_Tenis

Nueva normalidad, nueva clasificación ATP

Alejandro Pérez @aperezgom 09-07-2020

etiquetas:

A poco más de un mes que el tenis de élite masculino ATP reanude su actividad, tras cinco meses parado, el organismo que rige el circuito ha dado a conocer cómo va a funcionar la clasificación para lo que se jugará este año. Y hay cambios muy relevantes a tener en cuenta. La esencia: la clasificación tendrá en cuenta las 18 mejores actuaciones de cada tenista desde marzo de 2019 a diciembre de 2020. Un total de 22 meses.

El cambio es sustancial porque modifica los criterios de clasificación, algo que la ATP mantiene estable desde hace muchas temporadas con un sistema que, para ascender, obliga a los tenistas a ganar más partidos que el año anterior en cada torneo o, al menos, igualar sus actuaciones para no perder.

Dentro de los cambios, se mantienen los 18 torneos que, como máximo, se tienen en cuenta para la clasificación de un tenista. Si hasta ahora estos 18 torneos tenían que jugarse en menos de 52 semanas, ahora se amplía el plazo a 22 meses. Desde marzo de 2019 (un año antes de parar el circuito) hasta diciembre de 2020.

Dos datos más. Un tenista no podrá sumar puntos dos veces en un torneo. En caso de haber obtenido puntos en dos ediciones de un mismo torneo, para la clasificación contará la mejor participación. Por último, los puntos obtenidos en 2020 se mantendrán en la clasificación hasta que pasen 52 semanas o se dispute de nuevo el torneo en 2021, lo primero que ocurra.

Este cambio, por su envergadura, implica numerosos interrogantes y modificaciones. El tenis ATP regresa el lunes 17 de agosto en Washington (el viernes 14 con la fase previa). Para los dos primeros torneos (Washington y Cincinnati) de las dos primeras semanas, se tendrá en cuenta la clasificación que quedó congelada el 16 de marzo para establecer los cabezas de serie.

El 24 de agosto será el primer día que se publique la clasificación con los nuevos criterios y será la lista que se use para establecer el orden de los tenistas en el US Open, que comienza el 31 de agosto.

Dado que un tenista no podrá contar dos veces los puntos de un mismo torneo si lo ha jugado dos veces en el periodo considerado, en caso de tener los mismos puntos en las dos ediciones, cuentan los de 2019. Si ha conseguido diferente cantidad de puntos, se cuenta la edición más exitosa.

La propia ATP defiende este cambio de criterio por cinco motivos. Primero: da flexibilidad y seguridad a los jugadores de todos los niveles dada la cantidad de puntos en poco tiempo que se van a poner en juego desde agosto. Segundo: da estabilidad a aquellos jugadores que decidan no disputar torneos por salud o seguridad. Tercero: Es flexible a futuros cambios en el calendario en caso de ser necesarios. Cuarto: beneficia a los jugadores que hagan un buen papel en lo que se jugará este año. Quinto: mantiene el principio de defensa de puntos que rige la clasificación de cara a 2021 permitiendo el movimiento de jugadores.

Las Finales ATP sufren cambios también, en cuanto a los métodos de clasificación. La clasificación que aparezca el 9 de noviembre será la que se tome de referencia para los ocho clasificados para Londres y los dos reservas. Los puntos obtenidos en la cita de Maestros de 2019 se caerán del casillero el 9 de noviembre y no se contarán para la clasificación para el torneo de Maestros de 2020, una forma de dar igualdad de oportunidades a todos los tenistas.

Los 8 mejores tenistas, en 2019, en el Torneo de Maestros.

De cara a 2021 se funcionará con normalidad en caso que el circuito lo haga. En esa situación, los puntos se mantendrán durante 52 semanas o hasta que el torneo se vuelva a celebrar.

Este nuevo sistema provoca, como primera consecuencia, que aquellos tenistas con grandes resultados en los torneos que se jugarán en la reanudación, en su edición de 2019, pueden decidir no jugarlos sin miedo a perder los puntos porque tienen el resultado del año pasado que mantiene su clasificación.

Todo lo anterior es válido para el nivel de Grand Slam y ATP Tour. Respecto al circuito Challenger y el ITF, el sistema es algo diferente. Cualquier resultado que no mejore al peor de uno de los otros resultados contables, entrará en el apartado de resultados no contables. En caso que el resultado sea mejor que el peor resultado de otros resultados contables, ahí se que se añade a los mejores 18. Esta diferencia es así porque los torneos Challenger e ITF no tienen un lugar fijo en el calendario y no pueden regirse por las mismas normas.

Este nuevo sistema regirá en la vuelta del tenis. Una vuelta que es posible que nunca se produzca porque estamos en plena ola de rebrotes y si en Europa la situación es complicada, en Estados Unidos (donde comienza el tenis en un mes) es casi caótica. La planificación de torneos y clasificación está hecha. Sólo queda que se ponga en práctica sabiendo dónde está la línea que separa la reanudación segura del circuito con la defensa de la salud.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

A poco más de un mes que el tenis de élite masculino ATP reanude su actividad, tras cinco meses parado, el organismo que rige el circuito ha dado a conocer cómo va a funcionar la clasificación para lo que se jugará este año. Y hay cambios muy relevantes a tener en cuenta. La esencia: la clasificación tendrá en cuenta las 18 mejores actuaciones de cada tenista desde marzo de 2019 a diciembre de 2020. Un total de 22 meses.

El cambio es sustancial porque modifica los criterios de clasificación, algo que la ATP mantiene estable desde hace muchas temporadas con un sistema que, para ascender, obliga a los tenistas a ganar más partidos que el año anterior en cada torneo o, al menos, igualar sus actuaciones para no perder.

Dentro de los cambios, se mantienen los 18 torneos que, como máximo, se tienen en cuenta para la clasificación de un tenista. Si hasta ahora estos 18 torneos tenían que jugarse en menos de 52 semanas, ahora se amplía el plazo a 22 meses. Desde marzo de 2019 (un año antes de parar el circuito) hasta diciembre de 2020.

Dos datos más. Un tenista no podrá sumar puntos dos veces en un torneo. En caso de haber obtenido puntos en dos ediciones de un mismo torneo, para la clasificación contará la mejor participación. Por último, los puntos obtenidos en 2020 se mantendrán en la clasificación hasta que pasen 52 semanas o se dispute de nuevo el torneo en 2021, lo primero que ocurra.

Este cambio, por su envergadura, implica numerosos interrogantes y modificaciones. El tenis ATP regresa el lunes 17 de agosto en Washington (el viernes 14 con la fase previa). Para los dos primeros torneos (Washington y Cincinnati) de las dos primeras semanas, se tendrá en cuenta la clasificación que quedó congelada el 16 de marzo para establecer los cabezas de serie.

El 24 de agosto será el primer día que se publique la clasificación con los nuevos criterios y será la lista que se use para establecer el orden de los tenistas en el US Open, que comienza el 31 de agosto.

Dado que un tenista no podrá contar dos veces los puntos de un mismo torneo si lo ha jugado dos veces en el periodo considerado, en caso de tener los mismos puntos en las dos ediciones, cuentan los de 2019. Si ha conseguido diferente cantidad de puntos, se cuenta la edición más exitosa.

La propia ATP defiende este cambio de criterio por cinco motivos. Primero: da flexibilidad y seguridad a los jugadores de todos los niveles dada la cantidad de puntos en poco tiempo que se van a poner en juego desde agosto. Segundo: da estabilidad a aquellos jugadores que decidan no disputar torneos por salud o seguridad. Tercero: Es flexible a futuros cambios en el calendario en caso de ser necesarios. Cuarto: beneficia a los jugadores que hagan un buen papel en lo que se jugará este año. Quinto: mantiene el principio de defensa de puntos que rige la clasificación de cara a 2021 permitiendo el movimiento de jugadores.

Las Finales ATP sufren cambios también, en cuanto a los métodos de clasificación. La clasificación que aparezca el 9 de noviembre será la que se tome de referencia para los ocho clasificados para Londres y los dos reservas. Los puntos obtenidos en la cita de Maestros de 2019 se caerán del casillero el 9 de noviembre y no se contarán para la clasificación para el torneo de Maestros de 2020, una forma de dar igualdad de oportunidades a todos los tenistas.

Los 8 mejores tenistas, en 2019, en el Torneo de Maestros.

De cara a 2021 se funcionará con normalidad en caso que el circuito lo haga. En esa situación, los puntos se mantendrán durante 52 semanas o hasta que el torneo se vuelva a celebrar.

Este nuevo sistema provoca, como primera consecuencia, que aquellos tenistas con grandes resultados en los torneos que se jugarán en la reanudación, en su edición de 2019, pueden decidir no jugarlos sin miedo a perder los puntos porque tienen el resultado del año pasado que mantiene su clasificación.

Todo lo anterior es válido para el nivel de Grand Slam y ATP Tour. Respecto al circuito Challenger y el ITF, el sistema es algo diferente. Cualquier resultado que no mejore al peor de uno de los otros resultados contables, entrará en el apartado de resultados no contables. En caso que el resultado sea mejor que el peor resultado de otros resultados contables, ahí se que se añade a los mejores 18. Esta diferencia es así porque los torneos Challenger e ITF no tienen un lugar fijo en el calendario y no pueden regirse por las mismas normas.

Este nuevo sistema regirá en la vuelta del tenis. Una vuelta que es posible que nunca se produzca porque estamos en plena ola de rebrotes y si en Europa la situación es complicada, en Estados Unidos (donde comienza el tenis en un mes) es casi caótica. La planificación de torneos y clasificación está hecha. Sólo queda que se ponga en práctica sabiendo dónde está la línea que separa la reanudación segura del circuito con la defensa de la salud.

etiquetas:

_Tenis

De Renshaw a Federer

Alejandro Pérez @aperezgom
16-07-2020

_Tenis

Nueva normalidad, nueva clasificación ATP

Alejandro Pérez @aperezgom
09-07-2020