_Fórmula 1

Mejorar la estrategia para aprovechar la ventaja

Abraham Marqués @AbrahamMarques_ 04-05-2018

etiquetas:

Tras cuatro Grandes Premios, Ferrari se ha posicionado como
equipo con el mejor monoplaza de la parrilla. En Australia parecía que Mercedes
seguía siendo el equipo a batir, pero los tres últimos Grandes Premios han
puesto en evidencia que los italianos tienen un mejor paquete en este inicio de
la temporada 2018. Esto los ha llevado a ser líderes del mundial de
constructores, con una ventaja de cuatro puntos respecto a los de Brackley. La
superioridad es muy clara los sábados, con tres poles consecutivas de Sebastian
Vettel, pero los domingos no terminan de manejar la ventaja que tienen
actualmente.

En Australia consiguieron arrebatarle la victoria a Mercedes
gracias al safety car, logrando un primer puesto que no entraba en los planes
viendo el nivel de los alemanes. Fue un muy buen inicio para los de Maranello,
que dieron un paso adelante en Bahréin, colocándose como la primera fuerza. En
el Gran Premio nocturno no dieron opción a su rival y se llevaron la pole y la
victoria. Todo se ponía de cara para Ferrari, pero en China empezaron a
flaquear.

La estrategia fue bastante mala en el Gran Premio asiático,
donde perdieron el liderato en favor de Bottas. El undercut de Mercedes dejó en
fuera de juego a Ferrari, que vio como Vettel salía por detrás de él. Este
fallo puede entrar dentro de lo normal, pero lo que no fue lógico fue dejar a
Räikkönen en pista. El finlandés perdía mucho tiempo con sus gomas, hasta tal
punto que Bottas y Vettel le alcanzaron en pocas vueltas. La idea era que Kimi
frenara a Valtteri, pero el de Mercedes le adelantó a las primeras de cambio. La
estrategia para el segundo piloto de Ferrari era pésima, aunque esta se vio
arreglada por la aparición del safety car y finalmente subió al podio.

En el Gran Premio de Azerbaiyán el fallo vino de la mano de
Vettel. Con el safety car tras el accidente entre los dos Red Bull, Sebastian
perdió su posición con Bottas ya que el de Mercedes aprovechó el safety car
para realizar su parada, cuando el de Ferrari la había realizado diez vueltas
antes. Este imprevisto hizo que los italianos perdieran el liderato de una
carrera que tenían en la palma de su mano. Cuando se relanzó la carrera, el
tetracampeón del mundo se lanzó a recuperar la primera posición. Se pasó de
frenada y bajó del segundo al cuarto puesto.

En esta ocasión, Sebastian debería de haber cogido la
calculadora. Tenía a Hamilton justo detrás, por lo que, si la carrera terminaba
con esas posiciones, le habría sacado tres puntos a Lewis en el mundial. Tras
su intento de adelantamiento fallido, perdió posición con el otro tetracampeón
de la parrilla. El resultado final de la carrera fue bastante duro para el
alemán: Hamilton le recortó 13 puntos y se colocó como nuevo líder del mundial.

Tener solo el mejor coche no vale para ganar un campeonato.
La temporada es muy larga y un equipo que opta a ganar el campeonato debe
cuidar mucho la estrategia. Ferrari no sabe si Mercedes va a conseguir
desarrollar un mejor monoplaza en las próximas carreras, por lo que deben
aprovechar estos Grandes Premios en los que son superiores para conseguir la
mayor renta posible en la tabla de puntos. Para ello, tienen que coordinar la
estrategia de sus dos monoplazas, ya que no solo vale con que Vettel consiga
unos resultados fantásticos. No pueden sacrificar constantemente a Kimi en
pista.

Por otro lado, Sebastian también debe aprovechar este buen
nivel del SF71H. Ya vimos en 2017 que Ferrari no pudo aguantarle el pulso a
Mercedes hasta final de temporada. Este año tienen una clara ventaja sobre
ellos en las primeras citas del campeonato. El alemán debe aprovecharla si
quiere conseguir una quinta corona. Fallos como el de Azerbaiyán son de los que
cuestan mundiales. Es obvio que a toro pasado todo es más fácil, pero si Vettel
se hubiera calmado un poco, habría salido con una ventaja de siete puntos
respecto a Hamilton si contamos con que Bottas abandona. Debe aprender de este
error para el futuro.

Si miramos el actual nivel de su monoplaza, Ferrari es el
principal candidato para ganar el mundial de 2018. Pero esto solo no vale. La
calculadora y el ordenador deben rendir al máximo nivel tanto a nivel de diseño
del SF71H como a nivel de estrategia. Porque de nada sirve tener el mejor
monoplaza si después no se gestionan bien las carreras. El trabajo de Ferrari
este 2018 es muy bueno, pero deben pulir sus pequeños fallos para conseguir
terminar la temporada en lo más alto de la clasificación.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Tras cuatro Grandes Premios, Ferrari se ha posicionado como
equipo con el mejor monoplaza de la parrilla. En Australia parecía que Mercedes
seguía siendo el equipo a batir, pero los tres últimos Grandes Premios han
puesto en evidencia que los italianos tienen un mejor paquete en este inicio de
la temporada 2018. Esto los ha llevado a ser líderes del mundial de
constructores, con una ventaja de cuatro puntos respecto a los de Brackley. La
superioridad es muy clara los sábados, con tres poles consecutivas de Sebastian
Vettel, pero los domingos no terminan de manejar la ventaja que tienen
actualmente.

En Australia consiguieron arrebatarle la victoria a Mercedes
gracias al safety car, logrando un primer puesto que no entraba en los planes
viendo el nivel de los alemanes. Fue un muy buen inicio para los de Maranello,
que dieron un paso adelante en Bahréin, colocándose como la primera fuerza. En
el Gran Premio nocturno no dieron opción a su rival y se llevaron la pole y la
victoria. Todo se ponía de cara para Ferrari, pero en China empezaron a
flaquear.

La estrategia fue bastante mala en el Gran Premio asiático,
donde perdieron el liderato en favor de Bottas. El undercut de Mercedes dejó en
fuera de juego a Ferrari, que vio como Vettel salía por detrás de él. Este
fallo puede entrar dentro de lo normal, pero lo que no fue lógico fue dejar a
Räikkönen en pista. El finlandés perdía mucho tiempo con sus gomas, hasta tal
punto que Bottas y Vettel le alcanzaron en pocas vueltas. La idea era que Kimi
frenara a Valtteri, pero el de Mercedes le adelantó a las primeras de cambio. La
estrategia para el segundo piloto de Ferrari era pésima, aunque esta se vio
arreglada por la aparición del safety car y finalmente subió al podio.

En el Gran Premio de Azerbaiyán el fallo vino de la mano de
Vettel. Con el safety car tras el accidente entre los dos Red Bull, Sebastian
perdió su posición con Bottas ya que el de Mercedes aprovechó el safety car
para realizar su parada, cuando el de Ferrari la había realizado diez vueltas
antes. Este imprevisto hizo que los italianos perdieran el liderato de una
carrera que tenían en la palma de su mano. Cuando se relanzó la carrera, el
tetracampeón del mundo se lanzó a recuperar la primera posición. Se pasó de
frenada y bajó del segundo al cuarto puesto.

En esta ocasión, Sebastian debería de haber cogido la
calculadora. Tenía a Hamilton justo detrás, por lo que, si la carrera terminaba
con esas posiciones, le habría sacado tres puntos a Lewis en el mundial. Tras
su intento de adelantamiento fallido, perdió posición con el otro tetracampeón
de la parrilla. El resultado final de la carrera fue bastante duro para el
alemán: Hamilton le recortó 13 puntos y se colocó como nuevo líder del mundial.

Tener solo el mejor coche no vale para ganar un campeonato.
La temporada es muy larga y un equipo que opta a ganar el campeonato debe
cuidar mucho la estrategia. Ferrari no sabe si Mercedes va a conseguir
desarrollar un mejor monoplaza en las próximas carreras, por lo que deben
aprovechar estos Grandes Premios en los que son superiores para conseguir la
mayor renta posible en la tabla de puntos. Para ello, tienen que coordinar la
estrategia de sus dos monoplazas, ya que no solo vale con que Vettel consiga
unos resultados fantásticos. No pueden sacrificar constantemente a Kimi en
pista.

Por otro lado, Sebastian también debe aprovechar este buen
nivel del SF71H. Ya vimos en 2017 que Ferrari no pudo aguantarle el pulso a
Mercedes hasta final de temporada. Este año tienen una clara ventaja sobre
ellos en las primeras citas del campeonato. El alemán debe aprovecharla si
quiere conseguir una quinta corona. Fallos como el de Azerbaiyán son de los que
cuestan mundiales. Es obvio que a toro pasado todo es más fácil, pero si Vettel
se hubiera calmado un poco, habría salido con una ventaja de siete puntos
respecto a Hamilton si contamos con que Bottas abandona. Debe aprender de este
error para el futuro.

Si miramos el actual nivel de su monoplaza, Ferrari es el
principal candidato para ganar el mundial de 2018. Pero esto solo no vale. La
calculadora y el ordenador deben rendir al máximo nivel tanto a nivel de diseño
del SF71H como a nivel de estrategia. Porque de nada sirve tener el mejor
monoplaza si después no se gestionan bien las carreras. El trabajo de Ferrari
este 2018 es muy bueno, pero deben pulir sus pequeños fallos para conseguir
terminar la temporada en lo más alto de la clasificación.

etiquetas:

_Fórmula 1

Inercia

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
29-11-2021

_Fórmula 1

Sigue siendo mágico

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
22-11-2021