_Champions League

La noche del Viktoria Plzeň

Esta es una de las noches más raras de la historia del Camp Nou. Por lo menos en competición europea, que si ponemos a hablar del día que Laporta se puso a repartir gazpacho no acabamos. El socio culé, sí o sí, llegará al coliseo con la mente puesta en Milán. Necesitan un milagro: ya sabéis que el Viktoria Plzeň debe sacar como mínimo un empate en el Giuseppe Meazza. Es decir, el FC Barcelona juega ante el Bayern FC, un clásico de la máxima competición continental, pero lo importante es lo que ocurre en Italia a las 18:45. Cosas de la fase grupos.

Los españoles no han tenido una aventura europea sencilla. Su travesía en esta fase recuerda a esos textos farragosos que no acabas de comprender. Todo arrancó muy bien, pero poco a poco fueron colapsando hasta que alguno pidió la cabeza de Xavi Hernández. Es cierto que la suerte, un término etéreo en el balompié, no ha sido fiel compañero en el camino de los azulgranas. Las lesiones en el día importante -ante el Inter en casa- y la polémica en Italia han pesado mucho.

Si tuviera que apostar mi magro sueldo lo tendría claro: hoy la gran mayoría de cámaras apuntarán a los aficionados. Muchos empezarán a entrar en el estadio sabiendo cómo va el Inter y es probable que los futbolistas calienten con un resultado en la cabeza. Tuve la suerte de estar en el campo en el duelo ante los nerazzurri y la sensación que me quedó es que el ambiente era insano. Los nervios en las gradas se transmitieron rápidamente a unos jugadores que no fueron capaces de soportar la presión. Los dos contragolpes de los visitantes, con empate en el marcador, demuestran la nula concentración del equipo por el estado de exaltación.

Veremos qué ocurre esta noche. Lo normal es que el FC Barcelona arranque su partido sabiendo que está eliminado, pero cabe recordar que al Inter lo llaman loco por su habilidad en equivocarse en los momentos clave. Si eso ocurre el Camp Nou volverá a tener una noche grande que ya nadie espera. Los checos tienen poca presión. Es su noche.

Imagen de cabecera: @FCBarcelona_es

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Esta es una de las noches más raras de la historia del Camp Nou. Por lo menos en competición europea, que si ponemos a hablar del día que Laporta se puso a repartir gazpacho no acabamos. El socio culé, sí o sí, llegará al coliseo con la mente puesta en Milán. Necesitan un milagro: ya sabéis que el Viktoria Plzeň debe sacar como mínimo un empate en el Giuseppe Meazza. Es decir, el FC Barcelona juega ante el Bayern FC, un clásico de la máxima competición continental, pero lo importante es lo que ocurre en Italia a las 18:45. Cosas de la fase grupos.

Los españoles no han tenido una aventura europea sencilla. Su travesía en esta fase recuerda a esos textos farragosos que no acabas de comprender. Todo arrancó muy bien, pero poco a poco fueron colapsando hasta que alguno pidió la cabeza de Xavi Hernández. Es cierto que la suerte, un término etéreo en el balompié, no ha sido fiel compañero en el camino de los azulgranas. Las lesiones en el día importante -ante el Inter en casa- y la polémica en Italia han pesado mucho.

Si tuviera que apostar mi magro sueldo lo tendría claro: hoy la gran mayoría de cámaras apuntarán a los aficionados. Muchos empezarán a entrar en el estadio sabiendo cómo va el Inter y es probable que los futbolistas calienten con un resultado en la cabeza. Tuve la suerte de estar en el campo en el duelo ante los nerazzurri y la sensación que me quedó es que el ambiente era insano. Los nervios en las gradas se transmitieron rápidamente a unos jugadores que no fueron capaces de soportar la presión. Los dos contragolpes de los visitantes, con empate en el marcador, demuestran la nula concentración del equipo por el estado de exaltación.

Veremos qué ocurre esta noche. Lo normal es que el FC Barcelona arranque su partido sabiendo que está eliminado, pero cabe recordar que al Inter lo llaman loco por su habilidad en equivocarse en los momentos clave. Si eso ocurre el Camp Nou volverá a tener una noche grande que ya nadie espera. Los checos tienen poca presión. Es su noche.

Imagen de cabecera: @FCBarcelona_es

_Champions League

El siguiente paso en Europa

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
07-11-2022

_Champions League

Próxima estación

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
03-11-2022