_Destacado

Objetivo París 2024

David Orenes @david_lrl 24-01-2020

etiquetas:

Gisela Pulido Kitesurf

En pleno ciclo olímpico, a tan solo seis meses de la gran cita en Tokio, Gisela Pulido entrena duro. Hace dos meses que su preparación diaria dura hasta cinco horas, aunando ejercicios tanto físicos como técnicos. La catalana llevaba cuatro años sin competir, pero la ilusión de participar en unos Juegos por primera vez en su carrera le ha hecho regresar más fuerte que nunca. La única pega es que tendremos que esperar cuatro años más para verlo con nuestros ojos.

Y es que el kitesurf, deporte que practica la once veces campeona del mundo, no estará en Tokio. En realidad, no ha formado parte de ninguna edición hasta la fecha. Estuvo a punto en Rio 2016, cuando el COI lo incluyó en el programa. Solo unos meses después quedaba revocada esa decisión, marcada por la presión del lobby del windsurf, que había perdido su posición en la clase RS:X. El COI organizó una nueva votación y se produjo el cambio de un deporte por otro gracias a un ajustado resultado. El propio delegado de la Federación española de deportes de vela dio su voto al windsurf, donde la sevillana Marina Alabau se confirmaba como una de las grandes esperanzas tras lograr el oro en Londres.

Así pues, en noviembre de 2018, se aprobó definitivamente la inclusión del kitesurf por primera vez en la historia para los Juegos de París 2024. Será en la modalidad de ‘hydrofoil’ (hidroala) y la categoría será mixta. Con esto, el COI busca acabar con la monotoneidad de la vela  y empezar a introducir deportes más extremos, con mayor riesgo y espectacularidad. Ahí entra en juego Gisela Pulido, que pese a conquistar sus 11 Mundiales en la modalidad de estilo libre, está emocionada con la posibilidad de luchar por una medalla olímpica en París. Sin embargo, la obtención de ese metal depende de ella sola.

Porque Gisela apenas disfruta de medios proporcionados por la Federación. Se prepara gracias a un entrenador personal (el técnico ruso especializado en hydrofoil Aleksei Chibizo) y cuenta con patrocinadores (entre ellos RedBull) que ella misma se ha ganado a pulso. “Tengo la suerte de que mi preparador vive en Tarifa y me entrena porque si no, podría no tener entrenador y así no vas a ningún lado», afirma Pulido en declaraciones a EFE, dejando claro la importancia de crear una cantera de este deporte, fomentar la participación en el sector femenino e impulsar su desarrollo con recursos tales como barcos o boyas.

«En cuatro años mi edad será de 30 y a París quizá llegaré, pero luego probablemente no. Es necesaria la formación de jóvenes deportistas”, asegura la catalana. Precisamente, el kitesurf se ha convertido en nuestro país en un deporte emergente con cada vez más practicantes y pequeños éxitos, con la joven Nina Font como máxima exponente (a sus 17 años ya ha es subcampeona olìmpica y campeona mundial júnior). Pese a ello, y aunque en otros países ya han arrancado un proyecto con el fin de estar listos en cuatro años, en España los focos se mantienen centrados en Tokio.

No está todo perdido si se empieza desde ya. Raúl Arellano, exsecretario nacional de la clase kite de la RFEV, lo tiene claro: “A pesar de que hemos perdido la ventaja de empezar a trabajar los primeros antes de que el Kite fuera declarado olímpico, todavía estamos a tiempo de subsanar el error, ya que tenemos muchos factores a favor. Una costa ideal para entrenar, un clima templado todo el año, una red de Clubes Náuticos que pueden organizar rápidamente equipos de regata y competiciones a un coste muy bajo, kiters experimentados que pueden convertirse en estupendos entrenadores y una cantera de jóvenes sub-18 forjados en la clase TT:R sobrados de talento”. 

Gisela participará en el Circuito Mundial ‘Hydrofoil Pro Tour’, las Series Españolas y el Campeonato de España, además del Mundial y el Europeo. Su espectacular palmarés pese a su juventud le avala en este nuevo reto, 16 años después de convertirse en la nominada más joven a los premios Laureus, cuando ganó su primer Mundial con 10 añitos de edad. Ambición sin límites.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

En pleno ciclo olímpico, a tan solo seis meses de la gran cita en Tokio, Gisela Pulido entrena duro. Hace dos meses que su preparación diaria dura hasta cinco horas, aunando ejercicios tanto físicos como técnicos. La catalana llevaba cuatro años sin competir, pero la ilusión de participar en unos Juegos por primera vez en su carrera le ha hecho regresar más fuerte que nunca. La única pega es que tendremos que esperar cuatro años más para verlo con nuestros ojos.

Y es que el kitesurf, deporte que practica la once veces campeona del mundo, no estará en Tokio. En realidad, no ha formado parte de ninguna edición hasta la fecha. Estuvo a punto en Rio 2016, cuando el COI lo incluyó en el programa. Solo unos meses después quedaba revocada esa decisión, marcada por la presión del lobby del windsurf, que había perdido su posición en la clase RS:X. El COI organizó una nueva votación y se produjo el cambio de un deporte por otro gracias a un ajustado resultado. El propio delegado de la Federación española de deportes de vela dio su voto al windsurf, donde la sevillana Marina Alabau se confirmaba como una de las grandes esperanzas tras lograr el oro en Londres.

Así pues, en noviembre de 2018, se aprobó definitivamente la inclusión del kitesurf por primera vez en la historia para los Juegos de París 2024. Será en la modalidad de ‘hydrofoil’ (hidroala) y la categoría será mixta. Con esto, el COI busca acabar con la monotoneidad de la vela  y empezar a introducir deportes más extremos, con mayor riesgo y espectacularidad. Ahí entra en juego Gisela Pulido, que pese a conquistar sus 11 Mundiales en la modalidad de estilo libre, está emocionada con la posibilidad de luchar por una medalla olímpica en París. Sin embargo, la obtención de ese metal depende de ella sola.

Porque Gisela apenas disfruta de medios proporcionados por la Federación. Se prepara gracias a un entrenador personal (el técnico ruso especializado en hydrofoil Aleksei Chibizo) y cuenta con patrocinadores (entre ellos RedBull) que ella misma se ha ganado a pulso. “Tengo la suerte de que mi preparador vive en Tarifa y me entrena porque si no, podría no tener entrenador y así no vas a ningún lado», afirma Pulido en declaraciones a EFE, dejando claro la importancia de crear una cantera de este deporte, fomentar la participación en el sector femenino e impulsar su desarrollo con recursos tales como barcos o boyas.

«En cuatro años mi edad será de 30 y a París quizá llegaré, pero luego probablemente no. Es necesaria la formación de jóvenes deportistas”, asegura la catalana. Precisamente, el kitesurf se ha convertido en nuestro país en un deporte emergente con cada vez más practicantes y pequeños éxitos, con la joven Nina Font como máxima exponente (a sus 17 años ya ha es subcampeona olìmpica y campeona mundial júnior). Pese a ello, y aunque en otros países ya han arrancado un proyecto con el fin de estar listos en cuatro años, en España los focos se mantienen centrados en Tokio.

No está todo perdido si se empieza desde ya. Raúl Arellano, exsecretario nacional de la clase kite de la RFEV, lo tiene claro: “A pesar de que hemos perdido la ventaja de empezar a trabajar los primeros antes de que el Kite fuera declarado olímpico, todavía estamos a tiempo de subsanar el error, ya que tenemos muchos factores a favor. Una costa ideal para entrenar, un clima templado todo el año, una red de Clubes Náuticos que pueden organizar rápidamente equipos de regata y competiciones a un coste muy bajo, kiters experimentados que pueden convertirse en estupendos entrenadores y una cantera de jóvenes sub-18 forjados en la clase TT:R sobrados de talento”. 

Gisela participará en el Circuito Mundial ‘Hydrofoil Pro Tour’, las Series Españolas y el Campeonato de España, además del Mundial y el Europeo. Su espectacular palmarés pese a su juventud le avala en este nuevo reto, 16 años después de convertirse en la nominada más joven a los premios Laureus, cuando ganó su primer Mundial con 10 añitos de edad. Ambición sin límites.

etiquetas:

Gisela Pulido Kitesurf

_Destacado

Solo podía acabar así

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
17-01-2022

_Destacado

Sueño cumplido

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
17-01-2022