_Alemania

La gran década de Alemania en Europa

Si hay una década en la que el fútbol germano brilló a nivel continental, esa fue la de la década de los 70, etapa en la que los clubes de la Bundesliga consiguieron ocho títulos, entre Copa de Europa, Copa de la UEFA, Recopa y Supercopa, además de otros ocho finalistas que se quedaron a un paso de levantar el trofeo. En esos años hay que destacar, por encima de todos, el Bayern de “Torpedo” Müller y el Borussia Mönchengladbach de Jupp Heynckes, pero hasta seis equipos de Alemania se plantaron en una final continental durante el periodo que transcurrió de 1971 hasta 1980: junto a potros y bávaros podemos encontrar al HSV, el Eintracht Frankfurt, FC Magdeburg y Fortuna Düsseldorf. En las próximas líneas veremos lo que sucedió en cada una de las competiciones, cómo ganaron el título o lo perdieron. 

Copa de Europa

Hasta el inicio de esta década, sólo el Eintracht Frankfurt se había metido en una final de la máxima competición europea, cayendo con el Real Madrid en el último partido por un contundente 7-3, en 1960. El Bayern Münich, con Gerd Müller a la cabeza, fue el equipo que abrió la veda, con trece trofeos consecutivos entre 1974 y 1976. El primero de ellos, curiosamente, fue la primera y única final que se decidió con un partido de desempate. El 15 de mayo se enfrentaron los bávaros al Atlético Madrid y sólo hubo goles en la prórroga, anotados por Schwarzenbeck y Luis Aragonés. Dos días después, también como Heysel como sede, el conjunto dirigido por Udo Lattek se desató y venció por 4-0, con dobletes de Uli Hoeness y el propio Müller, que acabó como máximo goleador en dicha edición. En los dos años siguientes se impusieron a Leeds United (2-0) y AS Saint-Étienne (1-0). 

Pero el Bayern no fue el único club que aquellos años tuvo un buen papel en la Copa de Europa. A pesar de no tener el trofeo en sus vitrinas, el Gladbach se plantó en la final de 1977, perdida en el Olímpico de Roma ante el Liverpool (3-1). El año anterior, cayendo en cuartos de final ante el Real Madrid, los potros se fueron, pero dejaron al máximo goleador de aquella temporada, Heynckes, que anotó seis goles. 

Recopa 

Al contrario que en la Copa de Europa, la Recopa sí contaba con campeones alemanes años antes de la década de los 70, concretamente Dortmund y Bayern, con un campeonato para cada uno. El primero que lo consiguió en esos años no fue un club de la Bundesliga, sino de la DDR-Oberliga, la máxima competición del fútbol en la RDA. La ganó el FC Magdeburg, en Rotterdam, ante 4.461 espectadores, imponiéndose en la final al AC Milan de Cesare Maldini (2-0).

En 1977, el Hamburger SV de Manfred Kaltz y Felix Magath venció en Amsterdam al RSC Anderlecht (2-0). Por segunda vez, Países Bajos fue sede de un título conseguido por un club alemán. Otro que llegó a una final de la Recopa pero perdió el último día fue el Fortuna Düsseldorf, que en el St. Jakob Park cayó en la prórroga ante el FC Barcelona (4-3).

Copa de la UEFA

Aunque no tuvo suerte en la Copa de Europa, en la Copa UEFA, la tercera competición continental en aquella época, el Gladbach fue uno de los grandes protagonistas gracias a dos títulos y otros dos subcampeonatos. En 1973, con Jupp Heynckes en lo más alto de la tabla de goleadores junto a Jan Jeuring (FC Twente), el equipo dirigido por Hennes Weisweiler cayó a doble partido frente al Liverpool de Bill Shankly. Primero, en Anfield, el equipo inglés se impuso por un claro 3-0, con Kevin Keegan como gran protagonista. En la vuelta, los germanos se quedaron a un gol de remontar la eliminatoria, venciendo sólo por 2-0, con tantos del goleador. 

Sí obtuvo el premio en 1975, cuando ganaron al Twente con un 1-5 en Enschede tras el empate sin goles de la ida. Simonsen con dos goles y Heynckes con un hat-trick hicieron posible que ‘los potros’ levantaran la primera. En 1979 llegó la segunda, con un duelo igualado ante el Estrella Roja, que se decidió en la vuelta. Udo Lattek, que ya había conquistado la Copa de Europa en el 74 con el Bayern, volvió a colgarse una medalla, ya sin Heynckes, pero con Simonsen, Berti Vogts o Winfried Schäfer en la plantilla. 

Pudo haber un nuevo título para ‘los potros’ de manera consecutiva, pero la alegría duró poco. En la ida ganaron 3-2, gracias a un gol de Lothar Matthäus en el 88’. La vuelta se disputó en Frankfurt dos semanas después y el encuentro se mantuvo con suspense hasta los últimos minutos, cuando Fred Schaub, que había entrado en el 77’, marcó cuatro minutos después y dio el título al Eintracht por el valor doble de los goles en campo contrario. 

Supercopa de Europa

El de la Supercopa fue el único trofeo continental que se le escapó a los clubes germanos durante la década de los 70. En aquella ocasión, el trofeo se lo disputaban los campeones de Copa de Europa y Recopa. Los clubes germanos no han tenido suerte en la disputa de esta competición, puesto que solo han ganado una de ocho finales disputadas; la del Bayern en 2013 conseguida en la tanda de penaltis ante el Chelsea. 

Entre 1975 y 1977, Bayern y HSV perdieron las tres finales de manera consecutiva. Primero, los muniqueses cayeron ante el Dinamo Kiev (con un global de 3-0) y RSC Anderlecht (siendo goleados en la vuelta por 4-1 tras haber vencido 2-1 en el Olímpico de Münich. Por último, el conjunto de Hamburgo, que había salido de la ida con un empate (1-1), se marchó de Anfield con un 6-0 en contra. Como curiosidad, Keegan, que había ganado con los reds la Copa de Europa meses antes, frente al Gladbach, fichó aquel verano por el HSV y cayó en la final ante sus ex. 

Una potencia a nivel de clubes

Alemania es una de las grandes potencias a nivel de selecciones, pero también lo es a nivel de clubes, aunque países como Inglaterra, Italia o España se sitúen por delante en lo que a títulos se refiere. La década de los 70 fue la etapa dorada de la Bundesliga a nivel continental, con protagonistas y trofeos conquistados. 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Si hay una década en la que el fútbol germano brilló a nivel continental, esa fue la de la década de los 70, etapa en la que los clubes de la Bundesliga consiguieron ocho títulos, entre Copa de Europa, Copa de la UEFA, Recopa y Supercopa, además de otros ocho finalistas que se quedaron a un paso de levantar el trofeo. En esos años hay que destacar, por encima de todos, el Bayern de “Torpedo” Müller y el Borussia Mönchengladbach de Jupp Heynckes, pero hasta seis equipos de Alemania se plantaron en una final continental durante el periodo que transcurrió de 1971 hasta 1980: junto a potros y bávaros podemos encontrar al HSV, el Eintracht Frankfurt, FC Magdeburg y Fortuna Düsseldorf. En las próximas líneas veremos lo que sucedió en cada una de las competiciones, cómo ganaron el título o lo perdieron. 

Copa de Europa

Hasta el inicio de esta década, sólo el Eintracht Frankfurt se había metido en una final de la máxima competición europea, cayendo con el Real Madrid en el último partido por un contundente 7-3, en 1960. El Bayern Münich, con Gerd Müller a la cabeza, fue el equipo que abrió la veda, con trece trofeos consecutivos entre 1974 y 1976. El primero de ellos, curiosamente, fue la primera y única final que se decidió con un partido de desempate. El 15 de mayo se enfrentaron los bávaros al Atlético Madrid y sólo hubo goles en la prórroga, anotados por Schwarzenbeck y Luis Aragonés. Dos días después, también como Heysel como sede, el conjunto dirigido por Udo Lattek se desató y venció por 4-0, con dobletes de Uli Hoeness y el propio Müller, que acabó como máximo goleador en dicha edición. En los dos años siguientes se impusieron a Leeds United (2-0) y AS Saint-Étienne (1-0). 

Pero el Bayern no fue el único club que aquellos años tuvo un buen papel en la Copa de Europa. A pesar de no tener el trofeo en sus vitrinas, el Gladbach se plantó en la final de 1977, perdida en el Olímpico de Roma ante el Liverpool (3-1). El año anterior, cayendo en cuartos de final ante el Real Madrid, los potros se fueron, pero dejaron al máximo goleador de aquella temporada, Heynckes, que anotó seis goles. 

Recopa 

Al contrario que en la Copa de Europa, la Recopa sí contaba con campeones alemanes años antes de la década de los 70, concretamente Dortmund y Bayern, con un campeonato para cada uno. El primero que lo consiguió en esos años no fue un club de la Bundesliga, sino de la DDR-Oberliga, la máxima competición del fútbol en la RDA. La ganó el FC Magdeburg, en Rotterdam, ante 4.461 espectadores, imponiéndose en la final al AC Milan de Cesare Maldini (2-0).

En 1977, el Hamburger SV de Manfred Kaltz y Felix Magath venció en Amsterdam al RSC Anderlecht (2-0). Por segunda vez, Países Bajos fue sede de un título conseguido por un club alemán. Otro que llegó a una final de la Recopa pero perdió el último día fue el Fortuna Düsseldorf, que en el St. Jakob Park cayó en la prórroga ante el FC Barcelona (4-3).

Copa de la UEFA

Aunque no tuvo suerte en la Copa de Europa, en la Copa UEFA, la tercera competición continental en aquella época, el Gladbach fue uno de los grandes protagonistas gracias a dos títulos y otros dos subcampeonatos. En 1973, con Jupp Heynckes en lo más alto de la tabla de goleadores junto a Jan Jeuring (FC Twente), el equipo dirigido por Hennes Weisweiler cayó a doble partido frente al Liverpool de Bill Shankly. Primero, en Anfield, el equipo inglés se impuso por un claro 3-0, con Kevin Keegan como gran protagonista. En la vuelta, los germanos se quedaron a un gol de remontar la eliminatoria, venciendo sólo por 2-0, con tantos del goleador. 

Sí obtuvo el premio en 1975, cuando ganaron al Twente con un 1-5 en Enschede tras el empate sin goles de la ida. Simonsen con dos goles y Heynckes con un hat-trick hicieron posible que ‘los potros’ levantaran la primera. En 1979 llegó la segunda, con un duelo igualado ante el Estrella Roja, que se decidió en la vuelta. Udo Lattek, que ya había conquistado la Copa de Europa en el 74 con el Bayern, volvió a colgarse una medalla, ya sin Heynckes, pero con Simonsen, Berti Vogts o Winfried Schäfer en la plantilla. 

Pudo haber un nuevo título para ‘los potros’ de manera consecutiva, pero la alegría duró poco. En la ida ganaron 3-2, gracias a un gol de Lothar Matthäus en el 88’. La vuelta se disputó en Frankfurt dos semanas después y el encuentro se mantuvo con suspense hasta los últimos minutos, cuando Fred Schaub, que había entrado en el 77’, marcó cuatro minutos después y dio el título al Eintracht por el valor doble de los goles en campo contrario. 

Supercopa de Europa

El de la Supercopa fue el único trofeo continental que se le escapó a los clubes germanos durante la década de los 70. En aquella ocasión, el trofeo se lo disputaban los campeones de Copa de Europa y Recopa. Los clubes germanos no han tenido suerte en la disputa de esta competición, puesto que solo han ganado una de ocho finales disputadas; la del Bayern en 2013 conseguida en la tanda de penaltis ante el Chelsea. 

Entre 1975 y 1977, Bayern y HSV perdieron las tres finales de manera consecutiva. Primero, los muniqueses cayeron ante el Dinamo Kiev (con un global de 3-0) y RSC Anderlecht (siendo goleados en la vuelta por 4-1 tras haber vencido 2-1 en el Olímpico de Münich. Por último, el conjunto de Hamburgo, que había salido de la ida con un empate (1-1), se marchó de Anfield con un 6-0 en contra. Como curiosidad, Keegan, que había ganado con los reds la Copa de Europa meses antes, frente al Gladbach, fichó aquel verano por el HSV y cayó en la final ante sus ex. 

Una potencia a nivel de clubes

Alemania es una de las grandes potencias a nivel de selecciones, pero también lo es a nivel de clubes, aunque países como Inglaterra, Italia o España se sitúen por delante en lo que a títulos se refiere. La década de los 70 fue la etapa dorada de la Bundesliga a nivel continental, con protagonistas y trofeos conquistados. 

_Alemania

El regreso a la élite

Juanma Perera @juanmaHumilAfic
14-07-2020

_Alemania

Ascenso, permanencia y despedida

Juanma Perera @juanmaHumilAfic
07-07-2020