_Otros

La picadura de Lucien Favre

José Gavilán @futbol_internac 02-10-2018

etiquetas:

Para empezar a hablar de Lucien Favre merece la pena recordar a los futbolistas que gracias a él, se convirtieron en estrellas. Marc-André ter Stegen, Lukasz Piszczek, Granit Xhaka, Mahmoud Dahoud, Raffael, Juan Arango o el propio Marco Reus son algunos de ellos. Favre, como padre deportivo, les hizo debutar o su mejor versión mientras coincidieron en Berlín o Mönchengladbach. Una de las grandes cualidades de un técnico que mima el talento, la juventud y en definitiva, el fútbol.

El entrenador suizo llegó en verano al BVB como el bombero que debía apagar el fuego generado en temporadas atrás. Desde 2012, el conjunto aurinegro ha entrado en una dinámica peligrosa perdiendo la seña de identidad que adquirió con Jürgen Klopp –cuya filosofía guarda cierta similitud con el helvético- en el banquillo. Espectáculo, sorpresas, alegrías, intensidad, dinamismo, éxitos. Lucien Favre debía recuperar al enfermo. 

Con él, la directiva del BVB sabía que los resultados llegarían rápidamente y que el equipo volvería a tener personalidad y un estilo definido. Y así ha sido. Tras seis jornadas de Bundesliga, el conjunto que dirige Lucien Favre es el líder de la competición, invicto en Alemania y en Europa. Su balance actual es de 7 victorias y dos empates, tratándose del equipo que más goles anota en la Bundesliga y el segundo que menos tantos recibe. 

El Borussia Dortmund ya juega como quiere Favre. Es cierto que en muchos encuentros ha tenido que remar a contracorriente y remontar, pero ahí el equipo también demostró estar preparado para ello. La primera decisión fue darle la capitanía a su jugador fetiche, Marco Reus. Lo segundo, sacarlo de banda y darle libertad en las posiciones más adelantadas. Como hizo en el Gladbach. De esta forma, ‘Woodynho’ ha firmado su mejor arranque de la historia. Cuatro tantos y tres asistencias en 6 partidos disputados en la Bundesliga. 

Junto a Reus, futbolistas como Jadon Sancho o Paco Alcácer han ganado protagonismo con el modelo de juego que plantea el entrenador suizo. Lo curioso es que ninguno de los dos ha sido aún titular. Aún así, el inglés ya es el máximo asistente de Alemania con 5 pases de gol –uno cada 25 minutos disputados-  mientras el delantero español ya suma 3 tantos en 50 minutos. Un gol cada 17 minutos. Números espectaculares. La incorporación de Diallo, el crecimiento de Akanji –el futbolista con mayor porcentaje de pases correctos de la Bundesliga-, los momentos de magia de Dahoud o un doble pivote sólido como el formado por Witsel y Delaney, han sido otros aspectos a destacar en el nuevo BVB.

La abeja vuelve a picar. Lucien Favre ha vuelto a inyectar veneno en Dortmund. La juventud vuelve a tener protagonismo en el Signal Iduna Park y la colmena no hace más que crecer. A día de hoy, Reus, Sancho o Alcácer son los que destacan, pero mañana pueden ser Pulisic, Bruun Larsen o Marius Wolf. Con el técnico helvético, todo es posible. 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Para empezar a hablar de Lucien Favre merece la pena recordar a los futbolistas que gracias a él, se convirtieron en estrellas. Marc-André ter Stegen, Lukasz Piszczek, Granit Xhaka, Mahmoud Dahoud, Raffael, Juan Arango o el propio Marco Reus son algunos de ellos. Favre, como padre deportivo, les hizo debutar o su mejor versión mientras coincidieron en Berlín o Mönchengladbach. Una de las grandes cualidades de un técnico que mima el talento, la juventud y en definitiva, el fútbol.

El entrenador suizo llegó en verano al BVB como el bombero que debía apagar el fuego generado en temporadas atrás. Desde 2012, el conjunto aurinegro ha entrado en una dinámica peligrosa perdiendo la seña de identidad que adquirió con Jürgen Klopp –cuya filosofía guarda cierta similitud con el helvético- en el banquillo. Espectáculo, sorpresas, alegrías, intensidad, dinamismo, éxitos. Lucien Favre debía recuperar al enfermo. 

Con él, la directiva del BVB sabía que los resultados llegarían rápidamente y que el equipo volvería a tener personalidad y un estilo definido. Y así ha sido. Tras seis jornadas de Bundesliga, el conjunto que dirige Lucien Favre es el líder de la competición, invicto en Alemania y en Europa. Su balance actual es de 7 victorias y dos empates, tratándose del equipo que más goles anota en la Bundesliga y el segundo que menos tantos recibe. 

El Borussia Dortmund ya juega como quiere Favre. Es cierto que en muchos encuentros ha tenido que remar a contracorriente y remontar, pero ahí el equipo también demostró estar preparado para ello. La primera decisión fue darle la capitanía a su jugador fetiche, Marco Reus. Lo segundo, sacarlo de banda y darle libertad en las posiciones más adelantadas. Como hizo en el Gladbach. De esta forma, ‘Woodynho’ ha firmado su mejor arranque de la historia. Cuatro tantos y tres asistencias en 6 partidos disputados en la Bundesliga. 

Junto a Reus, futbolistas como Jadon Sancho o Paco Alcácer han ganado protagonismo con el modelo de juego que plantea el entrenador suizo. Lo curioso es que ninguno de los dos ha sido aún titular. Aún así, el inglés ya es el máximo asistente de Alemania con 5 pases de gol –uno cada 25 minutos disputados-  mientras el delantero español ya suma 3 tantos en 50 minutos. Un gol cada 17 minutos. Números espectaculares. La incorporación de Diallo, el crecimiento de Akanji –el futbolista con mayor porcentaje de pases correctos de la Bundesliga-, los momentos de magia de Dahoud o un doble pivote sólido como el formado por Witsel y Delaney, han sido otros aspectos a destacar en el nuevo BVB.

La abeja vuelve a picar. Lucien Favre ha vuelto a inyectar veneno en Dortmund. La juventud vuelve a tener protagonismo en el Signal Iduna Park y la colmena no hace más que crecer. A día de hoy, Reus, Sancho o Alcácer son los que destacan, pero mañana pueden ser Pulisic, Bruun Larsen o Marius Wolf. Con el técnico helvético, todo es posible. 

etiquetas: