_Otros

La polícia también juega

Álvaro Ramírez @TheRebelDelgado 23-10-2018

etiquetas:

La FA Cup regresa un año más. Aunque la competición empezó allá por agosto -se juegan primero una serie de fases extra preliminares, preliminares y de clasificación-, para la mayoría de los mortales todo comienza con la primera ronda, que para eso se traduce algo así como primera ronda real, first round proper en inglés. La ronda buena, la de verdad. Aunque es cierto que la que más atención acapara es la tercera fase del torneo, cuando entran en escena los equipos de la Premier League y se esperan las sorpresas.

En la primera ronda asoman los 48 equipos que conforman la League One y la League Two, la tercera y cuarta división de la pirámide inglesa y las dos últimas que conforman el fútbol profesional, que se miden a los 32 supervivientes de la non-league, las diferentes categorías que integran el fútbol semiprofesional y amateur.  

Este curso, junto al Haringey Borough, el Chorley o el Weston-Super-Mare, encontramos al Metropolitan Police, un pequeño equipo que juega en la Southern League Premier Division, entre la 7ª y la 8ª categoría y que, como su propio nombre indica, está estrechamente relacionado con el cuerpo de Policía.

El 6 de julio de 1829, Sir Robert Peel, miembro del Partido Conservador y primer ministro en 1834, introdujo una serie de reformas en la legislación penal británica, entre las que se encontraba la creación de la Policía Metropolitana, uno de los primeros cuerpos de policía del mundo y que generalmente conocemos por la denominación de Scotland Yard. Vivan las metonimias.

Como ocurriese en las fábricas o en diferentes zonas de trabajo, seis años después de su creación, la Metropolitan Police vio como en 1919 se conformaba su equipo de fútbol, que se dedicó a jugar amistosos hasta que se unió a la denominada Spartan League en 1928.

Los Met, como habitualmente se les conoce, han estado ligados a la Policía durante buena parte de su historia. Al menos hasta hace unos años la plantilla la componían agentes en servicio activo, hasta que Paul Stephenson, jefe de la Policía Metropolitana entre 2009 y 2011, decidió no autorizar a los agentes a que invirtiesen su tiempo libre en el club. Además, resultaba complicado tener entrenando y jugando a una plantilla de policías que debían estar pendientes de sus obligaciones con el ciudadano. Así que en estos días, los Met reclutan jugadores como cualquier otro equipo de su categoría. El último agente activo en formar parte de la plantilla, Craig Brown, se retiró en 2013, justo el año en el que el equipo logró alcanzar de nuevo la primera ronda de la FA Cup y el sorteo los emparejó con el Crawley Town.

No obstante, en los últimos años han pasado por el club gente como Graham Wettone, jefe de prensa y miembro activo de Scotland Yard en la lucha contra el hooliganismo o el Detective Jefe Mullings, que trabajó en la Unidad Trident, especialista en homicidios, y al que cariñosamente llamaban Hightower, el personaje al que daba vida Bubba Smith en Loca Academia de Policía.

Con un presupuesto muy limitado, el Imber Court, el campo donde juegan los Met y que pertenece a la Policía desde 1919, nunca se llena. Principalmente porque el equipo cuenta con una base de aficionados muy, muy pequeña. Ni siquiera los policías o ex-policías acuden a los encuentros, quizá molestos porque se prohibiese a los agentes formar parte de la plantilla. El Metropolitan Police está rodeado de otros equipos amateur que congregan a la mayoría de hinchas, especialmente el Kingstonian y, además, cuentan con el aliciente de que no son un club como el resto, funcionando sobre todo como una entidad al servicio del ocio del ciudadano en la que pueden darse cita jóvenes con problemas o minorías. Sin unas raíces propiamente dichas, sin una identidad geográfica, eran y serán el equipo de la Policía.

Los Met, que tienen como una de sus principales fuentes de ingreso parte de lo que se recauda del sorteo de lotería de la Policía, que se lleva jugando desde 1955 y en el que participan más de 24.000 agentes semanalmente, estarán en la primera ronda de la FA Cup por quinta vez en su historia, deseando, como cualquier otro equipo, seguir pasando fases y al menos llegar con vida a los meses de enero y febrero ya en 2019, el año de su centenario.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La FA Cup regresa un año más. Aunque la competición empezó allá por agosto -se juegan primero una serie de fases extra preliminares, preliminares y de clasificación-, para la mayoría de los mortales todo comienza con la primera ronda, que para eso se traduce algo así como primera ronda real, first round proper en inglés. La ronda buena, la de verdad. Aunque es cierto que la que más atención acapara es la tercera fase del torneo, cuando entran en escena los equipos de la Premier League y se esperan las sorpresas.

En la primera ronda asoman los 48 equipos que conforman la League One y la League Two, la tercera y cuarta división de la pirámide inglesa y las dos últimas que conforman el fútbol profesional, que se miden a los 32 supervivientes de la non-league, las diferentes categorías que integran el fútbol semiprofesional y amateur.  

Este curso, junto al Haringey Borough, el Chorley o el Weston-Super-Mare, encontramos al Metropolitan Police, un pequeño equipo que juega en la Southern League Premier Division, entre la 7ª y la 8ª categoría y que, como su propio nombre indica, está estrechamente relacionado con el cuerpo de Policía.

El 6 de julio de 1829, Sir Robert Peel, miembro del Partido Conservador y primer ministro en 1834, introdujo una serie de reformas en la legislación penal británica, entre las que se encontraba la creación de la Policía Metropolitana, uno de los primeros cuerpos de policía del mundo y que generalmente conocemos por la denominación de Scotland Yard. Vivan las metonimias.

Como ocurriese en las fábricas o en diferentes zonas de trabajo, seis años después de su creación, la Metropolitan Police vio como en 1919 se conformaba su equipo de fútbol, que se dedicó a jugar amistosos hasta que se unió a la denominada Spartan League en 1928.

Los Met, como habitualmente se les conoce, han estado ligados a la Policía durante buena parte de su historia. Al menos hasta hace unos años la plantilla la componían agentes en servicio activo, hasta que Paul Stephenson, jefe de la Policía Metropolitana entre 2009 y 2011, decidió no autorizar a los agentes a que invirtiesen su tiempo libre en el club. Además, resultaba complicado tener entrenando y jugando a una plantilla de policías que debían estar pendientes de sus obligaciones con el ciudadano. Así que en estos días, los Met reclutan jugadores como cualquier otro equipo de su categoría. El último agente activo en formar parte de la plantilla, Craig Brown, se retiró en 2013, justo el año en el que el equipo logró alcanzar de nuevo la primera ronda de la FA Cup y el sorteo los emparejó con el Crawley Town.

No obstante, en los últimos años han pasado por el club gente como Graham Wettone, jefe de prensa y miembro activo de Scotland Yard en la lucha contra el hooliganismo o el Detective Jefe Mullings, que trabajó en la Unidad Trident, especialista en homicidios, y al que cariñosamente llamaban Hightower, el personaje al que daba vida Bubba Smith en Loca Academia de Policía.

Con un presupuesto muy limitado, el Imber Court, el campo donde juegan los Met y que pertenece a la Policía desde 1919, nunca se llena. Principalmente porque el equipo cuenta con una base de aficionados muy, muy pequeña. Ni siquiera los policías o ex-policías acuden a los encuentros, quizá molestos porque se prohibiese a los agentes formar parte de la plantilla. El Metropolitan Police está rodeado de otros equipos amateur que congregan a la mayoría de hinchas, especialmente el Kingstonian y, además, cuentan con el aliciente de que no son un club como el resto, funcionando sobre todo como una entidad al servicio del ocio del ciudadano en la que pueden darse cita jóvenes con problemas o minorías. Sin unas raíces propiamente dichas, sin una identidad geográfica, eran y serán el equipo de la Policía.

Los Met, que tienen como una de sus principales fuentes de ingreso parte de lo que se recauda del sorteo de lotería de la Policía, que se lleva jugando desde 1955 y en el que participan más de 24.000 agentes semanalmente, estarán en la primera ronda de la FA Cup por quinta vez en su historia, deseando, como cualquier otro equipo, seguir pasando fases y al menos llegar con vida a los meses de enero y febrero ya en 2019, el año de su centenario.

etiquetas: