_Fórmula 1

La senda de Daniel Ricciardo

Abraham Marqués @AbrahamMarques_ 18-02-2019

etiquetas:

El piloto australiano decidió en el pasado verano que su camino y el de Red Bull iban a tomar senderos distintos. Cuando todo apuntaba a que la renovación estaba cerrada, Daniel realizó un cambio de rumbo y decidió firmar por Renault. El australiano abandonaba el equipo que le había dado todo para poder crear su propia historia. No terminaba de estar del todo cómodo con la marca de bebidas energéticas, y las dudas que generaba el equipo para 2019 hicieron que Ricciardo decidiera cambiar de aires.

Principalmente, ha habido dos motivos por los que el ahora piloto de Renault decidió no renovar con Red Bull: Max Verstappen y Honda. Por todos es sabido que el piloto holandés era el preferido en el equipo. Es el piloto franquicia, el protegido. En caso de que el equipo tuviera opciones de ganar el título, la mayoría de recursos irían para él. Nunca lo dijeron de puertas para afuera, pero el ambiente y las sensaciones en casi todos los Grandes Premios así lo demostraba.

Nunca ha sido bueno tener dos gallos en un mismo corral. Además, Daniel sabía que él iba a ser el mayor perjudicado si entablaba una lucha interna en el equipo con su compañero. El australiano, al ver una alternativa factible, decidió cambiar de rumbo y probar una nueva aventura.

El segundo de los motivos fue la incertidumbre que traía el motor Honda. Los japoneses, tras un año en Toro Rosso, seguían sin mostrar la garantía de que podían tener una unidad de potencia competitiva y fiable. A pesar de que en 2018 mostraron mejores sensaciones que en sus años con McLaren, siguieron teniendo muchos problemas de fiabilidad y no mostraron un rendimiento mucho mejor al Renault. Esta arriesgada apuesta de Red Bull, de la que no estaba muy convencido Daniel Ricciardo, hizo que finalmente se decantara por Renault.

Curiosamente, el piloto australiano firmó con el equipo que le dejó tirado infinidad de veces la temporada pasada. Casi todos los problemas de fiabilidad asociados al motor francés los sufrió Ricciardo, el cual llegó a desesperarse debido a que le era imposible poder conseguir buenos resultados debido a sus abandonos. Pero esta vez la decisión ha sido suya.

Daniel ha decidido apostar por el proyecto de Renault. Al igual que Red Bull, no le ofrece ninguna garantía de éxito, pero el australiano se siente más seguro al haber elegido su propio camino. Se encontrará con Nico Hulkenberg, un piloto que no le pondrá las cosas nada fáciles, pero que no será el favorito del equipo como ocurre en Red Bull con Verstappen.

En Renault quieren que su proyecto sea ganador. Es a largo plazo y la meta es luchar por el título. Trabajan para ello, pero no tienen ninguna certeza de que lo vayan a conseguir. Mejoran temporada tras temporada, pero no con el ritmo suficiente para llegar a los puestos punteros en un plazo razonable de tiempo. Este será un año clave en las evoluciones de los franceses. Ilusión y recursos tienen. Incorporan a un estupendo piloto como Daniel Ricciardo. El devenir de las dos próximas temporadas nos dirá si el australiano tomó la senda correcta.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El piloto australiano decidió en el pasado verano que su camino y el de Red Bull iban a tomar senderos distintos. Cuando todo apuntaba a que la renovación estaba cerrada, Daniel realizó un cambio de rumbo y decidió firmar por Renault. El australiano abandonaba el equipo que le había dado todo para poder crear su propia historia. No terminaba de estar del todo cómodo con la marca de bebidas energéticas, y las dudas que generaba el equipo para 2019 hicieron que Ricciardo decidiera cambiar de aires.

Principalmente, ha habido dos motivos por los que el ahora piloto de Renault decidió no renovar con Red Bull: Max Verstappen y Honda. Por todos es sabido que el piloto holandés era el preferido en el equipo. Es el piloto franquicia, el protegido. En caso de que el equipo tuviera opciones de ganar el título, la mayoría de recursos irían para él. Nunca lo dijeron de puertas para afuera, pero el ambiente y las sensaciones en casi todos los Grandes Premios así lo demostraba.

Nunca ha sido bueno tener dos gallos en un mismo corral. Además, Daniel sabía que él iba a ser el mayor perjudicado si entablaba una lucha interna en el equipo con su compañero. El australiano, al ver una alternativa factible, decidió cambiar de rumbo y probar una nueva aventura.

El segundo de los motivos fue la incertidumbre que traía el motor Honda. Los japoneses, tras un año en Toro Rosso, seguían sin mostrar la garantía de que podían tener una unidad de potencia competitiva y fiable. A pesar de que en 2018 mostraron mejores sensaciones que en sus años con McLaren, siguieron teniendo muchos problemas de fiabilidad y no mostraron un rendimiento mucho mejor al Renault. Esta arriesgada apuesta de Red Bull, de la que no estaba muy convencido Daniel Ricciardo, hizo que finalmente se decantara por Renault.

Curiosamente, el piloto australiano firmó con el equipo que le dejó tirado infinidad de veces la temporada pasada. Casi todos los problemas de fiabilidad asociados al motor francés los sufrió Ricciardo, el cual llegó a desesperarse debido a que le era imposible poder conseguir buenos resultados debido a sus abandonos. Pero esta vez la decisión ha sido suya.

Daniel ha decidido apostar por el proyecto de Renault. Al igual que Red Bull, no le ofrece ninguna garantía de éxito, pero el australiano se siente más seguro al haber elegido su propio camino. Se encontrará con Nico Hulkenberg, un piloto que no le pondrá las cosas nada fáciles, pero que no será el favorito del equipo como ocurre en Red Bull con Verstappen.

En Renault quieren que su proyecto sea ganador. Es a largo plazo y la meta es luchar por el título. Trabajan para ello, pero no tienen ninguna certeza de que lo vayan a conseguir. Mejoran temporada tras temporada, pero no con el ritmo suficiente para llegar a los puestos punteros en un plazo razonable de tiempo. Este será un año clave en las evoluciones de los franceses. Ilusión y recursos tienen. Incorporan a un estupendo piloto como Daniel Ricciardo. El devenir de las dos próximas temporadas nos dirá si el australiano tomó la senda correcta.

etiquetas:

_Fórmula 1

Inercia

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
29-11-2021

_Fórmula 1

Sigue siendo mágico

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
22-11-2021