_Otros

No pasarán: la rebeldía del Clapton

Álvaro Ramírez @TheRebelDelgado 04-09-2018

etiquetas:

Tenían preparadas unas
250 camisetas y terminaron recibiendo más de 5.400 pedidos, la mayoría de ellos
procedentes de España, lo que se traduce en más de 60.000 libras en apenas 48
horas. Hablamos, claro, del Clapton Community FC y su viral camiseta con los
colores de la Segunda República española.

El modesto equipo de
fútbol, que milita en la Middlesex Counties Football League, que abarca las divisiones
de la 11ª a 13ª en la pirámide inglesa, decidió vestir el estampado tricolor en
su nueva segunda camiseta de la temporada con el objetivo de conmemorar el 80
aniversario del final de la Guerra Civil. La equipación, que estrenaron en un
amistoso, lleva la famosa leyenda “No Pasarán” en la parte posterior del
cuello y tiene el pecho plagado de estrellas de tres puntas, símbolo de las
Brigadas Internacionales, las unidades de voluntarios extranjeros que
participaron en la guerra enfrentándose al bando sublevado y en las que tomaron
parte 2500 hombres llegados del Reino Unido.

La camiseta se
encuentra en su web por un precio de 30 libras (aunque actualmente no admiten
pedidos) y está fabricada por la italiana Rage Sports, una pequeña firma que
también participa activamente en la lucha contra el racismo y el fascismo.

Ahora bien, ¿cuál es
la historia del Clapton Community FC? Para que no haya líos, primero hay que
decir que actualmente existen en Londres dos equipos que se llaman Clapton.

El original es el
famoso Clapton FC, fundado allá por 1877 con el nombre de Downs Football Club y
que pasó de jugar en Hackney Downs, en Lower Clapton, a Forest Gate, en East
London. Actualmente compiten en la Essex Senior League (en la 9ª división),
aunque en sus primeros años (concretamente en 1894), junto a Southampton, Luton
Town, Millwall y Reading, fueron miembros fundadores de la Southern League.

Su estadio es el
conocido Old Spotted Dog Ground, el campo más antiguo de Londres y que
comparten con el equipo vecino, el Hackney Wick Football Club.

Con una larga
trayectoria obrera e izquierdista, el Clapton vio nacer en 2012 a los Clapton
Ultras, la prolongación en la grada y en los aficionados de los valores que
representaba el club. Desencantados del fútbol moderno, con un gran calado en
la comunidad, pronto hicieron gala de su lucha antifascista. Tras la creación
del grupo, el número de espectadores comenzó a aumentar notablemente, pasando
de una media de 20 a llegar a reunir a más de 300 personas durante la temporada
2015-16. Pero llegaron los problemas.

Los Clapton Ultras
siempre han mantenido una actitud combativa contra la directiva del club,
agravándose la situación en 2017, cuando el grupo de aficionados entró en
guerra total contra el presidente Vicent McBean. Primero fue por la subida en
el precio de las entradas. Después, la batalla contra el club en los tribunales
por la protección de los terrenos del Old Spotted Dog Ground, tras conocerse
que McBean intentase liquidar la entidad que gestionaba el campo con el
objetivo en mente de sacar la mayor tajada de unos terrenos de una muy alta
cotización.

Toda esa tensa
situación desembocó en el boicot de los ultras del Clapton contra las
actividades deportivas de su equipo. Pero ocurrió que los demás conjuntos de la
liga comenzaron pronto a impedirles el paso a sus campos, algo que radicalizó
aún más sus combativas propuestas.

La perspectiva de que
por ese camino nada iba a cambiar fue la gota que colmó el vaso y lo que llevó
a varios aficionados y miembros históricos del equipo a crear el Clapton
Community Football Club, una escisión con el objetivo de regresar a los viejos
valores del club.

En activo desde
febrero de 2018, el Clapton FCF no es que tenga una relación muy cordial con el
Clapton FC. Todo lo contrario. Ambos se declaran los verdaderos y únicos
valedores del orgullo futbolístico del East London.

Apoyados en la figura
del Supporter’s Trust, una plataforma formal mediante la cual los aficionados
ingleses están legitimados para tomar el control de los clubes que creen
amenazados y cuyo mayor ejemplo (aunque todo merecería una explicación mucho
más detallada) podemos encontrarlo en el famoso FC United of Manchester, el
Clapton FCF todavía no da crédito al revuelo organizado a raíz de sus camisetas
republicanas.

Como es lógico, han
aprovechado el momento para seguir reivindicando su postura antirracista,
antifascista y antihomófoba, además de remarcar que sus planes futuros pasan
por mantener los valores tradicionales del fútbol de barrio y la creación de un
equipo femenino.

Asentados en el Wadam
Lodge Stadium, que comparte con otros equipos, el Clapton FCF, que apenas si
lleva rodando unos meses, tiene como objetivo el ascenso. Lo harán con los
colores republicanos, algo muy bien recibido por Jim Jump, el secretario
nacional del International Brigade Memorial Trust, ya que parte de los ingresos
de la venta de camisetas irán destinados a gastos varios para preservar la
memoria histórica de los combatientes que llegaron a España a luchar contra las
tropas franquistas.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Tenían preparadas unas
250 camisetas y terminaron recibiendo más de 5.400 pedidos, la mayoría de ellos
procedentes de España, lo que se traduce en más de 60.000 libras en apenas 48
horas. Hablamos, claro, del Clapton Community FC y su viral camiseta con los
colores de la Segunda República española.

El modesto equipo de
fútbol, que milita en la Middlesex Counties Football League, que abarca las divisiones
de la 11ª a 13ª en la pirámide inglesa, decidió vestir el estampado tricolor en
su nueva segunda camiseta de la temporada con el objetivo de conmemorar el 80
aniversario del final de la Guerra Civil. La equipación, que estrenaron en un
amistoso, lleva la famosa leyenda “No Pasarán” en la parte posterior del
cuello y tiene el pecho plagado de estrellas de tres puntas, símbolo de las
Brigadas Internacionales, las unidades de voluntarios extranjeros que
participaron en la guerra enfrentándose al bando sublevado y en las que tomaron
parte 2500 hombres llegados del Reino Unido.

La camiseta se
encuentra en su web por un precio de 30 libras (aunque actualmente no admiten
pedidos) y está fabricada por la italiana Rage Sports, una pequeña firma que
también participa activamente en la lucha contra el racismo y el fascismo.

Ahora bien, ¿cuál es
la historia del Clapton Community FC? Para que no haya líos, primero hay que
decir que actualmente existen en Londres dos equipos que se llaman Clapton.

El original es el
famoso Clapton FC, fundado allá por 1877 con el nombre de Downs Football Club y
que pasó de jugar en Hackney Downs, en Lower Clapton, a Forest Gate, en East
London. Actualmente compiten en la Essex Senior League (en la 9ª división),
aunque en sus primeros años (concretamente en 1894), junto a Southampton, Luton
Town, Millwall y Reading, fueron miembros fundadores de la Southern League.

Su estadio es el
conocido Old Spotted Dog Ground, el campo más antiguo de Londres y que
comparten con el equipo vecino, el Hackney Wick Football Club.

Con una larga
trayectoria obrera e izquierdista, el Clapton vio nacer en 2012 a los Clapton
Ultras, la prolongación en la grada y en los aficionados de los valores que
representaba el club. Desencantados del fútbol moderno, con un gran calado en
la comunidad, pronto hicieron gala de su lucha antifascista. Tras la creación
del grupo, el número de espectadores comenzó a aumentar notablemente, pasando
de una media de 20 a llegar a reunir a más de 300 personas durante la temporada
2015-16. Pero llegaron los problemas.

Los Clapton Ultras
siempre han mantenido una actitud combativa contra la directiva del club,
agravándose la situación en 2017, cuando el grupo de aficionados entró en
guerra total contra el presidente Vicent McBean. Primero fue por la subida en
el precio de las entradas. Después, la batalla contra el club en los tribunales
por la protección de los terrenos del Old Spotted Dog Ground, tras conocerse
que McBean intentase liquidar la entidad que gestionaba el campo con el
objetivo en mente de sacar la mayor tajada de unos terrenos de una muy alta
cotización.

Toda esa tensa
situación desembocó en el boicot de los ultras del Clapton contra las
actividades deportivas de su equipo. Pero ocurrió que los demás conjuntos de la
liga comenzaron pronto a impedirles el paso a sus campos, algo que radicalizó
aún más sus combativas propuestas.

La perspectiva de que
por ese camino nada iba a cambiar fue la gota que colmó el vaso y lo que llevó
a varios aficionados y miembros históricos del equipo a crear el Clapton
Community Football Club, una escisión con el objetivo de regresar a los viejos
valores del club.

En activo desde
febrero de 2018, el Clapton FCF no es que tenga una relación muy cordial con el
Clapton FC. Todo lo contrario. Ambos se declaran los verdaderos y únicos
valedores del orgullo futbolístico del East London.

Apoyados en la figura
del Supporter’s Trust, una plataforma formal mediante la cual los aficionados
ingleses están legitimados para tomar el control de los clubes que creen
amenazados y cuyo mayor ejemplo (aunque todo merecería una explicación mucho
más detallada) podemos encontrarlo en el famoso FC United of Manchester, el
Clapton FCF todavía no da crédito al revuelo organizado a raíz de sus camisetas
republicanas.

Como es lógico, han
aprovechado el momento para seguir reivindicando su postura antirracista,
antifascista y antihomófoba, además de remarcar que sus planes futuros pasan
por mantener los valores tradicionales del fútbol de barrio y la creación de un
equipo femenino.

Asentados en el Wadam
Lodge Stadium, que comparte con otros equipos, el Clapton FCF, que apenas si
lleva rodando unos meses, tiene como objetivo el ascenso. Lo harán con los
colores republicanos, algo muy bien recibido por Jim Jump, el secretario
nacional del International Brigade Memorial Trust, ya que parte de los ingresos
de la venta de camisetas irán destinados a gastos varios para preservar la
memoria histórica de los combatientes que llegaron a España a luchar contra las
tropas franquistas.

etiquetas:

_Otros

Proyectos que suman

Sara Giménez @_SaraGimenez
22-12-2021

_Otros

La mentira de Serdar Çoban

Diego G. Argota @DiegoGArgota21
17-12-2021