Por otra parte, al equipo le sigue faltando el mismo ‘9’ rematador que necesitaba el año pasado. Roque Santa Cruz, a sus 33 años, no puede asegurar un gran número de dianas, y Juanmi todavía no ha demostrado consistencia como para ser el delantero titular. Queda por ver de qué es capaz Rescaldani, que mostró buenas maneras en Argentina pero no aún logró un solo tanto oficial como blanquiazul.


Aquí el venezolano Roberto Rosales en su presentación

Fichajes / Altas: A falta del ‘sprint final’ en el mercado estival, el Málaga ha cerrado un total de siete llegadas. En la portería, ‘Memo’ Ochoa (Ajaccio) suple la marcha de Willy Caballero. Un guardameta de garantías para tratar de mantener el nivel del ídolo argentino. Agustín Cousillas viene como tercer arquero. En defensa, Arthur Boka (Stuttgart) y Miguel Torres (Olympiakos) aportarán experiencia en los laterales, que completa por la derecha el más atacante Rosales (Twente). Y de la experiencia en las líneas traseras, a la juventud de Luis Alberto (Liverpool, cedido) y el prometedor portugués Ricardo Horta (Vitória Setúbal).

Salidas / Bajas: Como ya sucediera en los veranos anteriores, el Málaga se ha visto obligado a vender para equilibrar el presupuesto. Esta vez, sin embargo, la de Willy Caballero ha sido la única salida dramática. Peor considerado estaba Eliseu (Benfica), ya en trayectoria descendente. La última marcha importante fue la de un hombre de la casa como Jesús Gámez (Atlético de Madrid). El resto son cedidos que, tras no cumplir las expectativas, regresan a sus clubes anteriores: Pawlowski (Widzew Lodz), El Hamdaoui (Fiorentina), Iakovenko (Fiorentina). Y queda pendiente de resolución el caso de Amrabat (Galatasaray), por cuyo regreso peleará el club hasta el 31 de agosto.

XI Tipo / Plantilla

Con respecto al año pasado, el once inicial de este Málaga cambia principalmente en las bandas, mientras que las posiciones centrales se mantienen igual. Ochoa tratará de hacer olvidar a Willy en la portería. Miguel Torres y Boka por ambos laterales parecen la combinación más equilibrada. Weligton, si no se repiten sus problemas físicos, está destinado a liderar esa defensa con Sergio Sánchez al lado y Flavio como tercer central. La medular será para la dupla Camacho-Darder, con línea de tres por delante formada por los veloces Horta y Luis Alberto con Duda como enganche y Roque como ‘9’ físico para aguantar el balón. La polivalencia de algunos jugadores como Pablo Pérez o Samu dan variantes a esa alineación, el argentino al poder jugar como mediocentro y mediapunta, mientras que el malagueño puede jugar arriba o caer a banda. En la delantera, Rescaldani se perfila como sustituto ‘hombre por hombre’ de Roque, mientras que Juanmi encarna otro tipo de delantero con más movilidad. Y atrás, Rosales y Antunes se perfilan como opciones más ofensivas –y menos eficientes en defensa- en sustitución de los titulares.

El entrenador: JAVI GRACIA
La nave malaguista vuelve a dar un cambio de rumbo en el banquillo. Tras la marcha de Schuster, llega ahora Javi Gracia tras su descenso al frente del Osasuna. El pamplonica, que tiene dos años de contrato, presenta un perfil completamente distinto, más acorde con el de un hombre de club que se amolda a la directiva. En lo futbolístico, Gracia se ha destacado hasta ahora por jugar un fútbol de toque muy rápido y, sobre todo, por presionar bien arriba la salida de balón del rival. Pese a las dudas que genera por su reciente pasado rojillo, también se recuerda el buen juego del Almería que dirigió hace varias temporadas.

Objetivos y previsión: Tras una campaña de transición, el Málaga tratará de entrar de nuevo en la primera mitad de la clasificación. La idea del club es volver a dar un paso adelante y colocarse entre los 8-10 mejores de la Liga. Con una plantilla compensada y con refuerzos de calidad, el equipo parece a priori capacitado para cumplir ese objetivo. Faltaría, eso sí, la llegada de un buen ‘9’ que asegure goles y permita poner las miras en el siguiente escalón, el que da acceso a la Europa League.

etiquetas:

_Otros

Jordan Larsson, el hijo del Rey de Reyes

Diego G. Argota @DiegoGArgota21
28-05-2021

_Otros

The Breakfast

Redacción @SpheraSports
18-05-2021