_Ciclismo

Pavel Sivakov, el ciclismo y la tradición familiar

Jordi Cochran @cochran_4 13-06-2019

etiquetas:

A veces
escuchamos que un deportista lleva el talento innato en los genes. En el caso
del ciclista Pavel Sivakov no es un simple refrán, sino que es el claro ejemplo
de seguir fiel a la tradición familiar. Pavel es hijo de los ex corredores
rusos Alexei Sivakov y Aleksandra Koliaseva. Una saga familiar ligada a la
bicicleta y que han conseguido un hito muy particular. Una vez finalizado el
pasado Giro de Italia, en que Pavel Sivakov lo disputó de principio a fin,
tanto el padre, la madre como el hijo han completado esta gran vuelta en su
trayectoria ciclista. Un dato que publicó el periodista Lorenzo Ciprés en su
cuenta de Twitter.

Alexei Sivakov,
el padre, corrió dos veces de cabo a rabo el Giro en 1996 y 1997. Aleksandra
Koliaseva, la madre, fue segunda en la prueba italiana en 1989. Pavel, el hijo,
que tiene tan solo 21 años y que ya está compitiendo en su segunda temporada en
la élite, antes con el equipo Sky y ahora con INEOS después del cambio de nombre
del conjunto, fue noveno en la pasada Corsa Rosa. Su primer Top-Ten en una gran
Vuelta que demuestra la prometedora proyección que tiene en el futuro y
ratifica por qué el equipo británico apostó por él a una edad tan temprana.

Y es que en
Rusia se mantiene la búsqueda de un gran ciclista para las grandes vueltas que
siga la estela del ya retirado Denis Menchov, pero que no acaba de aparecer. Ilnur
Zakarin demostró que tenía mimbres, pero no ha acabado de enseñar su valía,
aunque en 2017 fue tercero en la Vuelta a España. Así que desde los aficionados
del país más extenso del mundo empiezan a poner los focos en el descendiente de
la saga Sivakov.

La madre fue una
ciclista de renombre tanto en Rusia como a nivel mundial. Fue dos veces
campeona del mundo en contrarreloj en 1993 y 1994 y campeona en ruta de Rusia
en 1995, entre sus logros más destacados. Por otro lado, el padre tuvo una
carrera amplia, aunque sin grandes éxitos. Lo más relevante es un segundo
puesto en el campeonato de Rusia en contrarreloj en 1998 y tercero en la
competición en ruta del país en 2000.

A fin de
cuentas, y como no podía ser de otra manera, Pavel Sivakov rápidamente se
encaminó al ciclismo siendo fiel al camino que le marcaron sus padres. El ruso empezó
a brillar con luz propia en 2017, el año que ganó la general en el Giro de
Italia sub-23 y con una victoria de etapa en el Tour del Porvenir, una prueba
sub-25, que, como apunte a añadir, ganó Egan Bernal, otro de los ciclistas
llamados a ser importantes en el pelotón dentro de unas temporadas. Así que el
equipo Sky no tardó en lanzar sus tentáculos sobre el joven corredor ruso y lo
fichó en 2018.

Su progresión en
el equipo británico va a fuego lento, ya que el conjunto INEOS es el que
contiene un mayor nivel de ciclistas y, por ende, una competencia mayor, pero
Pavel sabe que aún está en una fase de aprendizaje. En 2018, el año de su
estreno en el profesionalismo, fue segundo en el campeonato de Rusia en contrarreloj,
demostrando así sus cualidades contra el crono, tal y como también fueron
especialistas en esta disciplina sus padres.

El pasado año
fue el de su aclimatación al ciclismo profesional, pero en la actual temporada
ya oposita a ser alguien a tener en cuenta en el futuro. Sivakov ha ganado la
general del Tour de los Alpes donde además también se enfundó una etapa. Una
prueba de nivel donde también participaron su compañero de equipo Chris Froome,
o ciclistas importantes como Vincenzo Nibali, Rafal Majka o Dario Cataldo.

Sin embargo,
donde ha presentado sus credenciales ha sido en el pasado Giro. Después que
Egan Bernal, que a priori iba a correr la prueba italiana y que no pudo participar
por una fractura en la clavícula, fueron los jóvenes Pavel Sivakov y Teo Geoghegan
quiénes tuvieron que asumir, de repente, ser los líderes del equipo INEOS.

Obviamente no se
les pidió ir a ganar el Giro, pero sí intentar mantenerse cuánto más posible
con el grupo de favoritos. Pavel lo hizo. Dejó buenas sensaciones tanto en la
alta montaña como en contrarreloj y acabó la prueba en noveno lugar en la
clasificación general. En el apartado de la lucha por ser el mejor joven
Sivakov fue segundo a tan solo 1’30” del colombiano del Astana, Miguel Ángel
López, un corredor que sí era un aspirante claro a ganar el Giro al principio
de la competición.

Puede que Rusia
haya encontrado a un nuevo ciclista con quién ilusionarse y, sobre todo, Alexei
y Aleksandra deben estar orgullosos al ver que su hijo Pavel sigue con la
tradición familiar de apostar por la bicicleta. Quién sabe si el descendiente
de los Sivakov superará a sus padres en el mundo del ciclismo, aunque todo parece
indicar que solo es cuestión de tiempo.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

A veces
escuchamos que un deportista lleva el talento innato en los genes. En el caso
del ciclista Pavel Sivakov no es un simple refrán, sino que es el claro ejemplo
de seguir fiel a la tradición familiar. Pavel es hijo de los ex corredores
rusos Alexei Sivakov y Aleksandra Koliaseva. Una saga familiar ligada a la
bicicleta y que han conseguido un hito muy particular. Una vez finalizado el
pasado Giro de Italia, en que Pavel Sivakov lo disputó de principio a fin,
tanto el padre, la madre como el hijo han completado esta gran vuelta en su
trayectoria ciclista. Un dato que publicó el periodista Lorenzo Ciprés en su
cuenta de Twitter.

Alexei Sivakov,
el padre, corrió dos veces de cabo a rabo el Giro en 1996 y 1997. Aleksandra
Koliaseva, la madre, fue segunda en la prueba italiana en 1989. Pavel, el hijo,
que tiene tan solo 21 años y que ya está compitiendo en su segunda temporada en
la élite, antes con el equipo Sky y ahora con INEOS después del cambio de nombre
del conjunto, fue noveno en la pasada Corsa Rosa. Su primer Top-Ten en una gran
Vuelta que demuestra la prometedora proyección que tiene en el futuro y
ratifica por qué el equipo británico apostó por él a una edad tan temprana.

Y es que en
Rusia se mantiene la búsqueda de un gran ciclista para las grandes vueltas que
siga la estela del ya retirado Denis Menchov, pero que no acaba de aparecer. Ilnur
Zakarin demostró que tenía mimbres, pero no ha acabado de enseñar su valía,
aunque en 2017 fue tercero en la Vuelta a España. Así que desde los aficionados
del país más extenso del mundo empiezan a poner los focos en el descendiente de
la saga Sivakov.

La madre fue una
ciclista de renombre tanto en Rusia como a nivel mundial. Fue dos veces
campeona del mundo en contrarreloj en 1993 y 1994 y campeona en ruta de Rusia
en 1995, entre sus logros más destacados. Por otro lado, el padre tuvo una
carrera amplia, aunque sin grandes éxitos. Lo más relevante es un segundo
puesto en el campeonato de Rusia en contrarreloj en 1998 y tercero en la
competición en ruta del país en 2000.

A fin de
cuentas, y como no podía ser de otra manera, Pavel Sivakov rápidamente se
encaminó al ciclismo siendo fiel al camino que le marcaron sus padres. El ruso empezó
a brillar con luz propia en 2017, el año que ganó la general en el Giro de
Italia sub-23 y con una victoria de etapa en el Tour del Porvenir, una prueba
sub-25, que, como apunte a añadir, ganó Egan Bernal, otro de los ciclistas
llamados a ser importantes en el pelotón dentro de unas temporadas. Así que el
equipo Sky no tardó en lanzar sus tentáculos sobre el joven corredor ruso y lo
fichó en 2018.

Su progresión en
el equipo británico va a fuego lento, ya que el conjunto INEOS es el que
contiene un mayor nivel de ciclistas y, por ende, una competencia mayor, pero
Pavel sabe que aún está en una fase de aprendizaje. En 2018, el año de su
estreno en el profesionalismo, fue segundo en el campeonato de Rusia en contrarreloj,
demostrando así sus cualidades contra el crono, tal y como también fueron
especialistas en esta disciplina sus padres.

El pasado año
fue el de su aclimatación al ciclismo profesional, pero en la actual temporada
ya oposita a ser alguien a tener en cuenta en el futuro. Sivakov ha ganado la
general del Tour de los Alpes donde además también se enfundó una etapa. Una
prueba de nivel donde también participaron su compañero de equipo Chris Froome,
o ciclistas importantes como Vincenzo Nibali, Rafal Majka o Dario Cataldo.

Sin embargo,
donde ha presentado sus credenciales ha sido en el pasado Giro. Después que
Egan Bernal, que a priori iba a correr la prueba italiana y que no pudo participar
por una fractura en la clavícula, fueron los jóvenes Pavel Sivakov y Teo Geoghegan
quiénes tuvieron que asumir, de repente, ser los líderes del equipo INEOS.

Obviamente no se
les pidió ir a ganar el Giro, pero sí intentar mantenerse cuánto más posible
con el grupo de favoritos. Pavel lo hizo. Dejó buenas sensaciones tanto en la
alta montaña como en contrarreloj y acabó la prueba en noveno lugar en la
clasificación general. En el apartado de la lucha por ser el mejor joven
Sivakov fue segundo a tan solo 1’30” del colombiano del Astana, Miguel Ángel
López, un corredor que sí era un aspirante claro a ganar el Giro al principio
de la competición.

Puede que Rusia
haya encontrado a un nuevo ciclista con quién ilusionarse y, sobre todo, Alexei
y Aleksandra deben estar orgullosos al ver que su hijo Pavel sigue con la
tradición familiar de apostar por la bicicleta. Quién sabe si el descendiente
de los Sivakov superará a sus padres en el mundo del ciclismo, aunque todo parece
indicar que solo es cuestión de tiempo.

etiquetas:

_Ciclismo

Ricardo Ten, oro al mérito

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
27-11-2019