_Fútbol holandés

Movimiento naranja

Lo vivido este pasado domingo en el Johan Cruijff Arena estuvo lejos de ser un partido corriente de la primera jornada de la Eurocopa 2020. Para un servidor, el encuentro entre Países Bajos (que no Holanda) y Ucrania fue el mejor partido de lo que llevamos de torneo. Pudimos ver grandes jugadas de equipo, individualidades maradonianas, una buena cantidad de goles, remontadas y, finalmente, la victoria del conjunto que objetivamente había sido el mejor.

‘La naranja mecánica’ se encontraba en una delicada situación en la que, ya contando con la baja de Virgil Van Dijk, perdieron también en las últimas horas al otro central indiscutible, Matthijs de Ligt. A estas dos bajas capitales debemos añadirle la lesión de Van de Beek en los días previos al inicio de la Eurocopa. Pese a no contar con los dos centrales de mayor jerarquía, Frank de Boer decidió construir atrás una línea de tres compuesta por Jurriën Timber, Stefan de Vrij y Daley Blind, acompañados por Patrick van Aanholt en el carril izquierdo y Denzel Dumfries en el derecho. Los encargados del medio campo fueron Frenkie de Jong, Marten de Roon y Georginio Wijnaldum, colocándose este último en una posición casi de mediapunta para poder llegar con peligro desde atrás. Por último, Memphis Depay formó dupla con Wout Weghorst en la punta de ataque.

Desde un inicio el dominio de Países Bajos fue evidente. Hicieron alarde de un despliegue físico tremendo dominando la posesión, las jugadas, acercándose con peligro a la portería de Georgiy Bushchan y presionando fuerte para recuperar el balón lo antes posible tras una pérdida. Pese al dominio neerlandés el marcador no se movió durante la primera parte, lo que no eclipsó el gran partido que estábamos viendo.

Una vez iniciado el primer tiempo, Wijnaldum no tardó en encontrar la diana. Tras haberlo intentado varias veces con peligro en la primera mitad, Gini logró mandar el baló al fondo de la red tras un centro envenenado de Dumfries que Bushchan dejó muerto para que el holandés, nuevo jugador del PSG, rematase a placer a una portería prácticamente vacía. Llegando desde atrás libre de marca, Gini es un jugador que comparte con su compatriota Frenkie de Jong el arte de aparecer.

Georginio Wijnaldum celebrando el primer gol frente a Ucrania. (Imago)

El segundo tanto para los neerlandeses no tardó en llegar. 6 minutos después del gol de Wijnaldum, una nueva jugada de Dumfries, que se metió a trompicones hasta el área pequeña, terminó con un escorzo de Weghorst que, en una acción de puro killer, mandó el balón al fondo de la red.

El dominio del juego sumado a un resultado favorable de 2-0 hizo pensar que el partido ya tenía dueño pese a lo temprano que reflejaba todavía el luminoso. Llenándose de valentía, la selección de Ucrania, que ya había tenido alguna ocasión de peligro durante el encuentro, logró el primer tanto. Aunque mejor dicho, Yarmolenko y su magia fueron los encargados de anotarlo. Haciendo una conducción desde fuera hacia dentro, pegó un zurdazo teledirigido hacia la escuadra derecha de Stekelenburg digno de enmarcar. Fue un gol impresionante, quién todavía no lo haya visto que haga una breve pausa y se deleite, porque no tiene desperdicio. Era el minuto 75, resultado 2-1 favorable a Países Bajos.

Disparo de Yarmolenko colándose por la escuadra derecha. (Imago)

Si el segundo gol local fue rápido respecto al primero, los ucranianos superaron esa rapidez. Tan solo 4 minutos después de la obra de arte de Yarmolenko, Ruslan Malinovskyi colgó un gran centro a balón parado que Yaremchuk remató a placer de cabeza para poner las tablas en el marcador. En 4 minutos Ucrania había remontado el trabajo de 70 minutos de los neerlandeses.

Pero en la ‘naranja mecánica’ había alguien a quien no le bastaba con lo que había hecho ya pues dos asistencias no fueron suficientes para Denzel Dumfries (ninguna de las dos reconocida oficialmente ya que fueron rechaces de la defensa). Tras haber fallado un gol clamoroso en la primera mitad cuando el marcador todavía reflejaba el 0-0, Dumfries se redimió con participación directa en los tres goles pues fue el héroe que anotó el 3-2 definitivo. Minuto 85, la selección de Países Bajos volcada al ataque prácticamente al completo. Tanto era así que fue Nathan Aké (central) el encargado de colocar un centro perfecto a la cabeza de Dumfries desde casi el pico del área rival. El caso es que el balón llegó en unas condiciones difícilmente mejorables y Denzel no lo desaprovechó. Desde la altura del punto de penalti conectó un cabezazo picado al que Bushchan no pudo llegar. Estalló la locura.

No ocurrió nada más hasta el final del encuentro por lo que Países Bajos lograba su primera victoria de la Eurocopa 2020 en un grupo que, sobre el papel, debería dominar. Su mayor rival en la pelea por la primera plaza debería ser la selección de Austria quienes, liderados por David Alaba y Marcel Sabitzer, ya lograron la victoria por 3-1 frente a Macedonia del Norte.

Los ucranianos, por su parte, completaron un gran partido que probablemente hubiesen ganado si enfrente no tuvieran a un equipo con tanta calidad como es la ‘naranja mecánica’. Con jugadores como Yaremchuk, Yarmolenko o el mismísimo Zinchenko, el cual viene de jugar una final de la UEFA Champions League, son perfectamente capaces de clasificar como segundos de grupo y plantarse en octavos de final, donde todo puede pasar gracias a las eliminatorias a partido único.

Como no podía ser de otra forma, nuestro MVP del partido fue Denzel Dumfries, quien participó directamente en los dos primeros goles y anotó el tercero para darle la victoria a su país.

A partir de ahora solo nos queda seguir deleitándonos con el juego neerlandés pues lo demostrado en su debut hizo que más de uno empezara a tener a dicha selección un poco más en cuenta. Evidentemente un buen partido no puede colocar a Frenkie y compañía en el escalón de las favoritas, pero si antes dudaba entre ver el Países Bajos – Austria del próximo jueves o no, ahora tengo claro que no puedo perderme ese encuentro pues puede decidir muchas cosas dentro del grupo C y promete ser un gran partido, os lo recomiendo.

Imagen de cabecera: Imago

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Lo vivido este pasado domingo en el Johan Cruijff Arena estuvo lejos de ser un partido corriente de la primera jornada de la Eurocopa 2020. Para un servidor, el encuentro entre Países Bajos (que no Holanda) y Ucrania fue el mejor partido de lo que llevamos de torneo. Pudimos ver grandes jugadas de equipo, individualidades maradonianas, una buena cantidad de goles, remontadas y, finalmente, la victoria del conjunto que objetivamente había sido el mejor.

‘La naranja mecánica’ se encontraba en una delicada situación en la que, ya contando con la baja de Virgil Van Dijk, perdieron también en las últimas horas al otro central indiscutible, Matthijs de Ligt. A estas dos bajas capitales debemos añadirle la lesión de Van de Beek en los días previos al inicio de la Eurocopa. Pese a no contar con los dos centrales de mayor jerarquía, Frank de Boer decidió construir atrás una línea de tres compuesta por Jurriën Timber, Stefan de Vrij y Daley Blind, acompañados por Patrick van Aanholt en el carril izquierdo y Denzel Dumfries en el derecho. Los encargados del medio campo fueron Frenkie de Jong, Marten de Roon y Georginio Wijnaldum, colocándose este último en una posición casi de mediapunta para poder llegar con peligro desde atrás. Por último, Memphis Depay formó dupla con Wout Weghorst en la punta de ataque.

Desde un inicio el dominio de Países Bajos fue evidente. Hicieron alarde de un despliegue físico tremendo dominando la posesión, las jugadas, acercándose con peligro a la portería de Georgiy Bushchan y presionando fuerte para recuperar el balón lo antes posible tras una pérdida. Pese al dominio neerlandés el marcador no se movió durante la primera parte, lo que no eclipsó el gran partido que estábamos viendo.

Una vez iniciado el primer tiempo, Wijnaldum no tardó en encontrar la diana. Tras haberlo intentado varias veces con peligro en la primera mitad, Gini logró mandar el baló al fondo de la red tras un centro envenenado de Dumfries que Bushchan dejó muerto para que el holandés, nuevo jugador del PSG, rematase a placer a una portería prácticamente vacía. Llegando desde atrás libre de marca, Gini es un jugador que comparte con su compatriota Frenkie de Jong el arte de aparecer.

Georginio Wijnaldum celebrando el primer gol frente a Ucrania. (Imago)

El segundo tanto para los neerlandeses no tardó en llegar. 6 minutos después del gol de Wijnaldum, una nueva jugada de Dumfries, que se metió a trompicones hasta el área pequeña, terminó con un escorzo de Weghorst que, en una acción de puro killer, mandó el balón al fondo de la red.

El dominio del juego sumado a un resultado favorable de 2-0 hizo pensar que el partido ya tenía dueño pese a lo temprano que reflejaba todavía el luminoso. Llenándose de valentía, la selección de Ucrania, que ya había tenido alguna ocasión de peligro durante el encuentro, logró el primer tanto. Aunque mejor dicho, Yarmolenko y su magia fueron los encargados de anotarlo. Haciendo una conducción desde fuera hacia dentro, pegó un zurdazo teledirigido hacia la escuadra derecha de Stekelenburg digno de enmarcar. Fue un gol impresionante, quién todavía no lo haya visto que haga una breve pausa y se deleite, porque no tiene desperdicio. Era el minuto 75, resultado 2-1 favorable a Países Bajos.

Disparo de Yarmolenko colándose por la escuadra derecha. (Imago)

Si el segundo gol local fue rápido respecto al primero, los ucranianos superaron esa rapidez. Tan solo 4 minutos después de la obra de arte de Yarmolenko, Ruslan Malinovskyi colgó un gran centro a balón parado que Yaremchuk remató a placer de cabeza para poner las tablas en el marcador. En 4 minutos Ucrania había remontado el trabajo de 70 minutos de los neerlandeses.

Pero en la ‘naranja mecánica’ había alguien a quien no le bastaba con lo que había hecho ya pues dos asistencias no fueron suficientes para Denzel Dumfries (ninguna de las dos reconocida oficialmente ya que fueron rechaces de la defensa). Tras haber fallado un gol clamoroso en la primera mitad cuando el marcador todavía reflejaba el 0-0, Dumfries se redimió con participación directa en los tres goles pues fue el héroe que anotó el 3-2 definitivo. Minuto 85, la selección de Países Bajos volcada al ataque prácticamente al completo. Tanto era así que fue Nathan Aké (central) el encargado de colocar un centro perfecto a la cabeza de Dumfries desde casi el pico del área rival. El caso es que el balón llegó en unas condiciones difícilmente mejorables y Denzel no lo desaprovechó. Desde la altura del punto de penalti conectó un cabezazo picado al que Bushchan no pudo llegar. Estalló la locura.

No ocurrió nada más hasta el final del encuentro por lo que Países Bajos lograba su primera victoria de la Eurocopa 2020 en un grupo que, sobre el papel, debería dominar. Su mayor rival en la pelea por la primera plaza debería ser la selección de Austria quienes, liderados por David Alaba y Marcel Sabitzer, ya lograron la victoria por 3-1 frente a Macedonia del Norte.

Los ucranianos, por su parte, completaron un gran partido que probablemente hubiesen ganado si enfrente no tuvieran a un equipo con tanta calidad como es la ‘naranja mecánica’. Con jugadores como Yaremchuk, Yarmolenko o el mismísimo Zinchenko, el cual viene de jugar una final de la UEFA Champions League, son perfectamente capaces de clasificar como segundos de grupo y plantarse en octavos de final, donde todo puede pasar gracias a las eliminatorias a partido único.

Como no podía ser de otra forma, nuestro MVP del partido fue Denzel Dumfries, quien participó directamente en los dos primeros goles y anotó el tercero para darle la victoria a su país.

A partir de ahora solo nos queda seguir deleitándonos con el juego neerlandés pues lo demostrado en su debut hizo que más de uno empezara a tener a dicha selección un poco más en cuenta. Evidentemente un buen partido no puede colocar a Frenkie y compañía en el escalón de las favoritas, pero si antes dudaba entre ver el Países Bajos – Austria del próximo jueves o no, ahora tengo claro que no puedo perderme ese encuentro pues puede decidir muchas cosas dentro del grupo C y promete ser un gran partido, os lo recomiendo.

Imagen de cabecera: Imago

_Fútbol holandés

Movimiento naranja

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
15-06-2021

_Fútbol holandés

La piñata de Ámsterdam

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
26-03-2021