_Femenino

María Pry: “Fuimos terceras en el Levante y recibimos palos por todos lados”

David Orenes @david_lrl 21-01-2022

En el último programa de ‘EstrELLAS a escena’ pudimos charlar con una de las grandes referentes de los banquillos del fútbol femenino español. María Pry, quien dirigiera al Betis durante tantos años y después a un Levante con el que alcanzó el tercer puesto de la Primera Iberdrola en dos temporadas consecutivas, nos cuenta su última experiencia en Chile y sus planes de futuro.

La técnica sevillana iba a tomarse un año sabático cuando apareció la oferta del Santiago Morning, equipo chileno que se había proclamado campeón de Liga el año anterior. “Nosotras teníamos claro que en la Liga española teníamos que parar, ya eran 12 años y en muchos momentos estábamos en nuestra zona de confort, en nuestra rutina. Necesitábamos un cambio de aires. Mi planteamiento fue no entrenar, descansar. Pero en vacaciones se pusieron en contacto con nosotras, nos pusieron las cosas muy fáciles para no decir que no”, explica María Pry, que resalta las grandes diferencias respecto a la Primera Iberdrola.

“Nos ha servido para valorar el fútbol que tenemos en España. Estamos continuamente con críticas constructivas y no tan constructivas sobre nuestro fútbol, pero si lo ves desde otro enfoque te das cuenta de las grandísimas jugadoras  y los grandísimos clubes que tenemos en España. Hay que valorar todo lo bueno que tenemos en nuestro país, aunque haya que seguir mejorando”, resaltó.

Para Pry, la experiencia ha sido “estupenda”. “Hemos estado cuatro meses y medio, ya sabíamos que era hasta final de temporada, y hemos vivido momentos únicos, como esa final del campeonato, poder jugar la Copa Libertadores, jugar en el campo del Colo-Colo, en Santa Laura… a nivel personal creo que tenemos allí buenos amigos y amigas, nos han tratado genial. Hemos estado en un país maravilloso. En cuanto a fútbol femenino la diferencia es muy grande, pero en cuanto a nivel personal ha sido genial”. La andaluza tuvo a sus órdenes a la ya centrocampista del sevilla, Karen Araya, a la que no dudó en elogiar. Y mencionó a una futbolista que cree que no desentonaría en la Primera Iberdrola: “Su Helen. Central con mucha polivalencia, que además en la Selección ha jugado de lateral. Mucha visión de juego, pero sobre todo lo que me llamó la atención es su profesionalidad, ser importante en todo momento y actuar como capitana. Puede estar preparada para jugar en nuestra Liga. No sé en qué club, depende del estilo de juego. Pero por características se puede adaptar a nuestra competición sin problema”.

El mayor problema que ha detectado María Pry en el país andino es la ausencia de categorías inferiores de peso en los equipos. “Falta asentarse. Han conseguido grandes cosas, como participar en los Juegos Olímpicos, pero están en un momento de cambio de ciclo. El míster tiene mucho trabajo. El principal problema puede ser que Chile lleven dos años sin fútbol formativo. Hacen buen trabajo con la sub-17 y la sub-20, pero no compiten. Cada jornada te obligan a que tengas una sub-18 en acta, pero no tiene por qué jugar. Necesitan una propia competición donde se desarrollen”.

Orgullosa de su Levante

Pry explicó su salida del Levante, acordada por ambas partes: el club granota quería a Villacampa en el banquillo y Pry, cambiar de aires. Y reconoció que le cayeron muchas críticas pese a alcanzar hitos históricos para la entidad. “Me siento muy satisfecha con lo que hice en el Levante. En el primer año quedamos terceras y recibimos palos por todos lados. El año pasado quedamos terceras también y dos finales, que eso no lo había logrado el club en 13 años. Eso habla del gran trabajo que se hizo entre cuerpo técnico y jugadoras. Conseguimos construir un vestuario muy unido, que confiaba en nosotras, y así nos lo hicieron llegar. Yo me equivoqué seguro muchas veces como entrenadora, pero siempre intenté aprender. Fue una temporada dura, pero a la vez muy bonita. Los equipos que eliminamos en Copa (UDG Tenerife, Atlético) no nos regalaron nada. El Barça fue muy superior en la final, pero por momentos le pusimos contra las cuerdas. Esos momentos se nos quedan para nosotras. Además, nos tuvimos que unir todas y dar un paso hacia adelante porque tuvimos cinco lesiones de rodilla, perdimos a muchas jugadoras durante toda la temporada. En lugar de buscar excusas hicimos todo lo contrario”.

Precisamente las lesiones graves son el calvario del Levante también este curso, un drama que Pry lamenta y mucho, y al que aún hoy intenta encontrar una explicación. “Tuvimos muchos partidos seguidos porque a principio de temporada tuvimos que aplazar algunos porque el equipo estaba confinado por covid. Además, llegamos a dos finales, la carga de minutos… algo se nos tuvo que escapar, y te hablo yo siendo la más responsable como entrenadora. No lo hicimos de la mejor manera posible, a hora de planificar un entrenamiento o una tarea. Pueden afectar tantos factores que nunca sabremos con realidad por qué ocurrió. A mí en muchos momentos me quitó el sueño porque sigo sin entender por qué en el fútbol femenino hay tantas lesiones de cruzado, además de jugadoras jóvenes. No sé si llegan con la preparación correcta o no”.

El Levante construyó un gran proyecto que muchos vieron como una alternativa a Atlético y Barça, capaz incluso de pelear por el título de Liga. ¿Era un objetivo realista?

“Por encima de Atleti quedamos el año pasado. A mi me firmaron dos temporadas para que el equipo jugara Champions, también lo cumplimos. Que además jugamos dos finales, también se consiguió. Todo tiene un proceso de adaptación. Yo sí creo que muchas veces podemos opinar en fútbol con mucha facilidad, y desde un prisma externo se ve de forma diferente a lo que ves día a día. Recuerdo la final de la Supercopa ante el Atlético de Madrid, que en 20 minutos fueron muy superiores a nosotras, y eso fue una realidad. Eso me sirvió mucho como entrenadora, porque ahí no teníamos esa experiencia que sí tenía el Atleti. No hay que olvidarlo. Porque ellas en tres años fueron campeonas de Liga, consiguieron la Copa de la Reina, pelearon con el Barça… Para nosotras fue un punto de inflexión, necesitamos seguir mejorando, más calidad, seguir creciendo. Y eso es lo que hicimos. Pudimos disputar otra final, y quedamos terceras.Valorando todo, estoy con mi conciencia muy tranquila en cuanto a esos resultados y conseguir el rendimiento de las jugadoras”.

Un futuro en España

Tras acabar su aventura en Chile, María Pry ya descansa en Sevilla, su tierra, disfrutando de esos momentos sabáticos a los que renunció. “Estoy en paro, pero aprovechando momentos para estar con la familia, con mis amigos, con mi círculo más cercano, porque después de casi 13 años se agradece también disfrutar del día a día de otra manera diferente. Lo estoy exprimiendo a tope”.

Una vez cargue pilas, su idea esta vez es fichar por un equipo español, si surge la oportunidad. “Hemos tenido opciones de volver a irnos fuera, pero las hemos rechazado porque es momento de valorar mi vida personal. De momento será aquí, si sale alguna opción que nos interesa mucho, nos la plantearemos. No sabemos dónde vamos a estar mañana ni dentro de un año. Quería tomarme un año de descanso y al final me fui a Chile. Tuve opciones para irme a México, y hace poco a India, pero no es el momento de tomar esas decisiones. Es momento de estar en casita”.

Entonces buscará el título que se le resiste, una espinita que reconoce que tiene clavada. “Está claro que sí. No te podría decir otra cosa. En este 2021 las tres finales que he jugado las he perdido. Es una espinita, pero tengo que mirar el lado bueno de las cosas. No todos los entrenadores juegan finales, y más Supercopa o Copa de la Reina, con lo caras que están. Conseguirlo depende del contexto, aspectos que muchas veces no dependen de ti”. Te esperamos pronto en Primera Iberdrola, María.

Imagen de cabecera: María Pry

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

En el último programa de ‘EstrELLAS a escena’ pudimos charlar con una de las grandes referentes de los banquillos del fútbol femenino español. María Pry, quien dirigiera al Betis durante tantos años y después a un Levante con el que alcanzó el tercer puesto de la Primera Iberdrola en dos temporadas consecutivas, nos cuenta su última experiencia en Chile y sus planes de futuro.

La técnica sevillana iba a tomarse un año sabático cuando apareció la oferta del Santiago Morning, equipo chileno que se había proclamado campeón de Liga el año anterior. “Nosotras teníamos claro que en la Liga española teníamos que parar, ya eran 12 años y en muchos momentos estábamos en nuestra zona de confort, en nuestra rutina. Necesitábamos un cambio de aires. Mi planteamiento fue no entrenar, descansar. Pero en vacaciones se pusieron en contacto con nosotras, nos pusieron las cosas muy fáciles para no decir que no”, explica María Pry, que resalta las grandes diferencias respecto a la Primera Iberdrola.

“Nos ha servido para valorar el fútbol que tenemos en España. Estamos continuamente con críticas constructivas y no tan constructivas sobre nuestro fútbol, pero si lo ves desde otro enfoque te das cuenta de las grandísimas jugadoras  y los grandísimos clubes que tenemos en España. Hay que valorar todo lo bueno que tenemos en nuestro país, aunque haya que seguir mejorando”, resaltó.

Para Pry, la experiencia ha sido “estupenda”. “Hemos estado cuatro meses y medio, ya sabíamos que era hasta final de temporada, y hemos vivido momentos únicos, como esa final del campeonato, poder jugar la Copa Libertadores, jugar en el campo del Colo-Colo, en Santa Laura… a nivel personal creo que tenemos allí buenos amigos y amigas, nos han tratado genial. Hemos estado en un país maravilloso. En cuanto a fútbol femenino la diferencia es muy grande, pero en cuanto a nivel personal ha sido genial”. La andaluza tuvo a sus órdenes a la ya centrocampista del sevilla, Karen Araya, a la que no dudó en elogiar. Y mencionó a una futbolista que cree que no desentonaría en la Primera Iberdrola: “Su Helen. Central con mucha polivalencia, que además en la Selección ha jugado de lateral. Mucha visión de juego, pero sobre todo lo que me llamó la atención es su profesionalidad, ser importante en todo momento y actuar como capitana. Puede estar preparada para jugar en nuestra Liga. No sé en qué club, depende del estilo de juego. Pero por características se puede adaptar a nuestra competición sin problema”.

El mayor problema que ha detectado María Pry en el país andino es la ausencia de categorías inferiores de peso en los equipos. “Falta asentarse. Han conseguido grandes cosas, como participar en los Juegos Olímpicos, pero están en un momento de cambio de ciclo. El míster tiene mucho trabajo. El principal problema puede ser que Chile lleven dos años sin fútbol formativo. Hacen buen trabajo con la sub-17 y la sub-20, pero no compiten. Cada jornada te obligan a que tengas una sub-18 en acta, pero no tiene por qué jugar. Necesitan una propia competición donde se desarrollen”.

Orgullosa de su Levante

Pry explicó su salida del Levante, acordada por ambas partes: el club granota quería a Villacampa en el banquillo y Pry, cambiar de aires. Y reconoció que le cayeron muchas críticas pese a alcanzar hitos históricos para la entidad. “Me siento muy satisfecha con lo que hice en el Levante. En el primer año quedamos terceras y recibimos palos por todos lados. El año pasado quedamos terceras también y dos finales, que eso no lo había logrado el club en 13 años. Eso habla del gran trabajo que se hizo entre cuerpo técnico y jugadoras. Conseguimos construir un vestuario muy unido, que confiaba en nosotras, y así nos lo hicieron llegar. Yo me equivoqué seguro muchas veces como entrenadora, pero siempre intenté aprender. Fue una temporada dura, pero a la vez muy bonita. Los equipos que eliminamos en Copa (UDG Tenerife, Atlético) no nos regalaron nada. El Barça fue muy superior en la final, pero por momentos le pusimos contra las cuerdas. Esos momentos se nos quedan para nosotras. Además, nos tuvimos que unir todas y dar un paso hacia adelante porque tuvimos cinco lesiones de rodilla, perdimos a muchas jugadoras durante toda la temporada. En lugar de buscar excusas hicimos todo lo contrario”.

Precisamente las lesiones graves son el calvario del Levante también este curso, un drama que Pry lamenta y mucho, y al que aún hoy intenta encontrar una explicación. “Tuvimos muchos partidos seguidos porque a principio de temporada tuvimos que aplazar algunos porque el equipo estaba confinado por covid. Además, llegamos a dos finales, la carga de minutos… algo se nos tuvo que escapar, y te hablo yo siendo la más responsable como entrenadora. No lo hicimos de la mejor manera posible, a hora de planificar un entrenamiento o una tarea. Pueden afectar tantos factores que nunca sabremos con realidad por qué ocurrió. A mí en muchos momentos me quitó el sueño porque sigo sin entender por qué en el fútbol femenino hay tantas lesiones de cruzado, además de jugadoras jóvenes. No sé si llegan con la preparación correcta o no”.

El Levante construyó un gran proyecto que muchos vieron como una alternativa a Atlético y Barça, capaz incluso de pelear por el título de Liga. ¿Era un objetivo realista?

“Por encima de Atleti quedamos el año pasado. A mi me firmaron dos temporadas para que el equipo jugara Champions, también lo cumplimos. Que además jugamos dos finales, también se consiguió. Todo tiene un proceso de adaptación. Yo sí creo que muchas veces podemos opinar en fútbol con mucha facilidad, y desde un prisma externo se ve de forma diferente a lo que ves día a día. Recuerdo la final de la Supercopa ante el Atlético de Madrid, que en 20 minutos fueron muy superiores a nosotras, y eso fue una realidad. Eso me sirvió mucho como entrenadora, porque ahí no teníamos esa experiencia que sí tenía el Atleti. No hay que olvidarlo. Porque ellas en tres años fueron campeonas de Liga, consiguieron la Copa de la Reina, pelearon con el Barça… Para nosotras fue un punto de inflexión, necesitamos seguir mejorando, más calidad, seguir creciendo. Y eso es lo que hicimos. Pudimos disputar otra final, y quedamos terceras.Valorando todo, estoy con mi conciencia muy tranquila en cuanto a esos resultados y conseguir el rendimiento de las jugadoras”.

Un futuro en España

Tras acabar su aventura en Chile, María Pry ya descansa en Sevilla, su tierra, disfrutando de esos momentos sabáticos a los que renunció. “Estoy en paro, pero aprovechando momentos para estar con la familia, con mis amigos, con mi círculo más cercano, porque después de casi 13 años se agradece también disfrutar del día a día de otra manera diferente. Lo estoy exprimiendo a tope”.

Una vez cargue pilas, su idea esta vez es fichar por un equipo español, si surge la oportunidad. “Hemos tenido opciones de volver a irnos fuera, pero las hemos rechazado porque es momento de valorar mi vida personal. De momento será aquí, si sale alguna opción que nos interesa mucho, nos la plantearemos. No sabemos dónde vamos a estar mañana ni dentro de un año. Quería tomarme un año de descanso y al final me fui a Chile. Tuve opciones para irme a México, y hace poco a India, pero no es el momento de tomar esas decisiones. Es momento de estar en casita”.

Entonces buscará el título que se le resiste, una espinita que reconoce que tiene clavada. “Está claro que sí. No te podría decir otra cosa. En este 2021 las tres finales que he jugado las he perdido. Es una espinita, pero tengo que mirar el lado bueno de las cosas. No todos los entrenadores juegan finales, y más Supercopa o Copa de la Reina, con lo caras que están. Conseguirlo depende del contexto, aspectos que muchas veces no dependen de ti”. Te esperamos pronto en Primera Iberdrola, María.

Imagen de cabecera: María Pry