_Fórmula 1

Parc Fermé: GP Austria

Abraham Marqués @AbrahamMarques_ 01-07-2019

etiquetas:

La Fórmula 1 pasó por el Red Bull Ring para disputar la novena cita del calendario. A diferencia de las ocho anteriores, el monoplaza ganador no fue un Mercedes. Ferrari tuvo la victoria en su mano por tercera vez en esta temporada, pero tampoco pudo confirmarla. Estas son las cinco reflexiones que me deja el Gran Premio de Austria.

Verstappen – Leclerc: el futuro se hizo presente

La lucha que tuvieron Max y Charles en las últimas vueltas de carrera fue lo mejor del Gran Premio. La nueva generación se abrió paso en la categoría al luchar por la victoria de una carrera. Firmaron la primera línea de salida más joven de la historia de la Fórmula 1. No defraudaron. Leclerc realizó una carrera de gestión que, en condiciones normales, le habría bastado para conseguir la victoria. Verstappen remontó tras su mala salida y mostró que es un piloto de los que marcan época. La batalla por la victoria en las últimas vueltas fue de lo mejor que se ha visto este año, por no decir lo mejor. Lo mejor fue saldar sin sanción el adelantamiento porque hay que dejar pelear a los pilotos en la pista. El Gran Premio de Austria fue la primera de, espero, muchas luchas por la victoria entre estos dos grandes pilotos. Los jóvenes reclaman un puesto de responsabilidad en la categoría. Lo tendrán. 

Misión imposible: ganar

Ferrari tiene negada la victoria este año. Tercera vez que pueden ganar un Gran Premio y tercera vez que lo pierden en los últimos compases de la carrera. En Baréin fue por fallo de fiabilidad. En Canadá, por la sanción a Vettel. En esta ocasión se han visto superados por un monoplaza que era más rápido. No se esperaban que Verstappen pudiera llegar con tanto ritmo a final de carrera. La realidad es que este año podían haber ganado un tercio de las carreras y no han ganado ninguna. A esto hay que sumarle el pésimo fin de semana que le han dado a Vettel. Fallo de fiabilidad en Q3 que lo dejó fuera de la sesión clave y una parada en boxes en la que no estaban preparados los neumáticos. Sigue empinándose la cuesta este año para los italianos.

Mercedes se convirtió en mortal

Los alemanes tuvieron un ritmo por debajo de lo que han mostrado a lo largo de la temporada. Se han visto claramente superados por Ferrari y Max Verstappen dio la sorpresa. Han sido el tercer equipo en el Red Bull Ring y pierden su imbatibilidad. Es lo normal. Lo extraño ha sido lo que hemos visto en este inicio de año. Esto no quita que sean, de largo, el mejor equipo de 2019. No es que me alegre porque no ganen, pero a la categoría le venía bien una victoria de un equipo distinto al alemán. Considero que el trabajo de Mercedes es de diez y sus victorias son merecidas. Eso no quita que para el espectáculo viniera bien una victoria distinta. Ojalá ver en Silverstone una lucha a tres bandas entre Mercedes, Ferrari y Red Bull.

Honda volvió a sonreír 

Alegría inesperada para los japoneses y su equipo. La carrera les dio una victoria que no parecía que fuera posible por cómo se fue desarrollando el fin de semana. Por lo menos, en mi opinión. La segunda mitad de carrera le brindó a Verstappen la oportunidad de ganar a pesar de su mala salida, en la que perdió muchas posiciones tras salir en segunda posición. El holandés no desaprovechó la oportunidad y consiguió la primera victoria de la alianza Red Bull Honda. Esta fue motivo de éxtasis para los japoneses tras cinco años de sufrimiento en la categoría. El trabajo dio sus frutos. Bastante tarde, pero los ha dado. Ahora tienen que demostrar que esto no ha sido un espejismo en medio del desierto.

Carlos Sainz: remontada de 10

No pudo empezar peor el fin de semana para el español. Decidieron cambiar motor, teniendo que penalizar, y resultó que tenían muy buen ritmo en el Red Bull Ring. Esto hizo ver a Carlos que perdía una muy buena oportunidad de sumar puntos. Se vio obligado a salir desde el último puesto de la parrilla en la carrera. Pero cuando un monoplaza tiene ritmo, el piloto puede recuperar muchas posiciones. Sainz realizó una carrera perfecta, firmando gran cantidad de adelantamientos. Esto, sumado a una buena estrategia, hizo que el piloto de McLaren cruzara la meta octavo. Escaló once posiciones y no fueron más porque dañó su alerón delantero a final de carrera. Los de Woking tienen motivos para pensar que vuelven a tener ritmo. Son el mejor del resto. Sainz, por su parte, demostró tener talento para exprimir lo máximo de su monoplaza. Una exhibición más del español.

Notas

-Mercedes (8): Hamilton (7), Bottas (8)

-Ferrari (8): Vettel (8), Leclerc (10)

-Red Bull (9): Verstappen (9,5), Gasly (0)

-Renault (6): Ricciardo (6), Hulkenberg (7)

-Haas (4): Magnussen (4), Grosjean (4)

-McLaren (10): Sainz (10), Norris (10)

-Racing Point (6): Pérez (7), Stroll (6) 

-Alfa Romeo (9): Raikkonen (9), Giovinazzi (8)

-Toro Rosso (6): Kvyat (6), Albon (6)

-Williams (3): Russell (5), Kubica (0)

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La Fórmula 1 pasó por el Red Bull Ring para disputar la novena cita del calendario. A diferencia de las ocho anteriores, el monoplaza ganador no fue un Mercedes. Ferrari tuvo la victoria en su mano por tercera vez en esta temporada, pero tampoco pudo confirmarla. Estas son las cinco reflexiones que me deja el Gran Premio de Austria.

Verstappen – Leclerc: el futuro se hizo presente

La lucha que tuvieron Max y Charles en las últimas vueltas de carrera fue lo mejor del Gran Premio. La nueva generación se abrió paso en la categoría al luchar por la victoria de una carrera. Firmaron la primera línea de salida más joven de la historia de la Fórmula 1. No defraudaron. Leclerc realizó una carrera de gestión que, en condiciones normales, le habría bastado para conseguir la victoria. Verstappen remontó tras su mala salida y mostró que es un piloto de los que marcan época. La batalla por la victoria en las últimas vueltas fue de lo mejor que se ha visto este año, por no decir lo mejor. Lo mejor fue saldar sin sanción el adelantamiento porque hay que dejar pelear a los pilotos en la pista. El Gran Premio de Austria fue la primera de, espero, muchas luchas por la victoria entre estos dos grandes pilotos. Los jóvenes reclaman un puesto de responsabilidad en la categoría. Lo tendrán. 

Misión imposible: ganar

Ferrari tiene negada la victoria este año. Tercera vez que pueden ganar un Gran Premio y tercera vez que lo pierden en los últimos compases de la carrera. En Baréin fue por fallo de fiabilidad. En Canadá, por la sanción a Vettel. En esta ocasión se han visto superados por un monoplaza que era más rápido. No se esperaban que Verstappen pudiera llegar con tanto ritmo a final de carrera. La realidad es que este año podían haber ganado un tercio de las carreras y no han ganado ninguna. A esto hay que sumarle el pésimo fin de semana que le han dado a Vettel. Fallo de fiabilidad en Q3 que lo dejó fuera de la sesión clave y una parada en boxes en la que no estaban preparados los neumáticos. Sigue empinándose la cuesta este año para los italianos.

Mercedes se convirtió en mortal

Los alemanes tuvieron un ritmo por debajo de lo que han mostrado a lo largo de la temporada. Se han visto claramente superados por Ferrari y Max Verstappen dio la sorpresa. Han sido el tercer equipo en el Red Bull Ring y pierden su imbatibilidad. Es lo normal. Lo extraño ha sido lo que hemos visto en este inicio de año. Esto no quita que sean, de largo, el mejor equipo de 2019. No es que me alegre porque no ganen, pero a la categoría le venía bien una victoria de un equipo distinto al alemán. Considero que el trabajo de Mercedes es de diez y sus victorias son merecidas. Eso no quita que para el espectáculo viniera bien una victoria distinta. Ojalá ver en Silverstone una lucha a tres bandas entre Mercedes, Ferrari y Red Bull.

Honda volvió a sonreír 

Alegría inesperada para los japoneses y su equipo. La carrera les dio una victoria que no parecía que fuera posible por cómo se fue desarrollando el fin de semana. Por lo menos, en mi opinión. La segunda mitad de carrera le brindó a Verstappen la oportunidad de ganar a pesar de su mala salida, en la que perdió muchas posiciones tras salir en segunda posición. El holandés no desaprovechó la oportunidad y consiguió la primera victoria de la alianza Red Bull Honda. Esta fue motivo de éxtasis para los japoneses tras cinco años de sufrimiento en la categoría. El trabajo dio sus frutos. Bastante tarde, pero los ha dado. Ahora tienen que demostrar que esto no ha sido un espejismo en medio del desierto.

Carlos Sainz: remontada de 10

No pudo empezar peor el fin de semana para el español. Decidieron cambiar motor, teniendo que penalizar, y resultó que tenían muy buen ritmo en el Red Bull Ring. Esto hizo ver a Carlos que perdía una muy buena oportunidad de sumar puntos. Se vio obligado a salir desde el último puesto de la parrilla en la carrera. Pero cuando un monoplaza tiene ritmo, el piloto puede recuperar muchas posiciones. Sainz realizó una carrera perfecta, firmando gran cantidad de adelantamientos. Esto, sumado a una buena estrategia, hizo que el piloto de McLaren cruzara la meta octavo. Escaló once posiciones y no fueron más porque dañó su alerón delantero a final de carrera. Los de Woking tienen motivos para pensar que vuelven a tener ritmo. Son el mejor del resto. Sainz, por su parte, demostró tener talento para exprimir lo máximo de su monoplaza. Una exhibición más del español.

Notas

-Mercedes (8): Hamilton (7), Bottas (8)

-Ferrari (8): Vettel (8), Leclerc (10)

-Red Bull (9): Verstappen (9,5), Gasly (0)

-Renault (6): Ricciardo (6), Hulkenberg (7)

-Haas (4): Magnussen (4), Grosjean (4)

-McLaren (10): Sainz (10), Norris (10)

-Racing Point (6): Pérez (7), Stroll (6) 

-Alfa Romeo (9): Raikkonen (9), Giovinazzi (8)

-Toro Rosso (6): Kvyat (6), Albon (6)

-Williams (3): Russell (5), Kubica (0)

etiquetas:

_Fórmula 1

Sueño cumplido

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
17-01-2022

_Fórmula 1

El trabajador silencioso

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
10-01-2022