_Femenino

¿Misión imposible?

Patricia Muñoz @patrims 27-04-2018

etiquetas:

La cuenta atrás ya está en marcha. 3 partidos, 9 puntos en juego, a
8 de la salvación… La temporada se acaba y las probabilidades de mantener la
categoría se escapan como el aire entre los dedos. Aún hay tiempo, dicen
algunos. Este año no hay nada más que hacer, dicen otros, los más pesimistas.
Sin embargo, el Santa Teresa, situado actualmente en el último escalón de la
clasificación de la Liga Iberdrola (puesto 16), quiere creer y, por ello, se
aferra a la consigna de que ‘todo es posible’ y de que tiene tiempo suficiente
para lograr… ¿lo imposible?

Optimismo al borde del abismo. Positividad frente a la idea de
caer al vacío y abandonar la Primera División. No depender de sí mismas
convierte la aventura del Santa Teresa en estas tres últimas jornadas de Liga
en un periplo aún más complicado. No obstante, nada es imposible y ellas, como
siempre han hecho, seguirán luchando hasta el pitido final de la última
jornada, la número 30. Porque el fútbol y su sistema de puntuación en liga
tiene la maravillosa capacidad de mantenernos en vilo y hacernos creer hasta el
último segundo. Posibles carambolas e infinidad de resultados posibles (e
inesperados) pueden darse incluso en el último fin de semana de la competición
doméstica.

Porque el fútbol nos hace creer. Como creen el Santa Teresa y toda
su afición en la ansiada salvación. Una salvación que, aunque es posible, se
hace muy cuesta arriba a falta de sólo tres partidos para el término de la
campaña 2017/2018. Y es que las cosas no han salido como se esperaba en el club
extremeño. Un equipo que el pasado curso aspiraba a puestos de Copa de la Reina
– se quedó a las puertas de conseguirlo – y que, tristemente, este año lucha
por la permanencia. Los números lo dicen todo: 16 derrotas, siete empates y
sólo cuatro victorias a lo largo de las 27 jornadas disputadas hasta ahora en
la Liga Iberdrola.

Sin embargo, toca hacer de tripas corazón e ir en busca de la
épica. El Santa Teresa tiene por delante tres fines de semana para lograr no
despertar del sueño de Primera División. Un sueño que ya cumple tres años. Tres
temporadas (desde la 2014/2015) en la máxima categoría obteniendo un noveno y
undécimo puesto, respectivamente. Sin embargo, tres ahora son las oportunidades
que tiene el conjunto pacense para mantenerse en Primera. Tres encuentros de
alto voltaje. Tres finales que definirán su futuro. Tres rivales – Fundación
Albacete (situado en el puesto número 14 y, por tanto, rival directo), Real
Sociedad y Sporting de Huelva –  ante los
que dejarse la piel.

Tres oportunidades para manifestar que, a pesar de que los
resultados no han acompañado a lo largo de la temporada, el trabajo de estas
jugadoras está y siempre ha estado ahí. Tres partidos para reivindicarse y para
demostrar que el Santa Teresa no baja los brazos. Que no todo está perdido. Que
mientras en la zona alta de la tabla se definen el flamante campeón y los siete
equipos restantes que lucharán por la Copa de la Reina, en la zona roja se
estará librando una batalla de altura. El Santa Teresa cree en la salvación y, aunque
el tiempo corra en su contra, su misión en esta Liga Iberdrola aún no ha
terminado.

 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La cuenta atrás ya está en marcha. 3 partidos, 9 puntos en juego, a
8 de la salvación… La temporada se acaba y las probabilidades de mantener la
categoría se escapan como el aire entre los dedos. Aún hay tiempo, dicen
algunos. Este año no hay nada más que hacer, dicen otros, los más pesimistas.
Sin embargo, el Santa Teresa, situado actualmente en el último escalón de la
clasificación de la Liga Iberdrola (puesto 16), quiere creer y, por ello, se
aferra a la consigna de que ‘todo es posible’ y de que tiene tiempo suficiente
para lograr… ¿lo imposible?

Optimismo al borde del abismo. Positividad frente a la idea de
caer al vacío y abandonar la Primera División. No depender de sí mismas
convierte la aventura del Santa Teresa en estas tres últimas jornadas de Liga
en un periplo aún más complicado. No obstante, nada es imposible y ellas, como
siempre han hecho, seguirán luchando hasta el pitido final de la última
jornada, la número 30. Porque el fútbol y su sistema de puntuación en liga
tiene la maravillosa capacidad de mantenernos en vilo y hacernos creer hasta el
último segundo. Posibles carambolas e infinidad de resultados posibles (e
inesperados) pueden darse incluso en el último fin de semana de la competición
doméstica.

Porque el fútbol nos hace creer. Como creen el Santa Teresa y toda
su afición en la ansiada salvación. Una salvación que, aunque es posible, se
hace muy cuesta arriba a falta de sólo tres partidos para el término de la
campaña 2017/2018. Y es que las cosas no han salido como se esperaba en el club
extremeño. Un equipo que el pasado curso aspiraba a puestos de Copa de la Reina
– se quedó a las puertas de conseguirlo – y que, tristemente, este año lucha
por la permanencia. Los números lo dicen todo: 16 derrotas, siete empates y
sólo cuatro victorias a lo largo de las 27 jornadas disputadas hasta ahora en
la Liga Iberdrola.

Sin embargo, toca hacer de tripas corazón e ir en busca de la
épica. El Santa Teresa tiene por delante tres fines de semana para lograr no
despertar del sueño de Primera División. Un sueño que ya cumple tres años. Tres
temporadas (desde la 2014/2015) en la máxima categoría obteniendo un noveno y
undécimo puesto, respectivamente. Sin embargo, tres ahora son las oportunidades
que tiene el conjunto pacense para mantenerse en Primera. Tres encuentros de
alto voltaje. Tres finales que definirán su futuro. Tres rivales – Fundación
Albacete (situado en el puesto número 14 y, por tanto, rival directo), Real
Sociedad y Sporting de Huelva –  ante los
que dejarse la piel.

Tres oportunidades para manifestar que, a pesar de que los
resultados no han acompañado a lo largo de la temporada, el trabajo de estas
jugadoras está y siempre ha estado ahí. Tres partidos para reivindicarse y para
demostrar que el Santa Teresa no baja los brazos. Que no todo está perdido. Que
mientras en la zona alta de la tabla se definen el flamante campeón y los siete
equipos restantes que lucharán por la Copa de la Reina, en la zona roja se
estará librando una batalla de altura. El Santa Teresa cree en la salvación y, aunque
el tiempo corra en su contra, su misión en esta Liga Iberdrola aún no ha
terminado.

 

etiquetas: