_Fórmula 1

PARC FERMÉ Bélgica

Abraham Marqués @AbrahamMarques_ 02-09-2019

etiquetas:

La Fórmula 1 regresó a la acción tras el parón por vacaciones. El verano ha provocado un cambio de tornas en la zona alta de la parrilla. Por primera vez en esta temporada, un piloto de Ferrari subió a lo más alto del podio. Estas son las reflexiones que me deja el Gran Premio de Bélgica.

A la tercera va la vencida

Charles Leclerc logró, por fin, su primera victoria en Fórmula 1. El monegasco se hizo con la pole el sábado, la tercera de su carrera deportiva tras Baréin y Austria, y la pudo materializar en la carrera. En sus dos anteriores vio frustrada la victoria en los últimos compases, pero en esta ocasión Ferrari acertó con la estrategia y gestión de carrera y pudo cruzar la meta en primera posición. Su victoria estuvo a punto de esfumarse como en las dos anteriores, ya que Lewis Hamilton tenía ritmo para adelantarle, pero al británico le faltaron algunas vueltas para lograrlo. Victoria más que merecida para Charles en un año en el que ha tenido altibajos. Era cuestión de tiempo que llegara. La consigue en un fin de semana triste para él por la perdida de su amigo Anthoine Hubert, al que le brindó el triunfo con una sentida dedicación.

Ferrari se queda a medio camino

Los de Maranello han vuelto a escuchar el himno italiano en un Gran Premio, algo que no ocurría desde Estados Unidos 2018. Han dominado todas las sesiones del fin de semana y era justo que se llevaran la victoria. Flaquearon un poco en carrera. El monoplaza de Sebastian Vettel gastaba las gomas más de lo deseado y se vieron forzados a hacer una parada algo pronto. Esto le perjudicó en la segunda parte de la carrera, en la que el alemán no pudo aguantar con sus gomas. Le tocó hacer trabajo de equipo y bloquear a Hamilton todo lo que pudiera y más para que Leclerc ganara ventaja. Sebastian mantuvo durante algunas vueltas los embites de Lewis, dándole a Charles el suficiente margen como para ganar la carrera por la mínima. De no ser por esta defensa del tetracampeón, la victoria podría haber sido para Mercedes. La gestión de neumáticos hizo que los italianos no sumaran un doblete. Sebastian se tuvo que conformar con el cuarto puesto y la vuelta rápida. Ferrari da un buen paso. Les toca dar algunos más en la misma dirección.

Mercedes: de menos a más

No tuvieron nivel para luchar con los Ferrari por la pole, pero se crecieron en carrera. Las flechas de plata, en especial la de Hamilton, tenían muy buen ritmo y, desde la distancia, hacían peligrar las opciones de victoria de los italianos. En esta ocasión no fue como en Hungría, donde Lewis cazó a Max Verstappen en los últimos metros de carrera y se hizo con la victoria. Se han tenido que conformar con el segundo y tercer cajón del podio. Mirando el campeonato, no es mal resultado en un circuito que ha sido favorable para Ferrari. A falta de ocho carreras, tienen prácticamente ganado los dos títulos de la temporada por sexto año consecutivo.

La fiabilidad frustra a McLaren

El fin de semana no parecía muy propicio para los de Woking. Fue la primera vez desde el Gran Premio de España en la que no conseguían pasar a Q3 con ninguno de sus monoplazas. Todo apuntaba a que iba a ser un Gran Premio duro para ellos. La situación cambió el domingo, donde Lando Norris aprovechó el accidente de la salida para pasar de undécimo a quinto. Sorprendentemente, el MCL34 tenía ritmo para aguantar en esta posición. En los últimos compases de la carrera mantenía la quinta plaza, con un colchón de más de 15 segundos sobre el sexto clasificado. Todo apuntaba a que McLaren iba a conseguir su tercer quinto puesto consecutivo, pero la fiabilidad frustró toda esperanza en la última vuelta. Lando tuvo que detener el coche y perdió el que iba a ser su mejor resultado en Fórmula 1. Por su parte, Carlos Sainz se vio obligado a abandonar, también por problemas mecánicos, en la vuelta tres. Como a principios de temporada, la fiabilidad deja a los de Woking sin conseguir un buen resultado.

Albon realiza un gran debut

¿Quién se lo iba a decir hace un año? El piloto tailandés tenía firmado un contrato con la Fórmula E para la temporada 2019/2020. Pocas semanas antes del inicio del campeonato fichó por Toro Rosso. Tras disputar doce Grandes Premios con el filial de Red Bull, el equipo decidió ascenderle en detrimento de Pierre Gasly. La temporada del francés estaba siendo pésima y le descendieron a pesar de prometerle que le mantendrían hasta final de año. Albon debutaba con el primer equipo sufriendo un cambio de motor, por lo que tuvo que salir desde el fondo de la parrilla. Esto no fue motivo para que no terminara la carrera con un buen resultado. Cruzó quinto la línea de meta, realizando un arriesgado adelantamiento a Sergio Pérez en la última vuelta. El nuevo piloto del equipo austriaco pisó la hierba durante varios metros en su rebase al mexicano, el cual le sirvió para sumar un par de puntos más a su casillero y terminar solo por detrás de los Ferrari y Mercedes. Ha sido solo una carrera, pero Alexander ha dejado un buen sabor de boca en el equipo. Le toca confirmarlo en las siguientes carreras.

Notas

-Mercedes (8): Hamilton (10), Bottas (7)

-Ferrari (9): Vettel (9), Leclerc (10)

-Red Bull (8): Verstappen (s.c.), Albon (10)

-Renault (6): Ricciardo (6), Hulkenberg (8)

-Haas (4): Magnussen (4), Grosjean (4)

-McLaren (7): Sainz (s.c.), Norris (10)

-Racing Point (9): Pérez (9), Stroll (7)

-Alfa Romeo (7): Raikkonen (6), Giovinazzi (4)

-Toro Rosso (8): Kvyat (9), Gasly (7)

-Williams (5): Russell (5), Kubica (4)

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La Fórmula 1 regresó a la acción tras el parón por vacaciones. El verano ha provocado un cambio de tornas en la zona alta de la parrilla. Por primera vez en esta temporada, un piloto de Ferrari subió a lo más alto del podio. Estas son las reflexiones que me deja el Gran Premio de Bélgica.

A la tercera va la vencida

Charles Leclerc logró, por fin, su primera victoria en Fórmula 1. El monegasco se hizo con la pole el sábado, la tercera de su carrera deportiva tras Baréin y Austria, y la pudo materializar en la carrera. En sus dos anteriores vio frustrada la victoria en los últimos compases, pero en esta ocasión Ferrari acertó con la estrategia y gestión de carrera y pudo cruzar la meta en primera posición. Su victoria estuvo a punto de esfumarse como en las dos anteriores, ya que Lewis Hamilton tenía ritmo para adelantarle, pero al británico le faltaron algunas vueltas para lograrlo. Victoria más que merecida para Charles en un año en el que ha tenido altibajos. Era cuestión de tiempo que llegara. La consigue en un fin de semana triste para él por la perdida de su amigo Anthoine Hubert, al que le brindó el triunfo con una sentida dedicación.

Ferrari se queda a medio camino

Los de Maranello han vuelto a escuchar el himno italiano en un Gran Premio, algo que no ocurría desde Estados Unidos 2018. Han dominado todas las sesiones del fin de semana y era justo que se llevaran la victoria. Flaquearon un poco en carrera. El monoplaza de Sebastian Vettel gastaba las gomas más de lo deseado y se vieron forzados a hacer una parada algo pronto. Esto le perjudicó en la segunda parte de la carrera, en la que el alemán no pudo aguantar con sus gomas. Le tocó hacer trabajo de equipo y bloquear a Hamilton todo lo que pudiera y más para que Leclerc ganara ventaja. Sebastian mantuvo durante algunas vueltas los embites de Lewis, dándole a Charles el suficiente margen como para ganar la carrera por la mínima. De no ser por esta defensa del tetracampeón, la victoria podría haber sido para Mercedes. La gestión de neumáticos hizo que los italianos no sumaran un doblete. Sebastian se tuvo que conformar con el cuarto puesto y la vuelta rápida. Ferrari da un buen paso. Les toca dar algunos más en la misma dirección.

Mercedes: de menos a más

No tuvieron nivel para luchar con los Ferrari por la pole, pero se crecieron en carrera. Las flechas de plata, en especial la de Hamilton, tenían muy buen ritmo y, desde la distancia, hacían peligrar las opciones de victoria de los italianos. En esta ocasión no fue como en Hungría, donde Lewis cazó a Max Verstappen en los últimos metros de carrera y se hizo con la victoria. Se han tenido que conformar con el segundo y tercer cajón del podio. Mirando el campeonato, no es mal resultado en un circuito que ha sido favorable para Ferrari. A falta de ocho carreras, tienen prácticamente ganado los dos títulos de la temporada por sexto año consecutivo.

La fiabilidad frustra a McLaren

El fin de semana no parecía muy propicio para los de Woking. Fue la primera vez desde el Gran Premio de España en la que no conseguían pasar a Q3 con ninguno de sus monoplazas. Todo apuntaba a que iba a ser un Gran Premio duro para ellos. La situación cambió el domingo, donde Lando Norris aprovechó el accidente de la salida para pasar de undécimo a quinto. Sorprendentemente, el MCL34 tenía ritmo para aguantar en esta posición. En los últimos compases de la carrera mantenía la quinta plaza, con un colchón de más de 15 segundos sobre el sexto clasificado. Todo apuntaba a que McLaren iba a conseguir su tercer quinto puesto consecutivo, pero la fiabilidad frustró toda esperanza en la última vuelta. Lando tuvo que detener el coche y perdió el que iba a ser su mejor resultado en Fórmula 1. Por su parte, Carlos Sainz se vio obligado a abandonar, también por problemas mecánicos, en la vuelta tres. Como a principios de temporada, la fiabilidad deja a los de Woking sin conseguir un buen resultado.

Albon realiza un gran debut

¿Quién se lo iba a decir hace un año? El piloto tailandés tenía firmado un contrato con la Fórmula E para la temporada 2019/2020. Pocas semanas antes del inicio del campeonato fichó por Toro Rosso. Tras disputar doce Grandes Premios con el filial de Red Bull, el equipo decidió ascenderle en detrimento de Pierre Gasly. La temporada del francés estaba siendo pésima y le descendieron a pesar de prometerle que le mantendrían hasta final de año. Albon debutaba con el primer equipo sufriendo un cambio de motor, por lo que tuvo que salir desde el fondo de la parrilla. Esto no fue motivo para que no terminara la carrera con un buen resultado. Cruzó quinto la línea de meta, realizando un arriesgado adelantamiento a Sergio Pérez en la última vuelta. El nuevo piloto del equipo austriaco pisó la hierba durante varios metros en su rebase al mexicano, el cual le sirvió para sumar un par de puntos más a su casillero y terminar solo por detrás de los Ferrari y Mercedes. Ha sido solo una carrera, pero Alexander ha dejado un buen sabor de boca en el equipo. Le toca confirmarlo en las siguientes carreras.

Notas

-Mercedes (8): Hamilton (10), Bottas (7)

-Ferrari (9): Vettel (9), Leclerc (10)

-Red Bull (8): Verstappen (s.c.), Albon (10)

-Renault (6): Ricciardo (6), Hulkenberg (8)

-Haas (4): Magnussen (4), Grosjean (4)

-McLaren (7): Sainz (s.c.), Norris (10)

-Racing Point (9): Pérez (9), Stroll (7)

-Alfa Romeo (7): Raikkonen (6), Giovinazzi (4)

-Toro Rosso (8): Kvyat (9), Gasly (7)

-Williams (5): Russell (5), Kubica (4)

etiquetas:

_Fórmula 1

Sueño cumplido

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
17-01-2022

_Fórmula 1

El trabajador silencioso

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
10-01-2022