_Polideportivo

Los mejores Paralímpicos en tenis en silla

La mejor delegación española de tenis en silla de ruedas enviada a unos Juegos Paralímpicos en la historia de España ha cerrado su paso por Tokio 2020 con sus mejores resultados: una primera ronda, una segunda ronda, unos octavos y un diploma paralímpico en el plano individual y una primera ronda y otro diploma paralímpico en la modalidad de dobles. 

Los de Tokio 2020 no han sido los Juegos Paralímpicos con mayor presencia española en tenis en silla (en Atenas, Londres y Río también fueron cuatro deportistas) pero sí en los que mejores resultados se han obtenido. Y lo que ha conseguido la delegación española en el Centro de Tenis Ariake demuestra el crecimiento exponencial que el tenis en silla tiene en nuestro país: desde el talento y el trabajo de los tenistas hasta el firme apoyo desde la Federación. Nunca antes se había estado así y no es el techo. 

A Tokio 2020 el tenis español ha llevado a cuatro deportistas: Martín de la Puente (#11), Daniel Caverzaschi (#13), Enrique Siscar (#42) y Francesc Tur (#45). Menos Siscar, todos tenían ya experiencia en unos Juegos Paralímpicos. El objetivo real nunca han sido las medallas. Era  llegar a un partido ante los ocho mejores del mundo y pelear. Y vaya si se ha conseguido. 

En el tenis en silla si bien es impredecible porque la naturaleza propia del deporte, las  sensaciones y el día que tenga el deportista, hay una distancia bastante grande entre los ocho  o 10 primeros tenistas y el resto. El primer grupo incluye a los deportistas que habitualmente  juegan entre ellos ya que los Grand Slams y el Masters están reservados para el top8. Y el resto  de tenistas debe pelear para aprovechar cuando se abre alguna puerta. Y precisamente ese era  el objetivo español en Tokio. 

La historia del tenis en silla español hasta llegar a la capital japonesa contaba con un diploma paralímpico: el que lograron Daniel Caverzaschi y Martín de la Puente al llegar a cuartos de  final de dobles en Río 2016. En Japón se ha doblado la apuesta. 

El mejor papel ha sido para Caverzaschi, en sus terceros Juegos. El madrileño, en el cuadro individual, siempre ha mejorado su participación: de la segunda ronda en Londres a los octavos en Río y, por primera vez, los cuartos de final en Tokio. Primer diploma paralímpico individual para el tenis en silla español. Historia de Daniel Caverzaschi. 

El tenis en silla ha tenido una buena actuación en Tokyo. (@Paralímpicos)

Tras dos partidos más asequibles (Bailey 6-2 6-0 y Maripa 6-2 6-4), en los octavos de final llegó  el momento esperado: enfrentamiento ante un top 8 (el número 3 Gerard) y a abrir la puerta. Y vaya si la abrió: 6-3 6-4 para lograr su primer triunfo ante el belga en ocho partidos y estrenarse en los cuartos de final. Escribiendo la historia. 

En cuartos de final, ante el neerlandés Egberink, ha habido igualdad hasta el 4-4. Ahí, el octavo  favorito ha encadenado seis juegos seguidos que le han lanzado al triunfo final 6-4 6-3. Cuartos  de final y primer diploma paralímpico individual de la historia del tenis en silla español. Casi  nada. 

Siguiendo el cuadro individual, Martín de la Puente ha disputado sus segundos Juegos y también ha mejorado el papel en Río (primera ronda). El vigués empezó el torneo como un tiro  con sendos dobles 6-1 a Ledesma y Jaroszewski para meterse en octavos donde le esperaba el  sexto favorito Houdet. En el lugar que había que estar. Sin embargo, aunque el comienzo del  partido fue inmejorable (3-0), el tenista francés reaccionó hasta el nivel de encadenar los siguientes nueve juegos y cerrar 6-3 6-0. Segundos Juegos, primeros octavos individuales. Progreso.

El veterano Francesc Tur, que en Tokio ha disputado sus quintos Juegos, se estrenó ante el  tailandés Suwan (6-1 6-4) y cedió en segunda ronda ante el cuarto favorito Gustavo Fernández  (6-1 6-0). Llegó donde tenía que llegar, a enfrentarse a un tenista del top8. Su balance  individual en unos Paralímpicos es de tres triunfos y cinco derrotas. A sus 44 años el tenista  catalán es una leyenda del tenis en silla español. 

El último nombre de Tokio es el del murciano Kike Siscar. El único de los cuatro que debutaba en una cita Paralímpica en Japón. En su debut individual le tocó lidiar con un hueso como el  japonés Takuya Miki, 12º favorito. El tenista local cumplió con los pronósticos y se impuso 6-1  6-2. Primera e inolvidable experiencia Paralímpica para Siscar. 

Respecto al cuadro de dobles las parejas las han formado Caverzaschi/De la Puente y  Siscar/Tur. Los primeros, admitido por ellos mismos, tenían depositadas bastantes esperanzas de hacer algo grande en la modalidad de dobles. Como séptimos favoritos quedaron exentos  de la primera ronda. En octavos consiguieron un gran triunfo ante Ratzlaff/Stroud cediendo  tres juegos (6-1 6-2) para asegurarse el segundo diploma paralímpico de la historia del tenis en  silla español tras el logrado por ellos mismos en Río. En cuartos de final cedieron ante la pareja  francesa y segunda favorita Houdet/Peifer 6-3 6-4. 

Por último, Siscar/Tur se enfrentaron en primera ronda a los austriacos Flax/Langmann. El partido se fue a un tercer set (6-3 4-6) donde ambas parejas tuvieron su oportunidad. Los austriacos comenzaron dominando (0-2), remontaron los españoles (4-2 y saque) y los centroeuropeos lograron recuperar (5-5). A las puertas del desempate, al resto, los austriacos  culminaron la remontada (3-6 6-4 7-5) para meterse en segunda ronda. Derrota dura por las alternativas que se manejaron durante el partido.

Imagen de cabecera: @Paralímpicos

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La mejor delegación española de tenis en silla de ruedas enviada a unos Juegos Paralímpicos en la historia de España ha cerrado su paso por Tokio 2020 con sus mejores resultados: una primera ronda, una segunda ronda, unos octavos y un diploma paralímpico en el plano individual y una primera ronda y otro diploma paralímpico en la modalidad de dobles. 

Los de Tokio 2020 no han sido los Juegos Paralímpicos con mayor presencia española en tenis en silla (en Atenas, Londres y Río también fueron cuatro deportistas) pero sí en los que mejores resultados se han obtenido. Y lo que ha conseguido la delegación española en el Centro de Tenis Ariake demuestra el crecimiento exponencial que el tenis en silla tiene en nuestro país: desde el talento y el trabajo de los tenistas hasta el firme apoyo desde la Federación. Nunca antes se había estado así y no es el techo. 

A Tokio 2020 el tenis español ha llevado a cuatro deportistas: Martín de la Puente (#11), Daniel Caverzaschi (#13), Enrique Siscar (#42) y Francesc Tur (#45). Menos Siscar, todos tenían ya experiencia en unos Juegos Paralímpicos. El objetivo real nunca han sido las medallas. Era  llegar a un partido ante los ocho mejores del mundo y pelear. Y vaya si se ha conseguido. 

En el tenis en silla si bien es impredecible porque la naturaleza propia del deporte, las  sensaciones y el día que tenga el deportista, hay una distancia bastante grande entre los ocho  o 10 primeros tenistas y el resto. El primer grupo incluye a los deportistas que habitualmente  juegan entre ellos ya que los Grand Slams y el Masters están reservados para el top8. Y el resto  de tenistas debe pelear para aprovechar cuando se abre alguna puerta. Y precisamente ese era  el objetivo español en Tokio. 

La historia del tenis en silla español hasta llegar a la capital japonesa contaba con un diploma paralímpico: el que lograron Daniel Caverzaschi y Martín de la Puente al llegar a cuartos de  final de dobles en Río 2016. En Japón se ha doblado la apuesta. 

El mejor papel ha sido para Caverzaschi, en sus terceros Juegos. El madrileño, en el cuadro individual, siempre ha mejorado su participación: de la segunda ronda en Londres a los octavos en Río y, por primera vez, los cuartos de final en Tokio. Primer diploma paralímpico individual para el tenis en silla español. Historia de Daniel Caverzaschi. 

El tenis en silla ha tenido una buena actuación en Tokyo. (@Paralímpicos)

Tras dos partidos más asequibles (Bailey 6-2 6-0 y Maripa 6-2 6-4), en los octavos de final llegó  el momento esperado: enfrentamiento ante un top 8 (el número 3 Gerard) y a abrir la puerta. Y vaya si la abrió: 6-3 6-4 para lograr su primer triunfo ante el belga en ocho partidos y estrenarse en los cuartos de final. Escribiendo la historia. 

En cuartos de final, ante el neerlandés Egberink, ha habido igualdad hasta el 4-4. Ahí, el octavo  favorito ha encadenado seis juegos seguidos que le han lanzado al triunfo final 6-4 6-3. Cuartos  de final y primer diploma paralímpico individual de la historia del tenis en silla español. Casi  nada. 

Siguiendo el cuadro individual, Martín de la Puente ha disputado sus segundos Juegos y también ha mejorado el papel en Río (primera ronda). El vigués empezó el torneo como un tiro  con sendos dobles 6-1 a Ledesma y Jaroszewski para meterse en octavos donde le esperaba el  sexto favorito Houdet. En el lugar que había que estar. Sin embargo, aunque el comienzo del  partido fue inmejorable (3-0), el tenista francés reaccionó hasta el nivel de encadenar los siguientes nueve juegos y cerrar 6-3 6-0. Segundos Juegos, primeros octavos individuales. Progreso.

El veterano Francesc Tur, que en Tokio ha disputado sus quintos Juegos, se estrenó ante el  tailandés Suwan (6-1 6-4) y cedió en segunda ronda ante el cuarto favorito Gustavo Fernández  (6-1 6-0). Llegó donde tenía que llegar, a enfrentarse a un tenista del top8. Su balance  individual en unos Paralímpicos es de tres triunfos y cinco derrotas. A sus 44 años el tenista  catalán es una leyenda del tenis en silla español. 

El último nombre de Tokio es el del murciano Kike Siscar. El único de los cuatro que debutaba en una cita Paralímpica en Japón. En su debut individual le tocó lidiar con un hueso como el  japonés Takuya Miki, 12º favorito. El tenista local cumplió con los pronósticos y se impuso 6-1  6-2. Primera e inolvidable experiencia Paralímpica para Siscar. 

Respecto al cuadro de dobles las parejas las han formado Caverzaschi/De la Puente y  Siscar/Tur. Los primeros, admitido por ellos mismos, tenían depositadas bastantes esperanzas de hacer algo grande en la modalidad de dobles. Como séptimos favoritos quedaron exentos  de la primera ronda. En octavos consiguieron un gran triunfo ante Ratzlaff/Stroud cediendo  tres juegos (6-1 6-2) para asegurarse el segundo diploma paralímpico de la historia del tenis en  silla español tras el logrado por ellos mismos en Río. En cuartos de final cedieron ante la pareja  francesa y segunda favorita Houdet/Peifer 6-3 6-4. 

Por último, Siscar/Tur se enfrentaron en primera ronda a los austriacos Flax/Langmann. El partido se fue a un tercer set (6-3 4-6) donde ambas parejas tuvieron su oportunidad. Los austriacos comenzaron dominando (0-2), remontaron los españoles (4-2 y saque) y los centroeuropeos lograron recuperar (5-5). A las puertas del desempate, al resto, los austriacos  culminaron la remontada (3-6 6-4 7-5) para meterse en segunda ronda. Derrota dura por las alternativas que se manejaron durante el partido.

Imagen de cabecera: @Paralímpicos