_Champions League

Guardiola 2-1 PSG

Marcos Pimentel @PimenMarcos77 25-11-2021

Manchester City VS París Saint-Germain. Uno de esos duelos que, solo con leer los nombres de los equipos, asusta. Pero asusta en el buen sentido. De hecho, todavía me sigue sorprendiendo que el azar los haya emparejado en la fase de grupos de la Champions. Espectáculo puro.

Tras el 2-0 favorable al equipo francés en la ida, no hace falta ser un genio para imaginar la sed de venganza con la que encaraban este encuentro los de Pep. Además, la victoria los clasificaría matemáticamente como primeros de grupo, algo que, de cara a octavos, siempre es mejor que enfrentarte a otro campeón de grupo. Guardiola quería ganarle a su hijo pródigo, y lo consiguió. Y digo Guardiola porque, como es habitual en el Manchester City, la carga táctica que desprendían los ‘citizens’ era sobrehumana.

El Manchester City no cuenta con una superestrella como el PSG. De hecho, a falta de una, el PSG tiene tres. El tridente de mayor jerarquía desde el Messi-Neymar-Suárez del Barça, probablemente. O al menos así debería ser. Lo cierto es que algo no funciona. No sabría decir si el problema viene desde el banquillo y la incapacidad de Pochettino de gestionar tal vestuario, de lo difícil que resulta defender con siete jugadores de campo (porque siendo realistas, poca defensa aporta el tridente ofensivo), si es un tema colectivo… Lo único cierto es que algo no funciona.

La primera parte fue un monólogo del City. Casi literalmente, el PSG fue arrollado y manipulado como un trapo. Juego permanente en los dominios franceses y continuas llegadas con peligro en las que Keylor tuvo que intervenir. Pese a ello, la amenaza de jugadores como Hakimi o Mbappé era permanente ya que las transiciones ofensivas rápidas son marca de la casa. La mala suerte, el poco acierto de cara a gol o la buena actuación de la defensa (Kimpembe y Marquinhos espectaculares) mantuvieron con vida al PSG con un 0-0 al descanso.

Sin ser algo tan exagerado, el guion de la segunda parte fue similar, pero hubo una gran diferencia: el PSG logró adelantarse en el marcador al minuto 50 tras una buena jugada que Kylian logró convertir. Aun con ese condicionante, y con el público inglés empujando, tras unos minutos más igualados en los que el City se repuso del golpe, volvió el dominio ‘citizen’.

Tan solo trece minutos fueron necesarios para que el buen juego diera sus frutos. Sterling logró convertir un balón suelto que había quedado en el área tras un centro de Walker en carrera. Pero gran parte del mérito de ese gol fue de Rodri. El mediocentro español colgó un balón para la carrera del lateral ‘sky blue’ de los que hay que ver en bucle para asimilarlo, y ni así. Al más puro estilo Toni Kroos. Impresionante.

Con el partido en tablas, el City ya se veía ganador. No porque le valiese el empate, sino porque todo apuntaba a que el segundo caería en algún momento. El público también lo sabía por lo que hicieron todo y más para que así sucediera. Pese a que en los minutos posteriores Neymar tuvo una ocasión clara, no logró transformarla y todo siguió igual, y con igual me refiero al monólogo de los de Guardiola.

Minuto 76. Gündogan deja para Mahrez en el pico del área, éste cuelga el balón al segundo palo donde Bernardo Silva amaga con chutar según viene, pero termina acomodando el balón en una acción técnica espectacular para que Gabriel Jesús defina frente a Navas. Otra jugada estéticamente preciosa.

No sucedió nada más, 2-1 final favorable al Manchester City que les asegura la primera plaza de su grupo. Pese a la derrota, el PSG también certificó su pase a octavos gracias a la victoria del RB Leipzig en casa del Brujas (0-5), quienes se disputarán en la última jornada un puesto en la Europa League. Más que un partido igualado, el de anoche fue un encuentro tácticamente muy rico. Perfecto para analizar para quien busca formarse como entrenador de la escuela Guardiolista. En definitiva, un partido digno de una gran noche de fútbol europeo.

Imagen de cabecera: Manchester City

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Manchester City VS París Saint-Germain. Uno de esos duelos que, solo con leer los nombres de los equipos, asusta. Pero asusta en el buen sentido. De hecho, todavía me sigue sorprendiendo que el azar los haya emparejado en la fase de grupos de la Champions. Espectáculo puro.

Tras el 2-0 favorable al equipo francés en la ida, no hace falta ser un genio para imaginar la sed de venganza con la que encaraban este encuentro los de Pep. Además, la victoria los clasificaría matemáticamente como primeros de grupo, algo que, de cara a octavos, siempre es mejor que enfrentarte a otro campeón de grupo. Guardiola quería ganarle a su hijo pródigo, y lo consiguió. Y digo Guardiola porque, como es habitual en el Manchester City, la carga táctica que desprendían los ‘citizens’ era sobrehumana.

El Manchester City no cuenta con una superestrella como el PSG. De hecho, a falta de una, el PSG tiene tres. El tridente de mayor jerarquía desde el Messi-Neymar-Suárez del Barça, probablemente. O al menos así debería ser. Lo cierto es que algo no funciona. No sabría decir si el problema viene desde el banquillo y la incapacidad de Pochettino de gestionar tal vestuario, de lo difícil que resulta defender con siete jugadores de campo (porque siendo realistas, poca defensa aporta el tridente ofensivo), si es un tema colectivo… Lo único cierto es que algo no funciona.

La primera parte fue un monólogo del City. Casi literalmente, el PSG fue arrollado y manipulado como un trapo. Juego permanente en los dominios franceses y continuas llegadas con peligro en las que Keylor tuvo que intervenir. Pese a ello, la amenaza de jugadores como Hakimi o Mbappé era permanente ya que las transiciones ofensivas rápidas son marca de la casa. La mala suerte, el poco acierto de cara a gol o la buena actuación de la defensa (Kimpembe y Marquinhos espectaculares) mantuvieron con vida al PSG con un 0-0 al descanso.

Sin ser algo tan exagerado, el guion de la segunda parte fue similar, pero hubo una gran diferencia: el PSG logró adelantarse en el marcador al minuto 50 tras una buena jugada que Kylian logró convertir. Aun con ese condicionante, y con el público inglés empujando, tras unos minutos más igualados en los que el City se repuso del golpe, volvió el dominio ‘citizen’.

Tan solo trece minutos fueron necesarios para que el buen juego diera sus frutos. Sterling logró convertir un balón suelto que había quedado en el área tras un centro de Walker en carrera. Pero gran parte del mérito de ese gol fue de Rodri. El mediocentro español colgó un balón para la carrera del lateral ‘sky blue’ de los que hay que ver en bucle para asimilarlo, y ni así. Al más puro estilo Toni Kroos. Impresionante.

Con el partido en tablas, el City ya se veía ganador. No porque le valiese el empate, sino porque todo apuntaba a que el segundo caería en algún momento. El público también lo sabía por lo que hicieron todo y más para que así sucediera. Pese a que en los minutos posteriores Neymar tuvo una ocasión clara, no logró transformarla y todo siguió igual, y con igual me refiero al monólogo de los de Guardiola.

Minuto 76. Gündogan deja para Mahrez en el pico del área, éste cuelga el balón al segundo palo donde Bernardo Silva amaga con chutar según viene, pero termina acomodando el balón en una acción técnica espectacular para que Gabriel Jesús defina frente a Navas. Otra jugada estéticamente preciosa.

No sucedió nada más, 2-1 final favorable al Manchester City que les asegura la primera plaza de su grupo. Pese a la derrota, el PSG también certificó su pase a octavos gracias a la victoria del RB Leipzig en casa del Brujas (0-5), quienes se disputarán en la última jornada un puesto en la Europa League. Más que un partido igualado, el de anoche fue un encuentro tácticamente muy rico. Perfecto para analizar para quien busca formarse como entrenador de la escuela Guardiolista. En definitiva, un partido digno de una gran noche de fútbol europeo.

Imagen de cabecera: Manchester City

_Champions League

Velocidad crucero

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
26-11-2021

_Champions League

Guardiola 2-1 PSG

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
25-11-2021