_

Liderazgo, calidad y rendimiento: Philipp Lahm

Esteban Gómez @MiRondo 20-02-2014

etiquetas:

Esteban GÓMEZ

Esteban GÓMEZ – Miles de millones de personas en el mundo conviven a diario, dentro de unos límites geográficos, dentro de unos límites territoriales, pero al fin y al cabo en un territorio global, unificado, que queda representado en el planeta Tierra.

Existen personas que destacan notablemente. Unos son mediáticos, otros destacan a niveles inferiores. Sin embargo, el nivel del foco que tengan, no debe suponer de por sí que unos sean mejores que otros. Quizás lleven a cabo esfuerzos similares, quizás tengan facultades idénticas, pero el que tenga colocado el cartel del poder mediático siempre tenderá a quedar por delante, a ser subrayado con un tono más llamativo.

Sin embargo, existen casos en los que vivir en un segundo plano, en la sombra (o no tan expuestos al calor del Sol), se traduce en rendimientos positivos, rendimientos enormemente meritorios y que, a posteriori, les permite entrar en la vitrina de los privilegiados. El mundo del fútbol cuenta con ciertos status, con ciertos escalones que, tal y como se asciende, presentan jugadores de un nivel extraordinario. Unos considerados TOP, otros exquisítos.

Philipp Lahm es uno de los jugadores europeos más destacados de la última década. Desde su debut en el año 2003 en las filas del Stuttgart, y su posterior fichaje por el Bayern de Múnich, pasando por su la Selección Alemana, el jugador alemán ha demostrado potencial y profesionalidad a partes iguales. Un futbolista capaz de adaptarse a cualquier inconveniente, por lo que ha dejado encuentros tanto de lateral derecho como izquierdo, adaptándose ahora con Pep Guardiola incluso de mediocentro.


Lahm y su esposa en la última Oktoberfest  | Getty Images

El capitán del Bayern de Múnich, a sus 30 años, quizás está viviendo uno de los mejores momentos de su carrera deportiva. De la mano del técnico español sigue ofreciendo un nivel competitivo digno de uno de los mejores defensas del mundo, y esta vez deja claro que su potencial le convierte en un jugador camaleónico. Uno de los grandes cambios de Guardiola en el conjunto bávaro ha sido la de colocar a Lahm como centrocampista, otorgando más minutos a Rafinha como lateral, y su rendimiento (sin hacer todo el ruido mediático que debería) no deja a nadie insatisfecho.

En el Emirates Stadium, el Bayern de Múnich llegaba como favorito, pero con una modificación táctica de inicio que a muchos sorprendió. El polivalente Lahm volvía al lateral donde ha jugado gran parte de su carrera deportiva. Guardiola decidía que la visita a Londres otorgaría peso en banda derecha al capitán alemán, ofreciéndole el peso y protagonismo que venía teniendo, pero esta vez en las internadas por banda, doblando en la mayoría de veces a Arjen Robben.

Sin embargo, el penalti sobre el holandés antes del descanso (que posteriormente no supuso el 0-1 por fallo de Alaba), presentaba un segundo tiempo con superioridad numérica, ya que el guardameta polaco del Arsenal, Szczesny, fue expulsado. Un segundo tiempo que debía mantener el favoritismo, la superioridad ya mostrada, y que debía traducirse en goles visitantes para encarrilar, en la medida de lo posible, la eliminatoria. Así, Guardiola, decidía cambiar a Boateng por Rafinha, para colocar al brasileño en el lateral y devolver a Lahm a su posición natural esta temporada, en el centro del campo.

¿El resultado? Un partido extraordinario de Philipp Lahm, en su totalidad. Un nuevo ejemplo de su polivalencia, tanto de lateral como de centrocampista, ofreciéndose en todo momento, siendo determinante, mostrándose activo, y firmando un encuentro de altísimo nivel ante un Arsenal que, salvo milagro en el Allianz Arena, tiene pie y medio fuera de la Liga de Campeones.

Un futbolista tremendamente útil para sus entrenadores. Un jugador cuya profesionalidad es su mayor virtud, y que desde un segundo plano, sin hacer el ruido mediático de jugadores Top, sigue deleitando a conocidos y extraños.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Esteban GÓMEZ – Miles de millones de personas en el mundo conviven a diario, dentro de unos límites geográficos, dentro de unos límites territoriales, pero al fin y al cabo en un territorio global, unificado, que queda representado en el planeta Tierra.

Existen personas que destacan notablemente. Unos son mediáticos, otros destacan a niveles inferiores. Sin embargo, el nivel del foco que tengan, no debe suponer de por sí que unos sean mejores que otros. Quizás lleven a cabo esfuerzos similares, quizás tengan facultades idénticas, pero el que tenga colocado el cartel del poder mediático siempre tenderá a quedar por delante, a ser subrayado con un tono más llamativo.

Sin embargo, existen casos en los que vivir en un segundo plano, en la sombra (o no tan expuestos al calor del Sol), se traduce en rendimientos positivos, rendimientos enormemente meritorios y que, a posteriori, les permite entrar en la vitrina de los privilegiados. El mundo del fútbol cuenta con ciertos status, con ciertos escalones que, tal y como se asciende, presentan jugadores de un nivel extraordinario. Unos considerados TOP, otros exquisítos.

Philipp Lahm es uno de los jugadores europeos más destacados de la última década. Desde su debut en el año 2003 en las filas del Stuttgart, y su posterior fichaje por el Bayern de Múnich, pasando por su la Selección Alemana, el jugador alemán ha demostrado potencial y profesionalidad a partes iguales. Un futbolista capaz de adaptarse a cualquier inconveniente, por lo que ha dejado encuentros tanto de lateral derecho como izquierdo, adaptándose ahora con Pep Guardiola incluso de mediocentro.


Lahm y su esposa en la última Oktoberfest  | Getty Images

El capitán del Bayern de Múnich, a sus 30 años, quizás está viviendo uno de los mejores momentos de su carrera deportiva. De la mano del técnico español sigue ofreciendo un nivel competitivo digno de uno de los mejores defensas del mundo, y esta vez deja claro que su potencial le convierte en un jugador camaleónico. Uno de los grandes cambios de Guardiola en el conjunto bávaro ha sido la de colocar a Lahm como centrocampista, otorgando más minutos a Rafinha como lateral, y su rendimiento (sin hacer todo el ruido mediático que debería) no deja a nadie insatisfecho.

En el Emirates Stadium, el Bayern de Múnich llegaba como favorito, pero con una modificación táctica de inicio que a muchos sorprendió. El polivalente Lahm volvía al lateral donde ha jugado gran parte de su carrera deportiva. Guardiola decidía que la visita a Londres otorgaría peso en banda derecha al capitán alemán, ofreciéndole el peso y protagonismo que venía teniendo, pero esta vez en las internadas por banda, doblando en la mayoría de veces a Arjen Robben.

Sin embargo, el penalti sobre el holandés antes del descanso (que posteriormente no supuso el 0-1 por fallo de Alaba), presentaba un segundo tiempo con superioridad numérica, ya que el guardameta polaco del Arsenal, Szczesny, fue expulsado. Un segundo tiempo que debía mantener el favoritismo, la superioridad ya mostrada, y que debía traducirse en goles visitantes para encarrilar, en la medida de lo posible, la eliminatoria. Así, Guardiola, decidía cambiar a Boateng por Rafinha, para colocar al brasileño en el lateral y devolver a Lahm a su posición natural esta temporada, en el centro del campo.

¿El resultado? Un partido extraordinario de Philipp Lahm, en su totalidad. Un nuevo ejemplo de su polivalencia, tanto de lateral como de centrocampista, ofreciéndose en todo momento, siendo determinante, mostrándose activo, y firmando un encuentro de altísimo nivel ante un Arsenal que, salvo milagro en el Allianz Arena, tiene pie y medio fuera de la Liga de Campeones.

Un futbolista tremendamente útil para sus entrenadores. Un jugador cuya profesionalidad es su mayor virtud, y que desde un segundo plano, sin hacer el ruido mediático de jugadores Top, sigue deleitando a conocidos y extraños.

etiquetas:

Esteban GÓMEZ

_Destacado Principal

Diario de Tokyo: 2 de agosto

Redacción @SpheraSports
02-08-2021

_Destacado

Diario de Tokyo: 1 de agosto

Redacción @SpheraSports
01-08-2021