_Fútbol Internacional

Marruecos a octavos 36 años después

Marcos Pimentel @PimenMarcos77 01-12-2022

etiquetas:

Catar 2022 Marruecos

El Grupo F se antojaba como el más duro de Qatar 2022. Croacia y Bélgica, 2ª y 3ª en Rusia 2018, se posicionaban como favoritas para pasar a octavos de final dejando atrás a una Marruecos con un nuevo entrenador -solo había dirigido tres partidos con la selección antes de la fecha mundialista- y a Canadá, que pese a que fue la mejor selección en la fase de clasificación de la zona Concacaf, era el caramelito del grupo, aunque también es cierto que lo terminó siendo más de lo esperado y, seguramente, más de lo merecido.

Pero como sabemos, todo esto son especulaciones. En los Mundiales, como en todas las competiciones de alto nivel, siempre termina por haber sorpresas, y Marruecos se atribuyó ese calificativo en este grupo. Tras empatar con Croacia y vencer a Bélgica y Canadá, los de Wilad Regragui llegan a octavos de final como primeros de grupo, acompañados de Croacia y dejando fuera a una más que decepcionante Bélgica.

La selección marroquí es muy curiosa por varios aspectos: la última vez que lograron llegar a 1/8 de final fue en 1986, aunque les tocó caer ante Alemania Occidental por 1-0. Con ese pase se convirtió en la primera selección africana que logró superar la fase de grupos. Su anterior seleccionador, Vahid Halilhodzic, fue despedido antes del Mundial. Fue la tercera vez que le ocurre: logra clasificar a una selección a la Copa del Mundo y es destituido antes de poder disputarla, pues le sucedió anteriormente con Costa de Marfil y Japón. Uno de los motivos que lo apartó de la selección fue la mala relación que tenía con dos jugadores capitales: Hakim Ziyech y Noussair Mazraoui. Ambos fueron titulares con Regragui en los tres partidos que los llevaron a los octavos de final siendo Ziyech de los jugadores más importantes del equipo, sobre todo de cara a portería. Anotó un gol y dio una asistencia, pero generó muchísimo con su electricidad y su desborde. Otro factor que caracteriza a los ‘Leones del Atlas’ es que su líder es el lateral izquierdo, Achraf Hakimi. Pocos equipos se me ocurren que tengan tal grado de liderazgo desde esa posición. Se me viene a la mente Dani Alves en el Sevilla.

Por último, no puedo hablar de la gesta marroquí sin nombrar a Sofyan Amrabat. El pivote defensivo de la Fiorentina estuvo tremendo en los tres partidos de la fase de grupos, sobre todo en lo defensivo, pero también en lo ofensivo. Sin ir más lejos, en este último partido contra Canadá, recuperó un balón la frontal del área propia y se metió una carrera de aproximadamente 50 metros en conducción en el minuto +70 que parecía que se iba a meter con el balón en la portería. En de eso, cedió para un compañero en unas condiciones muy ventajosas y, pese a que no acabó siquiera en disparo a puerta, fue una acción tremenda.

Viéndonos un poco el ombligo, la hazaña de Marruecos nos afecta directamente a la selección española pues, contando con que clasificamos a octavos, será el rival del 2º de nuestro grupo. Además dejó a Croacia en la 2ª plaza del suyo por lo que, si ganamos ante Japón, la selección balcánica sería nuestro rival, un viejo conocido.

Imagen de cabecera: Getty Images

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El Grupo F se antojaba como el más duro de Qatar 2022. Croacia y Bélgica, 2ª y 3ª en Rusia 2018, se posicionaban como favoritas para pasar a octavos de final dejando atrás a una Marruecos con un nuevo entrenador -solo había dirigido tres partidos con la selección antes de la fecha mundialista- y a Canadá, que pese a que fue la mejor selección en la fase de clasificación de la zona Concacaf, era el caramelito del grupo, aunque también es cierto que lo terminó siendo más de lo esperado y, seguramente, más de lo merecido.

Pero como sabemos, todo esto son especulaciones. En los Mundiales, como en todas las competiciones de alto nivel, siempre termina por haber sorpresas, y Marruecos se atribuyó ese calificativo en este grupo. Tras empatar con Croacia y vencer a Bélgica y Canadá, los de Wilad Regragui llegan a octavos de final como primeros de grupo, acompañados de Croacia y dejando fuera a una más que decepcionante Bélgica.

La selección marroquí es muy curiosa por varios aspectos: la última vez que lograron llegar a 1/8 de final fue en 1986, aunque les tocó caer ante Alemania Occidental por 1-0. Con ese pase se convirtió en la primera selección africana que logró superar la fase de grupos. Su anterior seleccionador, Vahid Halilhodzic, fue despedido antes del Mundial. Fue la tercera vez que le ocurre: logra clasificar a una selección a la Copa del Mundo y es destituido antes de poder disputarla, pues le sucedió anteriormente con Costa de Marfil y Japón. Uno de los motivos que lo apartó de la selección fue la mala relación que tenía con dos jugadores capitales: Hakim Ziyech y Noussair Mazraoui. Ambos fueron titulares con Regragui en los tres partidos que los llevaron a los octavos de final siendo Ziyech de los jugadores más importantes del equipo, sobre todo de cara a portería. Anotó un gol y dio una asistencia, pero generó muchísimo con su electricidad y su desborde. Otro factor que caracteriza a los ‘Leones del Atlas’ es que su líder es el lateral izquierdo, Achraf Hakimi. Pocos equipos se me ocurren que tengan tal grado de liderazgo desde esa posición. Se me viene a la mente Dani Alves en el Sevilla.

Por último, no puedo hablar de la gesta marroquí sin nombrar a Sofyan Amrabat. El pivote defensivo de la Fiorentina estuvo tremendo en los tres partidos de la fase de grupos, sobre todo en lo defensivo, pero también en lo ofensivo. Sin ir más lejos, en este último partido contra Canadá, recuperó un balón la frontal del área propia y se metió una carrera de aproximadamente 50 metros en conducción en el minuto +70 que parecía que se iba a meter con el balón en la portería. En de eso, cedió para un compañero en unas condiciones muy ventajosas y, pese a que no acabó siquiera en disparo a puerta, fue una acción tremenda.

Viéndonos un poco el ombligo, la hazaña de Marruecos nos afecta directamente a la selección española pues, contando con que clasificamos a octavos, será el rival del 2º de nuestro grupo. Además dejó a Croacia en la 2ª plaza del suyo por lo que, si ganamos ante Japón, la selección balcánica sería nuestro rival, un viejo conocido.

Imagen de cabecera: Getty Images

etiquetas:

Catar 2022 Marruecos

_Inglaterra

Todo va sobre ruedas

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
26-01-2023

_Italia

Evitar la ‘vendetta’

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
25-01-2023