_Fórmula 1

Parc Fermé: GP Toscana

Abraham Marqués @AbrahamMarques_ 14-09-2020

El circuito de Mugello acogió su primer Gran Premio de Fórmula 1 bajo la denominación de Gran Premio de la Toscana Ferrari 1000. La escudería italiana celebró 1000 citas en la categoría, aunque con un resultado bastante malo. Volvió a ganar el de siempre. Estas son las cinco reflexiones que hago sobre el fin de semana.

Las banderas rojas se ponen de moda

No es habitual ver una bandera roja en Fórmula 1. En los últimos tiempos hemos tenido muy pocas y casi todas han sido causadas por fuerte lluvia. La tónica ha cambiado y hemos visto tres en dos carreras: una en Monza y dos en Mugello.

La primera que se mostró en este Gran Premio era más que evidente. El accidente múltiple en la recta de meta era motivo más que suficiente para parar la carrera.

La segunda parece más bien un cambio de criterio. Cuando un monoplaza se va contra las barreras, el procedimiento ha sido sacar el coche de seguridad y aguantarlo en pista tantas vueltas como fuera necesario. En más de una ocasión, esto ha conllevado perder muchas vueltas esperando a que todo se arreglase.

Ahora, el criterio parece ser distinto. Si se considera que se va a tardar bastante tiempo en retirar el monoplaza y reparar las barreras, se para la carrera. De este modo, no se consumen vueltas del contador y también los comisarios pueden trabajar más seguros.

Parar la carrera hace que pierda ritmo, pero creo que compensa el no perder tantas vueltas detrás del safety car. Si la relanzada se debe hacer detrás del safety car o desde parrilla ya es otro tema que da para mucho debate. Lo cierto es que desde parrilla le dan un extra de emoción.

Accidente evitable

La polémica en el Gran Premio de la Toscana surgió cuando se fue a relanzar la carrera en la vuelta nueve. Tuvimos un accidente múltiple justo antes de que comenzara de nuevo la carrera. La FIA culpa a los pilotos y ha sancionado a 12 de ellos, aunque creo que esto no es la mejor solución para el problema que se vivió.

No está permitido adelantar cuando se acaba el coche de seguridad hasta que se pasa por la línea de meta. En el caso de Mugello, está justo en la mitad de la recta. Si a esto le sumamos que el safety car apagó las luces demasiado tarde, nos encontramos con que Bottas decidió aguantar hasta la recta de meta para relanzar la carrera.

En la zona trasera de la parrilla hubo confusión. Alguno de los pilotos pensaron que los líderes ya volvían a ritmo normal de carrera, cuando todavía no era así. Esto provocó que algunos pilotos colisionaran a alta velocidad contra otros que estaban casi parados. Fue un accidente muy peligroso que afortunadamente no acabó mal.

El safety car en el GP Toscana.

Los comisarios decidieron sancionar a 12 pilotos y decir que la norma no hace falta cambiarla. Pienso que esto es peligroso y se puede volver a repetir. Propongo dos nuevas medidas. En primer lugar, el safety car tiene que apagar las luces al menos dos curvas antes de la recta de meta. En segundo lugar, establecer una zona a principio de recta donde se permita el adelantamiento al terminar el coche de seguridad.

Albon ya tiene su ansiado podio

Ha conseguido terminar entre los tres primeros tras 18 Grandes Premios con Red Bull. Su nivel ha estado por debajo de lo deseado desde que llegó al primer equipo en agosto de 2019 en detrimento de Gasly.

Tras quedarse sin podio en Brasil y Austria por colisionar con Hamilton, parece que a la tercera va la vencida. Mostró mejor ritmo que Daniel Ricciardo a final de carrera y pudo arrebatarle la plaza de podio que tanto tiempo llevaba deseando. Consigue un extra de motivación para la segunda mitad de la temporada. Necesita mejorar su nivel, Verstappen sigue con mucho más rendimiento que él.

Renault sigue en alza

El proyecto francés continúa con su mejoría y en Mugello fue el tercer mejor equipo, solo por detrás de Mercedes y Red Bull. Daniel Ricciardo mostró un gran ritmo durante toda la carrera y tuvo el podio al alcance de la mano.

La tercera salida de la carrera, la cual ocurrió tras la segunda bandera roja, cambió su suerte. El último stint con blandos le sentó mejor a Albon que a Ricciardo, por lo que pudo adelantarle y arrebatarle la última posición de podio.

Todos los equipos que son sus rivales directos ya han subido alguna vez al podio. Renault es el único que no lo ha logrado. En Mugello se les escapó por poco. Si siguen con este ritmo, seguramente consigan alguno esta temporada.

Celebración difícil

Ferrari celebraba 1000 Grandes Premios en Fórmula 1 y lo ha hecho con uno de los monoplazas más lentos que ha tenido en los últimos años. Para la escudería más laureda de la categoría, celebrar este gran acontecimiento terminando en octava y décima posición es muy triste.

Leclerc, que pudo clasificar quinto gracias a una bandera amarilla, dio una pequeña alegría al equipo al principio de la carrera. Realizó una gran salida y se colocó tercero. Esta satisfacción duró poco. Sus rivales le adelantaban al tener mucho más ritmo y perdió cuatro puestos en cuatro vueltas. Finalmente, los dos Ferrari estuvieron luchando por los últimos puestos de la parrilla.

Pudieron puntuar porque abandonaron ocho de los veinte monoplazas de la parrilla. De no ser así, habrían terminado su celebración sin sumar ni un punto en el casillero.

Notas

-Mercedes (10): Hamilton (9), Bottas (9)

-Ferrari (4): Vettel (5), Leclerc (8)

-Red Bull (8): Verstappen (s.c.), Albon (8)

-McLaren (7): Sainz (s.c.), Norris (7)

-Renault (9): Ricciardo (9), Ocon (s.c.)

-Alpha Tauri (6): Gasly (s.c.), Kvyat (7)

-Racing Point (8): Pérez (7), Stroll (8)

-Alfa Romeo (6): Raikkonen (7), Giovinazzi (s.c.)

-Haas (5): Grosjean (6), Magnussen (s.c.)

-Williams (5): Russell (6), Latifi (s.c.)

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El circuito de Mugello acogió su primer Gran Premio de Fórmula 1 bajo la denominación de Gran Premio de la Toscana Ferrari 1000. La escudería italiana celebró 1000 citas en la categoría, aunque con un resultado bastante malo. Volvió a ganar el de siempre. Estas son las cinco reflexiones que hago sobre el fin de semana.

Las banderas rojas se ponen de moda

No es habitual ver una bandera roja en Fórmula 1. En los últimos tiempos hemos tenido muy pocas y casi todas han sido causadas por fuerte lluvia. La tónica ha cambiado y hemos visto tres en dos carreras: una en Monza y dos en Mugello.

La primera que se mostró en este Gran Premio era más que evidente. El accidente múltiple en la recta de meta era motivo más que suficiente para parar la carrera.

La segunda parece más bien un cambio de criterio. Cuando un monoplaza se va contra las barreras, el procedimiento ha sido sacar el coche de seguridad y aguantarlo en pista tantas vueltas como fuera necesario. En más de una ocasión, esto ha conllevado perder muchas vueltas esperando a que todo se arreglase.

Ahora, el criterio parece ser distinto. Si se considera que se va a tardar bastante tiempo en retirar el monoplaza y reparar las barreras, se para la carrera. De este modo, no se consumen vueltas del contador y también los comisarios pueden trabajar más seguros.

Parar la carrera hace que pierda ritmo, pero creo que compensa el no perder tantas vueltas detrás del safety car. Si la relanzada se debe hacer detrás del safety car o desde parrilla ya es otro tema que da para mucho debate. Lo cierto es que desde parrilla le dan un extra de emoción.

Accidente evitable

La polémica en el Gran Premio de la Toscana surgió cuando se fue a relanzar la carrera en la vuelta nueve. Tuvimos un accidente múltiple justo antes de que comenzara de nuevo la carrera. La FIA culpa a los pilotos y ha sancionado a 12 de ellos, aunque creo que esto no es la mejor solución para el problema que se vivió.

No está permitido adelantar cuando se acaba el coche de seguridad hasta que se pasa por la línea de meta. En el caso de Mugello, está justo en la mitad de la recta. Si a esto le sumamos que el safety car apagó las luces demasiado tarde, nos encontramos con que Bottas decidió aguantar hasta la recta de meta para relanzar la carrera.

En la zona trasera de la parrilla hubo confusión. Alguno de los pilotos pensaron que los líderes ya volvían a ritmo normal de carrera, cuando todavía no era así. Esto provocó que algunos pilotos colisionaran a alta velocidad contra otros que estaban casi parados. Fue un accidente muy peligroso que afortunadamente no acabó mal.

El safety car en el GP Toscana.

Los comisarios decidieron sancionar a 12 pilotos y decir que la norma no hace falta cambiarla. Pienso que esto es peligroso y se puede volver a repetir. Propongo dos nuevas medidas. En primer lugar, el safety car tiene que apagar las luces al menos dos curvas antes de la recta de meta. En segundo lugar, establecer una zona a principio de recta donde se permita el adelantamiento al terminar el coche de seguridad.

Albon ya tiene su ansiado podio

Ha conseguido terminar entre los tres primeros tras 18 Grandes Premios con Red Bull. Su nivel ha estado por debajo de lo deseado desde que llegó al primer equipo en agosto de 2019 en detrimento de Gasly.

Tras quedarse sin podio en Brasil y Austria por colisionar con Hamilton, parece que a la tercera va la vencida. Mostró mejor ritmo que Daniel Ricciardo a final de carrera y pudo arrebatarle la plaza de podio que tanto tiempo llevaba deseando. Consigue un extra de motivación para la segunda mitad de la temporada. Necesita mejorar su nivel, Verstappen sigue con mucho más rendimiento que él.

Renault sigue en alza

El proyecto francés continúa con su mejoría y en Mugello fue el tercer mejor equipo, solo por detrás de Mercedes y Red Bull. Daniel Ricciardo mostró un gran ritmo durante toda la carrera y tuvo el podio al alcance de la mano.

La tercera salida de la carrera, la cual ocurrió tras la segunda bandera roja, cambió su suerte. El último stint con blandos le sentó mejor a Albon que a Ricciardo, por lo que pudo adelantarle y arrebatarle la última posición de podio.

Todos los equipos que son sus rivales directos ya han subido alguna vez al podio. Renault es el único que no lo ha logrado. En Mugello se les escapó por poco. Si siguen con este ritmo, seguramente consigan alguno esta temporada.

Celebración difícil

Ferrari celebraba 1000 Grandes Premios en Fórmula 1 y lo ha hecho con uno de los monoplazas más lentos que ha tenido en los últimos años. Para la escudería más laureda de la categoría, celebrar este gran acontecimiento terminando en octava y décima posición es muy triste.

Leclerc, que pudo clasificar quinto gracias a una bandera amarilla, dio una pequeña alegría al equipo al principio de la carrera. Realizó una gran salida y se colocó tercero. Esta satisfacción duró poco. Sus rivales le adelantaban al tener mucho más ritmo y perdió cuatro puestos en cuatro vueltas. Finalmente, los dos Ferrari estuvieron luchando por los últimos puestos de la parrilla.

Pudieron puntuar porque abandonaron ocho de los veinte monoplazas de la parrilla. De no ser así, habrían terminado su celebración sin sumar ni un punto en el casillero.

Notas

-Mercedes (10): Hamilton (9), Bottas (9)

-Ferrari (4): Vettel (5), Leclerc (8)

-Red Bull (8): Verstappen (s.c.), Albon (8)

-McLaren (7): Sainz (s.c.), Norris (7)

-Renault (9): Ricciardo (9), Ocon (s.c.)

-Alpha Tauri (6): Gasly (s.c.), Kvyat (7)

-Racing Point (8): Pérez (7), Stroll (8)

-Alfa Romeo (6): Raikkonen (7), Giovinazzi (s.c.)

-Haas (5): Grosjean (6), Magnussen (s.c.)

-Williams (5): Russell (6), Latifi (s.c.)

_Fórmula 1

Parc Fermé: Gran Premio de Baréin

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
30-11-2020

_Fórmula 1

Un calendario demasiado amplio

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
23-11-2020