_Otros

Los premios del despropósito

David Orenes @david_lrl 05-09-2018

etiquetas:

En los últimos años, UEFA y FIFA ha decidido, por fin, dar un poco de visibilidad (pero solo un poco, no se crean) al fútbol femenino y por ello decidieron, en pos de la igualdad, entregar un premio a la mejor jugadora y, en el caso de la FIFA, también al mejor técnico o técnica de fútbol femenino en la temporada anterior.

Los problemas, por supuesto, son los de siempre. UEFA no realizó una gala al uso, simplemente repartió los premios en pleno sorteo de la fase de grupos de la Champions League, mientras estrellas como Luka Modric, Mohamed Salah o Sergio Ramos acaparaban los focos. En el momento de entregar el premio a la mejor futbolista, en este caso a Pernille Harder, nadie entró por la puerta. En su lugar, un vídeo de la ganadora posando con su premio desde la concentración de su selección.

Sí, una vez más la entrega de unos premios se realizó en plena fase de clasificación al Mundial de Francia 2019, en este caso una última jornada que se antoja decisiva para muchas selecciones. Al acto tampoco asistieron las otras dos nominadas, Ada Hegerberg y Amandine Henry.

FIFA tampoco es muy  considerada con estas cosas. El año pasado celebró la gala de los The Best un día antes del Holanda-Noruega de clasificación al Mundial, un torneo que organiza la propia FIFA y en el que debía estar la galardonada, Lieke Martens. La futbolista del Barça recibió el premio en la concentración con su selección.

Este año la gala se celebra el lunes 24 de septiembre, por lo que sí parece que podrán estar las tres nominadas. Curiosamente, la única que repite en la terna respecto a los premios de la UEFA es Ada Hegerberg, la misma que no estuvo entre las candidatas en 2016 pese a haber sido nombrada mejor jugadora de Europa tras anotar 54 goles y conquistar la UWCL con el Lyon.

Ahora, le acompañan en el podio Dzsenifer Maroszan y Marta, una clásica en los premios de la FIFA (ganó el Balón de Oro en 2010 y fue nominada durante cinco años consecutivos). Una vez más, que la brasileña esté entre las finalistas suena, como mínimo, sospechoso. Considerada una de las mejores de la historia (sino la mejor), su mejor fútbol ya pasó y en su lugar otras estrellas como la propia Pernille Harder o Samantha Kerr merecen más protagonismo.

El hecho de que Marta sea finalista en 2018 y que lo fuera la joven Deyna Castellanos en 2017 (sus logros fueron en ligas de Segunda y torneos juveniles)  hacen pensar que la FIFA solo busca el reclamo mediático en contraposición con la justicia deportiva.

En definitiva, otro año más sin hacer bien las cosas. Por lo menos, esperamos que en la gala del 24 de septiembre la ganadora pueda asistir y disfrute de su pequeño momento. El fútbol femenino lo agradecerá.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

En los últimos años, UEFA y FIFA ha decidido, por fin, dar un poco de visibilidad (pero solo un poco, no se crean) al fútbol femenino y por ello decidieron, en pos de la igualdad, entregar un premio a la mejor jugadora y, en el caso de la FIFA, también al mejor técnico o técnica de fútbol femenino en la temporada anterior.

Los problemas, por supuesto, son los de siempre. UEFA no realizó una gala al uso, simplemente repartió los premios en pleno sorteo de la fase de grupos de la Champions League, mientras estrellas como Luka Modric, Mohamed Salah o Sergio Ramos acaparaban los focos. En el momento de entregar el premio a la mejor futbolista, en este caso a Pernille Harder, nadie entró por la puerta. En su lugar, un vídeo de la ganadora posando con su premio desde la concentración de su selección.

Sí, una vez más la entrega de unos premios se realizó en plena fase de clasificación al Mundial de Francia 2019, en este caso una última jornada que se antoja decisiva para muchas selecciones. Al acto tampoco asistieron las otras dos nominadas, Ada Hegerberg y Amandine Henry.

FIFA tampoco es muy  considerada con estas cosas. El año pasado celebró la gala de los The Best un día antes del Holanda-Noruega de clasificación al Mundial, un torneo que organiza la propia FIFA y en el que debía estar la galardonada, Lieke Martens. La futbolista del Barça recibió el premio en la concentración con su selección.

Este año la gala se celebra el lunes 24 de septiembre, por lo que sí parece que podrán estar las tres nominadas. Curiosamente, la única que repite en la terna respecto a los premios de la UEFA es Ada Hegerberg, la misma que no estuvo entre las candidatas en 2016 pese a haber sido nombrada mejor jugadora de Europa tras anotar 54 goles y conquistar la UWCL con el Lyon.

Ahora, le acompañan en el podio Dzsenifer Maroszan y Marta, una clásica en los premios de la FIFA (ganó el Balón de Oro en 2010 y fue nominada durante cinco años consecutivos). Una vez más, que la brasileña esté entre las finalistas suena, como mínimo, sospechoso. Considerada una de las mejores de la historia (sino la mejor), su mejor fútbol ya pasó y en su lugar otras estrellas como la propia Pernille Harder o Samantha Kerr merecen más protagonismo.

El hecho de que Marta sea finalista en 2018 y que lo fuera la joven Deyna Castellanos en 2017 (sus logros fueron en ligas de Segunda y torneos juveniles)  hacen pensar que la FIFA solo busca el reclamo mediático en contraposición con la justicia deportiva.

En definitiva, otro año más sin hacer bien las cosas. Por lo menos, esperamos que en la gala del 24 de septiembre la ganadora pueda asistir y disfrute de su pequeño momento. El fútbol femenino lo agradecerá.

etiquetas: