_Otros

La última oportunidad de Mattia Pasini

Sergio Merino Rueda @SergioMerino8 27-04-2018

etiquetas:

La categoría intermedia del Mundial de Motociclismo ha
dejado de ser únicamente una lanzadera para llegar a MotoGP, que también, para
convertirse en una oportunidad para muchos pilotos que no han podido
consagrarse en la categoría reina de ser campeones del mundo.

Junto a los jóvenes pilotos en formación hemos podido
presenciar a Toni Elías, Julián Simón y demás corredores con un estatus
superior tratar por hacerse con el cetro que no pudieron lograr en la categoría
más pequeña y que en MotoGP es prácticamente inalcanzable si no montas una moto
de fábrica y eso está reservado a unos pocos elegidos.

Muchos de estos pilotos se han caracterizado durante su
carrera deportiva por la irregularidad. Son corredores de gran talento y
ambición que en su mayoría han luchado por el título desde que iniciaron en el
campeonato del mundo pero cuya juventud les han llevado a cometer errores y
sufrir caídas que lastraron sus posibilidades de ser campeones. La madurez del
paso de los años, la experiencia y los episodios vividos les llevan a renunciar
a pelearse por un puesto en la parte baja de la parrilla de MotoGP para ser
punteros en Moto2. Uno de los que aspiran al campeonato esta temporada es el
italiano Mattia Pasini.

Desde su segunda temporada en el Mundial en 2005 ha
conseguido victorias y luchado por el campeonato. Sus años dorados tuvieron
lugar en sus inicios pero la aglomeración de talento en la por entonces
categoría de 125cc era de una dimensión enorme. Luthi, Talmácsi, Kallio,
Simoncelli, Bautista… y el piloto italiano era el estandarte de la
irregularidad, las caídas y el talento desperdiciado. Pero ahora es todo
distinto. Cumples años, ves cómo se te escapa la posibilidad del título, te
conviertes en padre, presencias como compañeros se dejan la vida en el
circuito… Mattia Pasini ahora es más maduro. Asegura un segundo puesto en
lugar de arriesgar a caerse, se toma todos los entrenamientos al 100% y el
talento sigue ahí. Es, probablemente, su última oportunidad de ser campeón del
mundo. Con 32 años y una moto competitiva.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La categoría intermedia del Mundial de Motociclismo ha
dejado de ser únicamente una lanzadera para llegar a MotoGP, que también, para
convertirse en una oportunidad para muchos pilotos que no han podido
consagrarse en la categoría reina de ser campeones del mundo.

Junto a los jóvenes pilotos en formación hemos podido
presenciar a Toni Elías, Julián Simón y demás corredores con un estatus
superior tratar por hacerse con el cetro que no pudieron lograr en la categoría
más pequeña y que en MotoGP es prácticamente inalcanzable si no montas una moto
de fábrica y eso está reservado a unos pocos elegidos.

Muchos de estos pilotos se han caracterizado durante su
carrera deportiva por la irregularidad. Son corredores de gran talento y
ambición que en su mayoría han luchado por el título desde que iniciaron en el
campeonato del mundo pero cuya juventud les han llevado a cometer errores y
sufrir caídas que lastraron sus posibilidades de ser campeones. La madurez del
paso de los años, la experiencia y los episodios vividos les llevan a renunciar
a pelearse por un puesto en la parte baja de la parrilla de MotoGP para ser
punteros en Moto2. Uno de los que aspiran al campeonato esta temporada es el
italiano Mattia Pasini.

Desde su segunda temporada en el Mundial en 2005 ha
conseguido victorias y luchado por el campeonato. Sus años dorados tuvieron
lugar en sus inicios pero la aglomeración de talento en la por entonces
categoría de 125cc era de una dimensión enorme. Luthi, Talmácsi, Kallio,
Simoncelli, Bautista… y el piloto italiano era el estandarte de la
irregularidad, las caídas y el talento desperdiciado. Pero ahora es todo
distinto. Cumples años, ves cómo se te escapa la posibilidad del título, te
conviertes en padre, presencias como compañeros se dejan la vida en el
circuito… Mattia Pasini ahora es más maduro. Asegura un segundo puesto en
lugar de arriesgar a caerse, se toma todos los entrenamientos al 100% y el
talento sigue ahí. Es, probablemente, su última oportunidad de ser campeón del
mundo. Con 32 años y una moto competitiva.

etiquetas:

_Destacado

3 preguntas sobre LaLiga 22-23

Adrià Campmany @campmany_adria
12-08-2022

_Destacado

La Misión

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
11-08-2022