_Fútbol

Mentiras, paradojas y misterios de la Superliga

Raúl del Prado @RauldelPradoRod 23-04-2021

etiquetas:

Superliga UEFA

Con todo lo que se ha escrito y con todo lo que se ha dicho sobre la Superliga europea, comprendería que te diera pereza leer este artículo. Es más, entendería que dejaras de leer ahora mismo, porque el tema ya cansa. Pero voy a tratar de hacer un ejercicio de literatura al más puro estilo de ‘Juego de Tronos’, -que es lo que es esta Superliga- para intentar atraparte en la lectura y descubrir las mentiras, paradojas y misterios que rodean a este fenómeno que ha convulsionado el mundo del fútbol y el planeta en general.

La Superliga europea nace un domingo por la noche con un comunicado en el que se dice que la integran 15 clubes fundadores, 12 que ya están y 3 a los que se les espera. 15 equipos que, por ser fundadores, se aseguran su presencia en esta competición. El torneo estará formado por 20 equipos y otros 5 clubes serán invitados por sus méritos. (En el momento de escribir estas líneas, Florentino Pérez, presidente de la Superliga según consta en el comunicado, dice que el proyecto se encuentra en stand-by, sin embargo el comunicado oficial ha desaparecido de la página web de su club, el Real Madrid. “Lo sentimos… Pero nos ha sido imposible encontrar la página solicitada”, es lo que se encuentra en su lugar. Primera PARADOJA y primer MISTERIO).

¿Por qué la Superliga nace así, un domingo por la noche, casi como si fuera un parto prematuro? ¿Por qué justo el domingo antes de que al martes siguiente la UEFA celebre su Congreso? Y aquí es donde habría que poner la música de encabezamiento de ‘Juego de Tronos’, que seguro te viene ahora a la cabeza.

Los 12 clubes fundadores son 6 ingleses, 3 españoles y 3 italianos. Muchos ingleses, ¿por qué? Es posible que sea porque esta Superliga está pensada para que siempre estén equipos muy ricos, los más ricos. KPMG, una de las cinco firmas de consultoría más importantes del mundo, ha elaborado un informe que abarca un periodo de cinco años (2016-2020) para establecer el ranking de los 32 clubes más destacados según su valor empresarial. Los 6 ingleses, Manchester United (2), Liverpool (5), Manchester City (6), Chelsea (7), Tottenham (8) y Arsenal (10), están entre los diez primeros de la clasificación de los más ricos.

Dice Florentino Pérez que esta Superliga es necesaria porque “estamos arruinados, hay que salvar el fútbol”. Es MENTIRA. Lo dice el presidente del club que lidera la lista de los más ricos. Y el Real Madrid es el número 1 entre los poderosos porque, según el estudio de KPMG, en la etapa analizada coincide con que gana tres Champions League. Podrá ser mejor, pero no es mal negocio la competición de UEFA. Sobre todo si la ganas. El que esté arruinado, que no es el caso precisamente del Real Madrid, tendrá que pensar en ajustar sus cuentas. Y lo de salvar el fútbol… sin comentarios.

Nos faltan 3 clubes fundadores. También nos faltan países representados en esta Superliga. Esto no deja de ser un MISTERIO, aunque tampoco mucho. Esperarían que se subieran al carro el Bayern Munich alemán y el París Saint Germain francés. Estos dos seguro, que por algo están en el selecto club de los diez más ricos y además son el vigente campeón y subcampeón de Europa. Pero mira tú por dónde que los dos se apresuran en decir “no”. Así, rapidito. Para qué vamos a esperar si al día siguiente hay Congreso de la UEFA y su presidente, Aleksander Ceferin, dice en su alocución “gracias Nasser, gracias Rummenigge, gracias José…”. Nasser es el presidente del PSG, Rummenigge es el director general del Bayern Munich y José es el presidente del Sevilla. Nasser Al-Khelaifi y Karl-Heinz Rummenigge fueron ratificados por aclamación como representantes de la Asociación de Clubes Europeos (ECA) en el Comité Ejecutivo de la UEFA para un periodo de tres años. (No consta que José Castro haya sido nombrado en este Congreso para cargo alguno de la UEFA).

Otro MISTERIO es cómo las acciones de la Juventus, uno de los 12 fundadores, subieron el lunes como la espuma más de un 17%. El miércoles bajaron más de un 13%, cuando el proyecto de la Superliga se desinfló. El que tuviera o comprara acciones del club italiano y las vendiera el martes ha hecho el negocio del año. Y es que en esto de la Superliga dinero hay un rato. Se habla de más de 3.500 millones de euros que pone la financiera JP Morgan. De 4.000 millones de derechos televisivos. Todo a repartir entre los miembros de la Superliga. Se aseguran un dineral que si sale un jugador de esos muy buenos en el Villarreal, en el West Ham o en la Fiorentina lo fichan sí o sí, a golpe de talonario. Y como el dinero no es problema en cuanto pueda me llevo a Mbappé.

Dice Florentino Pérez que “la Champions no es atractiva hasta cuartos”. Puede ser, pero esa afirmación conlleva un menosprecio al factor deportivo. Es como decir, “juego la Copa, pero sólo la final”. (Así no me sale un Alcorcón). O, “juego la Liga, pero sólo las tres últimas jornadas; a ver quién gana”. Por cierto, los 12 + 3 no renunciaban a jugar sus competiciones nacionales. El Shakhtar-Real Madrid de la fase de grupos de la Champions no es atractivo. Pero el Real Madrid-Cádiz, el Celta-At. Madrid y el Getafe-Barcelona de la jornada 6 de la Liga sí no lo son da igual, que los jugamos. Vaya PARADOJA. O, ¿estarán pensando en crear la Superliga española? Porque además a Real Madrid, Barcelona y At. Madrid no les importaría mucho su clasificación en la Liga. Siempre iban a jugar la Superliga europea.

Luego está lo de los 5 clubes invitados, que encierra un MISTERIO y una MENTIRA. Serían elegidos por “méritos”. ¿Méritos deportivos? ¿Económicos? ¿Para diversificar e incluir otros países? No lo definen, es un misterio. Y algo de mentira tiene porque otorgarían el privilegio de conceder esas cinco plazas al que quisieran. Porque candidatos salen a patadas. El Lille, que es líder en Francia. El Leipzig, que es segundo en la Bundesliga. O el Leicester y la Atalanta, terceros en Inglaterra e Italia. La Roma o el Nápoles, que no están mal en la lista de los más ricos. O buscamos otros países y tenemos al Ajax de Ámsterdam, al Benfica, al Porto, Galatasaray y Besiktas turcos. Y cuidado, no vas a dejar fuera a rusos (Zenit) o ucranios (Dinamo Kiev). Por no hablar de serbios, suecos, belgas, griegos… Y al que dejas fuera le explicas que es para salvar el fútbol.

El caso es que esta Superliga ha saltado por los aires en el momento en que los seis fundadores ingleses han decidido dar marcha atrás. Así, rapidito. De un día para otro. Que si ha sido porque ha intervenido hasta el primer ministro Boris Johnson, que si por la presión de los aficionados. Aquí hay de todo, PARADOJAS, MENTIRAS y MISTERIO. También hay que acordarse que hubo un Congreso de la UEFA y alguna ficha se movió, como el anuncio de Ceferin acerca de que se perfeccionará y corregirá el sistema del ‘fair-play’ financiero y los clubes tendrán más flexibilidad.

Si has llegado hasta aquí en la lectura, es posible que ahora estés pensando que el fútbol está lleno de mentiras, paradojas y misterios. Pero el fútbol nunca va a morir. Siempre habrá en algún rincón de este planeta algún niño o alguna niña que se diviertan con sus amigos dando patadas a un balón. Y millones de aficionados que disfruten o sufran con sus equipos. Esa es la verdadera dimensión del fútbol, un fenómeno social al que nada puede igualar en el mundo, pese a sus mentiras, sus paradojas y sus misterios.

Imagen de cabecera: ImagoImages

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Con todo lo que se ha escrito y con todo lo que se ha dicho sobre la Superliga europea, comprendería que te diera pereza leer este artículo. Es más, entendería que dejaras de leer ahora mismo, porque el tema ya cansa. Pero voy a tratar de hacer un ejercicio de literatura al más puro estilo de ‘Juego de Tronos’, -que es lo que es esta Superliga- para intentar atraparte en la lectura y descubrir las mentiras, paradojas y misterios que rodean a este fenómeno que ha convulsionado el mundo del fútbol y el planeta en general.

La Superliga europea nace un domingo por la noche con un comunicado en el que se dice que la integran 15 clubes fundadores, 12 que ya están y 3 a los que se les espera. 15 equipos que, por ser fundadores, se aseguran su presencia en esta competición. El torneo estará formado por 20 equipos y otros 5 clubes serán invitados por sus méritos. (En el momento de escribir estas líneas, Florentino Pérez, presidente de la Superliga según consta en el comunicado, dice que el proyecto se encuentra en stand-by, sin embargo el comunicado oficial ha desaparecido de la página web de su club, el Real Madrid. “Lo sentimos… Pero nos ha sido imposible encontrar la página solicitada”, es lo que se encuentra en su lugar. Primera PARADOJA y primer MISTERIO).

¿Por qué la Superliga nace así, un domingo por la noche, casi como si fuera un parto prematuro? ¿Por qué justo el domingo antes de que al martes siguiente la UEFA celebre su Congreso? Y aquí es donde habría que poner la música de encabezamiento de ‘Juego de Tronos’, que seguro te viene ahora a la cabeza.

Los 12 clubes fundadores son 6 ingleses, 3 españoles y 3 italianos. Muchos ingleses, ¿por qué? Es posible que sea porque esta Superliga está pensada para que siempre estén equipos muy ricos, los más ricos. KPMG, una de las cinco firmas de consultoría más importantes del mundo, ha elaborado un informe que abarca un periodo de cinco años (2016-2020) para establecer el ranking de los 32 clubes más destacados según su valor empresarial. Los 6 ingleses, Manchester United (2), Liverpool (5), Manchester City (6), Chelsea (7), Tottenham (8) y Arsenal (10), están entre los diez primeros de la clasificación de los más ricos.

Dice Florentino Pérez que esta Superliga es necesaria porque “estamos arruinados, hay que salvar el fútbol”. Es MENTIRA. Lo dice el presidente del club que lidera la lista de los más ricos. Y el Real Madrid es el número 1 entre los poderosos porque, según el estudio de KPMG, en la etapa analizada coincide con que gana tres Champions League. Podrá ser mejor, pero no es mal negocio la competición de UEFA. Sobre todo si la ganas. El que esté arruinado, que no es el caso precisamente del Real Madrid, tendrá que pensar en ajustar sus cuentas. Y lo de salvar el fútbol… sin comentarios.

Nos faltan 3 clubes fundadores. También nos faltan países representados en esta Superliga. Esto no deja de ser un MISTERIO, aunque tampoco mucho. Esperarían que se subieran al carro el Bayern Munich alemán y el París Saint Germain francés. Estos dos seguro, que por algo están en el selecto club de los diez más ricos y además son el vigente campeón y subcampeón de Europa. Pero mira tú por dónde que los dos se apresuran en decir “no”. Así, rapidito. Para qué vamos a esperar si al día siguiente hay Congreso de la UEFA y su presidente, Aleksander Ceferin, dice en su alocución “gracias Nasser, gracias Rummenigge, gracias José…”. Nasser es el presidente del PSG, Rummenigge es el director general del Bayern Munich y José es el presidente del Sevilla. Nasser Al-Khelaifi y Karl-Heinz Rummenigge fueron ratificados por aclamación como representantes de la Asociación de Clubes Europeos (ECA) en el Comité Ejecutivo de la UEFA para un periodo de tres años. (No consta que José Castro haya sido nombrado en este Congreso para cargo alguno de la UEFA).

Otro MISTERIO es cómo las acciones de la Juventus, uno de los 12 fundadores, subieron el lunes como la espuma más de un 17%. El miércoles bajaron más de un 13%, cuando el proyecto de la Superliga se desinfló. El que tuviera o comprara acciones del club italiano y las vendiera el martes ha hecho el negocio del año. Y es que en esto de la Superliga dinero hay un rato. Se habla de más de 3.500 millones de euros que pone la financiera JP Morgan. De 4.000 millones de derechos televisivos. Todo a repartir entre los miembros de la Superliga. Se aseguran un dineral que si sale un jugador de esos muy buenos en el Villarreal, en el West Ham o en la Fiorentina lo fichan sí o sí, a golpe de talonario. Y como el dinero no es problema en cuanto pueda me llevo a Mbappé.

Dice Florentino Pérez que “la Champions no es atractiva hasta cuartos”. Puede ser, pero esa afirmación conlleva un menosprecio al factor deportivo. Es como decir, “juego la Copa, pero sólo la final”. (Así no me sale un Alcorcón). O, “juego la Liga, pero sólo las tres últimas jornadas; a ver quién gana”. Por cierto, los 12 + 3 no renunciaban a jugar sus competiciones nacionales. El Shakhtar-Real Madrid de la fase de grupos de la Champions no es atractivo. Pero el Real Madrid-Cádiz, el Celta-At. Madrid y el Getafe-Barcelona de la jornada 6 de la Liga sí no lo son da igual, que los jugamos. Vaya PARADOJA. O, ¿estarán pensando en crear la Superliga española? Porque además a Real Madrid, Barcelona y At. Madrid no les importaría mucho su clasificación en la Liga. Siempre iban a jugar la Superliga europea.

Luego está lo de los 5 clubes invitados, que encierra un MISTERIO y una MENTIRA. Serían elegidos por “méritos”. ¿Méritos deportivos? ¿Económicos? ¿Para diversificar e incluir otros países? No lo definen, es un misterio. Y algo de mentira tiene porque otorgarían el privilegio de conceder esas cinco plazas al que quisieran. Porque candidatos salen a patadas. El Lille, que es líder en Francia. El Leipzig, que es segundo en la Bundesliga. O el Leicester y la Atalanta, terceros en Inglaterra e Italia. La Roma o el Nápoles, que no están mal en la lista de los más ricos. O buscamos otros países y tenemos al Ajax de Ámsterdam, al Benfica, al Porto, Galatasaray y Besiktas turcos. Y cuidado, no vas a dejar fuera a rusos (Zenit) o ucranios (Dinamo Kiev). Por no hablar de serbios, suecos, belgas, griegos… Y al que dejas fuera le explicas que es para salvar el fútbol.

El caso es que esta Superliga ha saltado por los aires en el momento en que los seis fundadores ingleses han decidido dar marcha atrás. Así, rapidito. De un día para otro. Que si ha sido porque ha intervenido hasta el primer ministro Boris Johnson, que si por la presión de los aficionados. Aquí hay de todo, PARADOJAS, MENTIRAS y MISTERIO. También hay que acordarse que hubo un Congreso de la UEFA y alguna ficha se movió, como el anuncio de Ceferin acerca de que se perfeccionará y corregirá el sistema del ‘fair-play’ financiero y los clubes tendrán más flexibilidad.

Si has llegado hasta aquí en la lectura, es posible que ahora estés pensando que el fútbol está lleno de mentiras, paradojas y misterios. Pero el fútbol nunca va a morir. Siempre habrá en algún rincón de este planeta algún niño o alguna niña que se diviertan con sus amigos dando patadas a un balón. Y millones de aficionados que disfruten o sufran con sus equipos. Esa es la verdadera dimensión del fútbol, un fenómeno social al que nada puede igualar en el mundo, pese a sus mentiras, sus paradojas y sus misterios.

Imagen de cabecera: ImagoImages

etiquetas:

Superliga UEFA