_Alemania

Llegan pisando fuerte

Juanma Perera @juanmaHumilAfic 25-06-2019

etiquetas:

El fútbol alemán goza de un goteo constante de nuevos valores cada año y, aunque la selección pueda tener bajones, como ya pasó tras la conquista del Mundial de Brasil en 2014, parece que hay chicos que están dispuestos a derribar la puerta más pronto que tarde. Dichos jugadores están compitiendo este verano en la Eurocopa Sub21 de Italia y San Marino, dando una buena imagen al combinado dirigido por Stefan Kuntz, con la intención de revalidar el título conseguido en 2017 en Polonia y sumar así el tercer título del país en esa categoría.

Empezando por atrás y aunque la portería de Die Mannschaft ha estado muy bien cubierta en la última década por gente como Manuel Neuer o Marc-André ter Stegen, tenemos a un chaval como Alexander Nübel que, como hiciera Neuer en su día, está comenzando a dar sus primeros pasos como profesional en el Schalke 04, completando muy buenas actuaciones, quitándole la titularidad a un buen guardameta como Ralf Fährmann y acaparando la titularidad en el escalón previo a la selección absoluta. Nübel solo había disputado dos partidos con el primer equipo desde 2016 hasta 2018 y, en esta temporada, ha participado en un total de 22, llegando a jugar en el doble enfrentamiento ante el Galatasaray de Champions League, dejando su portería a cero en ambas ocasiones. La mala temporada minera suponía una gran exigencia para Nübel y él cumplió con creces, recibiendo muchos elogios y, como ya pasara con Neuer, despertando el interés de los grandes clubes, tanto alemanes, como del resto del continente.

Pero Nübel no es el único que está ya cerca de derribar la puerta. En el combinado de Kuntz hay varios jugadores que han tenido presencia en la selección absoluta y eso les vale para ayudar a la Sub21 en el campeonato. Gente como Jonathan Tah, el que más partidos ha jugado con “los mayores”, Benjamin Henrichs, que estuvo presente en la Confederaciones de 2017 con el “Equipo B” de Alemania que se impuso en el torneo o Lukas Klostermann, que como Tah estuvo en las últimas cotas con la absoluta antes de disputar el Europeo Sub21, son quienes lideran esa nueva generación de jugadores que, en un futuro, tendrán en sus pies el destino del equipo nacional.

Si hay nombres que están destacando en este Europeo que han dado mucho que hablar en la primera fase y se postulan como el futuro de Die Mannschaft, los que llegarán y adelantarán por la derecha a los Reus, Müller y compañía, han aparecido casi de la nada. Por una parte, Maximilian Eggestein, que aunque ya ha ido convocado, aún no ha tocado balón y se considera como uno de los valores más importantes del centro del campo del país germano. Junto a Max está Mahmoud Dahoud, un futbolista que ya dio el gran salto, pero que se ha quedado estancado por la aparición de otros jugadores que, en su puesto, han dado más consistencia al centro del campo del Dortmund. El mismo paso de Dahoud le ocurrió a Weigl, que se vio forzado a cambiar su posición. Al contrario que Dahoud, Weigl ya tiene cierto nombre y sus apariciones en la absoluta. Y uno que ha ido en línea ascendente es Florian Neuhaus, que en la temporada 2018-19 ha sido una pieza importante en el Borussia Mönchengladbach.

Si hay dos nombres que destacan sobre el resto en lo que a ‘derribar la puerta’ se refiere, esos son los de los atacantes Gian-Luca Waldschmidt, del SC Freiburg, o Marco Richter, del FC Augsburg. Ninguno de los dos pertenece a un equipo grande ni ha estado entre los máximos goleadores de la temporada en ningún año. De hecho, en sus equipos tienen un papel algo secundario, sobre todo Richter, que está empezando a asomar la cabeza. Waldschmidt, viviendo a la sombra de Niederlechner y Petersen, no tiene cifras altas, pero sí participación. Ellos dos son los máximos exponentes de una generación alemana que viene pisando fuerte y que, a la hora de la verdad, han demostrado que pueden resultar válidos para tener más minutos o más responsabilidad en sus equipos o, quién sabe, en la absoluta.

A pesar de los últimos fracasos de Alemania y de la regeneración que parece que está haciendo desenterrar la cabeza al avestruz, en el país germano pueden estar tranquilos, porque la siempre prolífica cantera teutona saca futbolistas muy buenos en cada hornada. Nübel, los hermanos Eggestein, Dahoud, Neuhaus, Maier, Waldschmidt, Richter… Ellos son el presente de la Sub21 y el gran futuro que le espera a Die Mannschaft, con o sin Joachim Löw y los aficionados al fútbol de dicho país los disfrutarán en los grandes torneos en un futuro no tan lejano.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El fútbol alemán goza de un goteo constante de nuevos valores cada año y, aunque la selección pueda tener bajones, como ya pasó tras la conquista del Mundial de Brasil en 2014, parece que hay chicos que están dispuestos a derribar la puerta más pronto que tarde. Dichos jugadores están compitiendo este verano en la Eurocopa Sub21 de Italia y San Marino, dando una buena imagen al combinado dirigido por Stefan Kuntz, con la intención de revalidar el título conseguido en 2017 en Polonia y sumar así el tercer título del país en esa categoría.

Empezando por atrás y aunque la portería de Die Mannschaft ha estado muy bien cubierta en la última década por gente como Manuel Neuer o Marc-André ter Stegen, tenemos a un chaval como Alexander Nübel que, como hiciera Neuer en su día, está comenzando a dar sus primeros pasos como profesional en el Schalke 04, completando muy buenas actuaciones, quitándole la titularidad a un buen guardameta como Ralf Fährmann y acaparando la titularidad en el escalón previo a la selección absoluta. Nübel solo había disputado dos partidos con el primer equipo desde 2016 hasta 2018 y, en esta temporada, ha participado en un total de 22, llegando a jugar en el doble enfrentamiento ante el Galatasaray de Champions League, dejando su portería a cero en ambas ocasiones. La mala temporada minera suponía una gran exigencia para Nübel y él cumplió con creces, recibiendo muchos elogios y, como ya pasara con Neuer, despertando el interés de los grandes clubes, tanto alemanes, como del resto del continente.

Pero Nübel no es el único que está ya cerca de derribar la puerta. En el combinado de Kuntz hay varios jugadores que han tenido presencia en la selección absoluta y eso les vale para ayudar a la Sub21 en el campeonato. Gente como Jonathan Tah, el que más partidos ha jugado con “los mayores”, Benjamin Henrichs, que estuvo presente en la Confederaciones de 2017 con el “Equipo B” de Alemania que se impuso en el torneo o Lukas Klostermann, que como Tah estuvo en las últimas cotas con la absoluta antes de disputar el Europeo Sub21, son quienes lideran esa nueva generación de jugadores que, en un futuro, tendrán en sus pies el destino del equipo nacional.

Si hay nombres que están destacando en este Europeo que han dado mucho que hablar en la primera fase y se postulan como el futuro de Die Mannschaft, los que llegarán y adelantarán por la derecha a los Reus, Müller y compañía, han aparecido casi de la nada. Por una parte, Maximilian Eggestein, que aunque ya ha ido convocado, aún no ha tocado balón y se considera como uno de los valores más importantes del centro del campo del país germano. Junto a Max está Mahmoud Dahoud, un futbolista que ya dio el gran salto, pero que se ha quedado estancado por la aparición de otros jugadores que, en su puesto, han dado más consistencia al centro del campo del Dortmund. El mismo paso de Dahoud le ocurrió a Weigl, que se vio forzado a cambiar su posición. Al contrario que Dahoud, Weigl ya tiene cierto nombre y sus apariciones en la absoluta. Y uno que ha ido en línea ascendente es Florian Neuhaus, que en la temporada 2018-19 ha sido una pieza importante en el Borussia Mönchengladbach.

Si hay dos nombres que destacan sobre el resto en lo que a ‘derribar la puerta’ se refiere, esos son los de los atacantes Gian-Luca Waldschmidt, del SC Freiburg, o Marco Richter, del FC Augsburg. Ninguno de los dos pertenece a un equipo grande ni ha estado entre los máximos goleadores de la temporada en ningún año. De hecho, en sus equipos tienen un papel algo secundario, sobre todo Richter, que está empezando a asomar la cabeza. Waldschmidt, viviendo a la sombra de Niederlechner y Petersen, no tiene cifras altas, pero sí participación. Ellos dos son los máximos exponentes de una generación alemana que viene pisando fuerte y que, a la hora de la verdad, han demostrado que pueden resultar válidos para tener más minutos o más responsabilidad en sus equipos o, quién sabe, en la absoluta.

A pesar de los últimos fracasos de Alemania y de la regeneración que parece que está haciendo desenterrar la cabeza al avestruz, en el país germano pueden estar tranquilos, porque la siempre prolífica cantera teutona saca futbolistas muy buenos en cada hornada. Nübel, los hermanos Eggestein, Dahoud, Neuhaus, Maier, Waldschmidt, Richter… Ellos son el presente de la Sub21 y el gran futuro que le espera a Die Mannschaft, con o sin Joachim Löw y los aficionados al fútbol de dicho país los disfrutarán en los grandes torneos en un futuro no tan lejano.

etiquetas:

_Alemania

La unión hace la fuerza

Juanma Perera @juanmaHumilAfic
26-11-2019

_Alemania

La segunda oportunidad

Juanma Perera @juanmaHumilAfic
19-11-2019