_Destacado

Preparación para la acción

Abraham Marqués @AbrahamMarques_ 17-02-2020

etiquetas:

Fórmula 1

Se acabó el largo y silencioso invierno que ha vivido la Fórmula 1 desde que se apagaran los motores con el anochecer de Abu Dabi el pasado 1 de diciembre. La nueva temporada arranca esta semana con la primera de las dos semanas de entrenamientos en el circuito de Montmeló. Los equipos se darán cita en el trazado español del 19 al 21 y del 26 al 28 de febrero. En principio, esta será la temporada más larga de la historia con 22 Grandes Premios en el calendario, aunque el aplazamiento del GP China por el coronavirus puede llevar a que sea de 21 Grandes Premios como los dos años anteriores.

Como novedad, este año tendremos solo tres días de entrenamientos en cada una de las dos semanas que componen estos tests de pretemporada. Anteriormente, eran cuatro. Esta decisión, junto con la de dejar solo una sesión de tests post GP durante la temporada, se tomó para reducir el muy apretado calendario de los equipos. Con 22 carreras repartidas por todo el mundo, se optó por disminuir los números de pruebas fuera de los Grades Premios para reducir días de trabajos y costes en pista.

De los tests de pretemporada siempre se pueden sacar conclusiones, pero nunca certezas sobre cómo será el nivel de cada equipo a lo largo de la temporada. Durante las dos semanas de entrenamientos se pueden estudiar solo los aspectos generales de cada equipo. El desconocimiento sobre lo que está realizando exactamente cada equipo impide poder conocer con claridad el verdadero nivel del monoplaza.

El año pasado tuvimos a Ferrari muy fuerte durante los tests, mientras que Mercedes se mostró algo menos rápido durante las pruebas realizadas en Montmeló. Los de Maranello parecían los claros favoritos para hacerse con la victoria en Melbourne, pero las flechas de plata le dieron un golpe de realidad a sus rivales haciendo doblete no solo en Australia, sino en las cinco primeras carreras del año.

Aun así, siempre es posible entender un poco cómo podrá empezar la temporada. Por ejemplo, las escasas vueltas que rodaba el McLaren en sus tiempos de asociación con Honda evidenciaban que la temporada iba a ir bastante mal. Por poner un ejemplo genérico, si durante todos los días de tests se ve a un equipo rodar mucho, pero no destaca ninguna de todas las vueltas que dé durante las sesiones, es síntoma de que el monoplaza puede ser lento.

En esta Fórmula 1, los equipos casi nunca empiezan de cero. Lo normal cuando no cambia la normativa es que cada equipo comience el año estando en una situación bastante similar a la que terminó el anterior. Mercedes, Ferrari y Red Bull seguirán dominando. En estos entrenamientos podremos observar si McLaren tendrá opciones de acercarse durante la temporada a los tres equipos punteros.

En la zona media, parece que Renault llega con bastante retraso a este inicio de año. Los franceses tenían previsto presentar su monoplaza el 12 de febrero y no estuvo listo para entonces. Esto no es muy buen síntoma y seguramente lleven algunos días de retraso en el desarrollo de su R.S.20.

Tras un año siendo el farolillo rojo, durante los tests podremos ver si Williams ha conseguido levantar el vuelo. Si logran tiempos algo cercanos a Haas será señal de que puede que vuelvan a luchar con otro equipo en la pista.

Sacar conclusiones durante los tests es siempre muy complicado. Para ello, hay que estar muy atento a todo lo que ocurre. Las palabras de los equipos en pretemporada valen poco, lo importante es lo que muestren en la pista. Tras estos seis días de entrenamientos, tocará analizar cómo podrá ser la temporada 2020. Hasta que llegue ese día, lo mejor que se puede hacer es disfrutar de volver a tener monoplazas en pista. ¡Que comience la acción!

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Se acabó el largo y silencioso invierno que ha vivido la Fórmula 1 desde que se apagaran los motores con el anochecer de Abu Dabi el pasado 1 de diciembre. La nueva temporada arranca esta semana con la primera de las dos semanas de entrenamientos en el circuito de Montmeló. Los equipos se darán cita en el trazado español del 19 al 21 y del 26 al 28 de febrero. En principio, esta será la temporada más larga de la historia con 22 Grandes Premios en el calendario, aunque el aplazamiento del GP China por el coronavirus puede llevar a que sea de 21 Grandes Premios como los dos años anteriores.

Como novedad, este año tendremos solo tres días de entrenamientos en cada una de las dos semanas que componen estos tests de pretemporada. Anteriormente, eran cuatro. Esta decisión, junto con la de dejar solo una sesión de tests post GP durante la temporada, se tomó para reducir el muy apretado calendario de los equipos. Con 22 carreras repartidas por todo el mundo, se optó por disminuir los números de pruebas fuera de los Grades Premios para reducir días de trabajos y costes en pista.

De los tests de pretemporada siempre se pueden sacar conclusiones, pero nunca certezas sobre cómo será el nivel de cada equipo a lo largo de la temporada. Durante las dos semanas de entrenamientos se pueden estudiar solo los aspectos generales de cada equipo. El desconocimiento sobre lo que está realizando exactamente cada equipo impide poder conocer con claridad el verdadero nivel del monoplaza.

El año pasado tuvimos a Ferrari muy fuerte durante los tests, mientras que Mercedes se mostró algo menos rápido durante las pruebas realizadas en Montmeló. Los de Maranello parecían los claros favoritos para hacerse con la victoria en Melbourne, pero las flechas de plata le dieron un golpe de realidad a sus rivales haciendo doblete no solo en Australia, sino en las cinco primeras carreras del año.

Aun así, siempre es posible entender un poco cómo podrá empezar la temporada. Por ejemplo, las escasas vueltas que rodaba el McLaren en sus tiempos de asociación con Honda evidenciaban que la temporada iba a ir bastante mal. Por poner un ejemplo genérico, si durante todos los días de tests se ve a un equipo rodar mucho, pero no destaca ninguna de todas las vueltas que dé durante las sesiones, es síntoma de que el monoplaza puede ser lento.

En esta Fórmula 1, los equipos casi nunca empiezan de cero. Lo normal cuando no cambia la normativa es que cada equipo comience el año estando en una situación bastante similar a la que terminó el anterior. Mercedes, Ferrari y Red Bull seguirán dominando. En estos entrenamientos podremos observar si McLaren tendrá opciones de acercarse durante la temporada a los tres equipos punteros.

En la zona media, parece que Renault llega con bastante retraso a este inicio de año. Los franceses tenían previsto presentar su monoplaza el 12 de febrero y no estuvo listo para entonces. Esto no es muy buen síntoma y seguramente lleven algunos días de retraso en el desarrollo de su R.S.20.

Tras un año siendo el farolillo rojo, durante los tests podremos ver si Williams ha conseguido levantar el vuelo. Si logran tiempos algo cercanos a Haas será señal de que puede que vuelvan a luchar con otro equipo en la pista.

Sacar conclusiones durante los tests es siempre muy complicado. Para ello, hay que estar muy atento a todo lo que ocurre. Las palabras de los equipos en pretemporada valen poco, lo importante es lo que muestren en la pista. Tras estos seis días de entrenamientos, tocará analizar cómo podrá ser la temporada 2020. Hasta que llegue ese día, lo mejor que se puede hacer es disfrutar de volver a tener monoplazas en pista. ¡Que comience la acción!

etiquetas:

Fórmula 1