_Fórmula 1

Parc Fermé: GP China

Abraham Marqués @AbrahamMarques_ 15-04-2019

etiquetas:

China albergó el Gran Premio número 1000 de la Fórmula 1. La categoría celebró por todo lo alto la llegada al millar de carreras, pero la disputada en el circuito de Shanghai no hizo honor a la especial cita. Fue un paseo para Lewis Hamilton, el cual alcanzó su sexta victoria en suelo chino. La carrera careció de emoción. Estas son las reflexiones que nos deja el Gran Premio:

Las órdenes de equipo pueden matar a Ferrari

Con el paso de las carreras parece que la situación de tener a dos pilotos punteros le está quedando grande a Ferrari. Han comentado en multitud de ocasiones que Vettel tiene preferencia, pero en Shanghai destrozaron la carrera de Leclerc sin ningún sentido. El monegasco adelantó a Sebastian en la salida, colocándose tercero. No pudo abrir brecha con su compañero y desde el muro le pidieron en las primeras vueltas de carrera que dejara pasar al tetracampeón. Los de Maranello pensaban que Vettel tenía más ritmo, pero la realidad fue que no. Lo único que hicieron fue cambiar las posiciones, la distancia permaneció igual. Red Bull olió sangre y aprovechó la mala toma de decisiones de Ferrari. Verstappen pudo adelantar a Leclerc con la estrategia. El gran perjudicado de todo esto fue el segundo piloto de los italianos, que pasó de tercero a quinto haciéndolo todo bien. Los de Maranello tienen que tener mucho cuidado con este tema. Priorizar tanto a Vettel les puede salir caro cuando el alemán no está demostrando ser superior a su compañero.

Tres de tres para Mercedes

No solo han ganado las tres primeras carreras, es que han hecho doblete en todas. El dominio de Mercedes en este inicio de mundial es incontestable. En China han sido claramente superiores a Ferrari. A diferencia de los italianos, aprovechan las oportunidades de ganar cuando son mejores que sus rivales. Es la primera vez en la era híbrida que comienzan la campaña con tres dobletes. Es cierto que los italianos tienen un monoplaza para poder pelear por el campeonato, pero los de Brackley han comenzado muy fuertes y ya aventajan en 57 puntos a sus rivales. ¿Enlazarán seis años de títulos? Van por buen camino.

McLaren está negado

Da igual que lo hagan todo bien. Llevan tres carreras en las que, por factores más o menos externos, los resultados no son los que deberían. En Australia, el motor Renault de Sainz salió ardiendo. En Baréin, Sainz perdió el alerón en una lucha en la que normalmente los daños nunca son tan graves para ningún piloto. Ahora, en China, Daniil Kvyat acabó con la carrera de los dos McLaren en una sola maniobra. El piloto ruso dejó muy tocado a los dos monoplazas de Woking, haciendo imposible que tuvieran una buena carrera. Es cierto que en Shanghai han tenido un nivel por debajo al mostrado en las dos últimas carreras, pero también es verdad que no hay manera de que tengan un Gran Premio sin problemas. Vendrán carreras mejores para el equipo.

Cara y cruz para Red Bull

Max Verstappen está cerrando un estupendo inicio de temporada. A pesar de que su monoplaza está bastante por detrás del de Mercedes y Ferrari, el holandés está consiguiendo mantener el pulso a sus rivales. Siempre ha terminado las carreras por delante de algún monoplaza italiano. Suma un podio y dos cuartos puestos en este inicio, colocándole tercero en el mundial de pilotos, solo por detrás de Hamilton y Bottas. La cruz para Red Bull es Pierre Gasly. El nuevo piloto del equipo está muy lejos del nivel de su compañero. Es cierto que Max Verstappen es de los mejores de la parrilla y acumula mucha experiencia en el equipo, pero el francés está mostrando un nivel muy pobre. Prueba de ello es que Max triplica en puntos a su compañero. Otra evidencia es que, con un Red Bull, solo ha pasado a Q3 en China. En Australia y Baréin se quedó fuera de los diez primeros en clasificación. Debe espabilar o su puesto en Red Bull empezará a peligrar.

Carrera aburrida

El espectáculo brilló por su ausencia en la carrera 1000. Las 56 vueltas del Gran Premio se disputaron con casi nada a destacar. El incidente de Kvyat con los dos McLaren y las órdenes de equipo de Ferrari fueron lo más vistoso de la cita. Hubo actuaciones bastante destacadas, como la salida de Sergio Pérez y la remontada de Alexander Albon. El piloto mexicano pasó de 12º a 8º en la primera vuelta. Por su parte, el piloto debutante de Toro Rosso finalizó 10º tras salir desde el pit lane. Todo esto no es suficiente para darle emoción a una carrera de Fórmula 1. Es cierto que algunas carreras a lo largo del año serán aburridas, pero esta lo fue en exceso. El hecho de que cada equipo tuviera su ritmo bien diferenciado hizo que hubiera pocas luchas. Esto lo vimos claramente en clasificación. Los diez primeros fueron los pilotos de cinco equipos ordenados. La diferencia entre compañeros era de milésimas, pero entre equipos era de varias décimas. Esperemos que cambie la dinámica para las próximas carreras.

Notas

-Mercedes (10): Hamilton (10), Bottas (9)

-Ferrari (7): Vettel (7), Leclerc (8)

-Red Bull (8): Verstappen (9), Gasly (8)

-Renault (8): Ricciardo (9), Hulkenberg (s.c.)

-Haas (6): Magnussen (6), Grosjean (6)

-McLaren (7): Sainz (7), Norris (7)

-Racing Point (7): Pérez (9), Stroll (7)

-Alfa Romeo (7): Raikkonen (8), Giovinazzi (7)

-Toro Rosso (7): Kvyat (4), Albon (9)

-Williams (3): Russell (5), Kubica (5)

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

China albergó el Gran Premio número 1000 de la Fórmula 1. La categoría celebró por todo lo alto la llegada al millar de carreras, pero la disputada en el circuito de Shanghai no hizo honor a la especial cita. Fue un paseo para Lewis Hamilton, el cual alcanzó su sexta victoria en suelo chino. La carrera careció de emoción. Estas son las reflexiones que nos deja el Gran Premio:

Las órdenes de equipo pueden matar a Ferrari

Con el paso de las carreras parece que la situación de tener a dos pilotos punteros le está quedando grande a Ferrari. Han comentado en multitud de ocasiones que Vettel tiene preferencia, pero en Shanghai destrozaron la carrera de Leclerc sin ningún sentido. El monegasco adelantó a Sebastian en la salida, colocándose tercero. No pudo abrir brecha con su compañero y desde el muro le pidieron en las primeras vueltas de carrera que dejara pasar al tetracampeón. Los de Maranello pensaban que Vettel tenía más ritmo, pero la realidad fue que no. Lo único que hicieron fue cambiar las posiciones, la distancia permaneció igual. Red Bull olió sangre y aprovechó la mala toma de decisiones de Ferrari. Verstappen pudo adelantar a Leclerc con la estrategia. El gran perjudicado de todo esto fue el segundo piloto de los italianos, que pasó de tercero a quinto haciéndolo todo bien. Los de Maranello tienen que tener mucho cuidado con este tema. Priorizar tanto a Vettel les puede salir caro cuando el alemán no está demostrando ser superior a su compañero.

Tres de tres para Mercedes

No solo han ganado las tres primeras carreras, es que han hecho doblete en todas. El dominio de Mercedes en este inicio de mundial es incontestable. En China han sido claramente superiores a Ferrari. A diferencia de los italianos, aprovechan las oportunidades de ganar cuando son mejores que sus rivales. Es la primera vez en la era híbrida que comienzan la campaña con tres dobletes. Es cierto que los italianos tienen un monoplaza para poder pelear por el campeonato, pero los de Brackley han comenzado muy fuertes y ya aventajan en 57 puntos a sus rivales. ¿Enlazarán seis años de títulos? Van por buen camino.

McLaren está negado

Da igual que lo hagan todo bien. Llevan tres carreras en las que, por factores más o menos externos, los resultados no son los que deberían. En Australia, el motor Renault de Sainz salió ardiendo. En Baréin, Sainz perdió el alerón en una lucha en la que normalmente los daños nunca son tan graves para ningún piloto. Ahora, en China, Daniil Kvyat acabó con la carrera de los dos McLaren en una sola maniobra. El piloto ruso dejó muy tocado a los dos monoplazas de Woking, haciendo imposible que tuvieran una buena carrera. Es cierto que en Shanghai han tenido un nivel por debajo al mostrado en las dos últimas carreras, pero también es verdad que no hay manera de que tengan un Gran Premio sin problemas. Vendrán carreras mejores para el equipo.

Cara y cruz para Red Bull

Max Verstappen está cerrando un estupendo inicio de temporada. A pesar de que su monoplaza está bastante por detrás del de Mercedes y Ferrari, el holandés está consiguiendo mantener el pulso a sus rivales. Siempre ha terminado las carreras por delante de algún monoplaza italiano. Suma un podio y dos cuartos puestos en este inicio, colocándole tercero en el mundial de pilotos, solo por detrás de Hamilton y Bottas. La cruz para Red Bull es Pierre Gasly. El nuevo piloto del equipo está muy lejos del nivel de su compañero. Es cierto que Max Verstappen es de los mejores de la parrilla y acumula mucha experiencia en el equipo, pero el francés está mostrando un nivel muy pobre. Prueba de ello es que Max triplica en puntos a su compañero. Otra evidencia es que, con un Red Bull, solo ha pasado a Q3 en China. En Australia y Baréin se quedó fuera de los diez primeros en clasificación. Debe espabilar o su puesto en Red Bull empezará a peligrar.

Carrera aburrida

El espectáculo brilló por su ausencia en la carrera 1000. Las 56 vueltas del Gran Premio se disputaron con casi nada a destacar. El incidente de Kvyat con los dos McLaren y las órdenes de equipo de Ferrari fueron lo más vistoso de la cita. Hubo actuaciones bastante destacadas, como la salida de Sergio Pérez y la remontada de Alexander Albon. El piloto mexicano pasó de 12º a 8º en la primera vuelta. Por su parte, el piloto debutante de Toro Rosso finalizó 10º tras salir desde el pit lane. Todo esto no es suficiente para darle emoción a una carrera de Fórmula 1. Es cierto que algunas carreras a lo largo del año serán aburridas, pero esta lo fue en exceso. El hecho de que cada equipo tuviera su ritmo bien diferenciado hizo que hubiera pocas luchas. Esto lo vimos claramente en clasificación. Los diez primeros fueron los pilotos de cinco equipos ordenados. La diferencia entre compañeros era de milésimas, pero entre equipos era de varias décimas. Esperemos que cambie la dinámica para las próximas carreras.

Notas

-Mercedes (10): Hamilton (10), Bottas (9)

-Ferrari (7): Vettel (7), Leclerc (8)

-Red Bull (8): Verstappen (9), Gasly (8)

-Renault (8): Ricciardo (9), Hulkenberg (s.c.)

-Haas (6): Magnussen (6), Grosjean (6)

-McLaren (7): Sainz (7), Norris (7)

-Racing Point (7): Pérez (9), Stroll (7)

-Alfa Romeo (7): Raikkonen (8), Giovinazzi (7)

-Toro Rosso (7): Kvyat (4), Albon (9)

-Williams (3): Russell (5), Kubica (5)

etiquetas:

_Destacado

Sueño cumplido

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
17-01-2022

_Fórmula 1

El trabajador silencioso

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
10-01-2022