_Otros

Nadal incluso cuando todo va en contra

David Sánchez @dasanchez__ 11-12-2018

etiquetas:

El 2018 de Rafa Nadal ha dejado una estampa diferente aunque no por ello mala. El balear, que tuvo que decir adiós al año para pasar por quirófano y someterse a una intervención en el tobillo derecho, compitió en nueve torneos pero su marca permeó en cada uno de ellos. 

Si bien, su presencia fue limitada y menor que en otras temporadas, el mallorquín disputó 46 partidos y solo perdió dos. El primero de ellos ante Dominic Thiem, en los cuartos de final del Mutua Madrid Open, y el segundo, frente a Novak Djokovic, en las épicas semifinales de Wimbledon que se resolvieron 10-8 en el quinto parcial. 

Nadal fue el único jugador en alcanzar los cuartos de final en todos y cada uno de los cuatro Grand Slams del año. Cayó en esa ronda en Australia, en semifinales en Wimbledon y el US Open y venció, por undécima vez, en Roland Garros. Es cierto que tanto en Melbourne como en Nueva York se vio forzado a la retirada en ambos encuentros y en plena lucha por el número uno del mundo. 

Además, el campeón de 17 Grandes mantuvo un balance muy positivo después de hacerse con el primer set en un partido. 40-1 fue el registro final de Rafa este curso en esa faceta donde solo Marin Cilic, y en un duelo que finalizó con la retirada por lesión muscular de Nadal, pudo quebrar su buen hacer. 

Pero, sin duda, el dato más destacado es que, solo jugando nueve torneos, llegó a cinco finales y, por primera vez en su carrera deportiva, consiguió ganarlas todas. Desde 2004 siempre había cedido en, al menos, uno de los duelos por el trofeo. En 2018 se alzó campeón en Barcelona, Montecarlo, Roma, Roland Garros y Canadá elevando a 80 el número de copas en su vitrina.  

Este hecho ayuda a que Rafa ya sea el jugador con más títulos al aire libre. 78 de esos 80 han sido lejos de una pista techada aumentando la distancia con Federer quien, hasta la fecha, ha conseguido 74 y lejos de Djokovic (60) y Murray (31). 

Números que avalan a un Nadal que, incluso cuando todo va en contra, da la talla. El balear regresará a la competición, si todo sigue su curso, en el tradicional torneo de exhibición de Abu Dhabi de finales de diciembre. Será el momento en el que vuelva a poner en marcha una maquinaria que, con 32 años, sigue en combustión.  

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El 2018 de Rafa Nadal ha dejado una estampa diferente aunque no por ello mala. El balear, que tuvo que decir adiós al año para pasar por quirófano y someterse a una intervención en el tobillo derecho, compitió en nueve torneos pero su marca permeó en cada uno de ellos. 

Si bien, su presencia fue limitada y menor que en otras temporadas, el mallorquín disputó 46 partidos y solo perdió dos. El primero de ellos ante Dominic Thiem, en los cuartos de final del Mutua Madrid Open, y el segundo, frente a Novak Djokovic, en las épicas semifinales de Wimbledon que se resolvieron 10-8 en el quinto parcial. 

Nadal fue el único jugador en alcanzar los cuartos de final en todos y cada uno de los cuatro Grand Slams del año. Cayó en esa ronda en Australia, en semifinales en Wimbledon y el US Open y venció, por undécima vez, en Roland Garros. Es cierto que tanto en Melbourne como en Nueva York se vio forzado a la retirada en ambos encuentros y en plena lucha por el número uno del mundo. 

Además, el campeón de 17 Grandes mantuvo un balance muy positivo después de hacerse con el primer set en un partido. 40-1 fue el registro final de Rafa este curso en esa faceta donde solo Marin Cilic, y en un duelo que finalizó con la retirada por lesión muscular de Nadal, pudo quebrar su buen hacer. 

Pero, sin duda, el dato más destacado es que, solo jugando nueve torneos, llegó a cinco finales y, por primera vez en su carrera deportiva, consiguió ganarlas todas. Desde 2004 siempre había cedido en, al menos, uno de los duelos por el trofeo. En 2018 se alzó campeón en Barcelona, Montecarlo, Roma, Roland Garros y Canadá elevando a 80 el número de copas en su vitrina.  

Este hecho ayuda a que Rafa ya sea el jugador con más títulos al aire libre. 78 de esos 80 han sido lejos de una pista techada aumentando la distancia con Federer quien, hasta la fecha, ha conseguido 74 y lejos de Djokovic (60) y Murray (31). 

Números que avalan a un Nadal que, incluso cuando todo va en contra, da la talla. El balear regresará a la competición, si todo sigue su curso, en el tradicional torneo de exhibición de Abu Dhabi de finales de diciembre. Será el momento en el que vuelva a poner en marcha una maquinaria que, con 32 años, sigue en combustión.  

etiquetas: