_Fútbol Internacional

Naturalmente, árbitra

En la noche de este miércoles, Stéphanie Frappart se convertía en la primera árbitra en un encuentro de Champions League, concretamente arbitraba el partido entre la Juventus y el Dinamo de Kiev correspondiente a la penúltima jornada de la fase de grupos. 

A lo largo de este jueves, las noticias sobre este hecho se sucedían. “Hito histórico” así lo calificaban muchos, todos los medios se hacían eco de ello y aprovechaban para ensalzar la figura de la mujer en el deporte.
Pues bien, mi intención no es escribir otro artículo que reitere la excepcionalidad de ello, sí la novedad, resulta novedoso; pero quiero tratarlo con naturalidad, la naturalidad que merece el simple hecho de que una mujer pueda desempeñar su trabajo en cualquier espacio y ámbito. En este caso, arbitrando en cualquier categoría, ya sea femenina o masculina.

Lo que sí haré es ensalzar, por supuesto, el esfuerzo y la profesionalidad con la que Stéphanie y otras muchas mujeres árbitras han conseguido llegar hasta aquí. 

En el caso de Stéphanie, a sus 36 años, arbitrar un encuentro masculino es algo a lo que ya está acostumbrada. Lleva 174 partidos en categoría masculina y 27 en categoría femenina antes del encuentro del pasado miércoles. 

Desde 2014 arbitra partidos en la Ligue2 y el año pasado ascendió a la primera división francesa. En agosto de 2019 se convirtió en la primera mujer designada para arbitrar una final de la Supercopa de la UEFA. Ese mismo año recibió el premio a Mejor Árbitra del Año. En septiembre de 2020 continuó siendo pionera, esta vez arbitrando el partido entre Malta y Letonia de la Liga de las Naciones.

Y esta temporada debutó en Europa League arbitrando, hasta la fecha, tres encuentros, uno de ellos en nuestro país, el partido entre el Granada y el Omonia Nicosia. Es este miércoles cuando accede a la máxima competición europea masculina, pero no es la primera vez que arbitra Champions League, de hecho lleva desde 2012 haciéndolo en categoría femenina. 

Un dato siempre interesante sobre los árbitros y las árbitras es ver con qué frecuencia amonestan o pitan penaltis. Estos son los promedios de Stéphanie Frappart como árbitra en fútbol profesional.

CompeticionesPartidosAmarillasDobles amarillasRojasPenaltis
Masculinas175640141740
Femeninas271013514
Total202741172254
Totales/partido3.6680.0840.1090.267

A pesar de que cada partido es diferente, ayer sus estadísticas se cumplieron con 3 amarillas, 0 expulsados y ningún penalti.

Pero ella no es la única de la que quiero hablar hoy, existen otras muchas mujeres que han conseguido hacerse un hueco en lo que muchos han calificado (y siguen haciéndolo) como un trabajo de hombres. 

Otro ejemplo de árbitra reconocida a nivel mundial es Bibiana Steinhaus, 4 veces ganadora del premio a mejor árbitra del año de la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol. Un premio que, a nivel masculino, lo han ganado árbitros muy conocidos para el público general como Massimo Busacca (2009), Damir Skomina (2019), Howard Webb (2010 y 2013), Pierluigi Collina (6 veces consecutivas 1998-2003) o Roberto Rosetti (2008, actual jefe de arbitraje de la UEFA).

En España, Marisa Villa, actual responsable de arbitraje femenino del Comité Técnico de Árbitros, recorrió la banda de muchos campos de Segunda División. Y, hace pocos días, Guadalupe Porras superaba las pruebas físicas de la federación convirtiéndose en la primera mujer que arbitrará partidos de Primera División en nuestro país.

Ellas serán, pronto, solo un ejemplo de las muchas árbitras que dirigirán encuentros masculinos y femeninos; y es que, desde la inclusión del VAR ha aumentado hasta 6 el número de colegiados por cada partido, por lo que cada vez será más común que haya mujeres en el equipo arbitral.

Por último, después de haber hecho un repaso a la labor que han desempeñado y desempeñan estas mujeres, creo que es el momento de terminar mostrando mi respeto hacia el colectivo de árbitros y árbitras, que suele ser noticia por decisiones con las que algunos no están de acuerdo.
Y, sobre todo, manifestar mi admiración a todas las mujeres que, cada día, rompen barreras, tanto en los deportes como en cualquier ámbito; es momento de valorar sus esfuerzos y naturalizar sus éxitos.

Imagen de cabecera: Valerio Pennicino/Getty Images

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

En la noche de este miércoles, Stéphanie Frappart se convertía en la primera árbitra en un encuentro de Champions League, concretamente arbitraba el partido entre la Juventus y el Dinamo de Kiev correspondiente a la penúltima jornada de la fase de grupos. 

A lo largo de este jueves, las noticias sobre este hecho se sucedían. “Hito histórico” así lo calificaban muchos, todos los medios se hacían eco de ello y aprovechaban para ensalzar la figura de la mujer en el deporte.
Pues bien, mi intención no es escribir otro artículo que reitere la excepcionalidad de ello, sí la novedad, resulta novedoso; pero quiero tratarlo con naturalidad, la naturalidad que merece el simple hecho de que una mujer pueda desempeñar su trabajo en cualquier espacio y ámbito. En este caso, arbitrando en cualquier categoría, ya sea femenina o masculina.

Lo que sí haré es ensalzar, por supuesto, el esfuerzo y la profesionalidad con la que Stéphanie y otras muchas mujeres árbitras han conseguido llegar hasta aquí. 

En el caso de Stéphanie, a sus 36 años, arbitrar un encuentro masculino es algo a lo que ya está acostumbrada. Lleva 174 partidos en categoría masculina y 27 en categoría femenina antes del encuentro del pasado miércoles. 

Desde 2014 arbitra partidos en la Ligue2 y el año pasado ascendió a la primera división francesa. En agosto de 2019 se convirtió en la primera mujer designada para arbitrar una final de la Supercopa de la UEFA. Ese mismo año recibió el premio a Mejor Árbitra del Año. En septiembre de 2020 continuó siendo pionera, esta vez arbitrando el partido entre Malta y Letonia de la Liga de las Naciones.

Y esta temporada debutó en Europa League arbitrando, hasta la fecha, tres encuentros, uno de ellos en nuestro país, el partido entre el Granada y el Omonia Nicosia. Es este miércoles cuando accede a la máxima competición europea masculina, pero no es la primera vez que arbitra Champions League, de hecho lleva desde 2012 haciéndolo en categoría femenina. 

Un dato siempre interesante sobre los árbitros y las árbitras es ver con qué frecuencia amonestan o pitan penaltis. Estos son los promedios de Stéphanie Frappart como árbitra en fútbol profesional.

CompeticionesPartidosAmarillasDobles amarillasRojasPenaltis
Masculinas175640141740
Femeninas271013514
Total202741172254
Totales/partido3.6680.0840.1090.267

A pesar de que cada partido es diferente, ayer sus estadísticas se cumplieron con 3 amarillas, 0 expulsados y ningún penalti.

Pero ella no es la única de la que quiero hablar hoy, existen otras muchas mujeres que han conseguido hacerse un hueco en lo que muchos han calificado (y siguen haciéndolo) como un trabajo de hombres. 

Otro ejemplo de árbitra reconocida a nivel mundial es Bibiana Steinhaus, 4 veces ganadora del premio a mejor árbitra del año de la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol. Un premio que, a nivel masculino, lo han ganado árbitros muy conocidos para el público general como Massimo Busacca (2009), Damir Skomina (2019), Howard Webb (2010 y 2013), Pierluigi Collina (6 veces consecutivas 1998-2003) o Roberto Rosetti (2008, actual jefe de arbitraje de la UEFA).

En España, Marisa Villa, actual responsable de arbitraje femenino del Comité Técnico de Árbitros, recorrió la banda de muchos campos de Segunda División. Y, hace pocos días, Guadalupe Porras superaba las pruebas físicas de la federación convirtiéndose en la primera mujer que arbitrará partidos de Primera División en nuestro país.

Ellas serán, pronto, solo un ejemplo de las muchas árbitras que dirigirán encuentros masculinos y femeninos; y es que, desde la inclusión del VAR ha aumentado hasta 6 el número de colegiados por cada partido, por lo que cada vez será más común que haya mujeres en el equipo arbitral.

Por último, después de haber hecho un repaso a la labor que han desempeñado y desempeñan estas mujeres, creo que es el momento de terminar mostrando mi respeto hacia el colectivo de árbitros y árbitras, que suele ser noticia por decisiones con las que algunos no están de acuerdo.
Y, sobre todo, manifestar mi admiración a todas las mujeres que, cada día, rompen barreras, tanto en los deportes como en cualquier ámbito; es momento de valorar sus esfuerzos y naturalizar sus éxitos.

Imagen de cabecera: Valerio Pennicino/Getty Images

_Destacado

Frenkie y el ecosistema Ajax

Alberto López Frau @alberlopezfrau
24-01-2022

_Destacado

Posponer

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
24-01-2022