_Otros

Las cifras de Eusébio, una pantera entre águilas

Alessandra Roversi @http://www.twitter.com/aleroversi 10-01-2014

etiquetas:

David FERNÁNDEZ – El pasado domingo falleció en Lisboa a los 71 años Eusébio da Silva Ferreira, el mejor futbolista portugués de la historia.

Mozambique, entonces una provincia más de Portugal, le vio nacer en 1942 y presenció su primer éxito, el título en 1960 de lo que es hoy la liga nacional con el Sporting de Lourenço Marques (actual CD Maxaquene). Su salto a Europa estuvo envuelto en polémica con Sporting Clube de Portugal y Sport Lisboa e Benfica enzarzados en un fichaje que realizaron los benfiquistas.

LOS INICIOS
Tras meses de problemas burocráticos Eusébio debutó con su nuevo club al final de la temporada 1960/1961 de manera rocambolesca. El Benfica disputó la final de la Copa de Europa el 31 de mayo ganándosela al Barça en Berna por 3-2 y al día siguiente hubo partido de Copa que la federación portuguesa no aplazó. Los benfiquistas alinearon a suplentes, entre ellos Eusébio, para defender un 3-1 conseguido en la ida ante el Vitoria Setúbal pero acabaron eliminados tras caer por 4-1 con el mozambiqueño marcando un gol. 

A la semana siguiente debutó en liga marcando en un intrascendente último partido donde el Benfica festejó su undécimo título ganando por 4-0 al Os Belenenses. Y 7 días después disputó un amistoso muy recordado por jugar ante el Santos de Pelé. Los brasileños ganaron por 6-3 pero si no llega a ser por un hattrick de Eusébio la paliza hubiera sido mayor.


Benfica y Eusébio, un matrimonio feliz | Getty Images

COMPETICIONES PORTUGUESAS
Hasta 1975, ya con 33 años, se mantuvo fiel al Benfica construyendo y viviendo los mejores años de la historia del club. Ese solitario partido en su primera temporada le permitió acabar su carrera con 11 títulos de liga (record de la competición) en apenas 15 años, aunque nunca llegó a ganar 4 seguidos, marca que aun se le resiste al Benfica.

El más contundente fue el penúltimo, el de la temporada 1972/1973, cuando el Benfica acabó invicto (por primera vez en la historia del fútbol luso), empezó con 23 victorias consecutivas (record vigente en una liga europea de grupo único) y aventajó en 9 partidos, 18 puntos en la época, al subcampeón, marca en vigor.
En Copa disputó ocho finales, con cinco victorias y tres derrotas. Destacan la de 1962 (3-0 al FC Porto con dos goles suyos), la de 1964 (6-2 al FC Porto con Eusébio marcando un gol y el Benfica seis, registro este que no se igualó hasta 47 años después) y las dos que decidió marcando en la prórroga, 1969 ante Académica Coimbra y 1972 ante Sporting de Portugal donde logró los tres tantos de su equipo.


Bobby Charlton y Eusébio, dos leyendas de la Copa de Europa | Getty Images

COMPETICIONES EUROPEAS
Lo complejo de su fichaje impidió a Eusébio participar en la primera Copa de Europa del Benfica, en 1961. Pero al año siguiente se resarció marcando 5 goles, dos de ellos en la final ante el Real Madrid, partido donde el club lisboeta logró cinco tantos algo que no se ha vuelto a ver.

Durante el resto de su carrera intentó romper la maldición de Béla Guttmann pero, aunque participó cada temporada en torneos europeos, llegó a tres finales más de Copa de Europa y marcó 57 goles en 75 partidos, no pudo conseguirlo. En la Intercontinental tuvo peor suerte, disputando tres partidos en dos finales y quedándose sin título ante Peñarol y Santos pese a que marcó ante ambos.
En dos partidos brilló por sus goles. Marcó cuatro en un 10-0 ante el Dudelange en 1965 en Copa de Europa, la mayor goleada europea del club, y consiguió cinco (record del Benfica en competición europea) en un 8-1 ante Olimpija Ljubljana en 1970 en la Recopa.


Eusébio y sus colegas antes de la semifinales de Inglaterra '66 | Getty Images

SELECCIÓN LUSA
Con Portugal debutó el 8 de octubre de 1961 marcando pero perdiendo en Luxemburgo por 4-2. Ese tropiezo obligaba a los lusos a vencer en Wembley para acudir a Chile’1962 pero otra derrota, 2-0, les dejó sin Mundial.

Pese a tener a una gran estrella Portugal fracasó en otras dos fases de clasificación mundialistas y en tres preeuropeos pero estuvo en Inglaterra’1966 tras una brillante prestación de Eusébio (7 goles en 6 partidos clasificatorios).
En su único Mundial Eusébio debutó con victoria ante Hungría pero sin gol lo que rápidamente compensó anotando ante Bulgaria, Brasil (2), Corea del Norte (4, cuando su equipo perdía 0-3 en el minuto 25 del partido de cuartos), Inglaterra y Unión Soviética para acabar como máximo goleador del torneo y dar a Portugal su mejor puesto en un Mundial, el tercero.

Otros tres jugadores han hecho 4 goles en un partido mundialista de fase KO (Wilimowski en 1938, Fontaine en 1958 y Butragueño en 1986).
Su despedida internacional, tras 41 goles en 64 partidos, llegó en un Portugal 2-2 Bulgaria en Da Luz en 1973.


Eusébio y Gerd Müller recibiendo la Bota de Oro y de Plata | Getty Images

PREMIOS
Eusébio fue siete veces máximo goleador de la liga portuguesa, record por batir. Con 43 goles en 1967/1968 fue el primer ganador de la Bota de Oro europea, galardón que repitió cinco años después tras marcar 40 goles. El otro jugador que tiene dos Botas de Oro anotando 40 o más goles en ambas temporadas es Messi.

En cuanto al Balón de Oro es el único futbolista que ha estado en el podio del premio jugando en la liga portuguesa. En 1962, año de Mundial y sin participar en él, fue segundo (Kevin Keegan, ganador en 1978, es el otro podio en año de Mundial sin disputarlo), en 1965 lo ganó y en 1966 solo le superó Bobby Charlton.

FIN DE CARRERA
Tras abandonar el Benfica hizo las américas jugando en la incipiente liga estadounidense (en Boston, Toronto donde ganó un título y Las Vegas), en México (Monterrey) y nuevamente en Portugal (Beira Mar de primera y União de Tomar de segunda donde definitivamente se retiró).

En total fueron 342 goles en ligas de la máxima categoría, según datos de la IFFHS. En la liga de Portugal fueron 319 solo por detrás de Fernando Peyroteo que, entre 1937 y 1949, marcó 331 goles en la asombrosa cifra de 197 partidos.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

David FERNÁNDEZ – El pasado domingo falleció en Lisboa a los 71 años Eusébio da Silva Ferreira, el mejor futbolista portugués de la historia.

Mozambique, entonces una provincia más de Portugal, le vio nacer en 1942 y presenció su primer éxito, el título en 1960 de lo que es hoy la liga nacional con el Sporting de Lourenço Marques (actual CD Maxaquene). Su salto a Europa estuvo envuelto en polémica con Sporting Clube de Portugal y Sport Lisboa e Benfica enzarzados en un fichaje que realizaron los benfiquistas.

LOS INICIOS
Tras meses de problemas burocráticos Eusébio debutó con su nuevo club al final de la temporada 1960/1961 de manera rocambolesca. El Benfica disputó la final de la Copa de Europa el 31 de mayo ganándosela al Barça en Berna por 3-2 y al día siguiente hubo partido de Copa que la federación portuguesa no aplazó. Los benfiquistas alinearon a suplentes, entre ellos Eusébio, para defender un 3-1 conseguido en la ida ante el Vitoria Setúbal pero acabaron eliminados tras caer por 4-1 con el mozambiqueño marcando un gol. 

A la semana siguiente debutó en liga marcando en un intrascendente último partido donde el Benfica festejó su undécimo título ganando por 4-0 al Os Belenenses. Y 7 días después disputó un amistoso muy recordado por jugar ante el Santos de Pelé. Los brasileños ganaron por 6-3 pero si no llega a ser por un hattrick de Eusébio la paliza hubiera sido mayor.


Benfica y Eusébio, un matrimonio feliz | Getty Images

COMPETICIONES PORTUGUESAS
Hasta 1975, ya con 33 años, se mantuvo fiel al Benfica construyendo y viviendo los mejores años de la historia del club. Ese solitario partido en su primera temporada le permitió acabar su carrera con 11 títulos de liga (record de la competición) en apenas 15 años, aunque nunca llegó a ganar 4 seguidos, marca que aun se le resiste al Benfica.

El más contundente fue el penúltimo, el de la temporada 1972/1973, cuando el Benfica acabó invicto (por primera vez en la historia del fútbol luso), empezó con 23 victorias consecutivas (record vigente en una liga europea de grupo único) y aventajó en 9 partidos, 18 puntos en la época, al subcampeón, marca en vigor.
En Copa disputó ocho finales, con cinco victorias y tres derrotas. Destacan la de 1962 (3-0 al FC Porto con dos goles suyos), la de 1964 (6-2 al FC Porto con Eusébio marcando un gol y el Benfica seis, registro este que no se igualó hasta 47 años después) y las dos que decidió marcando en la prórroga, 1969 ante Académica Coimbra y 1972 ante Sporting de Portugal donde logró los tres tantos de su equipo.


Bobby Charlton y Eusébio, dos leyendas de la Copa de Europa | Getty Images

COMPETICIONES EUROPEAS
Lo complejo de su fichaje impidió a Eusébio participar en la primera Copa de Europa del Benfica, en 1961. Pero al año siguiente se resarció marcando 5 goles, dos de ellos en la final ante el Real Madrid, partido donde el club lisboeta logró cinco tantos algo que no se ha vuelto a ver.

Durante el resto de su carrera intentó romper la maldición de Béla Guttmann pero, aunque participó cada temporada en torneos europeos, llegó a tres finales más de Copa de Europa y marcó 57 goles en 75 partidos, no pudo conseguirlo. En la Intercontinental tuvo peor suerte, disputando tres partidos en dos finales y quedándose sin título ante Peñarol y Santos pese a que marcó ante ambos.
En dos partidos brilló por sus goles. Marcó cuatro en un 10-0 ante el Dudelange en 1965 en Copa de Europa, la mayor goleada europea del club, y consiguió cinco (record del Benfica en competición europea) en un 8-1 ante Olimpija Ljubljana en 1970 en la Recopa.


Eusébio y sus colegas antes de la semifinales de Inglaterra '66 | Getty Images

SELECCIÓN LUSA
Con Portugal debutó el 8 de octubre de 1961 marcando pero perdiendo en Luxemburgo por 4-2. Ese tropiezo obligaba a los lusos a vencer en Wembley para acudir a Chile’1962 pero otra derrota, 2-0, les dejó sin Mundial.

Pese a tener a una gran estrella Portugal fracasó en otras dos fases de clasificación mundialistas y en tres preeuropeos pero estuvo en Inglaterra’1966 tras una brillante prestación de Eusébio (7 goles en 6 partidos clasificatorios).
En su único Mundial Eusébio debutó con victoria ante Hungría pero sin gol lo que rápidamente compensó anotando ante Bulgaria, Brasil (2), Corea del Norte (4, cuando su equipo perdía 0-3 en el minuto 25 del partido de cuartos), Inglaterra y Unión Soviética para acabar como máximo goleador del torneo y dar a Portugal su mejor puesto en un Mundial, el tercero.

Otros tres jugadores han hecho 4 goles en un partido mundialista de fase KO (Wilimowski en 1938, Fontaine en 1958 y Butragueño en 1986).
Su despedida internacional, tras 41 goles en 64 partidos, llegó en un Portugal 2-2 Bulgaria en Da Luz en 1973.


Eusébio y Gerd Müller recibiendo la Bota de Oro y de Plata | Getty Images

PREMIOS
Eusébio fue siete veces máximo goleador de la liga portuguesa, record por batir. Con 43 goles en 1967/1968 fue el primer ganador de la Bota de Oro europea, galardón que repitió cinco años después tras marcar 40 goles. El otro jugador que tiene dos Botas de Oro anotando 40 o más goles en ambas temporadas es Messi.

En cuanto al Balón de Oro es el único futbolista que ha estado en el podio del premio jugando en la liga portuguesa. En 1962, año de Mundial y sin participar en él, fue segundo (Kevin Keegan, ganador en 1978, es el otro podio en año de Mundial sin disputarlo), en 1965 lo ganó y en 1966 solo le superó Bobby Charlton.

FIN DE CARRERA
Tras abandonar el Benfica hizo las américas jugando en la incipiente liga estadounidense (en Boston, Toronto donde ganó un título y Las Vegas), en México (Monterrey) y nuevamente en Portugal (Beira Mar de primera y União de Tomar de segunda donde definitivamente se retiró).

En total fueron 342 goles en ligas de la máxima categoría, según datos de la IFFHS. En la liga de Portugal fueron 319 solo por detrás de Fernando Peyroteo que, entre 1937 y 1949, marcó 331 goles en la asombrosa cifra de 197 partidos.

etiquetas: