_Fórmula 1

Parc Fermé: GP Bahrein

Abraham Marqués @AbrahamMarques_ 01-04-2019

etiquetas:

La Fórmula 1 llegaba a la noche de Baréin para disputar la
segunda carrera de la temporada. Ferrari parecía que había despertado de la
pesadilla de Melbourne, pero un error de Vettel y un fallo en el motor de
Leclerc hicieron que se quedara en nada lo ocurrido en Australia. En un
circuito donde se suponía que tenían que minimizar daños, Mercedes se lleva
para casa un inesperado doblete. Estas son las reflexiones que nos deja el Gran
Premio de Baréin.

Ferrari: del doblete
a la tragedia

Los de Maranello parecían un nuevo equipo tras el “desastre”
de la primera carrera. Doblete en clasificación y claros favoritos para la
victoria. Todo apuntaba a que así sería, pero dos hechos hicieron que Ferrari
viviera una auténtica tragedia en el circuito de Sakhir. Primero, Vettel perdió
posición con Hamilton tras el segundo paso por boxes. Todo habría quedado en
esto de no ser porque el alemán trompeó solo tras perder la posición con el
británico. Bloqueó neumáticos y las fuertes vibraciones que le causaron las
gomas hicieron que perdiera el alerón delantero. Pero lo peor estaba por
llegar. Leclerc se encaminaba hacia su primera victoria cuando, a unas 10
vueltas del final, su motor empezó a fallar. Perdía casi cinco segundos por
vuelta. Con esta desventaja no podía mantener el liderato. El safety car de las
dos últimas vueltas le salvó el podio. Ferrari pasó de la alegría de la
victoria a vivir un esperpento en un periodo muy corto de vueltas. No le sale
nada a la ‘Scuderia’. Veremos si a la tercera, en China, va la vencida.

Doblete caído del
cielo

Tras la clasificación, era muy difícil pensar que Mercedes
se fuera a llevar un doblete de Baréin. No estaban muy lejos de Ferrari, pero
lo cierto es que no parecía muy probable que las dos flechas de plata pudieran
quedar por delante de los dos monoplazas de Maranello. El transcurso de la
carrera indicaba lo pensado inicialmente, pero la desgracia de Ferrari volvió a
actuar en favor de los alemanes. El incidente de Vettel y la pérdida de
potencia de Leclerc hicieron que se llevaran el segundo doblete de la
temporada. Dos de dos. Ya aventajan en 39 puntos a los italianos en el mundial
de constructores. Esta es la suerte de los campeones. Llevarse buenos
resultados cuando no le corresponden por nivel.

Primer podio, pero con sabor amargo

Charles Leclerc se ha convertido en el segundo piloto más
joven en conseguir la pole y en el sexto más joven en subir al podio. Pero esto
no es lo que quería el monegasco. Menos aún después del fin de semana impecable
que estaba haciendo. La victoria era suya hasta que su motor dijo basta. La
pérdida de potencia le tiró por tierra todo lo ganado durante el fin de semana.
Consigue su primer podio en la categoría, pero lo mejor que se lleva de Sakhir
es su gran actuación y el respeto del mundo de la Fórmula 1. Sus habilidades ya
la conocíamos todos. En Baréin ha demostrado que es un piloto con verdadera
madera de campeón que sabe apoyar al equipo en los momentos difíciles. Lo fácil
habría sido recriminarle al box la victoria perdida. Leclerc ha demostrado ser
un piloto de equipo y mirar hacia adelante. Sabe que volverá a tener más
oportunidades. No se lleva la victoria, pero si el respeto de todos. Presenta
su carta de candidato al título.

McLaren mejora de
verdad

Este es el camino. Los de Woking han demostrado que su
progresión es buena. Meten a los dos monoplazas en Q3 y Lando Norris firma un
sexto en carrera. El MCL34 da señas de que es mucho mejor que sus predecesores.
Tras lo mostrado en los dos primeros Grandes Premios, no parece muy descabellado
pensar que pueden luchar por liderar la zona media. En carrera, Carlos Sainz
pudo luchar cara a cara con el Red Bull de Max Verstappen, algo impensable
desde hace muchos años. Tienen que seguir trabajando en esta dirección sin
perder de vista la fiabilidad. La caja de cambios de Sainz falló durante la
carrera, haciéndole perder casi un segundo por vuelta. Si mejoran en este
aspecto, podrán demostrar en la pista su buen salto de nivel.

La fiabilidad está
matando a Renault

Lo vivido en las últimas vueltas del Gran Premio es algo que
se ve muy pocas veces. Los dos Renault se pararon a la vez cuando faltaban
cuatro giros para el final de la carrera. Como si de un apagón general se
tratara, los dos monoplazas franceses se quedaron inmóviles en la pista de Sakhir.
Ambos estaban en zona de puntos. Renault desperdicia un buen resultado debido a
la poca fiabilidad de su motor. Ya abandonó Sainz en Melbourne por un problema
con el MGU-K. De nada vale hacer una buena carrera si la fiabilidad no es
buena. Los franceses tienen mucho trabajo en la fábrica. Si no lo arreglan
pronto, puede que tiren la temporada a la basura debido a los abandonos. Un
proyecto que se supone que aspira a ser ganador no puede permitirse estos
fallos a estas alturas.

Notas

-Mercedes (9):
Hamilton (10), Bottas (8)

-Ferrari (8):
Vettel (6), Leclerc (10)

-Red Bull (8):
Verstappen (9), Gasly (4)

-Renault (6):
Ricciardo (7), Hulkenberg (8)

-Haas (6):
Magnussen (6), Grosjean (s.c.)

-McLaren (8):
Sainz (8), Norris (8)

-Racing
Point (7): Pérez (7), Stroll (6)

-Alfa Romeo (8): Raikkonen (9), Giovinazzi (6)

-Toro Rosso (7): Kvyat (6), Albon (7)

-Williams
(3): Russell (5), Kubica (4)

 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La Fórmula 1 llegaba a la noche de Baréin para disputar la
segunda carrera de la temporada. Ferrari parecía que había despertado de la
pesadilla de Melbourne, pero un error de Vettel y un fallo en el motor de
Leclerc hicieron que se quedara en nada lo ocurrido en Australia. En un
circuito donde se suponía que tenían que minimizar daños, Mercedes se lleva
para casa un inesperado doblete. Estas son las reflexiones que nos deja el Gran
Premio de Baréin.

Ferrari: del doblete
a la tragedia

Los de Maranello parecían un nuevo equipo tras el “desastre”
de la primera carrera. Doblete en clasificación y claros favoritos para la
victoria. Todo apuntaba a que así sería, pero dos hechos hicieron que Ferrari
viviera una auténtica tragedia en el circuito de Sakhir. Primero, Vettel perdió
posición con Hamilton tras el segundo paso por boxes. Todo habría quedado en
esto de no ser porque el alemán trompeó solo tras perder la posición con el
británico. Bloqueó neumáticos y las fuertes vibraciones que le causaron las
gomas hicieron que perdiera el alerón delantero. Pero lo peor estaba por
llegar. Leclerc se encaminaba hacia su primera victoria cuando, a unas 10
vueltas del final, su motor empezó a fallar. Perdía casi cinco segundos por
vuelta. Con esta desventaja no podía mantener el liderato. El safety car de las
dos últimas vueltas le salvó el podio. Ferrari pasó de la alegría de la
victoria a vivir un esperpento en un periodo muy corto de vueltas. No le sale
nada a la ‘Scuderia’. Veremos si a la tercera, en China, va la vencida.

Doblete caído del
cielo

Tras la clasificación, era muy difícil pensar que Mercedes
se fuera a llevar un doblete de Baréin. No estaban muy lejos de Ferrari, pero
lo cierto es que no parecía muy probable que las dos flechas de plata pudieran
quedar por delante de los dos monoplazas de Maranello. El transcurso de la
carrera indicaba lo pensado inicialmente, pero la desgracia de Ferrari volvió a
actuar en favor de los alemanes. El incidente de Vettel y la pérdida de
potencia de Leclerc hicieron que se llevaran el segundo doblete de la
temporada. Dos de dos. Ya aventajan en 39 puntos a los italianos en el mundial
de constructores. Esta es la suerte de los campeones. Llevarse buenos
resultados cuando no le corresponden por nivel.

Primer podio, pero con sabor amargo

Charles Leclerc se ha convertido en el segundo piloto más
joven en conseguir la pole y en el sexto más joven en subir al podio. Pero esto
no es lo que quería el monegasco. Menos aún después del fin de semana impecable
que estaba haciendo. La victoria era suya hasta que su motor dijo basta. La
pérdida de potencia le tiró por tierra todo lo ganado durante el fin de semana.
Consigue su primer podio en la categoría, pero lo mejor que se lleva de Sakhir
es su gran actuación y el respeto del mundo de la Fórmula 1. Sus habilidades ya
la conocíamos todos. En Baréin ha demostrado que es un piloto con verdadera
madera de campeón que sabe apoyar al equipo en los momentos difíciles. Lo fácil
habría sido recriminarle al box la victoria perdida. Leclerc ha demostrado ser
un piloto de equipo y mirar hacia adelante. Sabe que volverá a tener más
oportunidades. No se lleva la victoria, pero si el respeto de todos. Presenta
su carta de candidato al título.

McLaren mejora de
verdad

Este es el camino. Los de Woking han demostrado que su
progresión es buena. Meten a los dos monoplazas en Q3 y Lando Norris firma un
sexto en carrera. El MCL34 da señas de que es mucho mejor que sus predecesores.
Tras lo mostrado en los dos primeros Grandes Premios, no parece muy descabellado
pensar que pueden luchar por liderar la zona media. En carrera, Carlos Sainz
pudo luchar cara a cara con el Red Bull de Max Verstappen, algo impensable
desde hace muchos años. Tienen que seguir trabajando en esta dirección sin
perder de vista la fiabilidad. La caja de cambios de Sainz falló durante la
carrera, haciéndole perder casi un segundo por vuelta. Si mejoran en este
aspecto, podrán demostrar en la pista su buen salto de nivel.

La fiabilidad está
matando a Renault

Lo vivido en las últimas vueltas del Gran Premio es algo que
se ve muy pocas veces. Los dos Renault se pararon a la vez cuando faltaban
cuatro giros para el final de la carrera. Como si de un apagón general se
tratara, los dos monoplazas franceses se quedaron inmóviles en la pista de Sakhir.
Ambos estaban en zona de puntos. Renault desperdicia un buen resultado debido a
la poca fiabilidad de su motor. Ya abandonó Sainz en Melbourne por un problema
con el MGU-K. De nada vale hacer una buena carrera si la fiabilidad no es
buena. Los franceses tienen mucho trabajo en la fábrica. Si no lo arreglan
pronto, puede que tiren la temporada a la basura debido a los abandonos. Un
proyecto que se supone que aspira a ser ganador no puede permitirse estos
fallos a estas alturas.

Notas

-Mercedes (9):
Hamilton (10), Bottas (8)

-Ferrari (8):
Vettel (6), Leclerc (10)

-Red Bull (8):
Verstappen (9), Gasly (4)

-Renault (6):
Ricciardo (7), Hulkenberg (8)

-Haas (6):
Magnussen (6), Grosjean (s.c.)

-McLaren (8):
Sainz (8), Norris (8)

-Racing
Point (7): Pérez (7), Stroll (6)

-Alfa Romeo (8): Raikkonen (9), Giovinazzi (6)

-Toro Rosso (7): Kvyat (6), Albon (7)

-Williams
(3): Russell (5), Kubica (4)

 

etiquetas:

_Fórmula 1

Sueño cumplido

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
17-01-2022

_Fórmula 1

El trabajador silencioso

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
10-01-2022