_NBA

Más que atletas

Ver el asesinato de George Floyd ha provocado que Estados Unidos y el resto de países del mundo vivan una semana con el racismo como permanente trending topic. Poder observar desde el salón de casa la brutalidad policial sobre un ciudadano afroamericano ha hecho que la gente reflexione. Ha hecho sentir. Y el mundo del deporte no ha sido una excepción

En la NBA hace años que los deportistas que manifiestan sus opiniones en temas sociales y políticos dejaron de ser una excepción. Sin ir más lejos, el jugador más mediático de los últimos años, LeBron James, lleva por bandera el ya famoso lema “More than an athlete”. Reivindicaciones sociales de las personalidades que forman parte de la liga se multiplican y el asesinato de George Floyd ha sido un aliciente más para impulsar un movimiento que va más allá de los jugadores. En medio de una oleada de protestas contra el racismo nunca vista desde el asesinato de Martin Luther King, tres figuras NBA se han alzado en busca de la igualdad. 

Malcolm Brogdon, un líder inesperado

Es cierto que Jaylen Brown,  tras conducir 15 horas para guiar una marcha pacífica en Atlanta, ha sido la principal cara visible dentro de las reivindicaciones de los jugadores. Sin embargo, al jugador de los Celtics se le unió un compañero de su mismo Draft menos conocido en este tipo de escenarios: Malcolm Brogdon

Se podría decir que Brogdon nació destinado a liderar la lucha contra la desigualdad racial. El jugador de los Pacers debe su nombre al conocido activista Malcolm X. Durante su adolescencia fueron habituales los episodios racistas, tanto en las aulas como en la pista de baloncesto. Como explica, ir a la escuela y crecer en Atlanta siendo un joven afroamericano forja un carácter especial. Su posición económicamente acomodada le permitió poder viajar a Ghana y Malawi con 14 años en donde, en lugar de vacaciones, trabajó en guarderías y centros de maternidad para ayudar a los más desfavorecidos. Más de una década después, y ya siendo profesional, repitió el viaje. No es de los que olvida los valores aprendidos.

En la protesta del pasado sábado, Brogdon, se mostró realmente cómodo marchando con sus vecinos, algo que le viene de familia. “Mi abuelo se manifestó en estas mismas calles junto a Martin Luther King en los años 60 y estaría orgulloso de vernos a todos aquí”, gritaba a través de su megáfono. Completó todo el recorrido junto a Jaylen Brown, con el que, además de compartir profesión y ciudad de origen, comparte la cantinela molesta de ser considerados “demasiado inteligentes para ser deportistas”. Brogdon constantemente reprocha: “Parece que si eres negro no puedes ser a la vez educado y deportista”. 

Deporte y periodismo, unidos contra el racismo

Si Brogdon y Brown dejaron alto el listón de los jugadores en las manifestaciones, Gregg Popovich no se quedó lejos liderando las protestas de los entrenadores. No se puede decir que su puesta en escena fuese inesperada, pues años atrás, el cinco veces campeón de la NBA ya mostró su agradecimiento a Colin Kaepernick. Aunque al técnico de los Spurs no se le ha visto en marcha política alguna, se puso en contacto con el periodista Dave Zirin, del periódico The Nation. De la conversación entre entrenador y periodista salió un artículo que se ha convertido en viral en las últimas horas. En él, Popovich deja constancia de su indignación con la situación. 

Gregg Popovich junto a Kemba Walker en un entrenamiento del combinado nacional norteamericano (Photo by Ethan Miller/Getty Images)

Lo que más me fastidia es que todos hemos visto esa violencia policial y ese racismo, pero las cosas no cambian nunca”, afirma Pops. Para el entrenador, a la problemática racial hay que sumarle la política, preocupante con Donald Trump. “Necesitamos un presidente que salga y diga simplemente que las vidas negras importan. Solo di esas palabras. Pero no lo hará. No puede”. La conversación telefónica con Zirin terminó con el compromiso de ayudar para “cambiar el sistema” por parte de una de las voces más respetadas dentro del deporte americano, la del viejo Pop. 

Palabra de Michael Jordan

Que Michael Jordan esté de por medio es el claro distintivo de que es un gran momento para la NBA. El torbellino de mensajes de protesta de las diferentes celebridades de la liga elevó su nivel cuando el mejor jugador de la historia se manifestó. Directo y conciso, lanzó un comunicado a través de su cuenta de Twitter en el que mostraba su tristeza y enfado con el asesinato de George Floyd, al mismo tiempo que condenaba toda clase de comportamientos racistas. 

Que el mensaje venga de Jordan, en ocasiones señalado por su falta de activismo en esta clase de sucesos, tiene un valor especial. Lo cierto es que el compromiso social de Air siempre ha estado, justamente o no, en entredicho. Deportistas que se acercan a su calibre, como LeBron James, han superado a Jordan tanto en cantidad como en calidad con sus deberes comunitarios. Que Michael sea capaz de abrirse de esta forma y lanzar la que probablemente sea su declaración de apoyo más significativa es un orgullo para la NBA, una liga unida para estar en el lado correcto de la historia.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Ver el asesinato de George Floyd ha provocado que Estados Unidos y el resto de países del mundo vivan una semana con el racismo como permanente trending topic. Poder observar desde el salón de casa la brutalidad policial sobre un ciudadano afroamericano ha hecho que la gente reflexione. Ha hecho sentir. Y el mundo del deporte no ha sido una excepción

En la NBA hace años que los deportistas que manifiestan sus opiniones en temas sociales y políticos dejaron de ser una excepción. Sin ir más lejos, el jugador más mediático de los últimos años, LeBron James, lleva por bandera el ya famoso lema “More than an athlete”. Reivindicaciones sociales de las personalidades que forman parte de la liga se multiplican y el asesinato de George Floyd ha sido un aliciente más para impulsar un movimiento que va más allá de los jugadores. En medio de una oleada de protestas contra el racismo nunca vista desde el asesinato de Martin Luther King, tres figuras NBA se han alzado en busca de la igualdad. 

Malcolm Brogdon, un líder inesperado

Es cierto que Jaylen Brown,  tras conducir 15 horas para guiar una marcha pacífica en Atlanta, ha sido la principal cara visible dentro de las reivindicaciones de los jugadores. Sin embargo, al jugador de los Celtics se le unió un compañero de su mismo Draft menos conocido en este tipo de escenarios: Malcolm Brogdon

Se podría decir que Brogdon nació destinado a liderar la lucha contra la desigualdad racial. El jugador de los Pacers debe su nombre al conocido activista Malcolm X. Durante su adolescencia fueron habituales los episodios racistas, tanto en las aulas como en la pista de baloncesto. Como explica, ir a la escuela y crecer en Atlanta siendo un joven afroamericano forja un carácter especial. Su posición económicamente acomodada le permitió poder viajar a Ghana y Malawi con 14 años en donde, en lugar de vacaciones, trabajó en guarderías y centros de maternidad para ayudar a los más desfavorecidos. Más de una década después, y ya siendo profesional, repitió el viaje. No es de los que olvida los valores aprendidos.

En la protesta del pasado sábado, Brogdon, se mostró realmente cómodo marchando con sus vecinos, algo que le viene de familia. “Mi abuelo se manifestó en estas mismas calles junto a Martin Luther King en los años 60 y estaría orgulloso de vernos a todos aquí”, gritaba a través de su megáfono. Completó todo el recorrido junto a Jaylen Brown, con el que, además de compartir profesión y ciudad de origen, comparte la cantinela molesta de ser considerados “demasiado inteligentes para ser deportistas”. Brogdon constantemente reprocha: “Parece que si eres negro no puedes ser a la vez educado y deportista”. 

Deporte y periodismo, unidos contra el racismo

Si Brogdon y Brown dejaron alto el listón de los jugadores en las manifestaciones, Gregg Popovich no se quedó lejos liderando las protestas de los entrenadores. No se puede decir que su puesta en escena fuese inesperada, pues años atrás, el cinco veces campeón de la NBA ya mostró su agradecimiento a Colin Kaepernick. Aunque al técnico de los Spurs no se le ha visto en marcha política alguna, se puso en contacto con el periodista Dave Zirin, del periódico The Nation. De la conversación entre entrenador y periodista salió un artículo que se ha convertido en viral en las últimas horas. En él, Popovich deja constancia de su indignación con la situación. 

Gregg Popovich junto a Kemba Walker en un entrenamiento del combinado nacional norteamericano (Photo by Ethan Miller/Getty Images)

Lo que más me fastidia es que todos hemos visto esa violencia policial y ese racismo, pero las cosas no cambian nunca”, afirma Pops. Para el entrenador, a la problemática racial hay que sumarle la política, preocupante con Donald Trump. “Necesitamos un presidente que salga y diga simplemente que las vidas negras importan. Solo di esas palabras. Pero no lo hará. No puede”. La conversación telefónica con Zirin terminó con el compromiso de ayudar para “cambiar el sistema” por parte de una de las voces más respetadas dentro del deporte americano, la del viejo Pop. 

Palabra de Michael Jordan

Que Michael Jordan esté de por medio es el claro distintivo de que es un gran momento para la NBA. El torbellino de mensajes de protesta de las diferentes celebridades de la liga elevó su nivel cuando el mejor jugador de la historia se manifestó. Directo y conciso, lanzó un comunicado a través de su cuenta de Twitter en el que mostraba su tristeza y enfado con el asesinato de George Floyd, al mismo tiempo que condenaba toda clase de comportamientos racistas. 

Que el mensaje venga de Jordan, en ocasiones señalado por su falta de activismo en esta clase de sucesos, tiene un valor especial. Lo cierto es que el compromiso social de Air siempre ha estado, justamente o no, en entredicho. Deportistas que se acercan a su calibre, como LeBron James, han superado a Jordan tanto en cantidad como en calidad con sus deberes comunitarios. Que Michael sea capaz de abrirse de esta forma y lanzar la que probablemente sea su declaración de apoyo más significativa es un orgullo para la NBA, una liga unida para estar en el lado correcto de la historia.

_NBA

Muy orgulloso

Adrià Campmany @campmany_adria
08-11-2021