_Champions League

Paso perfecto

Marcos Pimentel @PimenMarcos77 09-12-2021

Un día más Liverpool sonríe. Algo a lo que están relativamente acostumbrados, no solo por la historia del club, sino gracias a los éxitos de los últimos años tanto en Premier League como en Champions. Esta vez, el motivo es la clasificación a octavos de final de la Liga de Campeones, como primeros de grupo y con un seis de seis en victorias. Paso perfecto.

El Liverpool comenzó su andadura europea derrotando 3-2 al Milan en Anfield, un partido que años atrás sería asequible pero en el que, con el contexto de esta temporada, enfrentaban a uno de los mejores equipos de Italia. De lo que no eran conscientes los italianos es que la moto scouser todavía estaba arrancando.

Su travesía continental continuó con un asalto al Estadio do Dragão en el que los tres integrantes del mítico tridente de ataque del equipo británico se fueron sumando dianas. Doblete de Salah y doblete de Firmino, con un gol de Mané de por medio. Taremi anotó el gol de la honra cuando Firmino todavía no brillaba, pero el Porto nunca estuvo cerca de remontar. 1-5 y sin despeinarse.

Entre medias de dos goleadas en Premier League (0-5 al Watford y 0-5 al Manchester United), el Liverpool afrontó un viaje a Madrid que fue lo prometido: un partidazo. Si bien las estadísticas las dominó el equipo inglés, la sucesión de acontecimientos fue un no parar de emociones, como suelen ser los partidos del Atlético. Tras dos goles tempraneros del Liverpool, a Griezmann le tocó ser héroe y villano. Firmó un doblete en la primera parte para igualar el marcador y, ya en la segunda mitad, vio una roja directa por una acción bastante temeraria en la que, sin intención, puso la bota a la altura de la oreja de Roberto Firmino y terminó impactando, sin mucha contundencia pero lo suficientemente peligrosa para ser merecedora de expulsión. A pesar de que el equipo rojiblanco aguantaba bien las embestidas del Liverpool, Mario Hermoso terminó por regalar un penalti que Salah no perdonó. 2-3 y tercera victoria para los de Klopp.

Dos semanas después volvieron a verse las caras, esta vez en Anfield. Tras los goles de Jota y Mané (13’ y 21’), Felipe se llevó una roja directa todavía en la primera parte en una acción de ingenuidad total. Una patada por detrás a Mané, cortando una contra y con intención más que evidente de ignorar el balón ya que tenía cero posibilidades de alcanzarlo. En la segunda mitad no pasó nada relevante más allá de los dos goles anulados por fuera de juego, uno para cada bando. Liverpool 2-0 Atlético de Madrid.

Nuevo enfrentamiento en casa, esta vez con visita del Porto. Una vez más, el dominio del Liverpool fue evidente. En el primer tiempo, gol anulado a Mané por un fuera de juego milimétrico y, ya en la segunda parte, cayeron los goles del lado ‘red’. Dos auténticos golazos, muy diferentes en su forma, pero ambos espectaculares. El primero, de Thiago Alcántara, es una verdadera preciosidad, digno de ver a cámara lenta una y otra vez. Impresionante. El segundo, de Salah, demuestra una calidad técnica impensable para los mortales. Véanlos.

Solo faltaba un partido para completar la fase de grupos perfecta: la visita a Milán. El Liverpool, ya clasificado a la siguiente ronda como primero de grupo, optó por un once con muchos poco habituales. Puede que ese fuera el motivo por el que el Milan logró adelantarse en el marcador, de todas formas poco le duró. Para ser más exactos, siete minutos, pues Mo Salah volvió a hacer de las suyas. Tras el descanso, Origi dio la ventaja definitiva a los ‘reds’, lo que no solo completaba el paso perfecto del Liverpool, sino que también relegaba al Milan a la última plaza del grupo y, por tanto, eliminado de cualquier competición europea.

El Liverpool va sobrado. A día de hoy, perfectamente puede ser considerado entre los favoritos a ganar la Champions. Me gustaría ver qué tal se le da enfrentar a un Bayern o un City en una fase eliminatoria. Eso sí, no va a ser en octavos, pues los tres han clasificado como primeros de grupo. PSG, Sporting, Inter, Benfica, Atalanta/Villarreal y Salzburgo son los candidatos a enfrentar unos octavos de final contra el Liverpool. Antes de nada, lo siento por ellos.

Imagen de cabecera: Liverpool FC

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Un día más Liverpool sonríe. Algo a lo que están relativamente acostumbrados, no solo por la historia del club, sino gracias a los éxitos de los últimos años tanto en Premier League como en Champions. Esta vez, el motivo es la clasificación a octavos de final de la Liga de Campeones, como primeros de grupo y con un seis de seis en victorias. Paso perfecto.

El Liverpool comenzó su andadura europea derrotando 3-2 al Milan en Anfield, un partido que años atrás sería asequible pero en el que, con el contexto de esta temporada, enfrentaban a uno de los mejores equipos de Italia. De lo que no eran conscientes los italianos es que la moto scouser todavía estaba arrancando.

Su travesía continental continuó con un asalto al Estadio do Dragão en el que los tres integrantes del mítico tridente de ataque del equipo británico se fueron sumando dianas. Doblete de Salah y doblete de Firmino, con un gol de Mané de por medio. Taremi anotó el gol de la honra cuando Firmino todavía no brillaba, pero el Porto nunca estuvo cerca de remontar. 1-5 y sin despeinarse.

Entre medias de dos goleadas en Premier League (0-5 al Watford y 0-5 al Manchester United), el Liverpool afrontó un viaje a Madrid que fue lo prometido: un partidazo. Si bien las estadísticas las dominó el equipo inglés, la sucesión de acontecimientos fue un no parar de emociones, como suelen ser los partidos del Atlético. Tras dos goles tempraneros del Liverpool, a Griezmann le tocó ser héroe y villano. Firmó un doblete en la primera parte para igualar el marcador y, ya en la segunda mitad, vio una roja directa por una acción bastante temeraria en la que, sin intención, puso la bota a la altura de la oreja de Roberto Firmino y terminó impactando, sin mucha contundencia pero lo suficientemente peligrosa para ser merecedora de expulsión. A pesar de que el equipo rojiblanco aguantaba bien las embestidas del Liverpool, Mario Hermoso terminó por regalar un penalti que Salah no perdonó. 2-3 y tercera victoria para los de Klopp.

Dos semanas después volvieron a verse las caras, esta vez en Anfield. Tras los goles de Jota y Mané (13’ y 21’), Felipe se llevó una roja directa todavía en la primera parte en una acción de ingenuidad total. Una patada por detrás a Mané, cortando una contra y con intención más que evidente de ignorar el balón ya que tenía cero posibilidades de alcanzarlo. En la segunda mitad no pasó nada relevante más allá de los dos goles anulados por fuera de juego, uno para cada bando. Liverpool 2-0 Atlético de Madrid.

Nuevo enfrentamiento en casa, esta vez con visita del Porto. Una vez más, el dominio del Liverpool fue evidente. En el primer tiempo, gol anulado a Mané por un fuera de juego milimétrico y, ya en la segunda parte, cayeron los goles del lado ‘red’. Dos auténticos golazos, muy diferentes en su forma, pero ambos espectaculares. El primero, de Thiago Alcántara, es una verdadera preciosidad, digno de ver a cámara lenta una y otra vez. Impresionante. El segundo, de Salah, demuestra una calidad técnica impensable para los mortales. Véanlos.

Solo faltaba un partido para completar la fase de grupos perfecta: la visita a Milán. El Liverpool, ya clasificado a la siguiente ronda como primero de grupo, optó por un once con muchos poco habituales. Puede que ese fuera el motivo por el que el Milan logró adelantarse en el marcador, de todas formas poco le duró. Para ser más exactos, siete minutos, pues Mo Salah volvió a hacer de las suyas. Tras el descanso, Origi dio la ventaja definitiva a los ‘reds’, lo que no solo completaba el paso perfecto del Liverpool, sino que también relegaba al Milan a la última plaza del grupo y, por tanto, eliminado de cualquier competición europea.

El Liverpool va sobrado. A día de hoy, perfectamente puede ser considerado entre los favoritos a ganar la Champions. Me gustaría ver qué tal se le da enfrentar a un Bayern o un City en una fase eliminatoria. Eso sí, no va a ser en octavos, pues los tres han clasificado como primeros de grupo. PSG, Sporting, Inter, Benfica, Atalanta/Villarreal y Salzburgo son los candidatos a enfrentar unos octavos de final contra el Liverpool. Antes de nada, lo siento por ellos.

Imagen de cabecera: Liverpool FC