_Fórmula 1

Parc Fermé: GP Australia

Abraham Marqués @AbrahamMarques_ 18-03-2019

etiquetas:

La temporada 70ª de Fórmula 1 ha dado comienzo. Como viene siendo habitual desde 1996, el campeonato ha celebrado su primera carrera en el circuito de Melbourne. Se acabaron todas las pruebas y Mercedes demostró que vuelve a estar un paso por delante del resto. Se llevaron la pole con siete décimas de ventaja sobre Ferrari. La victoria de las flechas de plata no peligró en ningún momento durante las 58 vueltas de carrera. La sorpresa fue que el ganador no fue Lewis Hamilton. Valtteri Bottas realizó un domingo perfecto y sumó su cuarta victoria en Fórmula 1. Estas son las reflexiones que nos deja el Gran Premio de Australia.

Mercedes es el dominador

Sacar conclusiones tras Melbourne siempre es precipitado. El circuito es bastante singular y lo que vemos en él muchas veces no coincide con el verdadero nivel de los monoplazas en el resto de circuitos, pero la realidad es que los alemanes han demostrado que están bastante por delante de sus principales rivales por el título. El ritmo tanto en clasificación como en carrera del W10 ha sido muy superior al del SF90. Una vez más, demuestran que en los tests estuvieron tapados. Han esperado a la primera cita del calendario para mostrar el potencial de su máquina. Esto no quiere decir que vayan a dominar los 21 Grandes Premios, pero sí da muestra de que Mercedes ha vuelto a diseñar un monoplaza muy competitivo por sexta temporada consecutiva. 

La vida sigue igual, o peor, en Ferrari

Los italianos han vuelto a cometer fallos del pasado. Claramente, estaban por detrás de Mercedes en esta carrera, pero podían haber realizado un mejor papel. Se precipitaron con la parada de Vettel, ya que sus gomas podían haber aguantado bastante más como demostró Leclerc. Creían que su lucha estaba con Mercedes y al final la perdieron con ellos y con Verstappen. En el último tramo de carrera se le complicó la papeleta al muro italiano: Leclerc tenía ritmo suficiente para adelantar a su compañero. Decidieron mantener posiciones, pero estuvieron cortos de miras en la estrategia. Tenían un colchón de más de 30 segundos respecto a Magnussen, por lo que podían haber parado y cambiar gomas para conseguir el punto de la vuelta rápida. No lo hicieron y finalmente se lo llevó Mercedes. Hay trabajo en Maranello. Tanto a nivel de monoplaza como de estrategia.

Bottas pudo con Hamilton

El piloto finlandés comentaba durante el invierno que este año quería luchar por el título. Teniendo a Hamilton de compañero parecía que iba a ser bastante difícil que sucediera tras lo visto en la anterior campaña. A Valtteri solo le hicieron falta unos pocos metros del Albert Park para demostrar que va en serio. Se puso líder con una salida perfecta y fue directo a por la victoria. Realizó una carrera de 10 y aventajó en 30 segundos a su compañero de equipo. Estupendo inicio para Bottas, el cual también estuvo a punto de llevarse la pole. La nueva norma que impone un peso mínimo de 80 kg de piloto más asiento le ha venido genial. No tiene que estar más delgado de lo normal como en años anteriores y esto le ha permitido ganar mucha confianza. Esperemos que siga así de bien por el bien del espectáculo.

El punto por vuelta rápida ayuda al espectáculo, pero se necesitan más medidas

Es una de las principales novedades de esta temporada. Llegó a última hora y ha dado bastante que hablar. Vuelve un punto que se asignó durante las diez primeras campañas de la categoría (1950 – 1959). Tras lo visto en la primera carrera, parece que será un punto más que se lleven los tres equipos punteros. Le da algo de emoción extra a la carrera, pero desvirtúa un poco el espectáculo. Hace que el líder se mantenga fuerte hasta el final aunque tenga un buen margen respecto a sus competidores, pero no tapa la excesiva diferencia de ritmo en Fórmula 1. La disputa por conseguir la vuelta rápida no debe tapar que Bottas le ha sacado casi un minuto a Vettel. Lo que necesita la categoría es reducir estas distancias entre los monoplazas, no dar espectáculo en las últimas 15 vueltas viendo quién va a ser el piloto que se lleve un punto extra. Ni hablemos ya de los pilotos que no están en el top 3. Todos doblados salvo Magnussen, que estuvo a punto de caer. Es una buena medida, pero no debe tapar la realidad.

Williams sigue hundiéndose

Desgraciadamente, los de Grove parecen no tocar fondo. Terminaron muy mal 2018 y empiezan peor aún 2019. Su temporada va a ser un auténtico calvario. Terminaron la carrera siendo dos [Russell] y tres [Kubica] veces doblados. Lo peor de todo es que no hay esperanzas de que esto vaya a parar. Es una auténtica pena que el segundo constructor con más títulos de la historia se esté arrastrando de esta manera. Eso sí, se lo han buscado. La gestión del equipo en los últimos años ha llevado a este desastre de difícil, o imposible, solución. Esperemos que no sea el principio del fin de Williams en Fórmula 1.

Notas

-Mercedes (10): Hamilton (9), Bottas (10)

-Ferrari (8): Vettel (8), Leclerc (8)

-Red Bull (9): Verstappen (10), Gasly (5)

-Renault (7): Ricciardo (s.c.), Hulkenberg (8)

-Haas (6): Magnussen (8), Grosjean (7)

-McLaren (6): Sainz (s.c.), Norris (8)

-Racing Point (8): Pérez (7), Stroll (8)

-Alfa Romeo (7): Raikkonen (8), Giovinazzi (6)

-Toro Rosso (7): Kvyat (8), Gasly (7)

-Williams (3): Russell (5), Kubica (3)

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La temporada 70ª de Fórmula 1 ha dado comienzo. Como viene siendo habitual desde 1996, el campeonato ha celebrado su primera carrera en el circuito de Melbourne. Se acabaron todas las pruebas y Mercedes demostró que vuelve a estar un paso por delante del resto. Se llevaron la pole con siete décimas de ventaja sobre Ferrari. La victoria de las flechas de plata no peligró en ningún momento durante las 58 vueltas de carrera. La sorpresa fue que el ganador no fue Lewis Hamilton. Valtteri Bottas realizó un domingo perfecto y sumó su cuarta victoria en Fórmula 1. Estas son las reflexiones que nos deja el Gran Premio de Australia.

Mercedes es el dominador

Sacar conclusiones tras Melbourne siempre es precipitado. El circuito es bastante singular y lo que vemos en él muchas veces no coincide con el verdadero nivel de los monoplazas en el resto de circuitos, pero la realidad es que los alemanes han demostrado que están bastante por delante de sus principales rivales por el título. El ritmo tanto en clasificación como en carrera del W10 ha sido muy superior al del SF90. Una vez más, demuestran que en los tests estuvieron tapados. Han esperado a la primera cita del calendario para mostrar el potencial de su máquina. Esto no quiere decir que vayan a dominar los 21 Grandes Premios, pero sí da muestra de que Mercedes ha vuelto a diseñar un monoplaza muy competitivo por sexta temporada consecutiva. 

La vida sigue igual, o peor, en Ferrari

Los italianos han vuelto a cometer fallos del pasado. Claramente, estaban por detrás de Mercedes en esta carrera, pero podían haber realizado un mejor papel. Se precipitaron con la parada de Vettel, ya que sus gomas podían haber aguantado bastante más como demostró Leclerc. Creían que su lucha estaba con Mercedes y al final la perdieron con ellos y con Verstappen. En el último tramo de carrera se le complicó la papeleta al muro italiano: Leclerc tenía ritmo suficiente para adelantar a su compañero. Decidieron mantener posiciones, pero estuvieron cortos de miras en la estrategia. Tenían un colchón de más de 30 segundos respecto a Magnussen, por lo que podían haber parado y cambiar gomas para conseguir el punto de la vuelta rápida. No lo hicieron y finalmente se lo llevó Mercedes. Hay trabajo en Maranello. Tanto a nivel de monoplaza como de estrategia.

Bottas pudo con Hamilton

El piloto finlandés comentaba durante el invierno que este año quería luchar por el título. Teniendo a Hamilton de compañero parecía que iba a ser bastante difícil que sucediera tras lo visto en la anterior campaña. A Valtteri solo le hicieron falta unos pocos metros del Albert Park para demostrar que va en serio. Se puso líder con una salida perfecta y fue directo a por la victoria. Realizó una carrera de 10 y aventajó en 30 segundos a su compañero de equipo. Estupendo inicio para Bottas, el cual también estuvo a punto de llevarse la pole. La nueva norma que impone un peso mínimo de 80 kg de piloto más asiento le ha venido genial. No tiene que estar más delgado de lo normal como en años anteriores y esto le ha permitido ganar mucha confianza. Esperemos que siga así de bien por el bien del espectáculo.

El punto por vuelta rápida ayuda al espectáculo, pero se necesitan más medidas

Es una de las principales novedades de esta temporada. Llegó a última hora y ha dado bastante que hablar. Vuelve un punto que se asignó durante las diez primeras campañas de la categoría (1950 – 1959). Tras lo visto en la primera carrera, parece que será un punto más que se lleven los tres equipos punteros. Le da algo de emoción extra a la carrera, pero desvirtúa un poco el espectáculo. Hace que el líder se mantenga fuerte hasta el final aunque tenga un buen margen respecto a sus competidores, pero no tapa la excesiva diferencia de ritmo en Fórmula 1. La disputa por conseguir la vuelta rápida no debe tapar que Bottas le ha sacado casi un minuto a Vettel. Lo que necesita la categoría es reducir estas distancias entre los monoplazas, no dar espectáculo en las últimas 15 vueltas viendo quién va a ser el piloto que se lleve un punto extra. Ni hablemos ya de los pilotos que no están en el top 3. Todos doblados salvo Magnussen, que estuvo a punto de caer. Es una buena medida, pero no debe tapar la realidad.

Williams sigue hundiéndose

Desgraciadamente, los de Grove parecen no tocar fondo. Terminaron muy mal 2018 y empiezan peor aún 2019. Su temporada va a ser un auténtico calvario. Terminaron la carrera siendo dos [Russell] y tres [Kubica] veces doblados. Lo peor de todo es que no hay esperanzas de que esto vaya a parar. Es una auténtica pena que el segundo constructor con más títulos de la historia se esté arrastrando de esta manera. Eso sí, se lo han buscado. La gestión del equipo en los últimos años ha llevado a este desastre de difícil, o imposible, solución. Esperemos que no sea el principio del fin de Williams en Fórmula 1.

Notas

-Mercedes (10): Hamilton (9), Bottas (10)

-Ferrari (8): Vettel (8), Leclerc (8)

-Red Bull (9): Verstappen (10), Gasly (5)

-Renault (7): Ricciardo (s.c.), Hulkenberg (8)

-Haas (6): Magnussen (8), Grosjean (7)

-McLaren (6): Sainz (s.c.), Norris (8)

-Racing Point (8): Pérez (7), Stroll (8)

-Alfa Romeo (7): Raikkonen (8), Giovinazzi (6)

-Toro Rosso (7): Kvyat (8), Gasly (7)

-Williams (3): Russell (5), Kubica (3)

etiquetas:

_Fórmula 1

Sueño cumplido

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
17-01-2022

_Fórmula 1

El trabajador silencioso

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
10-01-2022