_Baloncesto

Miami-San Antonio, comienza la batalla final de la NBA

Alessandra Roversi @http://www.twitter.com/aleroversi 05-06-2014

etiquetas:

Javier MANEROEsta madrugada, a las 3.00 AM hora española, comienza en San Antonio la final por el anillo de la NBA. Una final que ya vivimos hace un año entre estos dos equipos, San Antonio y Miami, en la cual los Heat se alzaron con el título de campeón tras una intensa serie que se decidió en el definitivo séptimo partido.

Este año las cosas son muy diferentes. Para empezar los Spurs tienen el factor cancha a favor, algo a considerar importante en caso de que la serie llegue hasta el último partido, encuentro que se jugaría en el AT&T Center. También, el equipo Texano llega más en forma a la final, al contrario que el año pasado, dónde una durísima final de conferencia contra Memphis les mermó bastante. En cualquier caso, los de Florida también llegan en un gran momento de forma y con Lebron James en modo All-Star, llevando a su equipo victoria tras victoria.

Estas finales, han venido marcadas por la duda del base francés de los Spurs Tony Parker, que ha sido duda hasta ahora mismo para el primer partido por un problema en su tobillo que sufrió en el cuarto partido de la serie contra los Thunder y se agravó en el quinto. “Lo cierto es que desde 2010 apenas he parado, pero me siento bien y todavía confío en mi cuerpo para hacer frente a estas finales”, afirmó Parker. “Creo que estará bien” declaro Greg Popovich en referencia al estado de su base.

Tony Parker es una pieza importante para San Antonio, y más en estas finales, ya que con el base francés en pista, los Spurs han ganado 13 partidos a los Heat por 6 derrotas. Pero también es cierto que el último balance es de 4 victorias por 6 de Miami, que parece haber encontrado la forma de frenar a Parker.

Su antagonista en Miami, Mario Chalmers, se refirió al base francés como “alguien impredecible comparando a otros bases, pero que juega de acuerdo al plan de su equipo, por eso a veces podemos saber cómo defenderle”.

Otro punto importante en esta final será el duelo entre Lebron y Leonard, el número 2 de San Antonio, ambos jugadores elegidos en el segundo mejor quinteto defensivo de la temporada. Se espera una lucha física y sin cuartel entre los aleros de Spurs y Heat.

Otra pieza importante que puede decantar la balanza es Manu Ginóbili, que pese a sus 36 años llega en un gran estado de forma, y que con su juego exterior saliendo desde el banquillo puede tener efecto microondas y castigar sin piedad a los Heat. Igual el caso de Tim Duncan, que a sus 38 años sigue promediando 14 puntos y 10 rebotes, un seguro de vida en la zona texana.

En cuanto a los Heat, habrá que ver si Lebron es secundado por Chris Bosh, irregular a veces y Dwyane Wade. Y todo sin olvidar la aportación de Ray Allen, que ya decidió con ese triple el año pasado a falta de 5 segundos en el sexto partido, que San Antonio no se hiciera con el anillo de campeón.

Lo que sí es seguro es que veremos una gran serie, que puede llegar a confirmar al trío Parker-Ginóbili-Duncan como el mejor de la historia, si no lo es ya, o que puede asentar el reinado de “King” James en la NBA.

[Sigue toda la actualidad de la NBA en @NBASphera]

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Javier MANEROEsta madrugada, a las 3.00 AM hora española, comienza en San Antonio la final por el anillo de la NBA. Una final que ya vivimos hace un año entre estos dos equipos, San Antonio y Miami, en la cual los Heat se alzaron con el título de campeón tras una intensa serie que se decidió en el definitivo séptimo partido.

Este año las cosas son muy diferentes. Para empezar los Spurs tienen el factor cancha a favor, algo a considerar importante en caso de que la serie llegue hasta el último partido, encuentro que se jugaría en el AT&T Center. También, el equipo Texano llega más en forma a la final, al contrario que el año pasado, dónde una durísima final de conferencia contra Memphis les mermó bastante. En cualquier caso, los de Florida también llegan en un gran momento de forma y con Lebron James en modo All-Star, llevando a su equipo victoria tras victoria.

Estas finales, han venido marcadas por la duda del base francés de los Spurs Tony Parker, que ha sido duda hasta ahora mismo para el primer partido por un problema en su tobillo que sufrió en el cuarto partido de la serie contra los Thunder y se agravó en el quinto. “Lo cierto es que desde 2010 apenas he parado, pero me siento bien y todavía confío en mi cuerpo para hacer frente a estas finales”, afirmó Parker. “Creo que estará bien” declaro Greg Popovich en referencia al estado de su base.

Tony Parker es una pieza importante para San Antonio, y más en estas finales, ya que con el base francés en pista, los Spurs han ganado 13 partidos a los Heat por 6 derrotas. Pero también es cierto que el último balance es de 4 victorias por 6 de Miami, que parece haber encontrado la forma de frenar a Parker.

Su antagonista en Miami, Mario Chalmers, se refirió al base francés como “alguien impredecible comparando a otros bases, pero que juega de acuerdo al plan de su equipo, por eso a veces podemos saber cómo defenderle”.

Otro punto importante en esta final será el duelo entre Lebron y Leonard, el número 2 de San Antonio, ambos jugadores elegidos en el segundo mejor quinteto defensivo de la temporada. Se espera una lucha física y sin cuartel entre los aleros de Spurs y Heat.

Otra pieza importante que puede decantar la balanza es Manu Ginóbili, que pese a sus 36 años llega en un gran estado de forma, y que con su juego exterior saliendo desde el banquillo puede tener efecto microondas y castigar sin piedad a los Heat. Igual el caso de Tim Duncan, que a sus 38 años sigue promediando 14 puntos y 10 rebotes, un seguro de vida en la zona texana.

En cuanto a los Heat, habrá que ver si Lebron es secundado por Chris Bosh, irregular a veces y Dwyane Wade. Y todo sin olvidar la aportación de Ray Allen, que ya decidió con ese triple el año pasado a falta de 5 segundos en el sexto partido, que San Antonio no se hiciera con el anillo de campeón.

Lo que sí es seguro es que veremos una gran serie, que puede llegar a confirmar al trío Parker-Ginóbili-Duncan como el mejor de la historia, si no lo es ya, o que puede asentar el reinado de “King” James en la NBA.

[Sigue toda la actualidad de la NBA en @NBASphera]

etiquetas:

_NBA

Muy orgulloso

Adrià Campmany @campmany_adria
08-11-2021