_Sevilla

Puerta abierta

José Gavilán @futbol_internac 13-06-2019

etiquetas:

El capítulo de salidas en Sevilla ha
comenzado. Monchi se agarra al dicho popular para empezar a soltar lastre antes
de cerrar nuevas incorporaciones. ‘Antes de entrar, hay que dejar salir’,
porque probablemente los fichajes más relevantes del nuevo proyecto hispalense
estarán muy ligados a las salidas de futbolistas que actualmente conforman la
columna vertebral del conjunto de Nervión.

El verano será entretenido, similar a aquellos
revolucionarios meses previos a la temporada 2013/14. Aquel año, Unai Emery
afrontaba su primer proyecto desde cero en el banquillo del Ramón
Sánchez-Pizjuán con hasta 14 nuevas caras y la salida, de una forma u otra, de
hasta 24 futbolistas. Entre ellos, Jesús Navas, Kondogbia o Carlos Bacca,
abandonaron la nave en la que solo permanecieron ocho jugadores:
Fazio, Fernando Navarro, Alberto Moreno, Cicinho,
Coke, Rakitic, Trochowski y Reyes.

De esta forma, el desafío del director general
deportivo del Sevilla FC volverá a ser similar al de hace unos años. Con
Lopetegui al mando y los fichajes confirmados de Munas Dabbur y Diego Carlos,
Monchi trabaja de forma paralela abriendo la puerta a algunos integrantes de la
plantilla hispalense.

Las despedidas, o posibles despedidas, las
podríamos dividir en bloques. Futbolistas que estaban cedidos en el Sevilla y
que no continuarán en el club, futbolistas que estaban cedidos y no cuentan
para la próxima temporada, jugadores que no han dado el nivel esperado y se les
busca acomodo, y jugadores que pueden abandonar el club a pesar de la importancia
de éstos en los últimos años.

En el primer grupo están los nombres de André
Silva, Maxime Gonalons y Marko Rog. Todos ellos, hombres que por alguna razón u
otra no han terminado de mostrar su mejor versión a pesar de tratarse de
jugadores con potencial. El portugués, tras un comienzo brillante, bajó
ostensiblemente su rendimiento en la segunda vuelta hasta el punto de
desaparecer de las convocatorias. Gonalons, azotado constantemente por las
lesiones, y el croata, sin tiempo para demostrar su talento. A ellos también
habría que añadir el nombre de Gaby Mercado, que acababa contrato y ya ha
anunciado su marcha al Al Rayyan catarí.

En cuanto a los cedidos volverán Sergio Rico,
Luis Muriel, Corchia, Aburjania, Pozo y Carlos Fernández. Todos, probablemente,
tendrán que buscar una solución a sus respectivas situaciones. Junto a ellos,
las marchas de jugadores como Kjaer, Arana, Amadou, Roque Mesa, Aleix Vidal,
Franco Vázquez y Nolito parecen oportunas. Si llegan ofertas interesantes por
Joris Gnagnon o Quincy Promes se valorarán. En todos los casos es necesario
señalar que todo dependerá de las primeras semanas con Lopetegui y de las
sensaciones de éste con los diferentes futbolistas en los primeros compases de
la pretemporada.

En el cuarto grupo encontramos los nombres de
Éver Banega, Pablo Sarabia y Wissam Ben Yedder. El rosarino tiene un acuerdo
con Boca y ha dado su consentimiento para que el club argentino intensifique
las negociaciones con el Sevilla. En cuanto a Sarabia, resulta extraño que aún
pertenezca a la disciplina hispalense dada su asequible cláusula de 18 millones
de euros, aunque parece que no tardará en llegar alguien que los pague. Ben
Yedder solo saldrá si llega una oferta cercana a su cláusula, 40 millones de
euros, pero dado su rendimiento en la última temporada parece que tendrá novias
aseguradas.

La puerta está abierta para 22 integrantes de
la actual plantilla del Sevilla FC. Pocos tienen la certeza de que continuarán
perteneciendo al club la próxima temporada. El trabajo de Monchi comienza por
liberar lastre, también a nivel salarial. El verano será largo en Nervión. 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El capítulo de salidas en Sevilla ha
comenzado. Monchi se agarra al dicho popular para empezar a soltar lastre antes
de cerrar nuevas incorporaciones. ‘Antes de entrar, hay que dejar salir’,
porque probablemente los fichajes más relevantes del nuevo proyecto hispalense
estarán muy ligados a las salidas de futbolistas que actualmente conforman la
columna vertebral del conjunto de Nervión.

El verano será entretenido, similar a aquellos
revolucionarios meses previos a la temporada 2013/14. Aquel año, Unai Emery
afrontaba su primer proyecto desde cero en el banquillo del Ramón
Sánchez-Pizjuán con hasta 14 nuevas caras y la salida, de una forma u otra, de
hasta 24 futbolistas. Entre ellos, Jesús Navas, Kondogbia o Carlos Bacca,
abandonaron la nave en la que solo permanecieron ocho jugadores:
Fazio, Fernando Navarro, Alberto Moreno, Cicinho,
Coke, Rakitic, Trochowski y Reyes.

De esta forma, el desafío del director general
deportivo del Sevilla FC volverá a ser similar al de hace unos años. Con
Lopetegui al mando y los fichajes confirmados de Munas Dabbur y Diego Carlos,
Monchi trabaja de forma paralela abriendo la puerta a algunos integrantes de la
plantilla hispalense.

Las despedidas, o posibles despedidas, las
podríamos dividir en bloques. Futbolistas que estaban cedidos en el Sevilla y
que no continuarán en el club, futbolistas que estaban cedidos y no cuentan
para la próxima temporada, jugadores que no han dado el nivel esperado y se les
busca acomodo, y jugadores que pueden abandonar el club a pesar de la importancia
de éstos en los últimos años.

En el primer grupo están los nombres de André
Silva, Maxime Gonalons y Marko Rog. Todos ellos, hombres que por alguna razón u
otra no han terminado de mostrar su mejor versión a pesar de tratarse de
jugadores con potencial. El portugués, tras un comienzo brillante, bajó
ostensiblemente su rendimiento en la segunda vuelta hasta el punto de
desaparecer de las convocatorias. Gonalons, azotado constantemente por las
lesiones, y el croata, sin tiempo para demostrar su talento. A ellos también
habría que añadir el nombre de Gaby Mercado, que acababa contrato y ya ha
anunciado su marcha al Al Rayyan catarí.

En cuanto a los cedidos volverán Sergio Rico,
Luis Muriel, Corchia, Aburjania, Pozo y Carlos Fernández. Todos, probablemente,
tendrán que buscar una solución a sus respectivas situaciones. Junto a ellos,
las marchas de jugadores como Kjaer, Arana, Amadou, Roque Mesa, Aleix Vidal,
Franco Vázquez y Nolito parecen oportunas. Si llegan ofertas interesantes por
Joris Gnagnon o Quincy Promes se valorarán. En todos los casos es necesario
señalar que todo dependerá de las primeras semanas con Lopetegui y de las
sensaciones de éste con los diferentes futbolistas en los primeros compases de
la pretemporada.

En el cuarto grupo encontramos los nombres de
Éver Banega, Pablo Sarabia y Wissam Ben Yedder. El rosarino tiene un acuerdo
con Boca y ha dado su consentimiento para que el club argentino intensifique
las negociaciones con el Sevilla. En cuanto a Sarabia, resulta extraño que aún
pertenezca a la disciplina hispalense dada su asequible cláusula de 18 millones
de euros, aunque parece que no tardará en llegar alguien que los pague. Ben
Yedder solo saldrá si llega una oferta cercana a su cláusula, 40 millones de
euros, pero dado su rendimiento en la última temporada parece que tendrá novias
aseguradas.

La puerta está abierta para 22 integrantes de
la actual plantilla del Sevilla FC. Pocos tienen la certeza de que continuarán
perteneciendo al club la próxima temporada. El trabajo de Monchi comienza por
liberar lastre, también a nivel salarial. El verano será largo en Nervión. 

etiquetas:

_Betis

Derbi sevillano y europeo

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
06-11-2019

_Sevilla

Españoles en Sevilla

José Gavilán @futbol_internac
27-06-2019