_Copa del Rey

La fiesta de la Copa

Alberto López Frau @alberlopezfrau 03-03-2021

etiquetas:

Copa del Rey

La final de Copa es el partido más bonito que se puede ver cada temporada en España. En la presente campaña la Copa del Rey ha vuelto en todo su esplendor. El empujón del nuevo formato, a partido único hasta semifinales, consigue que la emoción e igualdad prime por encima de todo.

La Copa es sinónimo de ilusión y la historia de la competición está llena de capítulos inolvidables que un día hicieron feliz a una afición, un entrenador, algún jugador o un presidente. Barça, Sevilla, Levante y Athletic dirimen su puesto en la final en dos partidos a priori tremendos, dentro de dos eliminatorias aún muy abiertas.

Ronald Koeman pondera especialmente la Copa en cada una de sus intervenciones. Él sabe, pese a la desventaja en la ida, que todavía es el título más al alcance de su irregular Barça 20-21.  Él ganó la Copa como jugador en España y aquel triunfo fue clave para entender lo que sucedería años después con el Barça de Johan Cruyff. Quién sabe si puede verse reflejado…

Fue durante la segunda temporada de Cruyff como entrenador azulgrana. El Barça ganó la Recopa en el primer curso de Johan en el banquillo del Camp Nou, en la final de Berna ante la Sampdoria, pero la Liga seguía bajo el manto blanco del Madrid de la Quinta del Buitre. La final de Copa se jugó en marzo del 90, en año de Mundial, y fue de dominio público que si el Barça no conseguía el triunfo ante su eterno rival, Núñez pondría fin al ciclo de Cruyff como técnico del club. 

En una final bronca y polémica, el Barça se impuso 2-0 con goles de Guillermo Amor y Julio Salinas. La Liga voló de nuevo a las vitrinas del Bernabéu, por 5ª temporada consecutiva, pero ese triunfó supuso la continuidad de Johan en el banquillo. El Barcelona encadenó cuatro Ligas consecutivas, en mayo del 92 conquistó la Copa de Europa, y cambió para siempre la historia del club.

El Sevilla vive un idilio permanente con la Copa, competición que conquistó en cinco ocasiones, dos de ellas en los últimos quince años. La afición aún recuerda los tantos de Kanouté ante el Getafe, en la final del Bernabéu en 2007, y los de Capel y Navas, eterno Jesusito, ante el Atleti en la final del Camp Nou en 2010. Cuentas las lenguas antiguas que un 14 de octubre nació una ilusión, su madre fue Sevilla y noventa minutos le separan de renovar dicha ilusión, alcanzando una nueva final…

El Levante aún reclama la Copa de 1937. No fue reconocida por la Federación española de fútbol al ser un torneo organizado en su momento por el presidente del Valencia y disputado por equipos de algunas provincias de la zona Republicana, con España inmersa en una Guerra Civil.  Paco López está haciendo historia en el club granota y la mitad de la ciudad levantinista sueña con alcanzar la final y hacer historia en un club cuya camiseta han vestido, entre otros, Johan Cruyff, Carlos Caszely o Pedja Mijatovic, hoy al mando del Comandante Morales.

El Athletic de Marcelino está aún en disposición de ganar dos Copas consecutivas. La de la 19-20, con la final aún pendiente ante la Real, y la de la presente campaña. Un título conquistado en 23 ocasiones por las huestes rojiblancas hasta el momento. La última vez en 1984. Fue en una final ante el Barça en el Bernabéu que terminó a palos, pero que sirvió para que la Gabarra surcará por última vez hasta el momento la ría del Nervión con una ciudad entregada a un club, qué de la mano de Javier Clemente, conquistó dos Ligas y una Copa en dos temporadas consecutivas.

Serán dos partidos apasionantes para dilucidar a los dos finalistas en la presente edición. Pillen sitio…

Imagen de cabecera: Manuel Queimadelos Alonso/Getty Images

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La final de Copa es el partido más bonito que se puede ver cada temporada en España. En la presente campaña la Copa del Rey ha vuelto en todo su esplendor. El empujón del nuevo formato, a partido único hasta semifinales, consigue que la emoción e igualdad prime por encima de todo.

La Copa es sinónimo de ilusión y la historia de la competición está llena de capítulos inolvidables que un día hicieron feliz a una afición, un entrenador, algún jugador o un presidente. Barça, Sevilla, Levante y Athletic dirimen su puesto en la final en dos partidos a priori tremendos, dentro de dos eliminatorias aún muy abiertas.

Ronald Koeman pondera especialmente la Copa en cada una de sus intervenciones. Él sabe, pese a la desventaja en la ida, que todavía es el título más al alcance de su irregular Barça 20-21.  Él ganó la Copa como jugador en España y aquel triunfo fue clave para entender lo que sucedería años después con el Barça de Johan Cruyff. Quién sabe si puede verse reflejado…

Fue durante la segunda temporada de Cruyff como entrenador azulgrana. El Barça ganó la Recopa en el primer curso de Johan en el banquillo del Camp Nou, en la final de Berna ante la Sampdoria, pero la Liga seguía bajo el manto blanco del Madrid de la Quinta del Buitre. La final de Copa se jugó en marzo del 90, en año de Mundial, y fue de dominio público que si el Barça no conseguía el triunfo ante su eterno rival, Núñez pondría fin al ciclo de Cruyff como técnico del club. 

En una final bronca y polémica, el Barça se impuso 2-0 con goles de Guillermo Amor y Julio Salinas. La Liga voló de nuevo a las vitrinas del Bernabéu, por 5ª temporada consecutiva, pero ese triunfó supuso la continuidad de Johan en el banquillo. El Barcelona encadenó cuatro Ligas consecutivas, en mayo del 92 conquistó la Copa de Europa, y cambió para siempre la historia del club.

El Sevilla vive un idilio permanente con la Copa, competición que conquistó en cinco ocasiones, dos de ellas en los últimos quince años. La afición aún recuerda los tantos de Kanouté ante el Getafe, en la final del Bernabéu en 2007, y los de Capel y Navas, eterno Jesusito, ante el Atleti en la final del Camp Nou en 2010. Cuentas las lenguas antiguas que un 14 de octubre nació una ilusión, su madre fue Sevilla y noventa minutos le separan de renovar dicha ilusión, alcanzando una nueva final…

El Levante aún reclama la Copa de 1937. No fue reconocida por la Federación española de fútbol al ser un torneo organizado en su momento por el presidente del Valencia y disputado por equipos de algunas provincias de la zona Republicana, con España inmersa en una Guerra Civil.  Paco López está haciendo historia en el club granota y la mitad de la ciudad levantinista sueña con alcanzar la final y hacer historia en un club cuya camiseta han vestido, entre otros, Johan Cruyff, Carlos Caszely o Pedja Mijatovic, hoy al mando del Comandante Morales.

El Athletic de Marcelino está aún en disposición de ganar dos Copas consecutivas. La de la 19-20, con la final aún pendiente ante la Real, y la de la presente campaña. Un título conquistado en 23 ocasiones por las huestes rojiblancas hasta el momento. La última vez en 1984. Fue en una final ante el Barça en el Bernabéu que terminó a palos, pero que sirvió para que la Gabarra surcará por última vez hasta el momento la ría del Nervión con una ciudad entregada a un club, qué de la mano de Javier Clemente, conquistó dos Ligas y una Copa en dos temporadas consecutivas.

Serán dos partidos apasionantes para dilucidar a los dos finalistas en la presente edición. Pillen sitio…

Imagen de cabecera: Manuel Queimadelos Alonso/Getty Images

etiquetas:

Copa del Rey

_Copa del Rey

De aquí a volvernos insensibles

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
21-01-2022

_Copa del Rey

Las dos caras de la moneda

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
20-01-2022